Archivo de la etiqueta: terror

Crítica de Overlord de Julius Avery (Netflix)

Overlord, dirigida por Julius Avery y producida por J.J. Abrams a través de Bad Robot, es una curiosa serie B que mezcla el ciné bélico con el género de terror, y que ofrece un buen entretenimiento para los fans del género, sobre todo aprovechando su estreno en Netflix.

PUNTUACIÓN: 7/10

II Guerra Mundial. Justo antes del Día D, un grupo de paracaidistas estadounidenses cae tras las líneas enemigas para realizar una misión crucial en un pequeño pueblo francés. Pero, a medida que se acercan a su objetivo, empiezan a darse cuenta de que algo más que una simple operación militar está sucediendo en esa aldea ocupada por los nazis. (FILMAFFINITY)

Overlord es una película que mezcla el género bélico con el terror y el gore estrenada en 2018 que fue dirigida por Julius Avery. A partir de una idea inicial de J.J. Abrams y Billy Ray planteada como “soldados en la 2ª Guerra Mundial contra zombies nazis”, El propio Ray junto a Mark L. Smith se encargaron de realizar el guión definitivo. J. J. Abrams, a través de su productora Bad Robot, produce la película junto a Lindsey Weber, que fue distribuida por Paramount, y cuenta con fotografía de Laurie Rose, Fabian Wagner, música de Jed Kurzel y montaje de Matt Evans.

La película está interpretada por Jovan Adepo como el soldado de primera clase Edward Boyce, un paracaidista que descubre unos experimentos nazis debajo de una torre de comunicaciones que debe ser destruida para que el Día D tenga éxito. Wyatt Russell interpreta al cabo Lewis Ford, un paracaidista y experto en explosivos que dirige la misión de destruir la torre de radio. Pilou Asbæk es el Captain Wafner de las SS. Mathilde Ollivier es Chloe Laurent, una joven francesa que vive en el pueblo donde los alemanes están realizando sus experimentos. Por último, John Magaro es el soldado Lyle Tibbet, paracaidista y tirador experto.

Lo primero que merece la pena destacar de Overlord es que a pesar de algún elemento menos bueno que luego comentaré, la película es muy entretenida, y cumple de sobra para los fans del cine de acción / terror. De hecho, teniendo en cuenta que fue rodada con un presupuesto de menos de 40 millones, luce bastante bien en pantalla sobre todo en las localizaciones exteriores rodadas en Reino Unido.

Además de un estupendo diseño de producción que nos traslada hasta la Francia ocupada de 1944, hay que destacar el excelente maquillaje y efectos especiales que consiguen crea un par de momentos gores super chulos e impactantes.

Al tratarse de una serie B, los personajes no tienen demasiada personalidad y no pasan de ser arquetipos necesarios para que la historia suceda: El pardillo soldado protagonista de buen corazón, el cabo duro para el que la misión lo es todo y sacrificará a todos sus hombres para llevarla a cabo, el bully chulito que se mete con el protagonista por su buen corazón, y la chica francesa que les ayudará. No es que el reparto lo haga mal, sino más bien que sus papeles son meramente funcionales, de forma que cumplen razonablemente bien teniendo en cuenta las herramientas de las que disponen.

La película se publicitó como “Soldados americanos contra zombies nazis en la 2ª Guerra Mundial”. Y la verdad es que este pitch funciona de maravilla y al menos a mi me vendió completamente la película e hizo que quisiera verla. Dicho esto, el guión juega a construir un giro que sorprenda al espectador cuando pasamos de una cinta bélica pura a una historia de terror con toques gores.

Creo que el giro está bien construido narrativamente, aunque realmente la sorpresa no funciona porque los espectadores empezamos a ver la película precisamente porque sabemos que ese giro va a tener lugar. Esto no es bueno ni malo, entiendo que es algo inevitable, teniendo en cuenta que el primer objetivo de los productores es hacer que el espectador quiera ver la película en primer lugar.

