Archivo de la etiqueta: Mistborn

Starsmydestination cumple 5 años.

Mi blog Starsmydestination cumple cinco años, todo un logro que jamás me planteba cuando lo empecé, y quiero celebrarlo esta semana con todos vosotros.

Este blog nació como parte de un curso de Community Manager que estaba cursando. Uno de los ejercicios prácticos del uso de wordpress era crear un blog y dotarle de contenido. Fruto es ello creé Starsmydestination y conocí la naturaleza adictiva de hablar de lo que te gusta.

En este mundo actual de haters, trolls y campañas contra quien piensa diferente, creo que es importante hablar en positivo de todo aquello que es mi pasión: los comics, el cine, las series de televisión y las novelas de ciencia ficción y fantasía.

Y por si fuera poco, este verano mi hermano Fernando y yo hemos relanzado el podcast de Twist Comics, TWISTED PODCAST, que debido a nuestros numerosos compromisos no habiamos podido publicar con la periodicidad que nos hubiera gustado.

Soplan buenos tiempos para los fans. Frente a los agoreros y los oráculos del apocalipsis, creo que hay una enorme calidad en todos los medios, y que el lector / espectador debe ser cada vez más exigente, al no haber tiempo suficiente para acabarse todo el buen ocio a nuestro alcance. Gracia a HBO y Netflix, tenemos una gran oferta a nuestra disposición que podemos consumir LEGALMENTE en la comodidad de nuestras casas.

Y en el mundo del comic, las editoriales americanas demuestran haberse puesto las pilas y están empeñadas a que nos gastemos todos nuestros ahorros en comics. No sólo Marvel y DC Comics, Image Comics, Boom o Dark Horse ofrecen tebeos de gran calidad alejados de los superhéroes.

Quiero aprovechar el post de hoy para echar la vista atrás y comentar los más destacado de estos cinco años:

2013

En 2013 publiqué 15 artículos en los primeros cuatro meses y pico de vida. Aunque era un novato total, estoy muy contento de la serie de 6 artículos que dediqué al maestro John Carpenter.

También destaqué a Paul Verhoeven, las Crónicas de Dresden de Jim Butcher y El juego de Ender de Orson Scott Card,  Thor de Simonson, Lobezno: Honor de Claremont y Miller, los viajes en el tiempo de X-Men y Terminator, y por supuesto, mi amor a Star Wars, que lo inició todo.

En mi post de final de año, publiqué que las 3 mejores películas de 2013 fueron, por este orden, Django Desencadenado, Gravity e Iron Man 3. ¡Qué recuerdos!

2014

En 2014 publiqué 58 artículos, consiguiendo mantener el ritmo de un post a la semana. El vicio de hablar de lo que me gusta se hacía cada vez más adictivo. De este 2014 destacaría mis posts sobre algunos de mis dibujantes favoritos, entre los que están J.H. Williams III, Daniel Acuña, Andrea Sorrentino, Stuart Immonem, Jerome Opeña o Esad Ribic. ¡Menudo listado de All-Stars!

No hubo ninguna duda sobre las mejores películas del año: Capitán América: Soldado de Invierno, El lobo de Wall Street y Gone Girl de Fincher fueron el Top 3, con mención especial a Big Hero 6 en animación.

En lo relativo a los comics, 2014 fue el año de Rick Remender y Locke & Key de Joe Hill y Gabriel Rodríguez.

2015

Mi ritmo de publicación subió hasta los 72 artículos anuales, publicando casi 3 artículos cada 2 semanas. Hubo mucho y bueno a destacar en cine: Mad Max: Fury Road dominó el año cinematográfico, un año en el que también disfrutamos de Vengadores: La era de Ultrón, Birdman, Del revés, Ex-machina, Whiplash o Sicario.

El año comiquero  vino marcado por la llegada de los comics de Star Wars a Marvel, así como por las Secret Wars de Jonathan Hickman y Esad Ribic, el mayor evento de la historia de Marvel. Además Sandman Obertura de Neil Gaiman y J.H. Williams III nos rompieron la cabeza con su nueva historia de Sueño de los Eternos.

