Archivo de la etiqueta: televisión

Lo mejor del año 2019 – TELEVISIÓN

Seguimos disfrutando de una una edad de oro en la televisión, y este 2019 ha sido otro buenísimo año con algunas super series esperadas y unas inesperadas sorpresas que me han flipado a niveles máximos.

Voy a comentar algunas de las series más destacadas del año, aunque prefiero no hacer un Top del diez al uno. Top de series entre las vistas, porque no, no vi Watchmen ni Mandalorian, y aún no acabé The Witcher. No hay suficientes horas en el día para ver todo lo disponible en Netflix, HBO y Prime Video. Y encime el 31 de marzo llegará Disney+ a España. 2020 va a ser estresante…

En primer lugar, guste más o menos, pero 2019 marcó el final de Juego de Tronos. A pesar de toda la polémica generada con Daenerys y de lo apresurado del final, a mi me gustó mucho, qué queréis que os diga.

Otras series finalizadas este año que me han gustado mucho con The Deuce de David Simon y George Pelecanos (aquí puedes leer mis críticas de las temporadas dos y tres).

Pensando en el mundo comiquero, 2019 ha sido un gran año. Tenemos series bestiales como Doom Patrol o Titanes, que capturan a la perfección el carisma de los personajes de DC Comics. De hecho, cuanto más loco y sin complejos, mejor serie es, como atestigua también la segunda temporada de Legion inspirada en el personaje de Marvel Comics.

Dentro de los comics no superheroicos, Prime Video ha conseguido uno de sus mayores éxitos hasta la fecha con The Boys, excelente adaptación del comics de Garth Ennis y Darrick Robertson. Ademas, Deadly Class, la serie producida por los hermanos Russo adaptando el comic de Rick Remender y Wes Craig también me encantó, aunque lamentablemente fue cancelada.

La gran sorpresa del año ha sido Chernobyl, para mi una de las tres mejores series del año. Otro sorpresón fue la antología de animación Love, Death & Robots o Undone, serie creada con la técnica del rotoscopio de rodar a actores reales sobre cuyas imágenes se crea la animación.

Otro sorpresón ha sido Cobra Kai, la serie de You Tube Originals que retoma la historia de Karate Kid con los actores originales Ralph Macchio y William Zabka planteada desde el punto de vista de Johnnie Lawrence. Una serie espectacular, cuyas temporadas uno y dos reseñé durante el año.

En lo referido a la comedia, estamos de enhorabuena porque hay mucho y bueno donde elegir. Desde El método Kominski (temporadas uno y dos), Russian Doll, la segunda temporada de La Maravillosa Sra. Maisel, o la buenísima Lo que hacemos en las sombras.

No quiero que se me olvidé destacar otras series como la maravillosa Mindhunter temporada 2, la primera temporada de The Terror que tardé de ver pero que fue super satisfactoria, la tercera temporada de Stranger Things, la buena ciencia ficción de The Expanse (temporada tres y cuatro), y la nueva serie de los creadores de Banshee, Warrior, inspirada en una serie de Bruce Lee ambientada en el San Francisco a finales del siglo XIX.

Y por último, este año cumplí con uno de los grandes debes seriéfilos con el visionado de Community, una de las mejores comedias de la historia y una autentica locura. Aquí dejo mis impresiones de las temporadas una, dos y de la inmejorable tercera.

Seguro que me he dejado muchas series geniales, pero el día no da más de si. Seguro que 2020 nos va a deparar muchas otras series geniales. ¡Saludos a todos!!!

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Feliz Navidad desde Starsmydestination

¡Feliz Navidad! Espero que fuerais buenos y Santa os haya traído muchas cosas bonitas y podáis pasar estos días con vuestros seres queridos.

Pensando en estas fechas, las celebraciones y, por qué no decirlo, el final del año y las listas de “lo mejor del año”, aparte de la salud y compartir estos días con la familia y amigos,  desde el punto de vista de fan friki, el mejor regalo que debemos aprovechar es la gran calidad y variedad de ocio a nuestra disposición.