Dicho esto, aparte la novedad del argumento y del giro, el guión no se esfuerza por ser demasiado original y se mueve en todo momento por un montón de elementos familiares para el espectador, desde un viaje por los sótanos de una iglesia repletos de sustos como si estuviéramos jugando un video juego, un villano oficial de las SS super over-the-top y una chica con lanzallamas. Para ser una película con una premisa original, el desarrollo de la misma no lo es tanto, aunque, como digo, globalmente la película es muy entretenida.

Sin embargo, a pesar de su aparente falta de pretensiones y que como comentaba antes cumple de sobra con el objetivo de entretenimiento, debo comentar que Overlord para mi se queda a mitad en todo. Ni es una buena cinta bélica, su bajo presupuesto realmente no lo permite, ni me funciona el climax una vez la película se ha transformado en una película de zombies en su  variante de científico loco. De hecho, una vez se produce el giro, se construye una tensión anticipando un ataque zombie que jamás llega a producirse, lo cual para mi fue un bajón.

Por otro lado, otro elemento que no me funcionó es que el guión utiliza el viejo “gente tonta haciendo tonterías” en varias ocasiones para hacer que el guión avance. Algo que vemos personificado en el protagonista, el inocente soldado Edward Boyce (Jovan Adepo), y que me puso muy nervioso en varios momentos.

A partir de un presupuesto de 38 millones de dólares, la película sólo recaudó 41 millones en su paso por las salas cinematográficas. A pesar de este fracaso de recaudación, ha ido adquiriendo la categoría de película de culto entre los fans de la serie B, y con su estreno en Netflix, la película está ahora disponible para millones de espectadores de todo el mundo.

Comparto el trailer de la película:

Overlord es una entretenida serie B que gustara sobre todo a los fans del terror en su vertiente zombie.

PUNTUACIÓN: 7/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de The Terror: Infamy (Prime Video)

The Terror, la antología de historias de terror del canal AMC, estrena su segunda temporada Infamy en Prime Video, buscando repetir el carisma y la personalidad de la primera temporada con una historia completamente nueva ambientada en los campos de internamiento de la población japonesa en los Estados Unidos durante la 2ª Guerra Mundial.

PUNTUACIÓN: 6/10

Ambientada durante la Segunda Guerra Mundial, la serie se centra en una serie de extraños y terribles acontecimientos que tuvieron lugar en una comunidad norteamericana de origen japonés, y en la aventura que protagoniza un hombre para entender y combatir a la malévola entidad responsable de los hechos. (FILMAFFINITY)

The Terror: Infamy fue co-creada por Max Borenstein y Alexander Woo, quien también escriben los guiones y realizan funciones de showrunners. Esta segunda temporada continúa la excelente primera temporada basada en la novela de Dan Simmons, aunque con una historia completamente nueva.

Los diez episodios de esta temporada han sido dirigidos por Lily Mariye (cuya familia estuvo confinada en uno de estos campos), Josef Kubota Wladyka, Michael Lehmann, Everardo Gout, Meera Menon, Toa Fraser y Frederick E.O. Toye. El staff de guionistas incluyen a Tony Tost, Shannon Goss, Naomi Iizuka, Steven Hanna, Max Borenstein & Benjamin Klein, Danielle Roderick y Alessandra Dimona. En este punto, merece la pena destacar que George Takei, el mítico Hikaru Sulu, piloto de la USS Enterprise en la serie de televisión Star Trek, además de interpretar uno de los papeles protagonistas, realizó tareas de asesoramiento de los guiones dado que él también sufrió de niño este confinamiento injusto, para asegurar que la forma en que es representado fuera lo más verídica posible.

Derek Mio interpreta el papel principal de Chester Nakayama, un hijo de inmigrantes nacidos en Japón que se une al ejército. George Takei interpreta a Yamato-san, un ex capitán de pesca y anciano de la comunidad que fue encarcelado con su familia en dos campos de internamiento japonés-estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial.

