Archivo de la etiqueta: Sam Mendes

Crítica de Camino a la perdición, de Sam Mendes

Camino a la perdición (2002) es un PELICULÓN con todas las letras. Una maravilla que mezcla el género de gangsters con un drama familiar rodada elegantemente y con unos actores en estado de gracia. No se puede pedir más.

PUNTUACIÓN: 9/10

En los oscuros años de la Gran Depresión, Michael Sullivan (Tom Hanks) es un asesino a sueldo que profesa una lealtad inquebrantable a su jefe, el señor Rooney (Paul Newman), pero es también un buen padre de familia. Son tiempos duros en Rock Island, donde domina la mafia irlandesa, la Ley Seca sigue vigente y los gángsteres, especialmente Al Capone en Chicago, están en la cima del poder. Un día, inesperadamente, el hijo de Sullivan, Michael Jr. (Tyler Hoechlin), decide seguir a su padre para saber en qué consiste exactamente su trabajo. (FILMAFFINITY).

Camino a la perdición parte de un guión de David Self que adaptó a la gran pantalla la novela gráfica de Max Allan Collins y Richard Piers Rayner. Merece la pena destacar que a su vez, Collins nunca ocultó que esta historia está fuertemente influenciada por la obra maestra del manga Lone Wolf & Cub escrita por Kazuo Koike e ilustrada por Goseki Kojima. Camino a la Perdición es uno de los pocos casos en que la adaptación cinematográfica supera a la obra original, aunque reconozco que en parte esta sensación pueda estar producida al no leer esta novela gráfica hasta años más tarde de ver la película, lo que hizo que me pareciera un buen comic aunque alejado de la maestría de la película de Mendes.

Otro de los elementos más destacados de la película es su maravillosa recreación del Chicago de 1931, realizado gracias al trabajo en equipo de Dennis Gassner (diseño de producción), Richard L- Johnson (dirección artística) y Albert Wolsky (vestuario) entre otros. Conrad L. Hall consiguió el Oscar a Mejor Fotografía a título póstulo, al fallecer tras finalizar el rodaje. Hall, junto al montaje de Jill Bilcock y la maravillosa banda sonora de Thomas Newman consiguieron dotar a la película de una personalidad propia que se alejaba de otras películas del género de gangsters.

La película además cuenta con un reparto excepcional. Como cinéfilo me resulta un autentico lujo poder ver a dos leyendas del cine como Paul Newman y Tom Hanks compartir la película, que consiguieron que se me pusiera la piel de gallina. Hanks interpreta a Michael Sullivan, un asesino a sueldo que trabaja para John Rooney (Newman). Sus interpretaciones son super contenidas y casi minimalistas, siendo ambos hombres de pocas palabras que sin embargo transmite un montón simplemente con su mirada y su mera presencia.

La envidia que Connor Rooney (Daniel Craig) siente contra Sullivan al sentir que su padre le quiere y respeta más que a él es el fuego que desencadena todo el drama de la película. Sullivan tiene que escapar con su hijo Michael Sullivan Jr. (Tyler Hoechlin), el único superviviente de la familia. Otros actores destacados de la película son Jude Law como el asesino a sueldo Harlen Maguire, Stanley Tucci como el mafioso de Chicago Frank Nitti o Jennifer Jason Leigh en un pequeño papel como Annie Sullivan, la esposa de Michael. Aunque eclipsados por el carisma de Hanks y Newman, creo que todos realizan un trabajo excelente.

El director británico Sam Mendes lo había ganado todo con American beauty (1999), película que ganó 5 Oscars, entre ellos Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor Kevin Spacey, Mejor Guión Original y Mejor Fotografía. Esto suponía una gran oportunidad, ya que tendría vía libre para rodar lo que quisiera, pero a la vez era un gran riesgo, ya que las comparaciones iban a ser inevitables. Leyendo sobre la película, resulta maravilloso que su elección fuera buscar una historia de época que evitara caer en los clichés y que pudiera transmitir muchas emociones con el mínimo diálogo posible.

Lo más maravilloso de la película y lo que la convierte en algo único es lo bien que funciona a muchos niveles. Primero de todo, esta historia de venganza está contada desde el punto de vista del niño, que ve primero como se le cae el mito de su padre y aprende a volver a quererle a pesar de lo horrible de su profesión. Esto hace que toda la historia se aleje de las típicas historias de gangsters o de venganza que han inundado las carteleras durante años.

