Archivo de la etiqueta: esad ribic

Crítica de Conan the Barbarian 12 de Jason Aaron, Mahmud Asrar y Matthew Wilson

El final del primer arco de Conan The Barbarian de Jason Aaron, Mahmud Asrar y Matthew Wilson ha estado lleno de épica y sorpresas super emocionantes que transmiten lo bien que este equipo creativo se lo ha pasado creando las páginas de este comic. Un comic que hará las delicias de todos los fans del Cimmerio.

PUNTUACIÓN: 8/10

La épica conclusión de “La Vida y Muerte de Conan”. Razazel se ha alzado. Conan ha caído. A Crom puede que no le importe, pero tú no puedes perderte este número.

Y como extra, este número incluye el último capítulo de la novela “BLACK STARLIGHT” del escritor John C. Hocking.

Tras unos años de capa caída, el reinicio de Conan en Marvel Comic le ha insuflado una nueva vida que le ha sentado de maravilla al personaje creado por Robert E. Howard. Pudiendo valorar esta primera historia en su totalidad, el equipo creativo de Aaron, Mahmud Asrar y Matthew Wilson me ha parecido un acierto total por parte de Marvel.

Aaron ha transmitido desde la primera página su amor por el personaje, y puestos a jugar con su juguete preferido, ¿por qué limitarse a escribir sobre un único Conan cuando podía idear una historia que le permitiera tocar al personaje a lo largo de su larga vida? La idea le ha salido redonda y el final de esta historia para mi ha sido super satisfactorio. De hecho, se nota que Aaron es muy listo ya que además de preparar historias con el joven Conan, el Conan pirata, ladrón, soldado, etc,… ha pensado qué elementos nunca antes se habían visto en una historia de Conan (y que probablemente a él como lector le hubiera gustado leer), para sorprendernos y alucinarnos con giros y personajes como el que hizo su aparición en el número 11 y sobre el que no haré ningún comentario -más allá que moló mucho- para no chafar la sorpresa a los que estáis siguiendo esta serie en la edición española. Y para sorpresas, la que tiene este ultimo número me ha parecido una locura super emocionante que me ha dejado con la sonrisa en la cara tiempo después de terminar de leer este comic.

Además, en este mundo del comic actual de “decompressing storytelling” en el que algunos autores no cuentan nada en una grapa, Aaron ha hecho que cada número cuente una historia completa y satisfactoria que sirve de parte de un puzzle completado con este número 12. En un momento en que algunos cuestionan la existencia de la grapa, Aaron y Asrar han demostrado que sigue más viva que nunca, si se sabe utilizar correctamente.

En el apartado artístico, me ha gustado mucho el equipo de Asrar y Wilson. Asrar en Vengadores me pareció un dibujante correcto sin más, pero en Conan ha pegado un salto de calidad importante, no solo en la fluidez y claridad de las escenas de acción, sino en la perfecta expresividad de sus personajes y en lo equilibradas que están todas sus páginas.

Y quedaba la guinda del pastel, al confirmarse en este mismo número que Aaron y Asrar aún no quieren soltar a Conan y ya están preparando una nueva serie, King Conan, que entiendo que será continuación directa de este número, que se va a convertir en otro de los comics de compra segura para este 2020. Y ya van unos cuantos.

Conan está disfrutando de una segunda juventud, y me muero de ganas de seguir comprando y leyendo sus aventuras. Espero que den margen a Asrar para que pueda dibujar él esta nueva serie en su totalidad sin necesitar fill-ins, creo que merecerá la pena esperar.

PUNTUACIÓN: 8/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Rey Thor 1 de Jason Aaron, Esad Ribic e Ive Svorcina

Este mes de enero se inicia la última historia de Jason Aaron como guionista de Thor, y ver a Esad Ribic como artista de este comic me llena de alegría.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Comienza la última historia de Jason Aaron en Thor, y para narrarla se ha unido nada menos que al dibujante con el que empezó todo, Esad Ribic. Hace años, juntos establecieron al Thor del futuro. Ahora, se enfrentará a Loki en una última batalla.

