Archivo de la etiqueta: Joel Kinnaman

Crítica de Altered Carbon temporada 1, de Netflix.

Netflix ha apostado fuerte con Artered Carbon, su última serie de televisión basada en la novela Cyberpunk de Richard K. Morgan, consiguiendo un buen espectáculo.

PUNTUACIÓN: 7/10

Adaptación de la novela de Richard K. Morgan, Altered Carbon se desarrolla en medio del siglo XXV, una época en la que las personas ricas ya no mueren, sino que sus mentes y consciencias son transferidas de un cuerpo a otro. En la serie conoceremos a Takeshi Kovacs, un soldado resucitado en un nuevo cuerpo 250 años después de su muerte para intentar resolver un asesinato que acabará convertido en una enorme conspiración.

La serie ha sido creada por Laeta Kalogridis y tiene como principales protagonistas a Joel Kinnaman, James Purefoy y Martha Higareda.
Lo mejor y lo peor que tiene la serie es que intenta agradar al máximo público posible, empleando todas las armas televisivas a su disposición. Cuando acierta, acierta a lo grande, pero no siempre lo consigue. 
En lo positivo, estamos ante una serie de gran presupuesto que se traslada claramente a la pantalla. Altered Carbon es super espectacular y cuenta con unas escenas de acción de calidad casi cinematográfica claramente  influida en la estética de Blade Runner. La parte de ciencia-ficción, en la que Kovacs (Joel Kinnaman) tiene que asumir que se encuentra en un cuerpo diferente al suyo en un mundo en el que los ricos son inmortales que hacen lo que se les antoja mientras la gente normal sufre en super interesante. Igual que la forma en que conocemos su vida pasada, interpretada por Will Yun Lee. El que utilicen a dos actores para el mismo personaje me ha gustado mucho.
Me gusta también como la historia comienza, como toda historia de cine negro, en una aparente sencilla investigación de un crimen, que obviamente servirá para sacar a la luz un secreto mucho mayor. Esto  sirve para resaltar la parte de crítica social de la historia, con un clara correlación al mundo actual en el que los ricos son cada vez más ricos mientras que la gente normal pagamos el precio.

El casting me parece además un gran acierto. Joel Kinnaman es la gran estrella que mantiene el interés en la historia, apoyado por una más que correcta Martha Higareda como la agente de policía Kristin Ortega, compañera del agente cuyo cuerpo lleva ahora Kovacs. James Purefoy interpreta a Laurens Bancroft, el magnate cuyo asesinato pondrá en marcha toda la historia. Todo el reparto me parece que realizan un buen trabajo.

Sin embargo, hay fases de la historia que se convierten en un culebrón por la relación sentimental y familiar de Kovacs que personalmente no me encajaron y que incluso se me hicieron muy aburridas. Además, hay un exceso brutal de desnudos y escenas de sexo más o menos explícitas que sinceramente no aportan nada importante a la historia y parecen como un reclamo chungo para un tipo de espectador al que le gusta ver perfectos cuerpos desnudos en pantalla. No soy para nada pudoroso en este aspecto, pero me han parecido excesivas.

En todo caso, los aspecto menos buenos no empañan las numerosas virtudes de Altered Carbon, una buena serie que triunfa cuando abraza los aspectos de ciencia ficción cyberpunk. Si la creadora de esta serie, Laeta Kalogridis, consigue ver esto, así como los elementos que no han funcionado de esta primera temporada, hay muchas posibilidades de que en caso de que Netflix de luz verde a una segunda temporada, esta sea aún mejor. Material tienen sin duda para hacerlo, ya que Richard K. Morgan escribió dos novelas más ambientadas en el mundo de Altered Carbon, Broken Angels y Woken Furies.

Comparto el trailer de esta primera temporada:

Altered Carbon es una entretenida serie de ciencia ficción que se ha quedado muy muy cerca de ser algo grande. Una serie de obligado visionado para todo amante de la ciencia-ficción futurista cyberpunk, pero que puede no encajar a otro público más clásico.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

 

 

House of Cards Temporada 4: Guerra abierta

He devorado la 4ª temporada de House of Cards. En una semana me vi los 13 episodios de esta genial serie de la cadena online Netflix protagonizada por Kevin Spacey y Robin Wright, y que en España ofrece Movistar+. Y globalmente me ha parecido mucho mejor que la temporada anterior, con un cliffhanger brutal. Qué larga se me va a hacer la espera hasta el estreno de la 5ª temporada el año que viene…

Un tema importante, si no viste las temporadas anteriores ¡deja de leer ahora mismo y vete a ver la serie!

005GmnUtjw1f1lsqxkwbdj30j60shwil

El título de mi reseña resume perfectamente el concepto de esta cuarta temporada, al contemplar una guerra abierta con múltiples enemigos y varios frentes que se enfrentan a la vez.

Hasta ahora, cada temporada se centraba en un objetivo que Frank Underwood tenía que conseguir o derribar. En la primera temporada su objetivo era la Vicepresidencia, a lo que siguió el derribo del presidente Walker en la segunda.

