Archivo de la etiqueta: Park Chan-wook

Thirst, de Park Chan-Wook

Tras disfrutar recientemente The Handmaiden de Park Chan-wook, tenía ganas de ver otras películas de la filmografía de este director coreano. Así, llegó la hora de Thirst, película estrenada en 2009 que ganó el Premio del Jurado de Cannes  y el Premio a la Mejor Actriz del Festival de Sitges. Sin duda, mis expectativas estaban por todo lo alto con esta película que prometía un acercamiento al mito del vampirismo, pasado por el tamiz coreano.

 

Sang-hyun (Song Kang‑ho) es un caritativo sacerdote que vive atormentado por las dudas y la desesperación que le provoca un mundo dominado por el sufrimiento y la muerte. El deseo de salvar vidas lo lleva a África, para participar en un proyecto cuyo objetivo es encontrar una vacuna contra un virus letal. Aunque las esperanzas de sobrevivir son casi nulas, él sobrevive milagrosamente, volviendo a su ciudad natal. Tratado casi como un hombre santo, tras curar supuestamente una enfermedad de su amigo de infancia Kang-woo (Shin Ha Kyun), será acogido en su casa, en la que vive su madre y su joven esposa, Tae Ju (Kim Ok‑bin).
Thirst está basada en la novela Thérèse Raquin, de Émile Zola. El guión del propio Park Chan-Wook y su colaborador habitual Jeong Seo-Gyeong coge el triángulo amoroso de la novela de Zola como marco sobre el que construir una película totalmente diferente a todo lo visto hasta la fecha, centrada quizá en un deseo mucho más fuerte que el sexual, el deseo de morir, utilizando un marco de historia de vampiros. Nada más y nada menos.
Lo mejor y lo peor de la película es que intenta ser muchas cosas a la vez. No es solo una película de terror centrada en el mito del vampiro, sino que también es un triángulo amoroso un tanto bizarro y una lucha por controlar nuestras pasiones o dejar que nos ahoguen y nos lleven más allá.
En lo positivo, los personajes principales, el cura Sang-hyun y la esposa dominada Tae Ju, son como dos caras de la misma moneda. La relación carnal es realista y sus motivaciones y objetivos se comprenden dentro de la lógica de sus personajes. Ambos actores realizan estupendas interpretaciones, en las que el peso de sus pasiones marcarán su existencia.
Visualmente la película se sale hasta niveles máximos. La fotografía de Chung-hoon Chung (Old Boy, Stoker, The Handmaiden), es sobresaliente, y se nota un entendimiento entre ambos tan estrecho que parecen casi hermanos siameses. Hay varias escenas en las que claramente hay un intento consciente de presentar todo lo contrario a los que esperamos de una película de vampiros, como las escenas en las que el blanco puro satura la imagen.
Otros momentos muy buenos son cómo nos enseñan el peso de la culpa, (no digo más), o la visualización de las habilidades sobrehumanas del cura.
Hay sin embargo elementos menos buenos, precisamente porque desde cierto punto de vista la película se queda a medio camino en estos argumentos. Y es que la película no es de terror y no hay un auténtico triángulo amoroso. Y algunos personajes tienen las ridiculeces típicas de las caracterizaciones del cine coreano, con una nula profundidad.
Sin embargo, el deseo que domina a los protagonistas y tira de ellos hacia lados opuestos sí me gustó mucho. Y siempre preferiré al artista que lo intenta aunque no acierte al 100% frente al acomodado que va sobre seguro en temáticas y esquemas conocidos.
Quizá el problema de Thirst no sea tanto de la propia película, sino del hecho que Stoker y The Handmaiden me alucinaron brutalmente cuando las vi, y en este caso quizá mis expectativas no se cumplieron.
A continuación comparto el trailer de la película en castellano:
Thirst de Park Chan-Wook me impactó mucho menos que Stoker o The Handmaiden, que vi durante este año. Sin embargo, hay momentos cinematográficos tan potentes y tan diferentes a lo que podemos ver en una película occidental que su visionado se convierte en una obligación para todos los fans de las películas asiáticas entre los que me encuentro.
PUNTUACIÓN: 7/10
Anuncios

The Handmaiden, de Park Chan-Wook

The Handmaiden (La doncella), la nueva película de Park Chan-Wook, es un drama ambientado en Corea en la década de 1930 durante la ocupación japonesa que significa un nuevo despliegue narrativo del afamado director coreano de Oldboy o Stoker.