El casting se completa con Kiki Sukezane como Yuko, una misteriosa mujer del pasado de Chester; Shingo Usami como Henry Nakayama, el padre de Chester; y Naoko Mori como Asako Nakayama, la madre de Chester; y Miki Ishikawa como Amy, una amiga de la familia Nakayama. C. Thomas Howell fue elegido como el mayor retirado Hallowell Bowen, un funcionario de la Autoridad de Reubicación de Guerra que será la personificación del recismo que sufrió la comunidad japonesa-americana en estos campos.

En el papel, crear una serie de terror inspirada en hechos reales para denunciar el racismo que los japoneses -americanos sufrieron por parte del gobierno de los Estados Unidos era un Win-Win de libro. Sin embargo, lamentablemente la serie es un fail como una casa.

En general, todo es demasiado plano y sin chispa. Primero de todo, cuenta una historia de terror que no asusta, ni siquiera perturba lo más mínimo. A pesar de utilizar los mitos de espíritus japoneses, indicando que al menos han estudiado la cultura japonesa, no consiguen crear momentos verdaderamente impactantes.

Y que una serie llamada The Terror no asuste ni impacte es malo, pero si en lugar ofreciera una historia interesante, al menos la experiencia merecería la pena. Sin embargo, la parte inspirada en hechos reales con el confinamiento es realmente aburrida y no llegan a mostrar prácticamente nada interesante. Está claro que simplemente viendo la serie te das cuenta lo injusto que fue este confinamiento y cómo a pesar de todo la comunidad japones-americana siguió creyendo en su país.

Incluso las escenas que nos trasladan a la guerra del Pacífico fueron extremadamente aburridas y sin chispa, haciendo que terminara de ver esta serie más por obligación que por interés real en lo que estaba viendo.

La reconstrucción del mundo de 1941-45 está bien realizada en todo lo referido a trajes, decorados o vehículos. En lo relativo al diseño de producción, la serie transmite sin problemas que estamos ante una producción de primer nivel.

Lo único interesante de la historia es el misterio que rodea la relación entre Chester Nakayama y la fantasma Yuko. Y en este sentido, el episodio 6 en el que conocemos su historia resultó el más interesante de toda la serie. Pero incluso esto está rodeado de tanta paja y giros locos que al final fue imposible que me preocupara o conectara con ningún personaje.

En parte, me parece que otro elemento que me impidió disfrutar de esta serie es que las interpretaciones tampoco me han parecido nada del otro mundo. No tengo claro si es porque los actores son flojitos incluso para el standard televisivo, o si el guión tampoco les deja margen para crear nada interesante. En todo caso, creo que estamos ante una combinación de ambos aspectos.

Comparto el trailer de la película:

The Terror: Infamy ha sido una pequeña decepción, un quiero y no puedo que se me ha quedado corto en todo. Una lástima.

PUNTUACIÓN: 6/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Oculus: El espejo del mal de Mike Flanagan (Prime Video)

Aprovechando mi suscripción a Prime Video he visto una de las primera películas del genial director Mike Flanagan, Oculus: El espejo del mal de 2013, que muestra algunas de las claves de su excelente futura filmografía.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Hace tiempo que un asesinato dejó huérfanos a dos niños. Las autoridades culparon al hermano, pero la hermana creció creyendo que el verdadero culpable había sido un antiguo espejo maldito. Ahora, completamente rehabilitado y con veinte años cumplidos, el hermano está listo para empezar de nuevo, pero la hermana está decidida a demostrar que fue el espejo lo que destrozó a su familia. (FILMAFFINITY)

MIke Flanagan dirige, monta y escribe el guión, junto a Jeff Howard, de esta película, que cuenta con fotografía de Michael Fimognari y música de The Newton Brothers. La película fue producida por Blumhouse por tan solo 5 millones de dólares, consiguiendo una recaudación de 40, lo que indica que fue muy rentable para los productores.

La película está protagonizada por Karen Gillan, Brenton Thwaites, Katee Sackhoff, Rory Cochrane, Annalise Basso y Garrett Ryan.