Además, la historia es un buen retrato de la violencia y sus consecuencias. En uno de los mejores momentos de la película, John Rooney (Newman) le dice a Sullivan (Hanks) que ambos saben que no son buenas personas y que arderán en el infierno por los pecados que han cometido en vida. En este sentido el título de Camino a la Perdición tiene un doble significado, ya que por un lado es el pueblo al que los Sullivan se dirigen para estar a salvo y por otro el personaje de Hanks sabe que su final solo tiene un destino, el infierno. En palabras del propio Mendes: “Sullivan está en una batalla por el alma de su hijo. ¿Puede un hombre que ha llevado una mala vida alcanzar la redención a través de su hijo?”

Sam Mendes recrea los Estados Unidos de 1931 de forma maravillosa, empleando una paleta de colores apagados que transmiten la desesperanza que se vivía en esa época. Además, opta por un ritmo pausado que es perfecto para contar la historia, que tiene un marcado tono intimista al centrarse en la relación de los Sullivan. La música de Thomas Newman crea momentos muy especiales durante toda la película y también ayuda a trasladarnos a una época pasada. Además, muchas imágenes, como su perfecto final, transmiten una belleza y una poesía únicas, con planos para el recuerdo.

Además de todo lo anterior, algunas escenas como el mítico tiroteo bajo la lluvia que tienen una fuerza increíble, mientras Mendes se centra en las figuras de Hanks y Newman y no en las muertes que tienen lugar a su alrededor, de forma que vemos cómo les afecta la violencia. Todas las decisiones narrativas que toma Mendes en la película se salen de lo habitual y sin embargo, significan un éxito mayúsculo.

Comparto el trailer de la película:

18 años después de su estreno, Camino a la perdición conserva toda su fuerza y belleza como el primer día. La película de Sam Mendes es imprescindible y ha sido genial verla con mi hijo y poder compartir con el algunas obras maestras del género.

PUNTUACIÓN: 9/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de 1917 de Sam Mendes

Sam Mendes nos mete en plena Primera Guerra Mundial con 1917, drama bélico filmado en un espectacular plano secuencia que es un prodigio técnico que merece la pena verse en pantalla grande.

PUNTUACIÓN 8/10

En lo más crudo de la Primera Guerra Mundial, dos jóvenes soldados británicos, Schofield (George MacKay) y Blake (Dean-Charles Chapman) reciben una misión aparentemente imposible. En una carrera contrarreloj, deberán atravesar el territorio enemigo para entregar un mensaje que evitará un mortífero ataque contra cientos de soldados, entre ellos el propio hermano de Blake.

Sam Mendes plantea 1917 como un enorme desafío narrativo al contar esta historia como un largo plano secuencia. Para ello colabora con el maestro Roger Deakins como director de fotografía, además de contar con Thomas Newman para crear la emocionante partitura. Mendes ha escrito el guión en colaboración con Krysty Wilson-Cairns, y al final de la película da las gracias a quien probablemente fuera su abuelo, por contarle estas y otras historias.

Además de los mencionados George MacKay y Dean-Charles Chapman, la película cuenta con varios secundarios de lujo como Mark Strong, Benedict Cumberbatch, Richard Madden y Colin Firth, interpretando a diferentes oficiales con los que se irán encontrando los protagonistas.

Por ir directo al grano, 1917 me ha parecido arrolladora. Mi parte intelectual ha flipado muchísimo con el largo plano secuencia, que me ha parecido una barbaridad con algunos momentos excelentes que me hicieron preguntarme cómo lo hicieron. Sin embargo, a mi lado emocional le ha faltado algo, quizá debido a la sencillez y, por qué no decirlo, endeblez de la historia. Para mi es una película de notable alto, pero no de sobresaliente, aunque sí recomendaría a todo el mundo que la viera en la pantalla más grande posible.

Su principal valor son unos impresionantes valores de producción, consiguiendo que el plano secuencia funcione de maravilla y los cortes no se noten. Gracias a un excelente juego de cámara nos sentimos parte de esta carrera contra el reloj de estos dos soldados por las trincheras británicas, por la zona de combate y por el territorio alemán. Además, su diseño de producción consigue que todo se vea super realista, desde las trincheras y túneles como el pueblo destruido por el que pasan.

