Archivo de la etiqueta: Frank Underwood

Crítica de House of Cards Temporada 5 – Un topo en la Casa Blanca

La quinta temporada de House of Cards ha sido una locura. Una locura increíblemente divertida y con un montón de giros inesperados, pero una locura al final y al cabo que muestra el claro agotamiento de esta serie de corte político.

PUNTUACIÓN: 6/10

Al final de la cuarta temporada, Frank estaba en plena campaña electoral frente al joven candidato republicano Will Conway (Joel Kinnaman), un héroe de guerra que lo tenía todo a favor para ganarle las elecciones a nuestro querido y odiado Frank Underwood.

Al final de esta quinta temporada, esta campaña electoral se ve super lejana por todo lo que ha sucedido durante estos 13 episodios.  Lamentablemente, ha sido un todo vale continúo con tal de crear cliffhangers y sorpresas que mantuvieran la atención del espectador. Giros sobre giros que son autenticas locuras sin sentido y que le han quitado el poco realismo que le quedaba a esta serie.

En esta temporada, además de Frank y Claire Underwood (excelentemente interpretados como siempre por Kevin Spacey y Robin Wright), hemos visto el ascenso de dos nuevos personajes que han dado mucho juego y se supone que tendrán una gran importancia para el futuro: Mark Usher (Campbell Scott), asesor de campaña republicano que se unirá a los Underwood tras las elecciones, y Jane Davis (Patricia Clarkson), Secretaria de Estado de Comercio que demostrará tener su propia agenda política sin que quede muy claro a favor de quien.

Y por si fuera poco, tenemos el problema del topo que está filtrando información sensible al editor de The Washington Heralds Tom Hammerschmidt (Boris McGiver), que sigue con su cruzada contra los Underwood. ¿Quién puede ser?

Ya casi no es noticia comentar que Robin Wright vuelve a dirigir dos episodios de esta temporada, como ya lo hiciera en las temporadas 3 y 4. Lo que sí es importante es que Beau Willimon, creador de la serie junto a David Fincher, ya no está al cargo, pasando a estar dirigida por Melissa James Gibson y Frank Pugliese, que han trabajado en la serie desde la tercera temporada.

Comparto el excelente trailer de esta quinta temporada.

La quinta temporada de House of Cards ha sido una autentica locura. Y tras ver como termina la temporada, no parece que vaya a terminar a corto plazo. Una serie entretenida pero que deberían empezar a plantearse en cerrarla antes que los espectadores dejemos de verla.

PUNTUACIÓN: 6/10

House of Cards Temporada 4: Guerra abierta

He devorado la 4ª temporada de House of Cards. En una semana me vi los 13 episodios de esta genial serie de la cadena online Netflix protagonizada por Kevin Spacey y Robin Wright, y que en España ofrece Movistar+. Y globalmente me ha parecido mucho mejor que la temporada anterior, con un cliffhanger brutal. Qué larga se me va a hacer la espera hasta el estreno de la 5ª temporada el año que viene…

Un tema importante, si no viste las temporadas anteriores ¡deja de leer ahora mismo y vete a ver la serie!

005GmnUtjw1f1lsqxkwbdj30j60shwil

El título de mi reseña resume perfectamente el concepto de esta cuarta temporada, al contemplar una guerra abierta con múltiples enemigos y varios frentes que se enfrentan a la vez.

Hasta ahora, cada temporada se centraba en un objetivo que Frank Underwood tenía que conseguir o derribar. En la primera temporada su objetivo era la Vicepresidencia, a lo que siguió el derribo del presidente Walker en la segunda.

Sin embargo, en la tercera temporada, para mi la más floja de la serie, Frank perdía ese objetivo claro, perdiéndose gran parte de los episodios en su gestión como presidente y su enfrentamiento con el presidente ruso Viktor Petrov (Lars Mikkelsen), unido al aumento del papel de Claire, que empezaba a tener una agenda propia y a veces opuesta a la de su marido, con decisiones a veces erráticas y poco coherentes con su personalidad.