Oculus: El espejo del mal es un triunfo total para Mike Flanagan en lo referido a narrativa, ambientación y ritmo, a la vez que da muchas claves de su filmografía posterior, como El juego de Gerald, The Haunting of Hill House o Doctor Sueño.

La historia de unos hermanos que sufren un trauma en su niñez que les marca en su vida adulta nos recuerda a numerosas historias de Stephen King, del que Flanagan es fan absoluto. Kaylie Russell, interpretada por Karen Gillan de mayor y por Annalise Basso como niña de 12 años, es la hermana mayor de la familia, mientras que Brenton Thwaites es su hermano pequeño Tim, que en su versión infantil de 10 años está interpretada por Garrett Ryan. Los padres de Kaylei y Tim están interpretados por Katee Sackhoff y Rory Cochrane.

Está claro que este argumento de un objeto oscuro que trae la desgracia a un hogar y unos niños cuyo trauma sufren durante años no son nada novedosos dentro del género de terror. Sin embargo, la ejecución de Flanagan me parece modélica, construyendo una tensión creciente mientras vamos conociendo la historia de Kaylie y Tim en el presente y en el pasado. Los adultos son geniales, pero los niños me han encantado, y creo que todo el casting es un gran éxito.

Flanagan no es de crear sustos fáciles, aunque alguno hay, ni presentar escenas gores, confiando todo a la construcción de la tensión. Y aunque el ritmo es pausado mientras descubrimos si el espejo es realmente malvado o si todo son problemas mentales de los niños, crea momentos super chulos mientras elementos del pasado se ven reflejados en el presente y viceversa. De hecho, este elemento circular me parece otro de los elementos brillantes del guión, que coloca los diferentes giros y sorpresas milimétricamente.

Oculus me parece una película modesta que sin embargo acierta en prácticamente todo lo que plantea. Suelo indicar en todos los artículos alguna cosa que no me ha gustado demasiado de cada película, pero en este caso el visionado me ha dejado totalmente satisfecho.

Comparto el trailer de la película:

Oculus: El espejo del mal es una notable película que encantará a todos los fans del género de terror y que me ha gustado mucho.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Locke and Key, de Joe Hill y Gabriel Rodríguez

El estreno en Netflix de la decepcionante adaptación televisiva de Locke and Key ha servido para recordarnos lo maravilloso que es el comic de Joe Hill y Gabriel Rodríguez, que personalmente está dentro de mis 5 comics favoritos de este siglo XXI.

PUNTUACIÓN: CLÁSICO, NO TE LO PUEDES PERDER

(Artículo sin spoilers)

El aclamado autor de El traje del muerto, la novela de terror que ha sorprendido a todos los amantes del género, salta al cómic con una obra que te sobrecogerá. En Nueva Inglaterra hay una vieja mansión cuyas fabulosas puertas transforman a todo el que se atreve a cruzarlas. El pasado de la familia Locke vuelve para atormentar a sus actuales miembros, en un escalofriante cómic en el que Hill demuestra una capacidad narrativa equiparable a la de su padre, Stephen King. Guión de Joe Hill. Dibujo de Gabriel Rodríguez.

Conocí a Joe Hill gracias a Locke & Key, y gracias al comic descubrí su faceta de escritor y sus estupendas novelas El traje del muerto, Horns o Fuego. Hill es el segundo hijo de Stephen King y decidió usar una abreviatura de su nombre completo, Joseph Hillstrom King, para intentar triunfar por sus propios méritos y no por ser el hijo de. Hill tiene 47 años y no hay duda que ha recibido los genes de su padre, ya que escribe historias de fantasía y terror que saben apelar a nuestros miedos más profundos y las cosas que más queremos, como la familia.

