Archivo de la etiqueta: James Cromwell

Crítica de The Young Pope de Paolo Sorrentino (HBO)

Una de las series que más ganas tenía de ver aprovechando mi nueva suscripción a HBO era The Young Pope, la polémica serie de Paolo Sorrentino sobre un joven Papa interpretado por Jude Law con unas ideas revolucionarias. Tras verla, me alegra decir que la serie me ha encantado, ha sido sorprendente y llena de profundidad.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

El joven Lenny Belardo acaba de ser elegido Papa, un pontífice de menos con 50 años que se ha hecho llamar Pio XIII. Nadie sabe en el fondo que piensa sobre los temas más importantes de la Iglesia, ni cómo piensa dirigir el Vaticano. Sus primeras y controvertidas decisiones descolocarán a todo el mundo, incluyendo a los miembros de la curia y a los fieles de todo el mundo, haciendo tambalear hasta los mismos cimientos de la Iglesia. (FILMAFFINITY)

The Young Pope es una coproducción de HBO, Canal + y Sky creada y dirigida por  Paolo Sorrentino (La Gran belleza, La juventud), que ha escrito además los guiones junto a Umberto Contarello, Tony Grisoni y  Stefano Rulli. La fotografía ha sido realizada por Luca Bigazzi, creando imágenes de gran potencia.

Aunque una parte importante de la serie está ambientada dentro del Vaticano, en realidad fue rodada en los míticos estudios Cinecitá de Roma, además de en varios palacios y jardines alrededor de Roma, así como en la ciudad de Venecia.

La serie está protagonizada por un espectacular Jude Law como Lenny Bernardo, que será nombrado Papa con el nombre de Pio XIII. Además, tenemos a Diane Keaton como Sor María, una monja que cuidó de un joven Lenny, abandonado por sus padres de niño que fue criado en un hospicio de la Iglesia. Silvio Orlando es el cardenal Voiello, el poder en la sombra del Vaticano, el español Javier Cámara es el cardenal Gutiérrez, mientras que James Cromwell interpreta al cardenal Michael Spencer, el mentor en la fe de Lenny y que aspiraba al papado que le fue arrebatado tras una misteriosa votación que contra todo pronóstico le dió el puesto a Lenny.

The Young Pope es provocadora, polémica y está llena de profundas reflexiones sobre la naturaleza de la fe, de la religión y, sobre todo, del papel de la Iglesia en la sociedad contemporánea.

Jude Law crea a un alucinante Papa Pio XIII, una persona fría, distante y egoista para el que sólo importa lo que él crea, sin importarle las repercusiones que vaya a provocar. Y que sin embargo sirve como perfecto vehículo para mostrar las contradicciones de nuestra sociedad, que pide pruebas para tener fe. Y si algo queda claro, es que Pio XIII está lleno de contradicciones, aunque a medida que le conocemos, más complejo es y más nos engancha con su personalidad arrolladora y sus debilidades y flaquezas.

Paolo Sorrentino ha creado un guión muy inteligente que riega cada capítulo de sorpresas y punkarradas del Papa que mantienen el interés del espectador, mientras conocemos el interior del Vaticano y nos presenta a una persona rota por dentro por la duda que arrastra desde que fue abandonado de niño por unos padres que no le quisieron. El hecho de ser huérfano es la metáfora principal de la serie que sería transmisible a todos los seres humanos que alguna vez nos hemos sentido solos y hemos creido que nuestra existencia carece de sentido. Ir conociendo los detalles de la psicología del joven Papa ha sido un viaje increíble y en algunos momentos emocionante.

Además de Jude Law, la verdad es que todo el reparto está de 10. Diane Keaton está increíble como una monja que renunció al amor carnal pero consiguió mucho más gracias a su fe y su labor en la Iglesia, llegando a ser la madre que Lenny nunca tuvo. También Javier Cámara está espectacular, creando a un buen hombre que sin embargo tiene unos defectos y flaquezas importantes.

Otro detalle que aprovecho para destacar es su espectacular diseño de producción, que en todo momento te hace sentir dentro del Vaticano. Aunque era imposible que la Iglesia aprobara una serie de esta naturaleza, hubo momentos en que casi parecía una ruta turística por los principales espacios vaticanos.

Además, una vez vista en su conjunto, diría que este polémicopapa  que quiere romper las normas al final es un retrato muy humano que diría puede hacer ver con ojos favorables la figura de los Papas de la Iglesia Católica. Hasta el punto que al final, casi consigue devolvernos la fe, quizá no en una institución anquilosada por tradiciones anticuada, pero sin duda en las personas que la forman y realmente buscan hacer el bien al prójimo de forma desinteresada.

The young Pope me ha gustado mucho y me ha sorprendido de principio a fin al empezar a verla sin conocer nada aparte de la premisa básica. De hecho, casi recomiendo que la veáis igual que hice yo, sabiendo lo menos posible y realizando un salto de fe. Espero que acabéis igual de satisfechos que yo.