Mejor centrarnos en lo positivo, que es mucho y bueno. ¿No te gustó El Ascenso de Skywalker? Tranquilo, The Mandalorian pinta muy bien y Disney+ está a la vuelta de la esquina. ¿Joker fue mala? No pasa nada, prácticamente cada mes se ha estrenado una película que probablemente esté en el Top de alguien, y 2020 viene cargado con  un montón de propuestas por las que merece la pena estar ilusionado: 1917, la nueva de James Bond, The King’s Men, Viuda Negra, Wonder Woman 1984 o Top Gun: Maverick prometen que va a haber mucho y bueno para todos los gustos. Y fijaros que ni siquiera dije nada de Vengadores Endgame

Y eso pensando sólo en cine, si entramos en el mundo del comic, estoy maravillado con los X-Men de Jonathan Hickman o Inmortal Hulk de Al Ewing, son unos cómics bestiales que merecen todas las alabanzas que están recibiendo. Y en 2020 llega un nuevo cómic de Robert Kirkman y Chris Samnee ¿puede haber algo mejor? Estamos ante un gran momento para ser lector de cómics, no nos acabamos todo lo bueno que se está publicando aquí en España o gracias a Amazon o Cómic Book Depository, directamente desde USA.

Me planteé leer este año al menos una novela al mes y lo he cumplido, y dentro de la fantasía y la ciencia ficción hay autores bestiales que merece la pena leer pero que, lamentablemente, no me llegan las horas del día. Mi debe lector siente que para 2020 mi objetivo debería ser superar los 18 libros y acercarme a los dos libros al mes, ya veremos si lo consigo.

Y si anulamos de series, ya no nos acabábamos el catálogo de HBO y Netflix y llegó Amazon Prime pisando fuerte y haciendo que la elección de qué ver a continuación esté siendo cada vez más complicada. Y encima, en Marzo llega Disney+, esto va a ser una barbaridad. Creo que a medio plazo tiene que haber una implosión porque este modelo expansivo de gasto no se sostiene, pero hasta que eso suceda vamos a disfrutar un montón y el futuro no puede pintar mejor.

Por eso, creo que no merece la pena perder ni un segundo en algo que no te gustó o que sabes a priori que no te va a gustar porque no es para ti. Siempre es mejor centrarse en lo positivo, en lo que los apasiona, nos emociona, nos hace disfrutar. Eso sin duda nos hará vivir la vida con optimismo.

Nada más, os deseo que paséis unos días geniales, nos seguimos leyendo por aquí. Y para mantener la tradición, comparto para terminar el clásico video navideño. Lo reconozco, estos días no pasa nada por ser o sentirse un poco moña. Disfrutad!

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

 

Crítica de Doom Patrol temporada 1 (HBO)

La primera temporada de Doom Patrol estrenada en HBO ha supuesto una de las satisfacciones comiqueras más grandes del año, en muchos aspectos similar a Vengadores Endgame.

PUNTUACIÓN: 9/10

Reimaginación de uno de los grupos de superhéroes más emblemáticos de DC: Robotman, Negative Man, Elasti-Girl y Crazy Jane, liderados por el científico loco Dr. Niles Caulder. Los miembros de esta peculiar patrulla rememoran las circunstancias que les llevaron a obtener sus habilidades sobrehumanas, causando toda clase de cicatrices y desfiguraciones que les impiden llevar una vida normal. Desesperados, proponen a Caulder defender el planeta Tierra de los mayores peligros que jamás se hayan conocido. Siguiendo con los acontecimientos que tienen lugar en “Titans”, la patrulla recibe un encargo de Cyborg que no podrán rechazar, aunque cumplirlo implica que sus vidas nunca volverán a ser como antes. (Argumento oficial en Filmaffinity)

Creada por Jeremy Carver (Supernatural), basada en los personajes de DC Comics creados por Arnold Drake, Bob Haney y Bruno Premioni, así como la celebrada etapa de Grant Morrison escrita en los años 80, cuenta con Greg Berlanti (Arrowverso televisivo), Geoff Johns (escritor de Green Lantern, Aquaman, Flash, JSA, Infinite Crises o Titanes en DC Comics) y Sarah Schechter como productores ejecutivos.

La serie ha sido dirigida por Glen Winter y cuenta con fotografía de Chris Manley y música de Clint Mansell y Kevin Kiner.

La serie está protagonizada por Matt Bomer (Negative man), April Bowlby (Elasti-Girl), Brendan Fraser (Robotman), Diane Guerrero (Crazy Jane), Joivan Wade (Cyborg), Timothy Dalton (Dr. Niles Caulder) y Alan Tudyk (Mr. Nobody), entre otros. Y aunque estos personajes fueron presentados en la serie Titans, curiosamente estrenada en Netflix, lo cierto es que ambas series son autónomas y Doom Patrol puede verse sin necesidad de haber visto dicha serie.