Gabriel Rodríguez es un artista chileno nacido en 1974 que estudió arquitectura e incluso llegó a trabajar como tal durante varios años hasta que pudo cimentar su carrera como dibujante de comics y obtener la suficiente independencia económica. Locke and Key es su trabajo más celebrado, pero obtuvo también una nominación a los Eisner por su comic “Little Nemo: Return to Slumberland”. Más recientemente, ha escrito y dibujado La espada de las eras, un comic de fantasía que busca reinventar las leyendas artúricas y que tengo muchas ganas de comprar y leer en cuanto tenga ocasión.

Locke And Key fue publicada en Estados Unidos por la editorial IDW entre febrero de 2008 y diciembre de 2013. El formato elegido para su publicación fueron seis miniseries, que aqui en España Panini publicó entre 2009 y 2014. Las seis miniseries fueron Bienvenidos a Lovecraft (febrero-julio 2008) y Juegos mentales (enero-junio 2009), que formarían el primer acto, mientras que Corona de Sombras (noviembre 2009 – abril 2010) y Las llaves del reino (agosto 2010 – marzo 2011) formarían el segundo acto. El tercer arco con el climax final llegó con  Mecanismos de relojería (junio 2011 – abril 2012) y Alfa y Omega (noviembre 2012 – diciembre 2013). Todas las miniseries tuvieron una duración de seis números excepto Alfa y Omega que tuvo siete, algo necesario e imprescindible para cerrar todo de forma satisfactoria. De esta forma, podría decirse que Locke and Key se publicó con una periodicidad de un volumen anual.

El formato de miniseries sucesivas permitió a los autores a realizar el mejor trabajo posible sin la presión añadida de tener que cumplir con un plazo de entrega mensual como pasa por ejemplo en los comics de Marvel o DC. Y la diferencia se nota, consiguiendo Gabriel Rodríguez, junto al colorista Jay Fotos, realizar un despliegue artístico maravilloso.

Locke & Key es la historia de la familia Locke. Tras la muerte de su padre, Tyler, Kinsey y Bode Locke se mudan con su madre a la finca de la familia, Keyhouse, situada en Lovecraft, Massachusetts. Allí, los niños descubrirán que la casa es un nexo de energías sobrenaturales que oculta unas llaves que les otorgarán habilidades que les servirán para descubrir la historia oculta de su familia y del mundo que les rodea.

El primer elemento a destacar de Locke and Key es que se trata de una historia de fantasía oscura que utiliza muchos elementos de las historias de terror. En el comic existe una sensación de aventura mientras los niños van descubriendo las llaves y sus habilidades, pero el tema general es ver cómo los Locke asumen la pérdida de su padre y esposo, algo que cada miembro de la familia interioriza de una forma diferente. En este sentido, la muerte y otros temas escabrosos como las relaciones tóxicas o el abuso juegan un papel fundamental y explican los traumas de varios personajes, notándose en este aspecto la influencia que las historias de Stephen King han tenido en su hijo.

Además, Joe Hill crea un puzzle maravilloso en la que todo, incluido el detalle más nimio y a priori insignificante, tiene su razón de ser y juega una función en la historia, haciendo que el final fuera perfecto y super satisfactorio, en el que todo encaja pero que además consigue ser super emocionante.

Hay números como “Febrero” en el cuarto volumen “Las llaves del reino” que transmiten un maravilloso sense-of-wonder mientras vemos las habilidades que los niños adquieren con las llaves mientras luchan contra el malvado Lucas “Bode” Caravaggio, que busca la llave para abrir la Puerta Negra. Además, en otros números, como “Gorrión” Hill y Rodríguez cambian de estilo imitando lo que sería una tira de Calvin & Hobbes para contar la historia desde el punto de vista de Bode, un niño de 8 años. Otros números super chulos son por ejemplo los contados desde el punto de vista de Rufus, un chaval retrasado mental amigo de Bode, que adquieren forma de comic-book de hazañas bélicas.