Park Chan-Wook nos presenta una emocionante y sensual historia de una joven dama japonesa, Hideko (interpretada Kim Min-hee), que vive en una finca aislada por su opresivo tío y una mujer coreana, Sookee (Kim Tae-ri), que es contratada para servir como su nueva criada, pero que está secretamente involucrada en el complot de un estafador que se hace pasar por un Conde japonés (Ha Jung-woo), para robar su gran herencia .

El guión del propio Park junto a Chung Seo- Kyung se inspira en la novela Fingersmith de Sarah Waters, cambiando la ambientación victoriana por la Corea ocupada por los japoneses de 1930, entre otros muchos aspectos.

Park Chan Wook es un director sensacional. Sus películas son siempre visualmente sobresalientes, pero esta brillantez estética siempre está al servicio de la historia que quiere contar y el mundo en el que quiere introducir al espectador.

Y en el caso de The Handmaiden, lo que empieza como una típica historia de estafa, la criada introducida en un mundo cerrado para engañar a la inocente y virginal heredera, se convierte en un thriller erótico que nos introduce en un mundo retorcido y perverso que no esperábamos y en el que nada es como lo imaginábamos en un principio.

La sensación viendo The Handmaiden fue de entrar en el agujero de conejo e ir descubriendo capa sobre capa de un mundo oculto y malsano. Y la película triunfa gracias a las excelentes interpretaciones de las dos actrices protagonistas, Kim Min-hee que interpreta a la inocente Hideko, y Kim Tae-ri, que interpreta a la sirviente y cómplice del golpe Sookee. Ambas destacan por el ámplio registro de sus interpretaciones, conseguidas simplemente por el brillo de sus miradas. Me gustó mucho como sus papeles de alguna manera se invierten y la que parece buena luego ya no lo es tanto, y viceversa. Aunque tampoco quiero comentar mucho más para no spoilear nada importante de la sorprendente historia.

También me han sorprendido las explícitas escenas sexuales, más que nada porque no las esperaba. Park las ha rodado con gran sensualidad, y significan un rayo de esperanza en medio del oscuro y cerrado mundo de Lady Hideko.

Además de las interpretaciones, quiero destacar la excelente fotografía de Chung Chung-Hoon  y la música de Cho Young-Wuk, ambos colaboradores habituales de Park Chan-Wook, que consiguen una excelencia estética de primer orden.

Comparto este impactante trailer sin diálogos que refleja muy bien el ambiente opresivo y malsano de la película.

The Handmaiden es un nuevo triunfo narrativo de Park Chan-Wook, una película que te lleva en una dirección para luego romper todas las expectativas mientras nos adentramos en un mundo oscuro y depravado. Una película que merece más de un visionado y que te recomiendo sin duda.

PUNTUACIÓN: 8/10

Stoker – El fin de la inocencia

Stoker, la primera obra del director Park Chan-wook (Old Boy) en los Estados Unidos, no es reciente. Sin embargo, no puedo dejar de recomendar este puzzle de gran belleza estética y clara inspiración hitchconiana, que ha supuesto una excelente experiencia cinematográfica.

stoker-poster-us

Stoker se estrenó en 2013 y nos cuenta la historia de India Stoker (Mia Wasikowska, protagonista de Alicia en el Pais de las Maravillas de Disney), una adolescente que pierde a su padre (Dermot Mulroney) en un trágico accidente de coche el día en que cumple 18 años. Esto romperá su ordenada y solitaria existencia, ya que su padre era el único que la entendía y con el que era feliz.