Sin embargo, en la tercera temporada, para mi la más floja de la serie, Frank perdía ese objetivo claro, perdiéndose gran parte de los episodios en su gestión como presidente y su enfrentamiento con el presidente ruso Viktor Petrov (Lars Mikkelsen), unido al aumento del papel de Claire, que empezaba a tener una agenda propia y a veces opuesta a la de su marido, con decisiones a veces erráticas y poco coherentes con su personalidad.

La temporada finalizó con la ruptura de la pareja en plena lucha del presidente Underwood para conseguir su nominación como candidato demócrata para las elecciones, en lucha con la antigua Fiscal General del Estado Heather Dunbar (Elisabeth Marvel), por lo que las cosas no pintaban demasiado bien para Frank.

house-of-cards-secrets-of-season-4-and-why-the-netflix-thriller-is-still-king-frank-an-574265

Todas las tramas han colisionado en esta temporada, en la que han pasado un montón de cosas. Frank va a estar muy, muy ocupado atacando y esquivando los golpes de su mujer Claire, cuya evolución esta temporada os dejará con la boca abierta, a la vez que es lógica y coherente; de sus rivales demócratas, de los republicanos, e incluso de la prensa. A este paso, ¡no va a quedar títere con cabeza!

CU2-462860

La temporada ha presentado a nuevos y carismáticos personajes que van a dar mucho juego, como Leann Harvey (Neve Campbell), una nueva asesora de Claire, a la que contrata en su Texas natal para ayudarla a colmar sus expectativas políticas

O el candidato republicano a la presidencia Will Conway (Joel Kinnaman), el joven y guapo gobernador del estado de Nueva York, que junto a su familia representa todo aquello que Frank y Claire no son. Familia jóven con 2 hijos perfectos, militar alistado tras el 11S sobre el que no hay duda de su patriotismo, con gran presencia en redes sociales… Un duro oponente que le supera en todos los sondeos de opinión.

Y además, conoceremos a la madre de Claire, Elizabeth Hale (interpretada por el vetarana Ellen Burstyn), que odia a muerte a Frank y que no dudará en ayudar a su hija a pesar de años de separación y soledad.

House of Cards

Pero si los recién llegados son importantes, aún más importante es la complejidad de tramas en marcha y la gran cantidad de personajes que se entrecruzan. Como pasa en la vida real, una persona puede aparecer o desaparecer de tu vida, pero vuestros caminos al final pueden volver a cruzarse de formas a veces decisivas.

Así volveremos a ver a Lucas Goodwin, el encarcelado periodista del Washinton Herald, o su antiguo jefe Tom Hammerschmidt, que van a tener un papel muy importante y decisivo en esta temporada. Por no hablar del ex-presidente Garrett Walker o el empresario Raymond Tusk, a los que Frank se enfrentó en la 2ª temporada.

gallery-1457434921-tv-house-of-cards-s4-ellen-burstyn

En todo caso, la serie triunfa porque los personajes de Frank y Claire Underwood se salen a niveles máximos. Kevin Spacey y Robin Wright trasmiten un carisma y ambigüedad moral increíbles en todas las escenas. Son personajes increíblemente bien construidos, que prácticamente en todos los capítulos tienen un momentazo que te deja con la boca abierta.

Claire esta temporada va a adquirir si cabe aún más protagonismo debido a un suceso que no os voy a chafar, por lo que hablará de tú a tú a Frank, definitivamente convertidos en partners-in-crime. Literalmente. Y dado el increíble final de esta temporada, tenemos aseguradas muchas horas de disfrute con el matrimonio Underwood.

house-of-cards-season4-photo

En esta cuarta temporada pasan un montón de cosas y la trama es increiblemente divertida y adictiva. Los 13 episodios han pasado a toda velocidad, y es posiblemente el año donde más situaciones y problemas diferentes hemos visto. Por no hablar de todo lo que queda abierto en el último capítulo, con unos 5 últimos minutos antológicos.

El único punto negativo que se me ocurre es que este entretenimiento ya abandonó definitivamente el terreno de lo verosímil, que fue uno de los aspectos que hizo que me enganchara a la serie en primer lugar, además del propio carisma de los protagonistas. Al principio disfrutaba muchísimo con las intrigas políticas de Frank en el capitolio, que trasmitían un gran realismo y conseguía que creyeras que algo muy similar es lo que sucede en el día a día de Washington. Ahora, ¡muchas de las cosas son una autentica locura! Y aunque me lo pasé genial, no hay duda que la serie ya se ha desplazado definitivamente por el terreno del más difícil todavía, abandonado ese realismo inicial.

house-of-cards-season-4-poster

En lugar del típico trailer, hoy me hizo gracias este anuncio de la serie, que comparto con vosotros a continuación:

House of Cards continúa siendo una de las series más interesantes y entretenidas de la televisión, y os recomiendo que os engancheis inmediatamente.

Puntuación: 8 / 10