La contrucción de los deferentes personajes me ha parecido maravillosa. Tyler es un adolescente claramente traumatizado que se culpa a si mismo de la muerte de su padre debido a las discursiones que tuvo con él antes de su muerte. Su personalidad y acciones muestran claramente que tiene un trauma que le impide ser feliz, al igual que su hermana Kinsey, cuyo mecanismo de defensa para intentar sobrevivir tras quedar paralizada cuando mataron a su padre es quitarse el miedo y las lágrimas de la cabeza (literalmente), algo que la ofrece cierta felicidad en el corto plazo hasta que descubra que hay que aprender a vivir con tus miedos.

El hermano pequeño Bode también me parece una pasada. Hill y Rodríguez nos cuentan de maravilla lo que significa ser un niño que ve y experimenta cosas increíbles y la frustración inicial cuando nadie le cree o no le dejan intentar ayudar. Además, su joven mente funciona de forma sencilla y no puede evitar ser engañado y utilizado durante la historia. Por último, la madre ha caído en la bebida como forma de evitar enfrentarse a la muerte de su marido, una salida muy poco ejemplar a sus problemas, pero muy real.

Como pasa en las mejores historias de terror, Locke and Key es cruel con los personajes. Al igual que pasa en la vida real los buenos no siempre ganan ni sobreviven aunque hagan lo correcto. Hay en ese sentido algunos momentos muy duros emocionalmente ante el destino de varios personajes, y sobre todo en el clímax final hay una verdadera sensación de amenaza y de que cualquiera puede morir.

Dodge, el villano de la historia, es un ser amoral verdaderamente peligroso, pero es su inteligencia la cualidad más destacable. De hecho, la realidad es que a pesar de algunos retrasos provocados por los niños, es refrescante ver cómo sus planes van teniendo éxito mientras engaña a todo el mundo y les manipula para obtener lo que desea.

Esto, unido a ver a unos adolescentes que sufren, se equivocan, cometen errores y aprenden de ellos son elementos que hicieron de la lectura algo muy especial. Porque es cierto que el elemento fantástico y terrorífico funciona, pero lo hace porque  Hill y Rodríguez han creado a una familia que se siente muy real, con personalidad, virtudes y defectos con la que es muy fácil empatizar y preocuparnos por ellos. Y esa personalidad se forja también por la forma en que afrontan sus problemas y sus errores.

Comentaba al comienzo que el apartado artístico me parecía maravilloso. Y es que Gabriel Rodríguez con la ayuda de Jay Fotos en los colores ha creado un comic espectacular, de una narrativa limpia en la que siempre cuenta todo de la forma más clara posible. Su lápiz construye de maravilla la personalidad de todos los personajes y consigue en los pequeños detalles la magia de que todos parezcan reales. Además, consigue que el paso del tiempo se note en sus caras, algo muy difícil también de conseguir.

Además de una sobresaliente caracterización, Rodríguez consigue que toda la historia tenga el tono perfecto en todo momento, transmitiendo el sentido de maravilla cuando los niños usan sus llaves, pero también el terror ante los abusos y los momentos dramáticos que sufren varios personajes, creando situaciones super perturbadoras. No sólo eso, hay algunas muertes que son super gores e impactan muchísimo, y sus seres de sombra transmiten un feeling realmente terrorífico. La vida y la muerte parecen elementos “baratos” en otras historias, aquí el peso de cada vida cuenta, y nos duele cada una que se pierde. Y se pierden muchas.

La guinda del pastel es además la habilidad de Rodríguez en la creación de espacios que se sienten reales. En este aspecto se notan sus estudios de arquitectura, porque la mansión Keyhouse, cuyo plano se incluye en uno de los cómics,  y toda la orografía de la finca con las cuevas en el acantilado se convierten en elementos fundamentales en la historia, y están perfectamente reflejadas en la historia. De esta manera, cuando un personaje se mueve por la casa sus movimientos siempre están claros y sabemos dónde están y hacia donde se dirigen. Esto es otro plus importante, acostumbrado como estoy a otros comics casi sin fondos en los que los personajes se mueven por espacios genéricos sin personalidad.