La temporada finalizó con la ruptura de la pareja en plena lucha del presidente Underwood para conseguir su nominación como candidato demócrata para las elecciones, en lucha con la antigua Fiscal General del Estado Heather Dunbar (Elisabeth Marvel), por lo que las cosas no pintaban demasiado bien para Frank.

house-of-cards-secrets-of-season-4-and-why-the-netflix-thriller-is-still-king-frank-an-574265

Todas las tramas han colisionado en esta temporada, en la que han pasado un montón de cosas. Frank va a estar muy, muy ocupado atacando y esquivando los golpes de su mujer Claire, cuya evolución esta temporada os dejará con la boca abierta, a la vez que es lógica y coherente; de sus rivales demócratas, de los republicanos, e incluso de la prensa. A este paso, ¡no va a quedar títere con cabeza!

CU2-462860

La temporada ha presentado a nuevos y carismáticos personajes que van a dar mucho juego, como Leann Harvey (Neve Campbell), una nueva asesora de Claire, a la que contrata en su Texas natal para ayudarla a colmar sus expectativas políticas

O el candidato republicano a la presidencia Will Conway (Joel Kinnaman), el joven y guapo gobernador del estado de Nueva York, que junto a su familia representa todo aquello que Frank y Claire no son. Familia jóven con 2 hijos perfectos, militar alistado tras el 11S sobre el que no hay duda de su patriotismo, con gran presencia en redes sociales… Un duro oponente que le supera en todos los sondeos de opinión.

Y además, conoceremos a la madre de Claire, Elizabeth Hale (interpretada por el vetarana Ellen Burstyn), que odia a muerte a Frank y que no dudará en ayudar a su hija a pesar de años de separación y soledad.

House of Cards

Pero si los recién llegados son importantes, aún más importante es la complejidad de tramas en marcha y la gran cantidad de personajes que se entrecruzan. Como pasa en la vida real, una persona puede aparecer o desaparecer de tu vida, pero vuestros caminos al final pueden volver a cruzarse de formas a veces decisivas.

Así volveremos a ver a Lucas Goodwin, el encarcelado periodista del Washinton Herald, o su antiguo jefe Tom Hammerschmidt, que van a tener un papel muy importante y decisivo en esta temporada. Por no hablar del ex-presidente Garrett Walker o el empresario Raymond Tusk, a los que Frank se enfrentó en la 2ª temporada.

gallery-1457434921-tv-house-of-cards-s4-ellen-burstyn

En todo caso, la serie triunfa porque los personajes de Frank y Claire Underwood se salen a niveles máximos. Kevin Spacey y Robin Wright trasmiten un carisma y ambigüedad moral increíbles en todas las escenas. Son personajes increíblemente bien construidos, que prácticamente en todos los capítulos tienen un momentazo que te deja con la boca abierta.

Claire esta temporada va a adquirir si cabe aún más protagonismo debido a un suceso que no os voy a chafar, por lo que hablará de tú a tú a Frank, definitivamente convertidos en partners-in-crime. Literalmente. Y dado el increíble final de esta temporada, tenemos aseguradas muchas horas de disfrute con el matrimonio Underwood.

house-of-cards-season4-photo

En esta cuarta temporada pasan un montón de cosas y la trama es increiblemente divertida y adictiva. Los 13 episodios han pasado a toda velocidad, y es posiblemente el año donde más situaciones y problemas diferentes hemos visto. Por no hablar de todo lo que queda abierto en el último capítulo, con unos 5 últimos minutos antológicos.

El único punto negativo que se me ocurre es que este entretenimiento ya abandonó definitivamente el terreno de lo verosímil, que fue uno de los aspectos que hizo que me enganchara a la serie en primer lugar, además del propio carisma de los protagonistas. Al principio disfrutaba muchísimo con las intrigas políticas de Frank en el capitolio, que trasmitían un gran realismo y conseguía que creyeras que algo muy similar es lo que sucede en el día a día de Washington. Ahora, ¡muchas de las cosas son una autentica locura! Y aunque me lo pasé genial, no hay duda que la serie ya se ha desplazado definitivamente por el terreno del más difícil todavía, abandonado ese realismo inicial.

house-of-cards-season-4-poster

En lugar del típico trailer, hoy me hizo gracias este anuncio de la serie, que comparto con vosotros a continuación:

House of Cards continúa siendo una de las series más interesantes y entretenidas de la televisión, y os recomiendo que os engancheis inmediatamente.

Puntuación: 8 / 10

 

 

 

House of Cards 3ª Temporada – La pesada carga del Despacho Oval

La tercera temporada de House of Cards la resumiría en una frase: Ten cuidado con lo que deseas…

Si no viste las temporadas anteriores, te recomiendo que NO sigas leyendo, ¡estas avisado!