Jason Aaron rompió moldes en 2013 cuando empezó su excelente etapa con la saga de El Carnicero de Dioses, utilizando a Thor en tres momentos temporales diferentes que le permitía resaltar la evolución que Thor Odinson había sufrido a lo largo de los siglos.
Por un lado, el joven Thor estaba más pendiente de guerrear y de ir de fiesta con sus súbditos vikingos y aún no era digno de empuñar a Mjolnir. Al final de La Guerra de los Reinos entendió por fin que ser digno no es ser el más guerrero, sino anteponer la seguridad de su pueblo por encima de la suya, y estar dispuesto a sacrificarlo todo para salvarles.
Por otro lado, el Thor de la actualidad sufrió una crisis de fe que le hizo perder a Mjolnir durante la celebrada etapa de Jane Foster como Thor, llegando al final de su arco a comprender que precisamente porque duda constantemente de su valía como héroe y defensor de la Tierra es el motivo por el que es el más digno de los Dioses.
Por último, un anciano Rey Thor se sentaba solo en un trono vacío al final del tiempo, habiéndolo perdido todo y a todos. Tras descubrir que sus tres nietas seguían vivas, inició la reconstrucción de su reino y la defensa de los seres vivos que aún quedaban vivos. Es justo el final de esta historia al final del tiempo lo que nos queda por conocer y a lo que Aaron dedica esta miniserie de cuatro números.
La historia está planteada desde la acción, y en ese sentido volver a ver a Esad Ribic e Ive Svorcina es una pasada. Su dibujo transmite la épica que esta última historia de Thor merece, una última batalla de Thor contra Loki, con algunas sorpresas inesperadas que dejan la acción en lo más alto en la última página.
Este primer número es modélico y cumple con todo lo que se le exige a un comic Marvel, acción a raudales, sorpresas y personajes más grandes que la vida. Rey Thor promete ser un gran final a la historia de Jason Aaron, y este primer número me ha atrapado desde la primera página.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

 

Thor: El Carnicero de Dioses, de Jason Aaron y Esad Ribic #Reseñoviembre día 27

Jason Aaron es uno de los grandes escritores de Marvel, y ahora que estamos a punto de leer el final de su sobresaliente etapa en Thor, creo que es buen momento para recordar el arco que lo empezó todo, el Carnicero de Dioses, junto al excelente Esad Ribic.

#Reseñoviembre día 27 Thor Dios del Trueno – El Carnicero de Dioses, de Jason Aaron y Esad Ribic

 

Guión: Jason Aaron.

Dibujo: Esad Ribic (números 1-5, 7-11), Butch Guice (número 6)

Entintado: Tom Palmer (6)

Color: Ive Svorcina y Dean White (1)

Primera Publicación: Thor, God of Thunder 1-11 (Marvel Comics 2013)

Última edición española: Thor de Jason Aaron 1, Marvel Now! Deluxe (abril 2018)

Resumen: ¡Comienza la más aclamada etapa actual de Thor! A lo largo de los siglos, los dioses han estado desapareciendo, lo que condena al caos a sus adoradores. Ahora, Thor sigue el rastro de sangre que amenaza con consumir su pasado, presente y futuro.

Jason Aaron va a ser recordado como uno de los más grandes escritores del Dios del Trueno, codo a codo con el propio Stan lee y con Walt Simonson. Han sido siete años alucinantes en los que la ÉPICA adquirió un nuevo significado en una página de comic, y todo empezó aquí, en el primer arco enfrentado a Gorr, el Carnicero de Dioses.

Uno de los grandes aciertos de Aaron es presentar a Thor Odinson en tres momentos temporales diferentes: En el año 893 D.C. Es un joven y orgulloso Thor más pendiente de las luchas y de las fiestas que de ser un verdadero héroe digno de levantar a Mjolnir; En el presente, con un Thor en la cúspide de su poder aunque albergando dudas sobre su valía, y en el final del tiempo un anciano Rey Thor es el último superviviente de su linaje. Estos tres Thors permitirán a Aaron mostrarnos qué es lo que convierte a un guerrero en un héroe, y la amenaza más grande que la vida de Gorr ofrece momentazos increíbles durante estos 11 números.