Doom Patrol ha conseguido que mi cerebro saltara por los aires. No solo por lo bien que han trasladado a estos personajes del comic a la pequeña pantalla, sino por haberse atrevido a abrazar todas las locuras de la mítica etapa escrita por Grant Morrison. Y además, flipo pensado en que Warner diera luz verde para que esta serie se hiciera realidad.

Su creador Jeremy Carver consigue que la serie transite entre el drama y la comedia absurda, creando el tono perfecto para la serie sin olvidarse que ante todo debe ser un buen entretenimiento para los espectadores. Lo mejor es que por encima de las situaciones loquísimas a las que se van enfrentando nuestros anti-héroes, Doom Patrol es una serie de personas rotas que deben encontrar su propio camino para volver a vivir.

Todo el reparto está genial, la complejidad de todos los personajes incluyen matices sorprendentes y emocionantes, y no sabría quedarme con nadie por encima de los demás. Es más, diría que todos los actores se lo han pasado genial rodando esta serie y ese disfrute se contagia en cada fotograma.

Desde el recuperado Brendan Fraser, cuyo Robotman es un over-the-top continuo que sabe que era una mala persona cuando era humano y que ahora que no tiene cuerpo de carne y hueso intenta mejorar y cuidar de Crazy Jane y sus 64 personalidades cada una con un poder diferente, excelentemente interpretada por una genial Diane Guerrero. O la antes egoista Elasti-Girl (April Bowlby) que debe aprender a formar parte de algo más grande que ella misma. Igual que Negative man (Matt Bomer), cuya salida del armario es más emocional que física y que debe dejar atrás su pasado para poder empezar a vivir.

Cyborg, interpretado por Joivan Wade, también mola mucho. Un chaval que sueña con ser un superhéroe sin saber que se está metiendo en un mundo de locura contra el que no está preparado, sobre todo teniendo en cuenta que cree que todo el mundo, incluido su padre el ingeniero Silas Stone de S.T.A.R. Labs que le construyó, le ocultan algo.

Por último, los que también destacan son Timothy Dalton como el Dr. Niles Caulder que reune a este grupo de freaks e intenta darles un hogar y un refugio frente al mundo, con una actuación fría y calculadora, mientras que Alan Tudyk como Mr. Nobody es todo lo contrario, pura locura que hace las veces de narrador y nos cuenta directamente a los espectadores qué está pasando, rompiendo la tercera pared de formas mucho más chulas que Deadpool. Además del hecho que Grant Morrison ya empleó este recurso en los comics muchísimo antes que el personaje de Marvel.

Hay que tener muchas narices a priori de creer que el público iba a aceptar no solo a estos personajes, sino freakadas como el propio villano Mr. Nobody, El Culto del Libro No Escrito, Flex Mentallo, Danny the Street o el Bureau of Normalcy. El que no arriesga no gana, y Doom Patrol es un triunfo arrollador. Mi más sentida enhorabuena para Jeremy Carver, Greg Berlanti, Geoff Johns y todo su equipo por creer en el proyecto y sacarlo adelante.

La historia engancha porque es un puzzle dentro de otro mayor, y a medida que la acción avanza, vamos conociendo la historia de cada personaje. Como en los comics, en muchos episodios los personajes se separan para realizar misiones que cumplen el objetivo global de buscar a Niles Coulder, pero también construir los vínculos entre  ellos sobre los que se reconstruirán de sus vidas rotas.

Loca, colorida, imaginativa, sorprendente,… todos esos adjetivos han ido apareciendo en mi mente cada vez que veía cada uno de los 15 estupendos episodios de esta primera temporada, que de momento aún no ha sido renovada. No se cuanto ha costado Doom Patrol, si ha sido barata o cara de producir, y tampoco se si la audiencia en los Estados Unidos ha sida buena o mala. Pero para mi es un triunfo creativo monumental. Uno que para mi se resume en no avergonzarse de los comics originales y abrazar con fuerza toda su locura y desbordante imaginación.

Obviamente me gustaría que Warner Television confirmara una segunda temporada manteniendo el mismo equipo creativo, pero si finalmente la Doom Patrol fuera cancelada tampoco pasaría nada, porque este disfrute lo tendriamos para siempre y podríamos volver a verla una y otra vez. De la misma forma que una mala película no “arruina” nuestro comic favorito, que sigue en nuestra librería para releerlo y disfrutarlo, Doom Patrol ya forma parte de la historia comiquera televisiva.

