Archivo de la etiqueta: season 3

Crítica de El Príncipe Dragón temporada 3 (Netflix)

Una de las grandes virtudes de Netflix es la enorme variedad de contenidos que ofrece a sus subcriptores. Fruto de esto se estrenó la serie de animación El Príncipe Dragón, una historia de fantasía épica para toda la familia cuya tercera temporada se acaba de estrenar con gran éxito.

PUNTUACIÓN: 8/10

El Príncipe Dragón ha sido creada por Aaron Ehasz y Justin Richmond y producida por Wonderstorm. Las hasta ahora tres temporadas estrenadas han tenido 9 episodios cada una y se han presentado a modo de sag de libros de fantasía. Así la primera temporada fuel e Libro 1: Luna, la segunda el Libro 2: Cielo, y esta tercera viene bajo el título de SOL. La serie ha sido dirigida por Villads Spangsberg , escrita por Aaron Ehasz & Justin Richmond , en colaboración con Neil Mukhopadbyay (dos episodios), y Devon Giehl & Iain Hendry en otros dos.

La serie se desarrolla en el mundo de fantasía de Xadia donde los humanos y los elfos están en conflicto. Tras usar los humanos la Magia Oscura, ambos reinos fueron separados y la frontera entere ambos es protegida por el Rey Dragón Sol Regem. El descubrimiento que el huevo del Príncipe Dragón, el último de su especie que se creía destruido hace años había sobrevivido, tres jóvenes emprenderá un viaje al reino de los Elfos para intentar evitar una guerra que parece inevitable.

Los principales personajes son Callum, medio hermano de 15 años de Ezran y el hijastro del rey Harrow de Katolis, que en el curso de la serie se convierte en el primer humano en poder crear magia primitiva por su cuenta. Rayla, una asesina elfa de sombra lunar de 15 años que se pone del lado de Callum y de Ezran, el hijo de 10 años del rey Harrow y el medio hermano menor de Callum, heredero del trono de Katolis que tiene la habilidad de hablar con animales.

Los otros personajes principales son Viren, el asesor del Rey Harrow y precticante de la magia oscura, busca el avance de la raza humana por cualquier medio necesario, y se convertirá en el principal villano de la historia. Junto a él encontramos a Claudia, hija de Viren, una talentosa maga oscura y el primer interés romántico de Callum al iniciarse la seri y su hermano Soren, hijo de Viren, que es un soldado orgulloso y un poco tonto, pero de buen corazón. Ambos, Claudia y Soren Soren so amigos de Ezran y Callum, aunque sus lealtades cambiarán a lo largo de la serie.

Hay mucho y bueno que comentar de El Príncipe Dragón. Lo primero es la propia historia, que presenta una fantasía medieval épica con resonancias a El Señor de los anillos, las crónicas de la DragonLance, Dragones y Mazmorras y tantas otras obras míticas de la literatura fantástica. El mundo de Xadia es complejo y está habitado por numerosos reinos y seres con intereses contrapuestos, buenos y malos, a ambos lados de la frontera entre humanos y elfos.

Otro tema super interesante es la forma en que se explican las motivaciones de los principales personajes, de forma que incluso aunque Viren es el gran villano, puedes entender y un poco empatizar con los motivos que le llevan a hacer lo que hace, que es conseguir que los humanos sean el pueblo más poderoso de Xadia, acabando con sus enemigos ancestrales.

Junto a esto, todos los personajes se muestran como personas tridimensionales con contradicciones y errores, que tienen mucho que aprender durante sus caminos vitales. De esta forma, los personajes cambian y evolucionan, y algunos que empezaron como unos chulitos evolucionan positivamente y otros que parecían “buenos” son atraidos por el lado oscuro.

Otro tema importante de El Príncipe Dragón viene por el lado de la representación LGTBI. La serie muestra con total naturalidad familias formadas por mujeres, por hombres o heterosexuales, y las muestra sin pontificar ni colarnos un panfleto, mostrando que lo importante es que las personas se quieran y sean buenas unas con otras, independientemente del sexo que tengan. Algo tan obvio que parece una locura que haya que decirlo en voz alta en pleno siglo XXI. Y quizá justo por eso El Príncipe Dragón es tan relevante al tratarse de una serie para todos los públicos.

Lo cierto es que la segunda temporada fue entretenida pero me dejó con la impresión de que casi no había pasado nada importante. Esto no pasa en esta tercera, cuyos últimos episodios se ponen en modo “Las Dos Torres” con una batalla super épica, para ser una serie para todos los públicos que no puede mostrar sangre. Esta temporada ofrece los momentazos que se esperaban desde su inicio, y ha resultado super chula, aunque, de nuevo, los 9 capítulos los hemos devorado en un suspiro.