Al plantearse 1917 como un plano secuencia, la iluminación debía ser obligatoriamente naturalista, consiguiendo momentos brillantes con la incursión nocturna por un pueblo controlado por los alemanes en el que las bengalas ofrecen momentos increíbles a medida que iluminan a los protagonistas.

Dentro de la brillantez formal que ofrece el largo plano secuencia, comentaba antes que la historia, dentro que está claro que es lo que es, me ha parecido flojita. Hay algunas casualidades y para ser veteranos, los soldados parecen en algún momento un poco pardillos perdonavidas, lo que en situaciones de combate provoca situaciones mortalmente peligrosas.

Además, me parece curioso que se repite un tema que ya vi en otras películas bélicas sobre que tener compasión con soldados enemigos a menudo tiene consecuencias mortales para los aliados. Entiendo que en la vida real la zona de combate es una zona donde matar o morir, pero es curioso que este argumento lo vea repetido en demasiadas ocasiones. ¿Una forma de indicar lo cruel que es la guerra o Mendes fue a lo fácil en el guión? Probablemente ambas respuestas sean correctas. Lo que sí queda claro en este viaje es lo dura que fue la primera Guerra Mundial, con montones de cadáveres de soldados y animales abandonados en mitad del campo de batalla.

En resumen, 1917 es una estupenda película bélica que recomiendo ver en pantalla grande, pero me extrañaría que acabara dentro de mi Top-5 de mejores películas de 2020.

Comparto el trailer de la película:

1917 merece mucho la pena. Aún no siendo la mejor película del año, sí recomiendo que la veas en la pantalla más grande posible.

PUNTUACIÓN 8/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Penny Dreadful Temporada 3 – Decepcionante final

Penny Dreadful llegó por sorpresa a su fin con una tercera temporada que ha sido muy decepcionante a casi todos los niveles, solo salvándose la enorme Eva Green, cuya interpretación de Vanessa Ives se recordará durante mucho tiempo.

Print

Para los que no estais familiarizados con esta serie, Penny Dreadful es un thriller sobrenatural ambientado en el Londres Victoriano, donde asistimos al encuentro de muchos personajes de las novelas clásicas de terror. Así, conoceremos al Dr. Frankenstein (Harry Treadaway), a su monstruo (Rory Kinnear), a la Novia de Frankenstein (Billie Piper); a Dorian Grey (Reeve Carney) y a Sir Malcolm Murray (Timothy Dalton), padre de Mina Murray de la novela de Drácula, y que para esta serie se ha convertido en una especia de Alan Quatermain, un aventurero que abandonó a su familia para saciar su sed de aventura.

Pero ya es interesante destacar que todos estos personajes conocidos quedan totalmente eclipsados por los dos personajes de nueva creación que acaparan todo el protagonismo: Vanessa Ives (Eva Green), amiga de la infancia de Mina Murray que está destinada a convertirse en la Dama de la Oscuridad y consorte del Apocalypsis, y Ethan Chandler (Josh Hartnett), un vaquero que luchó en la guerra de Secesión con el bando sureño y que escapó a Londres huyendo se un pasado que no dejará de atormentarle, y que intentará proteger a Vanessa de su propia oscuridad, y la que le rodea.

filmpolice-penny-dreadful-season-3-patti-lupone-low-res

La serie ha sido creada y escrita por John Logan, y cuenta a Sam Mendes como productor, junto a Pippa Harris, lo que a priori aseguraba un alto nivel de calidad. Y lo cierto es que uno de los grandes aciertos de la serie es su perfecta ambientación gótica,  consiguiendo una calidad cinematográfica en bastantes episodios, como los dirigidos por Juan Antonio Bayona en la primera temporada y algunos de la tercera, dirigidos por Paco Cabezas. Por tanto, los aspectos técnicos siempre han brillado a gran nivel.

Los momentos gores y de terror también han estado siempre bien, consiguiendo trasmitir en muchos momentos una gran tensión y mal rollo, que es lo que se espera en una producción de terror gótico. Entonces, si todo esto está bien, ¿Qué ha fallado en esta tercera temporada?

A partir de ahora empiezo a comentar esta última temporada, así que si no viste las 2 anteriores , deja de leer ahora!