Precisamente, toda la etapa de Aaron gira en las cuestiones que Gorr presenta en este tomo, al afirmar que el egoismo de los dioses, más pendientes de su propio interés que de ayudar a sus fieles, no les hace dignos de la adoración sino de la muerte. Y Thor es un gran héroe y el más DIGNO de los dioses precisamente porque no está seguro de su valía y se esfuerza día a día para ayudar a la gente poniendo su seguridad por encima de la suya. Eso es ser un héroe, y Thor tendrá un duro camino que recorrer en los siguientes años hasta recordarlo de nuevo.

Si el guión de Aaron es excelente, el dibujo de Esad Ribic está también a otro nivel. Ribic propone páginas con reminiscencias a las grandes epopeyas y los grandes mitos. La épica de Aaron encuentra en Ribic a su perfecto partner-in-crime y ofrecen en cada número un montón de momentazos que quedaron grabados en mi cerebro. En toda esta larga etapa, tan solo Russell Dauterman podría disputarle a Ribic el Trono del Trueno.

Thor Dios del Trueno resume el porqué nos enamoramos de los comics Marvel cuando éramos niños y seguimos enganchados. Personajes carismáticos, acción más grande que la vida, personalidad y aventura en cada página.

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Conan vuelva a Marvel con Jason Aaron, Mahmud Asrar y Esad Ribic

Una de las mejores noticias del mundo del comic de 2018 fue el anuncio de que Marvel recuperaba los derechos de Conan, iniciando la publicación de una nueva serie creada por Jason Aaron, Mahmud Asrar y Matt Wilson, con portadas de Esas Ribic. Me alegra decir que el primer número no decepciona y promete una gran historia del icónico personaje creado por Robert E. Howard.

PUNTUACIÓN: 8/10

¡POR CROM! ¡EL HÉROE MÁS GRANDE DEL GÉNERO DE LA ESPADA Y BRUJERÍA VUELVE A MARVEL!

En una época increíble, espada en mano, llegó Conan el cimmerio, de pelo negro y mirada taciturna, ladrón, saqueador y asesino, tan desbordante de melancolía como de júbilo, dispuesto a hollar con sus sandalias los engalanados tronos de la Tierra.

La creación de Robert E. Howard vuelve a los comics con una historia épica como solo Marvel podía producir. Los viajes de Conan le han llevado desde Cimmeria hasta el reino de Aquilonia, pasando por todo lo que existe entre lo uno y lo otro, pero en esta nueva historia… su destino cambiará para siempre.

Conan es uno de mis personajes favoritos de siempre, pero por alguna razón hacía algún tiempo que no compraba ningun comic suyo. Le tengo muchas ganas a esta serie, y creo que Marvel ha reunido un equipo creativo de primer orden, lo que ha provocado que compre este comic en su edición americana.

Me gusta mucho que Jason Aaron haya planteado esta primera historia como una novela de 12 partes que toque diferentes etapas en la vida del personaje, presentando un gran tapiz que sirva a los lectores para recordar lo grande que es Conan. Escuchándole, se nota que es un gran fan del personaje y que tenía muchísimas ganas de escribirlo, algo que se transmite en cada página.

Y aunque tenia a priori alguna duda con Mahmud Asrar, lo cierto es que me ha gustado el dibujo de este primer tebeo, con colores de Matthew Wilson. Las imágenes tienen una gran fuerza y dinamismo, y trasmiten perfectamente la dureza del mundo de Conan. Quizá el único pero que le pondría es la falta de fondos en algunas páginas, aunque cuando los dibujan, es con resultados espectaculares.

Quiero destacar también las bestiales portadas de Esad Ribic, un ilustrador que también parece que haya nacido para dibujar a este personaje.

Comparto a continuación algunas paginas del primer numero realizadas por Asrar y Wison, que muestran la calidad que podemos esperar de esta serie.

Y como muestra del interés de Marvel por el personaje, comparto también el trailer que han preparado para anunciar esta serie.

Marvel promete una nueva edad de oro para Conan, y la sensación que me sugiere este primer numero es que podemos estar ante una etapa que nos ofrezca algunas historias geniales. ¡POR CROM!! Aqui estaré para contarlo.