La sorpresiva aparición en el funeral de su tío Charlie (Matthew Goode) cambiará para siempre su vida y la de su inestable madre, interpretada por Nicole Kidman. El misterioso Charlie ha llegado a los Estados Unidos tras disfrutar durante años de una vida relajada e itinerante por las principales ciudades europeas. Sin embargo, aunque no la había visto nunca, parece conocer perfectamente el fuego que se oculta bajo la fría apariencia de India.

stoker_134136

Stoker se apoya en 3 elementos principales y en todos acierta. Que el título de la película aluda al creador de Drácula no es nada casual.  Al igual que la historia, que nos cuenta la llegada a un familiar desde Europa con un increíble magnetismo que alterará la monótona vida de una familia tradicional. O los posters promocionales, que trasmiten un feeling muy teatral y nada natural.

stoker

Aunque en palabras del guionista Wentworth Miller, el famoso actor de Prison Break, Stoker (en castellano fogonero) que es aquel que aviva el fuego, lo que también es una definición muy adecuada del significado último de la película.

stoker-917235942-large

Para Miller, Stoker cuenta con una clara inspiración en los thrillers de Alfred Hitchcock y es una historia mezcla de thriller, drama familiar y película de terror. Lo único que puedo decir sin entrar en spoilers es que la película NO es lo que parece. O tal vez sí, según el punto de vista, siendo además casi más importante el cómo que lo que nos cuenta la historia.

stoker-635355581-large

El segundo hallazgo de la película es el visual. Park Chan-wook es un maestro que siempre sabe trasmitir una gran plasticidad, y en Stoker cada escena parece una obra de arte, con una fotografía y una puesta en escena bellísima y muy teatral. El director de fotografía Chung Chung-hoon, colaborador habitual de Park realiza un trabajo sobresaliente en el que cada elemento ayuda a remarcar el simbolismo de la historia.

stoker-mia-wasikowska-park-chan-wook1

Dentro del apartado técnico, la música de Clint Mansell me ha parecido también muy acertada, complementando perfectamente el feeling malrollero que vemos durante toda la película.

resize-img

Y por último, Stoker es ante todo una película de actores, y los tres protagonistas están excelentes. Mia Wasikowska personifica  los cambios provocados del paso de niña a mujer. El descubrimiento de la sexualidad, el poder de la sangre y del legado serán parte fundamental de este camino hacia la vida adulta, con un giro final que aunque lógico, me resultó tremendamente inesperado.

61a

A Matthew Goode reconozco que le recordaba principalmente por Watchmen (2009), adaptación de Zack Snyder de la obra maestra del comic obra de Alan Moore y Dave Gibbons, que fue una película fallida principalmente debido a un casting erróneo. Y dentro del fail general, Goode tampoco consiguió sacar a flote su interpretación de Ozymandias. Así que teniendo esto en cuenta, su interpretación en Stoker ha sido una autentica revelación, irradiando una belleza fría, perfecta e inmortal durante toda la película, como si fuera una estatua de mármol griega. Goode parece más un Dios en la tierra que un ser humano, y sus planes para India marchan en todo momento según lo previsto.

223948-critica-stoker

Nicole Kidman interpreta a una desequilibrada madre que nunca quiso ocuparse de su hija. Aunque es el personaje menos desarrollado de los tres, Kidman sí trasmite la fragilidad de una persona bella en el exterior pero rota por dentro.

url

Comparto a continuación el trailer de la película, aunque como en otras ocasiones, casi es mejor si os animais a ver la película habiendo visto lo menos posible..

Stoker me ha parecido una pelicula excelente con grandes interpretaciones e imágenes embriagadoras. Una película diferente que creo que gustará a todos los que buscais obras que os sorprendan.

PUNTUACIÓN: 8.5/10