En televisión, ese año destaqué Fargo, Daredevil, Mr. Robot, Narcos y Juego de Tronos, entre otras series.

Y no puedo evitar comentar la gran decepción que supuso para mi Star Wars: El despertar de la fuerza. El remake encubierto de J.J. Abrams echó por tierra todas mis ilusiones sobre la franquicia galáctica.

 

2016

En 2016 publiqué 95 artículos, acercándome al ritmo de dos artículos semanales. Este año destacó por el comienzo de los Twisted Podcast, que ya era lo que nos faltaba a mi hermano Fernando de Twist Comics y a mi.

Ese año disfrutamos en el cine de Capitán América: Civil War, The Hateful Eight, Kubo y las dos cuerdas mágicas, Doctor Extraño, Rogue One, Zootrópolis, Hell or high water, La llegada, Deadpool o la 2a parte de Expediente Warren.

En comics, 2016 fue el año de Jason Aaron (Star Wars, Thor, Doctor Extraño, Southern Bastards y The Goddamned), Tom King (Sheriff de Babylon, Omega Men y La Vision), así como el Rebirth de DC Comics.

En televisión, Narcos, Daredevil T2, El pueblo contra O.J. Simpson, Stranger Things, Juego de Tronos, Westworld, Mr. Robot, The night manager, o Ash vs. Evil Dead nos ofrecieron horas y horas de entretenimiento.

 

2017

En 2017 publiqué 112 artículos, superando por fin los dos artículos semanales. Fue un gran año cinematográfico con Blade Runner 2049, Mother!, La La Land, Guardianes de la galaxia 2 y Coco en animación.

En comics destaqué la gran calidad disponible, con muchos autores en gran estado de forma como Jeff Lemire, Simon Spurrier, Nick Spencer, Tom King, Robert Kirkman o Rick Remender. Y Marvel publicó su especial Marvel Legacy de Jason Aaron y Esad Ribic.

En televisión, Fargo, Juego de Tronos, Stranger things, Mindhunter, Narcos, Sherlock, Trollhunters o Punisher siguen triunfando.

Dos fueron las grandes decepciones de 2017. Star Wars – The Last Jedi , en la que Ryan Johnson tenía buenas ideas para la franquicia que ejecuto horriblemente mal, creando una nueva categoría cinematográfica como fue el remake encubierto inverso. Una película que no me extraña la polémica que ha generado. La segunda gran decepción cinematográfica fue la horripilante Logan de James Mangold, una mala película vista de modo unitario, pero un desastroso final de este personaje en el medio cinematográfico.

En el lado positivo, en 2017 relancé mis reseñas de libros y descubrí a Brandon Sanderson , cuyas novelas me tienen completamente enganchado. Su primera obra que destaqué fue la primera parte de Mistborn, El imperio final.

 

2018

2018 es sin duda el año de Vengadores: Infinity War, aunque de esta película y muchas y más cosas que han pasado durante el año hablaré en el próximo post, que publicaré el próximo viernes.

 

Quiero daros las gracias a todos los que me leéis este pequeño y humilde blog, y a todos con los que estoy en contacto en redes sociales. Han sido cinco años geniales y espero que los próximos años sean aún mejores, porque creo que aún hay muchas obras maestras esperándonos a la vuelta de esquina.

¡Hasta el infinto y más allá!

 

 

Brazales de duelo de Brandon Sanderson (Mistborn VI)

Brazales de duelo es la tercera parte de la segunda trilogía de novelas de Nacidos de la bruma (Mistborn) de Brandon Sanderson, una novela que sirve para ampliar el mundo de Elendel y las apuestas a las que nuestros protagonistas tendrán que enfrentarse.