SPOILERS A MANSALVA

Eva Green as Vanessa Ives and Christian Carmargo as Dr. Sweet in Penny Dreadful (season 3, episode 1). - Photo: Jonathan Hession/SHOWTIME - Photo ID: PennyDreadful_301_3321

Al final de la segunda temporada, tras derrotar a las brujas de Evelyn Poole, los protagonistas se han separado buscando cada uno su propio destino.

Vanessa Ives, a la que descubrimos conocimientos de magia, conoció la profecía que la sitúa en el centro de la lucha entre los 2 Caídos, que buscan convocar el Apocalypsis con su ayuda. De momento, el bien ha ganado, pero Vanessa cada vez está cayendo más en la oscuridad.

Ethan por su parte se deja detener y es extraditado a los Estados Unidos para responder allí ante sus crímenes, entre los que se encuentra los que cometió contra su propia familia. Está cansado de la maldición de la Licantropía y tan solo desea ponerle fin a su existencia.

Sir Murray viajará a África para enterrar a Sembene en su tribu. Tras la muerte de su mujer, y anteriormente de sus hijos, cree que ya no le queda nada por lo que volver a Londres, a pesar de su amistad con Vanessa.

La Criatura viaja con destino a los yermos helados del Polo Norte buscando abandonar la humanidad y el contacto con los series humanos.

Y Brona/Lilly, la novia de Frankestein, liberada de su sometimiento ante los hombres, se une a Dorian Grey para provocar una revolución que acabe con la dominación masculina a las mujeres, lo que causará gran dolor en el Doctor Frankenstein, enamorado de ella.

kaetenay-and-ethan-penny-dreadful-season-3-episode-2

Este es el punto de partida de la tercera temporada, y quizá el mayor problema de la serie. A pesar de buenas interpretaciones como la de Timithy Dalton como Sir Murray, la serie siempre estuvo apoyada en el carisma de Vanessa e Ethan.

Al separar a los personajes, este carisma e interés ante lo que les sucede a unos personajes y la falta de carisma y nula sorpresa de los arcos del resto se hace mucho más palpable y evidente, con lo que la narración y el visionado de los episodios se hace cada vez más pesado.

Y John Logan, creador y escritor de la serie, no hay duda que lo sabe, dado que utiliza casi un episodio completo a narrar la historia de Vanessa para descubrir episodios claves de su pasado, y otro episodio casi íntegro para que conozcamos el origen de Ethan.

Porque solo estos dos personajes importan e interesan.

Timothy Dalton as Sir Malcolm in Penny Dreadful (season 3, episode 1). - Photo: Jonathan Hession/SHOWTIME - Photo ID: PennyDreadful_301_5002

En África, Sir Murray conocerá a Kaetenay (Wes Studi) un apache que fue el padre adoptivo de Ethan y que le introdujo en la forma de vida de los apaches, cuando abandonó a su familia de nacimiento, y en especial a su padre, el cruel y sangriento Jared Talbot (Brian Cox). Kaeteney ha viajado hasta África para pedir ayuda a Sir Murray, haciendo que le acompañe hasta los Estados Unidos para intentar salvar a Ethan. Lo que Sir Murray no sabe es que Kaetenay sabe más de la maldición de Ethan de lo que pueda imaginar.

El Doctor Frankenstein, por su parte, pedirá ayuda a su amigo de la infancia el Dr. Henry Jekyll (Shazad Latif) para intentar cambiar la mente de Brona, para que vuelva a ser sumisa y obediente.

gallery-1462104047-pennydreadful-302-0399r

Brona por su parte no tiene la más mínima intención de volver a su antiguo yo, y está reclutando a un ejército de prostitutas para que inicien una revolución sangrienta contra los hombres que las maltratan y las explotan. Dorian la ayudará, mientras se mantenga entretenido y evite la monotonía y el aburrimiento que amenazan su inmortal existencia.

Mientras tanto, Vanessa conocerá al carismático Dr. Sweet en una visita al Museo de Ciencias Naturales, (Christian Carmargo), que también tiene un secreto que amenazará a Vanessa.

Penny-Dreadful-3x2-Lily-e-Dorian

Y por último, el Monstruo, perdido en el hielo, empezará a recordar a su familia de antes de su muerte, por lo que volverá a Londres decidido a encontrarles. Aunque las historias góticas ya se sabe que no suelen acabar bien…

3dd28ca7ae79d730b32df1d71162632c

John Logan ha comentado públicamente que siempre había planeado contar esta historia en tres temporadas y que el final ha sido marcado por la historia y no por la audiencia. Lo cual es muy, muy difícil de creer.