Este disfrute me recuerda en muchos aspectos la felicidad tras ver Vengadores Endgame, no solo por todo lo visto y sentido durante su visionado, sino por la ambición de Marvel Studios en ofrecer varios niveles de maravilla en una única película, y el asombro al descubrir que tuvieron éxito a todos los niveles. Ver lo que Doom Patrol ha conseguido en la pequeña pantalla me parece también asombroso.

Me lo he pasado genial viendo Doom Patrol y buscando algo negativo que decir creo que la serie debería haber acreditado a Grant Morrison de forma clara en los títulos de crédito, ya que aunque los personajes fueron creados en los años 60 por Arnold Drake, Bob Haney, Bruno Premioni, fue Morrison el que los llevó a nuevas cotas de locura en los años 80, estando la mayoría de argumentos inspirados en algún comic suyo. Aunque de hecho es mencionado directamente en el segundo episodio “Morrison estaría orgulloso” creo que dice…, creo que esto no es suficiente, la verdad. Ya veis que es un pero pequeñito, pero tenía que decirlo…

Además, hay que reconocer que algunos efectos visuales como los de Elasti-girl son un pelín cutres, pero sinceramente creo que no desentonan con el tono de locura general, y no es algo que me molestara durante el visionado.

Comparto el trailer de esta serie:

DOOM PATROL es un must-see para todos los fans de los comics y para todos aquellos que quieren ser sorprendidos con conceptos nuevos e imaginativos que no parecen algo trillado mil veces visto.

PUNTUACIÓN: 9/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de True Detective Temporada 3, de Nick Pizzolatto (HBO)

Nick Pizzolato vuelve a la senda del éxito con la tercera temporada de True Detective, estrenada por HBO, con un nuevo caso que ha resultado interesante al no ofrecer lo que se esperaba, y que cuenta con un espectacular Mahershala Ali de protagonista.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Esta tercera temporada se centra en un macabro caso de niños dasaparecidos en Arkansas y en la investigación del caso a los largo de 35 años, durante tres períodos de tiempo diferentes. Mahershala Ali desempeña el papel principal del detective Wayne Hays, un veterano de la guerra de Vietnam de pocas palabras que se obsesiona con el caso, mientras que Stephen Dorff interpreta a su compañero el detective Roland West. El reparto se completa con Carmen Elojo como Amelia Reardon, una profesora de los niños desaparecidos que empezará una relación con Hays, Scoot McNairy como Tom Purcell, el padre de los niños que sufre una gran pérdida y cuyo destino quedará conectado con el de los detectives, y Ray Fisher como Wayne Hays, el hijo de Wayne y que también es detective de policía y que cuida de su anciano padre aquejado de un principio de demencia senil.

Nick Pizzolatto es el showrunner y escritor de esta temporada, ayudado eso si por David Milch en el 4º episodio y Graham Gordy en el 6º. Esta temporada marce además su debut en la dirección, al encargarse de los episodios centrales de la temporada, dividiendo el resto de episodios entre Jeremy Saulnier (Green Room), que realiza los tres primeros y Daniel Sackheim (The Walking Dead, Jack Ryan, The Americans) los tres últimos.

Soy uno de los pocos a los que le gustó la segunda temporada de True detective, aunque entiendo los motivos por lo que mayoritariamente no funcionó. Pero cuando incluso el jefe HBO sale a pedir perdón por no cumplir con las expectativas, no hay duda que era obligado un retorno a los orígenes. Y Nick Pizzolatto parece que captó el mensaje, de forma que en esta tercera temporada vuelve en apariencia a contar una investigación criminal en la América profunda que se alarga durante años, alternando los diferentes momentos temporales. En este aspecto, las similitudes con la primera temporada son más que evidentes, pero Pizzolatto se guarda su as en la manga. Y es que, aunque las señales indican que esto va a ir en una dirección, realmente la historia que quiere contar es otra muy diferente.

En este momento, quiero destacar la enorme interpretación de Mahershala Ali, que acaba de ganar su segundo Oscar y va directo hacia su primer Emmy. Wayne Hays es un caramelo muy goloso para un buen actor, y Ali saca oro con su interpretación. Es interesante además como Wayne no es la misma persona durante la serie, y que gracias a la extraordinaria interpretación ves como evoluciona no solo físicamente, gracias al maquillaje, sino psicológicamente, pasando de un policía obsesionado en los 80 por el caso, a una persona frustrada en los 90 por lo haber podido resolverlo, para finalmente mostrar a un anciano que lucha por recordar quien fue y qué le motivaba a continuar.