No quiero terminar sin destacar otro elemento fundamental de Locke and Key y es su propia condición de cómic, que permite una narrativa única difícilmente trasladable a otros medios y que hacen que este cómic sea algo muy especial.

Empezando por las elipsis que se producen entre viñetas donde somos los lectores los que rellenamos los huecos. Por ejemplo, cuando vemos a Kinsey sufrir ante la perspectiva de empezar las clases en Lovecraft y lo absurdo de hacer amigos que puede acabar perdiendo, en una única página con tres viñetas Hill y Rodríguez condensan toda la ansiedad del momento, una página super chula que funciona porque está muy bien contada y porque los lectores rellenamos los huecos con nuestras propias experiencias, de forma que no tenemos que ver cada clase a la que asiste para sentir que está sufriendo.

De igual modo, en el ya comentado cómic “Febrero”, los hermanos viven maravillosas aventuras mientras experimentan con diferentes llaves, pero esas aventuras quedan condensadas en muchos casos a una única viñeta con el momento más potente de la aventura, de forma que, como comento, seamos los lectores los que imaginemos los detalles no mostrados. Un recurso maravilloso.

Además, las páginas del cómic marcan un ritmo de lectura y generan una sorpresa cada vez que pasas la página. El ritmo puede acelerarse o frenarse en función de lo que pasa y se van creando cliffhangers estupendos a medida que avanza la historia, y en todos estos aspectos Hill y Rodríguez muestran su gran habilidad como storytellers, como contadores de historias.

Durante estos seis tonos hay un montón de giros inesperados y sorpresas impactantes mientras vamos conociendo toda la historia y como se crearon las llaves, pero en todo momento mantenemos la sensación de reloj perfectamente ensamblado que nos lleva en volandas hasta el emocionante final.

Por tanto, es la propia naturaleza de cómic lo que ayuda a que esta historia sea tan maravillosa y especial, y como vimos en la desastrosa serie de televisión, hay cosas que se pierden en la adaptación que solo son posibles en los cómics.

Joe Hill y Gabriel Rodríguez crearon una historia muy especial que merece todas las alabanzas del mundo. Si no la has leído todavía no lo dudes, Locke  and Key es una maravilla, un clásico que ningún fan de la literatura fantástica y el terror debería perderse.

PUNTUACIÓN: CLÁSICO, NO TE LO PUEDES PERDER

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Un Lugar Tranquilo (John Krasinski, 2018)

La crisis sanitaria ha provocado que los cines hayan cerrado este mes de marzo, por lo que de momento no hemos podido ver Un lugar tranquilo 2, así que merece la pena recuperar su notable primera parte, una super entretenida película de terror que sabe perfectamente qué tipo de historia quiere contar y las herramientas que tiene para maximizar el impacto en el espectador.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Fecha estreno: 2018

Director: John Krasinski

Guión: Scott Beck, Bryan Woods y John Krasinski, a partir de una historia de Bryan Woods y Scott Beck.

Interpretada por: Emily Blunt, John Krasinski, Millicent Simmonds, Noah Jupe y Cade Woodward.

Sigue la historia de una familia que vive en una casa en el bosque cuidándose de no emitir ningún sonido. Si no te escuchan, no pueden cazarte… (FILMAFFINITY)

Un lugar tranquilo supuso uno de los grandes éxitos sorpresa de 2018, una historia de terror que tuvo una gran acogida de crítica y público sostenida por la química de su pareja protagonista, la carismática Emily Blunt y su marido John Krasinski, además de por un sobresaliente sonido y diseño de producción.

La película está producida por Michael Bay y cuenta con un guión escrito por Scott Beck, Bryan Woods y el propio Krasinski. La película recaudó más de 160 millones de dólares en los Estados Unidos, a partir de un presupuesto de tan solo 17, lo que la convierte en una de las películas más rentables de los últimos años.