PUNTUACIÓN: 8/10

La cuenca de Elendel es un polvorín. El descontento de los trabajadores solo es la punta del iceberg; las diferencias son cada vez más irreconciliables entre la capital y las demás ciudades de la cuenca, ciudades que Elendel asegura gobernar mientras sus habitantes denuncian la opresión a la que se sienten sometidos. En medio de todo esto, llega a oídos de Waxillium Ladrian el rumor de que un académico kandra podría haber localizado los legendarios Brazales de Duelo, un arma capaz de sembrar la destrucción y dar al traste con el actual equilibrio de poder imperante en la cuenca.

La primera trilogía de Mistborn es para mi una de mis historias de fantasía favoritas. La forma en que fue rompiendo todas las expectativas siendo fiel a si mismo, aumentando la tensión hasta el sobresaliente climax que creó un nuevo mundo marcó un nuevo standard en la narrativa fantástica.

Esta segunda trilogía en la que nos encontramos empezó con un tono más ligero de aventuras detectivescas en un Londres Victoriano. Pero ya con el giro final de la novela de arranque descubrimos que había mucho más oculto de lo que parecía a simple vista. En dicha novela conocimos la capital Elendel de este nuevo mundo. Y en la segunda novela el origen de Waxillium nos dió paso a conocer que los Dioses no habían abandonado la cuenca de Elendel y tenían planes para este mundo.

Así que llegamos a esta tercera novela, que no es el final de este volumen ya que aún queda una séptima y última novela, en la que por fin vamos a descubrir el nivel real de la amenaza. De nuevo Sanderson ha construido una tensión creciente a partir de algo a priori ligero en un ejercicio brutal de storytelling realizado a lo largo de ¡seis novelas!

Y como postre, leí a continuación Mistborn: Secret History, un ebook publicado por Sanderson para aplacar nuestra espera hasta que se publique la siguiente novela, que no será hasta 2019. Una nueva historia protagonizada por Kelsier, el superviviente de Hathsin, cuya desaparición fue uno de los grandes shocks de la primera novela. Y que sirve para abrir aún más el mundo que conocemos y cuyas implicaciones se sentirán en las próximas novelas del Cosmere.

Brazales de Duelo vuelve a elevar las apuestas y consigue ser la mejor novela de esta segunda serie de los Nacidos de la Bruma. Sin duda, unas novelas imprescindibles para los amantes a la fantasía.

PUNTUACIÓN: 8/10

Sombras de identidad de Brandon Sanderson (Mistborn V)

La saga de los Nacidos de la Bruma (Mistborn) de Brandon Sanderson continúa en su quinta entrega, Sombras de Identidad. Una novela super entretenida y que se lee en un suspiro pero que ha perdido la épica de la primera trilogía.

PUNTUACIÓN: 7/10

La sociedad de Nacidos de la Bruma ha evolucionado en una fusión de magia y tecnología en la que la economía se expande, la democracia se enfrenta a la corrupción y la religión se convierte en una potencia cultural cada vez más influyente, con cuatro fes distintas enfrentadas por la captación de conversos.
Esta sociedad tan animada y optimista, aunque todavía tambaleante, se enfrenta ahora a su primera amenaza de terrorismo, crímenes cuyo objetivo es fomentar el descontento de la clase trabajadora y avivar las llamas de los conflictos religiosos. Wax y Wayne, con la asistencia de la adorable y brillante Marasi, deberán dar al traste con la conspiración antes de que las revueltas civiles frenen por completo el progreso de Scadrial.

Brandon Sanderson continúa la historia iniciada con Aleación de Ley, situando la acción 300 años después de la primera trilogía, en un mundo que mezcla el Londres victoriano de 1850 con una ciudad fronteriza del far-west. La historia ha mutado de la épica lucha del bien contra el mal a una investigación criminal que mezcla elementos de las buddy-movies y las historias de Sherlock Holmes con películas de acción tipo Matrix o Tigre y Dragón.