El príncipe dragón ha sido creada usando una animación por ordenador. Los fondos se realizan mediante una combinación de modelado 3D y pintura a mano que ofrecen paisajes chulisimos. Frente a la primera temporada en la que se utilizó una técnica que empleaba menos fotogramas por segundo que daba un feeling “viejuno” de animación antigua, en las siguientes este efecto se “arregló” volviendo al frame/rate tradicional.

 

Comparto el trailer de esta estupenda tercera temporada:

Dentro del enorme catálogo de Netflix, me alegro que hay hueco para una serie de fantasía épica para toda la familia como esta El príncipe Dragón.

PUNTUACIÓN: 8/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de The Deuce temporada 3 de David Simon y George Pelecanos (HBO)

The Deuce, la serie de HBO creada por David Simon y George Pelecanos sobre el auge de la industria del porno en Nueva York, acaba de terminar de forma brillante con su tercera temporada.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

The Deuce presenta un elenco protagonizado por James Franco interpretando gemelos Vincent y Frankie Martino y Maggie Gyllenhaal como la actriz porno Eileen “Candy” Merrell, que intenta labrarse un nombre como directora. Cuenta la historia de la Edad de Oro del Porno, la legalización y el surgimiento de la industria del porno en la ciudad de Nueva York que comenzó en la década de 1970. Los temas explorados incluyen la corrupción del gobierno y la policía, la violencia de la epidemia de drogas y el auge y estallido inmobiliario que coincidió con el cambio de época. El título del programa, “The Deuce” se deriva del nombre coloquial que se le daba a la calle 42 entre las avenidas Séptima y Octava.

Esta tercera y última temporada comienza en la víspera de 1985, con un Vincent agotado que vuelve a conectar con su ex esposa, Andrea, a medida que su relación abierta con Abby se vuelve más distante; Candy y Harvey no están de acuerdo sobre el futuro del porno, ella quiere continuar haciendo porno artístico y atraer a un público femenino, pero Harvey le dice que no hay dinero y que no puede invertir. Por último, recién salida de rehabilitación en Los Angeles, Lori vuelve a trabajar en porno en la costa oeste.

David Simon y George Pelecanos, los creadores de The Wire, vuelven al podium televisivo del que realmente nunca se fueron. Aprovecho para compartir aquí mis reseñas de la primera y segunda temporadas.

El final de The Deuce me ha parecido perfecto, lleno de inevitabilidad y un toque de tristeza ante el final de una época que para estos personajes fue la mejor de sus vidas. Tras una primera temporada en la que el negocio del porno nació en conexión con la prostitución y la mafia, en la segunda temporada vimos la expansión del negocio, los inicios de la especulación inmobiliaria en la Gran Manzana y la aparición del SIDA. En esta temporada final, donde el SIDA causa estragos, el mundo del vicio encontrará un filón en los brokers de Wall Street, mostrando además que los cambios son inevitables y los protagonistas tendrán que pagar las deudas acumuladas todos estos años.

Simon y Pelecanos no se olvidan de su vertiente mas social al criticar sin matices al capitalismo salvaje que bajo la excusa de la defensa de la decencia y la alerta sanitaria limpiaron Manhattan para que unos pocos se aprovecharan con la especulación inmobiliaria que promovieron. Mejoran la vida de la gente nunca fue el plan de los políticos que gobernaron la ciudad y usaron a la policía como fuerza intimidatoria. Manhattan fue limpiada, pero a costa de trasladar el problema al resto de distritos de la ciudad: Queens, el Bronx, Brooklyn y Staten Island.

Querría hablar más en profundidad de todos los personajes, porque me han parecido maravillosos, pero no quiero estropear la experiencia si te animas a ver esta serie. Tan solo decir que si algo les define es humanidad. Incluso el chulo o el mafioso más chungo son capaces de empatizar con otras personas, y de la misma forma, los teóricos “buenos” Vincent (James Franco) o Candy (Maggie Gyllenhaal) meten la pata y no dejan de decepcionar a sus seres queridos. Sí diré que algunos finales, no por esperados, dejaron de ser super tristes e impactantes.

Si una historia debe saber contarnos una buena historia con unos personajes con los que empatizamos si importar quién son y a qué se dedican, The Deuce es un triunfo sin paliativos que me ha dejado super satisfecho. Ojalá Somin y Pelecanos anuncien pronto su próximo proyecto.

Comparto el trailer de esta tercera temporada:

Con un toque de tristeza y melancolía, el final de The Deuce me ha parecido uno de los momentazos televisivos de 2019. Una gran serie que voy a echar de menos.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!