House-of-Cards-2015-TV-Series-Season-3-Poster-Wallpaper

Frank Underwood (el genial Kevin Spacey) lo ha conseguido. Tras meses de maniobras en la sombra, ha forzado la dimisión del presidente Garrett y ha conseguido sentarse en el Despacho Oval. Su sueño hecho realidad. Él y  Claire (Robin Wright) dominan por fin el destino de la nación más poderosa de la Tierra. Todo genial a partir de ahora, ¿no?

hoc_ps3_010_h.0

Lamentablemente, Frank ha dejado demasiados enemigos en el camino, por lo que su sueño pronto se tuerce. Su propio partido se une a los Republicanos para bloquear sus iniciativas y su popularidad es incluso peor que la de Garrett antes de su dimisión. Su gran propuesta política, America Works, una iniciativa revolucionaria que promete crear millones de puestos de trabajo en todo el país y con la que Frank quería ser recordado es bloqueada y no tiene ninguna posibilidad de ser aprobada.

Su aspiración de ser un presidente cuya gestión deje huella se antoja casi imposible. Y a 18 meses de las presidenciales, su propio partido le exige que no se presente a la reelección, ¡el colmo de la traición!

hoc_ps3_004_h.0

Incluso Claire, su inseparable esposa, que ha sido hasta ahora su principal apoyo, está cada vez más distante, evidenciando sus problemas en el peor momento. Y es que Claire no quiere ser una Primera Dama meramente decorativa y decide lanzar su carrera política presentando su candidatura al cargo de embajadora de los EE.UU. ante la O.N.U.

Pronto aprenderá que Washington no permite ninguna victoria al enemigo, y se lo van a poner difícil. Y por supuesto, queda por ver si incluso consiguiendo el cargo, estará capacitada o se verá superada por las circunstancias.

hoc_ps3_017_h.0

Tras el enfrentamiento con China de la temporada anterior, un nuevo y peligroso contrincante le va a poner las cosas difíciles al Presidente Underwood esta temporada. Victor Petrov (interpretado por el genial Lars Mikkelsen), el presidente ruso, va a intentar torpedear todas las iniciativas en política exterior de los EE.UU., sobre todo las propuestas de paz que intentan solucionar el conflicto de Israel y Palestina.

hoc_ps3_014_h.0

Acosado en el Capitolio y en el exterior, Frank no se rinde a pesar del poder de sus enemigos. Y traza un plan de ataque, que pasa por anunciar públicamente por televisión su renuncia a la reelección, justo lo que sus enemigos esperaban de él.

hoc_ps3_013_h.0

La temporada ha resultado muy entretenida, y cada episodio te deja con ganas de más, pero hay 2 elementos que hacen que esté por debajo de las anteriores.

El argumento es cada vez más peliculero e inverosímil, y aunque el visionado está lleno de sorpresas y giros imprevistos que enganchan, se ha perdido toda posibilidad de verosimilitud que sí tenía, sobre todo, la primera temporada.

Fruto de ese increscendo dramático y necesidad de giros argumentales, el personaje de Claire actúa cada vez más erráticamente y sin sentido. A pesar de la gran actuación de Robin Wright, cuanto más se deja llevar por sus sentimientos y actúa pensando en lo correcto y no en lo políticamente conveniente (como sí había hecho hasta llegar a la Casa Blanca), menos coherente y creíble se vuelve, dejando de ser ese personaje complejo que amamos y odiamos a partes iguales.

hoc_ps3_006_h.0

A pesar de esto, una vez tienes claro que no estamos ante una serie “realista”, los problemas y peripecias de Frank y Claire Underwood se disfrutan un montón. Por cierto, indicar que esta temporada culmina con un cliffhanger monumental, lo que no se si es una buena o mala noticia, ya que nos van a dejar un año en ascuas hasta que se estrene la que espero sea 4ª y última temporada. Una temporada que promete emociones fuertes y que no será para los de corazón débil.

Os paso un trailer libre de spoilers de esta 3ª temporada:

Si os gustaron las temporadas anteriores, parar ahora sin saber cómo termina la historia es imposible. Una serie que engancha y que os recomiendo.

¡Saludos a todos!

 

 

 

 

House of Cards 2ª Temporada, intrigas en la Casa Blanca.