Solo por Ali merece la pena ver esta temporada, aunque me ha sorprendido también la actuación de Stephen Dorff. Aunque su personaje es más sobrio y por tanto no tiene tantos momentos de lucimiento, tiene varias escenas que consiguieron llegarme emocionalmente. También muy bien Carmen Elojo y Scoot McNairy.

Si tengo que comentar algo no tan bueno de esta temporada, diría que su ritmo es quizá demasiado lento y obliga al espectador a poner interés por su parte para que los episodios enganchen. Esto es debido, en parte, a que el misterio de la desaparición de los niños no es tan interesante como debería, dejando claro la sorpresa de pizzolatto, y es que el foco de esta temporada no va de eso.

Fruto de esto, el último episodio en el que se dan las claves finales es quizá el más flojo de la temporada, forzando situaciones para que los personajes encuentren las respuestas que han estado buscando durante décadas.

A partir de ahora comienzan los spoilers. Si te gustó la primera temporada de True detective, te recomiendo que pares de leer y la des una oportunidad, avisándote eso sí que no alcanza el mismo nivel de excelencia. Y vuelve luego terminar de leer mis impresiones.

Como comentaba, los espectadores pensábamos que Pizzolatto iba a mostrarnos otro crimen envuelto en misterios, conspiración y misticismo, cuando en realidad esto va de un ex-marine que sirvió en Vietnam en reconocimiento que sigue perdido cuando vuelva a casa y debe luchar durante varias décadas por encontrarse a si mismo. Entiendo ahora que Pizzolatto haya cogido las riendas de la serie y prácticamente haya escrito todo él mismo, para conseguir que todo fuera como él deseaba.

Hay un crimen y un encubrimiento que no son fruto de una oscura conspiración, sino de algo mucho más triste y mundano. Y en esto hay una conexión indudable entre estos hechos y el deterioro mental de Hays fruto de la enfermedad.

Pizzolatto juega al despista dejando pistas falsas para que los espectadores pensáramos que tenía que haber un giro final, pero este no llega porque para él lo importante es el personaje de Hays. Algo que para mi es la gran revelación de la temporada. En este aspecto, si la temporada es un éxito es gracias a la increíble actuación de Ali. Si el actor hubiera sido otro, no estoy seguro que el resultado hubiera sido tan bueno, y quizá estaría diciendo cosas menos elogiosas.

En este aspecto, entiendo que los espectadores que acudieran por el misterio puedan acabar decepcionados. Y hay que reconocer que la narración fragmentada complica el visionado y lo vuelve mas exigente para recordar donde estaba cada personaje. Aunque también sirve para disimular los problemas de ritmo de unos episodios en los que realmente no hay un puzzle o misterio a resolver, solo vemos la forma en que va a ser ocultado primero y desvelado después, y como esto afecta a un obsesionado Hays.

Comparto el trailer de esta tercera temporada:

Aunque no llega al nivel de excelencia de la primera temporada, este nuevo caso de True Detective me ha gustado bastante, sin ser perfecto, por la forma en que Pizzolatto ha ofrecido algo que no esperaba. Un buen ejemplo televisivo que espero tange continuidad en los próximos años.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

 

Si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

 

Crítica de The Deuce temporada 2 (HBO)

La segunda temporada de The Deuce, serie creada por David Simon y George Pelecanos y que se estrenó en HBO hace unas semanas, despega definitivamente como uno de los mejores dramas de la televisión actual.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Nueva York 1977. La música disco y el punk están en pleno apogeo, en un momento en a pesar de la corrupción policial, se está produciendo un cambio en la tolerancia política hacia el mundo del vicio del centro de la ciudad. Y la mafia, el primer patrocinador de la pornografía en el momento en que los tribunales declararon su legalidad, parece estar ahora en condiciones de conseguir grandes ganancias. Aunque en Los Angeles la industria del porno es más potente y profesional, está aumentando en la costa este. Y por ahora, Nueva York sigue siendo una ciudad llena de películas, música y arte, en la que la fiesta, alimentada por las drogas, no para las 24 horas.

Este excelente drama centrado en los personaje regresa con una construcción del mundo aún más envolvente y un enfoque protagonizado por sus excelente personajes femeninos, entre las que destaca el tour-de-force interpretativo de Maggie Gyllenhaal.