Aunque la historia es más ligera, ha creado personajes super carismáticos como Wax, su ayudante Wayne y la inteligente agente de la ley Marasi. Los diálogos entre Wax y Wayne son ingeniosos y divertidos y me recordaban a Shane Black y películas como “Dos buenos tipos” o  “Kiss, kiss, Bang, Bang”.  Desde la primera página consigue que nos preocupemos por ellos y los sintamos casi como de la familia.

La historia dentro de su sencillez esconde una crítica a las sociedades occidentales y la forma en que en muchas ocasiones, la evolución se realiza a costa de los miembros de la sociedad más desfavorecidos. Y además, las páginas finales tienen unos giros brutales, algo que se ha convertido ya en una de las señas de identidad de Sanderson, que hacen que todo lo anterior adquiera un significado más profundo y complejo.

Sombras de identidad es una novela super entretenida que se lee en un suspiro y que está especialmente recomendada para todos los amantes a la fantasía, las historias de detectives y películas tipo Matrix, además de los fans de Brandon Sanderson. Ahora solo me falta comprar la sexta y última novela de esta trilogía, para ver como cierra esta saga.

PUNTUACIÓN: 7/10

Aleación de Ley de Brandon Sanderson (Mistborn IV)

La trilogía Nacidos de la Bruma de Brandon Sanderson ha sido una de las lecturas más emocionantes del año. Así que no lo dudé y compré “Aleación de Ley”, la primera novela de la segunda trilogía ambientada en este mundo, que si bien no llega al nivel de las novelas previas, si es un perfecto entretenimiento que consigue dar un giro novedoso a este mundo.

PUNTUACIÓN: 7/10

Han pasado trescientos años desde los acontecimientos narrados en la primera trilogía de la saga, y Scadrial se encuentra ahora cerca de la modernidad: ferrocarriles, canales, iluminación eléctrica y los primeros rascacielos invaden el planeta. Aunque la ciencia y la tecnología están alcanzando nuevos retos, la antigua magia de la alomancia continúa desempeñando un papel fundamental. En una zona conocida como los Áridos, existen herramientas cruciales para aquellos hombres y mujeres que intentan establecer el orden y la justicia. Uno de estos hombres es Lord Waxillium Ladrian, experto en metales y en el uso de la alomancia y la feruquimia.

Después de vivir veinte años en los Áridos, Wax se ha visto obligado, por una tragedia familiar, a volver a la metrópolis de Elendel. Sin embargo, y a su pesar, deberá guardar las armas y asumir las obligaciones que exige el hecho de estar rodeado de la clase noble. O al menos eso cree, ya que aún no sabe que las mansiones y las elegantes calles arboladas de la ciudad pueden ser incluso más peligrosas que las llanuras de los Aridos. Un skyline metálico de bruma, de ceniza y vapor conquista el cielo amenazando a todos aquellos que viven y luchan debajo de él.

Brandon Sandeson comenta en alguna entrevista que unas de las cosas que menos le gusta en general de las sagas de fantasía, incluso en las novelas de sus autores favoritos, es la falta de evolución de estos mundos, en los que no hay avances tecnológicos y todo permanece siempre igual. Esto es lo que intenta mostrarnos en “Aleación de Ley”, como sería el mundo de Scadrial 300 años después de sobrevivir a los espectaculares sucesos narrados en “El héroe de las eras”. Así, si la primera trilogía podriamos situarla más o menos en un periodo medieval, en esta segunda hemos viajado hasta el Far-West de 1850, como si Elendel fuera un San Francisco en el que aún convive lo viejo y lo nuevo.

Aleación de Ley son solo 350 páginas, algo que contrasta con los tochazos de las novelas previas. Pero esto no significa que estemos ante una novela menor.  Muy al contrario, Sanderson evita conscientemente repetir los esquemas previos y cambia completamente el foco de la historia y sus protagonistas. Si la primera novela era un “Oceans 11 meets Lord of the Rings” y la saga se movía en las historias épicas, en Aleación de Ley diría que estamos ante una buddy-movie ambientada en el Oeste. Con novedosas habilidades ferruquímicas y alománticas de propina.