Comparto el trailer de esta serie:

The young pope me ha encantado de principio a fin. Polémica, transgresora y muy inteligente, me parece una serie con grandes ideas perfectamente ejecutada con un reparto estelar. 100% recomendable.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

 

 

Crítica de Counterpart temporada 2 (HBO)

Con algo de retraso vi la segunda y de momento última temporada de Counterpart, la serie de espionaje y ciencia ficción creada por Justin Marks con un J.K. Simmons en plan estelar, disponible en España a través de la HBO.

PUNTUACIÓN: 7/10

Counterpart es una serie de espionaje sobre un misterioso mundo que se esconde bajo la superficie de nuestras vidas. Howard Silk (J.K. Simmons) es un modesto trabajador de una agencia de espionaje de las Naciones Unidas en Berlín. Cuando Howard descubre que su organización oculta el acceso a una dimensión paralela se ve envuelto en un mundo de intriga, peligro y traición donde la única persona en quien puede confiar es su otro yo del mundo paralelo. La serie trata temas como la identidad, el destino y el amor perdido planteando una eterna pregunta: ¿Y si nuestras vidas hubiesen sido diferentes?”.

En esta segunda temporada, tras el cierre de la aduana entre dimensiones y que los dos Howard Silks quedaran atrapados en sus mundos contrarios, tendrán que aliarse con las versiones de su familia y colegas de cada mundo si quieren tener alguna posibilidad de desbaratar la conspiración que amenaza ambos mundos.

Además de un genial J.K. Simmons, también me han gustado el resto de reparto, formado principalmente por Olivia Williams como Emily, la esposa de Howard en tierra 1 y divorciada de él en Tierra 2; Harry Lloyd como Peter Quayle, Director de Estrategia en Tierra 1 que descubre que desde el otro mundo están planeando algo contra el suyo y Nazanin Boniadi como Clare, la esposa de Harry en Tierra 1 que tiene un papel crucial en la historia.

Respecto a la primera temporada, en esta segunda me ha gustado que se centren en otros personajes además de Howard Silk. De esta forma, veremos los matices de Emily, la mujer de Howard que en ambos mundos levantó un muro entre ella y su marido. O la pareja formada por Peter y Clare. Counterpart en una ciencia ficción de “personajes”, y los pequeños matices son los que marcan la gran diferencia en sus vidas. J.K. Simmons está excelente, pero Olivia Williams le da la réplica de forma genial.

El tema de “¿Y si hubiera hecho las cosas diferentes?” es el centro de la trama, y en todos los casos vemos que los personajes deben aprender a vivir con quién son y las decisiones que tomaron, ya fueran acertadas o equivocadas, y cómo cambiar de mundo no les va a devolver aquello que perdieron.

En esta segunda temporada se dan las respuestas sobre la formación de estos mundos paralelos, y el motivo de la conspiración que intenta destruir Tierra 1. En este sentido, para mi el mejor episodio de toda serie ha sido el sexto, “Ciudades gemelas”, en el que se explica el origen del cruce y la creación de estas dimensiones similares pero diferentes. Por encima incluso de las grandes interpretaciones, me gustó mucho la forma en que nacen los mundos, cómo inicialmente son idénticos y como por culpa de un experimento inocuo e inocente se creó una pequeña diferencia que acabó provocando un muro de sospechas, enfrentamientos y muerte entre ambos mundos.

Una derivada de este conocimiento es que narrativamente nos habían mostrado que Tierra 1 era la “buena”, y tenía que desbaratar los planes de grupos terroristas de Tierra 2. Pero cuando las respuestas llegan, vemos como todo es más complejo y las barreras entre el bien y el mal, el blanco y el negro se difuminan. Desde luego, aquí no hay nadie que esté libre de pecado. Y en este sentido, el personaje de Yanek, interpretado por James Cromwell en el presente y  Samuel Roukin en 1986, ofrece las respuestas que nos planteábamos desde el minuto uno.

Si tengo que comentar algún aspecto menos bueno, diría en primer lugar que final me ha parecido quizá demasiado rápido y fácil. No se si fue debido a que los productores fueron informados a última hora de que la serie no iba a continuar y tuvieron que darle un cierre deprisa y corriendo, pero lo cierto es que frente al ritmo pausado de toda la narración, el último episodio pareció una carrera de fórmula uno que cierra todo casi con un chasquido de dedos. Dicho esto, creo que aunque apresurado, es un buen final para la serie que cierra las principales incógnitas, dejando algunas cuestiones menores abiertas por si en algún momento se plantearan continuar.

El otro aspecto que no me ha acabado de convencer es que la serie da las explicaciones sobre la creación de estos mundos, y por qué un grupo de Tierra 2 busca venganza sobre Tierra 1. Pero estas explicaciones no justifican adecuadamente como es posible que la “mente maestra” sea tan inteligente y tenga a su disposición recursos casi ilimitados para poner en marcha estos planes que han significado años de actividades en la sombra y de infiltraciones de un mundo al otro. En todo caso, lo cierto es que esto es un aspecto menor de una serie que me ha parecido bastante interesante.

Comparto el trailer de esta segunda temporada:

Creo que la serie ofrece un satisfactorio final a la historia y cierra las principales tramas abiertas, por lo que el anuncio del cierre de la serie me parece que es la decisión correcta, independientemente de que los datos de audiencia no fueran todo lo buenos que supongo esperaran.

PUNTUACIÓN: 7/10

 

Si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!