The Wire es una de las mejores series de la historia. David Simon y George Pelecanos se especializan en mostrarnos a personas reales que viven una vida complicada en ambientes en muchos casos hostiles. Los personajes no son buenos ni malos, sino supervivientes capaces de hacer cosas buenas y malas, y que cometen errores porque no son perfectos. Esto que se aplicaba a las duras calles de Baltimore es también perfectamente trasladable a la Nueva York de los 70.

The Deuce empezó bien en su primera temporada de presentación, pero es ahora en esta segunda en la que la acción realmente despega y empezamos a disfrutarla en toda su amplitud.

La primera temporada se centró en los personajes interpretados por James Franco, los gemelos Vincent y Frankie Martino (el serio y el cabeza loca), y el empeño de Vincent de montar su propio negocio, y como la vida sucedía a su alrededor. En esta temporada el foco varía y aunque seguiremos viendo la vida de Vincent y sus negocios, así como de las protitutas Darlene (Dominique Fishback) o Lori (Emily Meade), el verdadero protagonismo lo adquiere Maggie Gyllenhaal, cuyo personaje Candy lucha por dirigir su primera película porno, y nos ayudará a conocer los inicios de esa industria. Candy intenta unir esta faceta de su vida con la realidad que su hijo adolescente, que vive con sus abuelos, no va a tardar en averiguar a qué se dedica realmente su madre. El registro interpretativo de Gyllenhaal me ha maravillado en esta temporada.

Y mientras, la novia de Vincent, la inteligente Abby Parker (Margarita Levieva), adquiere consciencia que no es suficiente con trabajar en el bar, sino que tiene que intentar ayudar a las chicas que trabajan en la calle. Por su lado, Vincent aunque cree ser un hombre bueno y honrado que ayuda a su familia y amigos, cosa que es cierto, es también un hombre que abandonó a su mujer y sus hijos y es socio de la mafia en los burdeles del barrio que controla su primo, hechos totalmente reprobables desde un punto de vista moral. Esta dicotomía se encuentra en el alma de todos los personajes, y es lo que hace que la serie sea tan buena.

Por el bando de los chulos, también realizan un buenísimo trabajo Gary Carr (C.C., cara de ángel y actitudes de demonio), Gbenga Akinnagbe (Larry, chulo que aspira a convertirse en actor) o Method Man como Rodney. Aunque son gente despreciable, me gusta como el guión hace que también puedan hacer cosas buenas.

Otro tema que me gusta mucho de The Deuce además de todos los personajes es el tono, que huye de dramatismos efectistas y se centra en la vida de unas mujeres que a pesar de vivir controladas, también encontraban momentos para ser felices, y que luchaban para evitar ser consideradas como víctimas, aunque sin duda lo eran. Esto es vida sin artificios, algo en lo que Simon y Pelecanos son expertos.

Además, de nuevo la caracterización de la vida en los setenta está perfecta y la serie te sumerge en ese momento de grandes convulsiones sociales, entre la que encontramos la explosión de la cultura gay en la ciudad de los rascacielos. En este sentido, me ha parecido muy curioso que en contraste con la primera temporada, la serie ha mostrado ahora más desnudos masculinos frontales de forma totalmente explícita, que desnudos femeninos.

Me llama la atención leer comentarios que dicen que The Wire es una serie machista por hablar claramente sobre el mundo de la prostitución y el porno. No estoy para nada de acuerdo y me parecen opiniones ridículas de gente que sin duda no han visto la serie y hablan sin saber de lo que están hablando. La serie toca temas complejos, pero deberiamos saber a estas alturas que esconderlos no va a hacer que desaparezcan, como parece que quieren el puritanismo de derechas y el feminismo radical de izquierdas que intentan controlar las redes sociales.

Además, mostrar un hecho NO significa que lo apruebes o que tú lo realices en tu vida real. Es una obviedad tan clara que me da vergüenza tener que recordarlo, pero más vergüenza da comprobar como esto lo entiende cada vez menos gente.

La serie está planeada que termine en la tercera temporada, que espero con ganas, y sinceramente me ha gustado tanto que no le encuentro ningún pero al visionado de esta segunda temporada.

Comparto el trailer de esta segunda temporada:

The Deuce es la vida abriéndose camino. Una serie alucinante que gustará sobre todo a los espectadores a los que les gusten conocer personajes complejos y que recomiendo a todo el mundo.

PUNTUACIÓN: 8.5/10