Aunque Lord Waxillium Ladrian quiere dejar atrás su vida anterior de defensor de la ley, tendrá que volver a su antiguo yo al pedirle ayuda Wayne, su antiguo ayudante que también ha viajado a la capital. Para resolver el extraño enigma que les afecta, les ayudará la srta. Marasi Colms, prima de la prometida de Wax. De esta forma tenemos a tres protagonistas que investigan un caso linealmente, lo que contrasta con la gran saga previa con múltiples personajes y acciones en paralelo. Además, la investigación es super entretenida, al tener Wax y  Wayne caracteres muy diferentes, de forma que sus diálogos me sacaban una sonrisa constantemente, algo que ni se planteaba en las novelas previas.

Y por supuesto, aunque la historia está muy chula, hay un giro final que nos deja a los lectores en lo más alto.

Aleación de Ley es una superentretenida novela que se lee en un suspiro y cuyo giro final te deja con ganas de ver como continúan las aventuras de nuestros protagonistas. Yo por mi parte ya he comprado “Sombras de Identidad”, la siguiente novela de la serie, que espero empezar a leer en breve. Mientras Sanderson siga exhibiendo este nivel de calidad, tengo lectura para rato.

PUNTUACIÓN: 7/10

Feliz 4º Cumpleaños, Starsmydestination

Hoy se cumple el cuarto cumpleaños de mi blog Starsmydestination. Cuando lo empecé en 2013 como parte de un curso online de Community Manager nunca me plantee que pudiera llegar tan lejos, ni que escribir para hablar y recomendar el ocio que me gusta tuviera un carácter tan adictivo.

Hoy que estoy de celebración, aprovecho para echar la vista atrás. Si tuviera que destacar algo por encima de lo demás de estos años, sería el aumento de mi ritmo de publicación. No solo he conseguido mantener las dos entradas semanales el martes y viernes que inicié en 2016, sino que durante estos meses de verano de Julio y Agosto he ampliado una tercera entrada los domingos. Esto es una buena noticia por partida doble, ya que significa que hay mucho y bueno para recomendar, y que tengo tiempo para escribir sobre ello, aunque sea a costa de dormir cada vez menos horas.

Las tres entradas semanales son imposibles de mantener fuera del periodo veraniego, por lo que ya os adelanto que en Septiembre volveremos a la normalidad de 2 posts semanales. Por ello, 2017 será el primer año que supere los 100 artículos publicados.

  • En 2013 de estreno publiqué 15 artículos en los poco más de 4 meses de vida del blog.
  • En 2014, 58, ya con un ritmo semanal.
  • En 2015, 75.
  • En 2016 publiqué 95, acercándome al ritmo de 2 posts semanales.
  • Y a día de hoy llevo publicados 73 artículos en 2017, por lo que si no pasa nada raro, durante Noviembre habré superado la cifra mágica de 100 artículos.

Ya pensando en lo más destacado de 2017, habreis visto que han vuelto las recomendación de libros. Estuve una larga temporada sin que el cuerpo me pidiera novelas, pero gracias a Brandon Sanderson y su saga de los Nacidos de la Bruma (Mistborn) he vuelto a alternar libros y comics. Mi intención es recomendar al menos 1 libro cada mes, y de momento gracias a Sanderson, Jim Butcher, con las Crónicas de Dresden y Codex Alera,  Neil Gaiman con American Gods y Los hijos de Anansi, y Cixin Liu con El problema de los tres cuerpos, ya he publicado 9 artículos en 2017.

Ya estoy con el 2º volumen de Codex Alera y el 4º de Mistborn, por lo que ya os adelanto que sus reseñas no tardarán. Y tengo ya en casa la nueva serie de novelas de Jim Butcher, The Cinder Spires, que el autor sitúa en el género de fantasía Steampunk.