Un lugar tranquilo fue la tercera película dirigida por John Krasinski, actor que consiguió notoriedad gracias a su papel en la comedia The Office de la NBC y que en los últimos años ha dirigido su carrera hacia el cine de acción con películas como 13 horas: los soldados secretos de Bangasi (dirigida por Michael Bay), y series como Jack Ryan de Amazon Prime Video. Krasinski demuestra en Un lugar tranquilo que tiene las ideas muy claras y sabe cómo construir una buena película a partir de una premisa simple que sabe exprimir manteniendo en tensión al espectador de principio a fin.

El casting de la familia Abbott me ha parecido un acierto. Emily Blunt como Evelyn y John Krasinski como Lee son los cabeza de una familia con tres hijos: Regan, la hija mayor que sufre sordera, interpretada por la actriz Millicent Simmonds que a su vez es también sorda en la vida real, así como los niños pequeños Marcus (Noah Jupe) y Beau (Cade Woodward).

La figura de la hija sorda tiene una gran importancia en la historia y por ello Krasinski comenta que buscaba una actriz sorda “… por muchas razones; la principal es que no quería que una actriz no sorda pretendiera ser sorda. Pero lo más importante es que una actriz sorda ayudaría a que mi conocimiento y mi comprensión de las situaciones se multiplicaran por diez. Quería a alguien que lo viviera en su vida real y que pudiera enseñarme sobre ello en el set.”

En todo caso, Emily Blunt es el corazón de la historia y un regalo para el espectador. Transmite todo su amor por sus hijos y su marido, preocupación al ser imposible mantener siempre a salvo a los niños, fragilidad cuando se enfrente a los monstruos y determinación cuando las cosas se compliquen. Sus matices y su carisma son para mi lo mejor de la película. Como ya he comentado, Blunt es la mujer de John Krasinski en la vida real y transmiten la química y complicidad de las parejas que con sólo mirarse saben lo que piensa el otro. En todo caso, aunque Krasinski me ha perecido un director notable que saca el máximo partido a esta premisa, como actor me ha parecido sólo correcto.

El misterio que rodea a los cazadores me ha parecido muy interesante. La película ofrece suficientes detalles sobre ellos y aunque casi nunca están en pantalla, su presencia y amenaza se nota en cada acto de la familia. A pesar de ser una película de presupuesto ajustado, cuando finalmente vemos a estos seres lucen geniales en pantalla gracias a unos buenos efectos especiales y un estupendo diseño diferente a otros monstruos clásicos.

En lo referido a otros aspectos técnicos, la película cuenta con un notable diseño de producción y en especial, una edición de sonido alucinante. Además, me gustaron también la fotografía Charlotte Bruus Christensen y la música de Marco Beltrami.

La película va al grano y dura 90 minutos, con un prólogo impactante y doloroso que sirve para ponernos en situación sobre la vida de esta familia, sin necesidad de tener que explicar todo lo que ha sucedido previamente en el resto del mundo. Siendo sincero, posiblemente esta historia tampoco diera mucho más de si, pero también es de agradecer que no la alargaran innecesariamente y hayan sabido cerrarla de forma brillante.

Y aunque de nuevo tengo que decir que globalmente la película me ha gustado bastante, también hay que comentar que al argumento se le notan completamente las costuras. Para el espectador es una sorpresa ver una película casi muda en la que una familia debe vivir en silencio ya que el más mínimo ruido atrae a unos seres mortalmente aterradores. Sin embargo, el misterio sobre estos seres implica también una “trampa” del guión que hay que aceptar porque sin ella no habría película.

En todo caso, esto entraría dentro de los convencionalismos del género de terror y no impide que el visionado de la película sea satisfactorio y deje a los espectadores con ganas de saber cómo continúa la historia de la familia Abbot.

Comparto el trailer de la película:

Un lugar tranquilo es una película super entretenida que sabe perfectamente qué tipo de historia quiere contar y qué herramientas tiene para maximizar el impacto en el espectador. Y que triunfa en lo que propone.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

 

* Este texto se publicó originalmente en el nº3 del Fanzine El Colmo publicado en Alcora (Castellón) este mes de marzo.

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!