House of Cards es para mí una de las mejores series de televisión. Recientemente terminé de ver la 2ª temporada, en la que incluso han conseguido subir el listón de la estupenda 1ª temporada, cuya reseña puedes leer aquí. Si aún no la viste, te recomiendo que pares de leer ahora mismo, y te pongas a verla lo antes posible.

¡Estais avisados!

House-of-Cards-Season-2-Poster.jpg

Frank Underwood (el genial Kevin Spacey) culminó con éxito la primera parte de su plan al final de la 1ª temporada, cuando fue nombrado Vicepresidente. Pero su ambición no se detiene ahí, y ya tiene en el punto de mira al propio Presidente Garrett Walker (Michel Guill). Pero cuanto más alto estás más dura puede ser la caída.

Para empezar, la periodista Zoe Barnes (Kate Mara), involuntaria peón de las maniobras de Frank, amenaza con sacar sus trapos sucios a la luz, lo que pondría en peligro sus aspiraciones. Y este será el menor de sus problemas.

Frank_Underwood

Su mujer, Claire (la increíble Robin Wright), se verá expuesta al excrutinio público cuando parte de su pasado salga a la luz. Además, al intentar sacar adelante una reforma legal que luche por evitar las violaciones en el ejército, se verá obligada a enfrentarse al congreso y sus maniobras partidistas, incluso a manos de la sucesora de Frank en el cargo de Jefe de la Mayoría Demócrata en el Congreso, la congresista Jackie Sharp (Molly Parker), una veterana de Irak con la misma ambición y sed de poder.

robin-wright-house-of-cards-season-2

Pero en verdadero adversario de Frank será el multimillonario Raymond Tusk (Gerald McRaney), consejero en la sombra del presidente Garrett, que hará lo que sea necesario para mantener su influencia en la Casa Blanca, sin importar a quién tenga que pisotear para conseguirlo. Por desgracia para él, Frank no es de los que admiten la derrota con facilidad, aunque está por ver si su habilidad será suficiente contra los millones y el poder económico de Tusk.

house-of-cards-season-2-kevin-spacey-2

Sin embargo, los problemas reales no esperan a que las intrigas palaciegas se solucionen, y la presidencia tendrá que enfrentarse a una crisis energética y una guerra diplomática con China que pueden provocar la caida del presidente. ¿Qué tiene que ver Raymond Tusk con estos asuntos? ¿Y será Frank la solución a estos problemas o parte del problema?Season_2_Chapter_20

La serie se sostiene sin duda gracias a las extraordinarias actuaciones de la pareja protagonista formada por Kevin Spacey y Robin Wright, dos maestros de la interpretación. Y aunque Spacey está en pantalla el 75/80% del tiempo, y trasmite su enorme carisma a los espectadores, es Wright la que sigue sorprendiendo con los matices que aporta a personaje de Claire. Cuando piensas que es una zorra sin escrúpulos, sorprende con su humanidad y empatía, para a continuación volver a abofetearte en el rostro con sus manipulaciones. En ese aspecto, el papel de Frank es más claro y sencillo, aunque Spacey lo realiza a la perfección.

house-of-cards-season-2-robin-wright-kevin-spacey

Comparada con la temporada anterior, esta 2ª temporada ha sido más “peliculera” y menos realista. Las intrigas en el Congreso anteriores eran muy convincentes y casi podías creer que sería posible que sucediera algo así. Pero en esta temporada, aunque empieza con un sorpresón monumental que te dejará descolocado y con ganas de ver todos los episodios de un tirón, se ha perdido en parte esa sensación de cuasi-realidad. Ahora lo importante es mostrar un espectáculo brutal, un lucha de gallos entre los pesos pesados de la política de Washington.

house-of-cards-title-card

Destacaría también el modelo con el que la cadena online Netflix presenta sus series a sus abonados, que ha revolucionado la forma de ver televisión. Y es que Netflix estrenó TODA la temporada al mismo tiempo, permitiendo a los muy fans disfrutarla en una sentada (o casi). Esto conecta con los gustos actuales de los aficionados a las series, que no quieren ni tener que aguantar la interminable publicidad de la tele ni la semana de espera en la emisión de los capítulos de las cadenas “tradicionales”.

Os enseño el trailer de esta 2ª temporada, que me enganchó increíblemente.

Esta 2ª temporada ha sido genial, ahora solo me falta empezar con la recién estrenada 3ª Temporada, que espero poder comentaros muy pronto.

¡Saludos!