 

En lo referido a televisión, aunque hubieron decepciones como Luke Cage (que no pude acabar de ver), Iron Fist o la 2ª temporada de The Get Down, también sorpresas positivas como Por 13 razones y Legion. En lo referido a animación, me gustaron las primeras temporadas de Trollhunters o Castlevania, la primera para todas las edades y la segunda solo para adultos. House of Cards muestra síntomas claros de agotamiento, mientras que la 4ª temporada de Sherlock o la 3ª de Fargo han sido sobresalientes.

Y en breve comentaré también la séptima temporada de Juego de Tronos, que pinta a cliffhanger brutal, o la serie Defenders de Marvel que se acaba de estrenar en Netflix este fin de semana.

 

Hablando de comics, este año sigue trayendo mucho y bueno que recomendar. Desde la confirmación de Tom King como un escritor superstar gracias a Vision, Sheriff of Babylon, y más recientemente Batman, a los trabajos más actuales de Rick Remender, Seven to Eternity con Jerome Opena o los nuevos volumenes de Black Science con Matteo ScaleraDeadly Class con Wes Graig. Pasando por Mark Millar con su Empress junto a Stuart Immonem, Crononautas con Sean MurphyStarlight con Goran Parlov. O Simon Spurrier con Cry Havoc junto a Ryan Kelly y The Spire con Jeff Stokely.

Dentro del género noir estoy disfrutando varias series que son muy diferentes entre si, como son Kill or be killed de Ed Brubaker y Sean Phillips, The Fix de Nick Spencer y Steve Lieber, y Briggs Land de Brian Wood y Mack Chater. En lo referido a la ciencia-ficción, me han gustado los estrenos de Letter 44 e Invisible Republic. Y si hablamos de terror, tenemos el retorno de Alan Moore a los mitos lovecraftianos con Providence con Jace Burrows, o el segundo volumen de Harrow County de Cullen Bunn y Tyler Crook.

Por último, en lo referido a Marvel, aunque las aguas están bajando revueltas en la Casa de las Ideas, pude recomendar los primeros volúmenes de Black Widow de Mark Waid y Chris Samne; y Moon Knight de Jeff Lemire con varios autores. En el lado negativo, me decepcionó mucho Civil War II de Brian Michael Bendis y David Márquez. Y ya estoy comenzando Imperio Secreto, la culminación de la historia de Nick Spencer del Capitán América agente de Hydra.

 

En lo referido a cine, he recomendado mucho y muy variado cine de todos los géneros en estos ocho meses. Empezaba Enero con Dos buenos tipos, La La Land, Silencio o The Witch. En Febrero llegó Múltiple o Lego Batman, seguido por T2 – Trainspotting , Kong: Skull Island , y el horror de Logan en Marzo. Con Abril la polémica acompañó a Ghost in the Shell, mientras que los primeros síntomas de agotamiento llegaron a la franquicia de Fast & Furious. En Mayo disfruté de las excelentes Guardianes de la Galaxia Vol. 2 y The Handmaiden, y la correcta John Wick 2. Aproveché Junio para ponerme al día de películas atrasadas con Captain Fantastic y Thirst, y en Julio llegó mucho y bueno, con Okja, Baby driver, War for the planet of the apes y Dunquerke, con la única decepción de Wonder Woman. Y por último Agosto, la diversión volvió a Marvel con Spiderman: Homecoming.

Además, tras un horrible Agosto cinematográfico, el final de año llega con muchos estrenos super apetecibles, como Detroit de Kathryn Bigelow, Kingsman 2, Blade Runner 2 de Dennis Velleneuve, Mother de Darren Aronosky, Thor; Ragnarok, o el Episodio VIII de Star Wars.

Por último, quiero aprovechar también para daros las gracias a vosotros, los lectores. Las redes sociales han traído cosas malas, pero sin duda lo mejor es la capacidad de conectar a personas de diferentes lugares del mundo, y poder hablar de lo que nos gusta.  Espero que mis comentarios sean entretenidos y que sigas teniendo motivos para volver a este blog semana tras semana.

¡Saludos!!