El encuentro de Ethan con su padre había sido anticipado desde casi el comienzo de la serie, pero cuando por fín se produce es rápido y anticlimático y una decepción. Además que Ethan cambia de bando en varias ocasiones sin demasiada explicación. Ahora es bueno, ahora abraza la oscuridad, ahora es bueno otra vez… Todo porque sí, lo que provoca que pierda toda la fuerza y el misterio.

Todo el camino del personaje reducido a ser una tuerca del engranaje del guión. Ethan debe proteger a Vanessa, y para ello “su” poder de hombre lobo es fundamental. Para eso no hacía falta hacerse marchado al oeste para luego volver como si nada hubiera cambiando.

Sarah Greene as Hecate and Josh Hartnett as Ethan Chandler in Penny Dreadful (season 3, episode 5). - Photo: Jonathan Hession/SHOWTIME - Photo ID: PennyDreadful_305_0087

Además, nos han presentado al Dr. Jekyll esta temporada para que literalmente no haga nada de interés. ¿Para qué molestarse entonces? La sensación de pérdida de tiempo al final con este personaje es brutal.

Otros, como Sir Malcolm, simplemente están ahí, pero no vemos un avance en el arco de su personaje. Quizá porque ya ha cumplido su función en la serie y ya no interesa. Y sin chafaros cosas importantes del resto, lo cierto es que los arcos de los demás se ven venir desde el principio y no hay ni sorpresa, ni emoción. Y es una pena, porque la interpretación de Billie Piper como Brona está muy bien, pero no consigue evitar en el espectador la sensación de que estamos ante un relleno antes de la parte importante del episodio, que es la de Vanessa.

Josh-Hartnett-in-Penny-Dreadful-Season-3-Episode-9

El final de la historia de Vanessa hubiera estado muy bien si hubiera sido contado correctamente, en lugar del atropellado final que vimos. Estamos ante un drama gótico victoriano, y esas historias no suelen acabar bien para sus protagonistas, pero la sensación de decepción es brutal a lo largo del último capítulo. Y es, de nuevo, tras asistir a un nuevo tour-de-force interpretativo de Eva Green, que crea un personaje hipnótico y cautivador que se recordará. Lástima que el guión y el final de su historia no estuviera a la altura.

Porque tras 1 temporada en la que Vanessa finalmente ha caído en la Oscuridad, ¿llega Ethan y cambia de opinión? ¿así, sin más? Por no hablar de la amenaza del villano de esta temporada, que voy a evitar nombrar, y cuyo final y sensación de que no ha hecho nada de interés (otra vez), no hace más que aumentar la sensación de decepción. Por cierto, ¿qué fue de él? Otra tuerca en el guión de usar y tirar…

El último fotograma de la serie es digno de una novela de Edgar allan Poe, pero la ejecución para llegar hasta él es muy deficiente debido sobre todo por el atropellado guión que mata el poco interés que aún teniamos por los personajes.

c1JsIVdH-eyle2UxKrFHYP7BSfzPdqwEJM5P5ppwANY

Aprovecho para comentar que vi este temporada en Movistar Televisión justo a continuación de Juego de Tronos, cuya excelente temporada reseñé hace nos días y puedes leer aquí, lo que también hizo que ante la comparación, aún saliera peor parada. Pero mientras en Juego de Tronos asistimos con interés a las aventuras de todos los personajes, (excepto siendo justos los arcos de Arya y un poco Daenerys), aqui la sensación de relleno y falta de interés se iba haciendo más y más evidente a cada episodio que veía.

Comparto como siempre el trailer de esta tercera temporada, que trasmite perfectamente el feeling y lo más destacado que vamos a ver:

Penny Dreadful ha terminado de forma brusca y atropellada, siendo esta temporada la más floja con diferencia y una decepción. A pesar de ello, globalmente la serie nos ha dejado muchos buenos momentos, y creo que gustará a los aficionados a los personajes clásicos del terror y a todos aquellos a los que les gusten los dramas de época, en especial de la época victoriana, con un toque gótico y de terror. Y por supuesto, a todos los fans de Eva Green, que somos muchos.

PUNTUACIÓN: 5/10