PUNTUACIÓN: 8/10

Si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Marvel Legacy, ¿la vuelta a los orígenes?

Aunque llevo varios años leyendo los comics Marvel a ritmo español, no pude resistirme y compré en inglés Marvel Legacy, el comic publicado tras la conclusión de Imperio Secreto que sirve de presentación de la nueva etapa de La Casa de las Ideas.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Marvel está viviendo una etapa convulsa en los últimos años que ha culminado justo hace unos pocos días con el relevo de Axel Alonso de su puesto de Editor en Jefe, siendo sustituido por C.B. Cebulski, un editor veterano de la casa que ha realizado funciones de captación de nuevos talentos, y que dirigía la filial en China que lleva años consolidando la marca Marvel dentro del gigante asiático.

Alonso, un veterano editor curtido en el sello Vertigo de DC Comics responsable de éxitos como Preacher, Doom Patrol, Animal Man o 100 Bullets, empezó a trabajar en Marvel en 2000, alcanzando el puesto de Editor en Jefe en 2011. Frente a la revolución que supuso para el mercado americano el reinicio del Universo DC en Septiembre de 2011, Marvel optó con éxito por el camino contrario en lo que significó su iniciativa “Marvel Now”.

Frente a las 52 series de DC, Marvel redujo su catálogo presentando a sus principales personajes con equipos creativos de gran calidad. En estos primeros años, las principales series publicaron 18 números al año, acercándolas al ritmo quincenal de Spider-man, el principal personaje de la editorial. El resultado fue claro, Marvel vendía mucho más que DC publicando muchos menos tebeos al mes, consiguiendo buenas críticas y una mayor rentabilidad.

En una segunda fase, Alonso marcó como prioridad editorial el presentar nuevos personajes protagonistas con mayor variedad en género, raza o inclinación sexual, que sirvieran para conectar con un público más diverso, de forma que pudieran sentirse identificados con los comics Marvel y se realizara el tan necesario relevo generacional. Durante esta etapa, los principales héroes de la editorial fueron sustituidos por nuevas versiones de forma casi simultánea. El primer y polémico cambio se produjo en Spider-Man, que durante 2013 y 2014 vio como la mente de Otto Octavius controlaba el cuerpo de Peter Parker, decidiendo convertirse en un Spider-Man Superior para demostrar que era mejor que él. Estaba claro que tarde o temprano el verdadero Peter Parker volvería, y lo cierto es que este arco del personaje fue super entretenido y totalmente diferente a cualquier historia previa del personaje.

Junto a esto, empezó a imponerse el concepto de temporadas que intentaba trasladar la realidad televisiva al mundo del comic. Un equipo creativo tendría libertad para contar su historia, y cuando finalizara, la serie se relanzaría con un nuevo número 1 que daría la bienvenida al nuevo equipo. Aunque la idea en si no es mala, Marvel se ha excedido con esta práctica, llegando a situaciones ridículas en 2015, coincidiendo con las Secret Wars, en las que varias series tuvieron dos y tres números unos en un mismo año manteniendo los mismos equipos creativos. Este hecho ha significado un primer síntoma de los problemas que estaban por llegar.

El otro gran problema que Marvel ha sufrido en esta Fase-2, haciendo el símil con el universo cinematográfico, ha sido que estos cambios de los protagonistas se produjeron casi simultáneamente. Aunque Spider-Man volvió a la normalidad, en estos últimos años hemos visto cambios en Thor (Jane Foster), Capitán América (Sam Wilson), Iron Man (Riri Williams) o Hulk (Amadeus Cho), además de la muerte de Logan (sustituido por Old Man Logan y Lobezna), o el cierre de la serie de los 4 Fantásticos tras las Secret Wars.

Personalmente, los comics de Thor de Jason Aaron y Russell Dauterman y Capitán América de Nick Spencer y varios autores, me parecen de lo mejor que ha publicado la editorial en los últimos años. Y creo que es algo habitual y cíclico que Marvel sustituya a sus protagonistas durante un periodo de tiempo más o menos largo. Ben Reilly, Eric Masterson, James Rhodes, la etapa de Hulka en los 4 Fantásticos en lugar de Ben Grimm, John Walker (U.S. agent) o Bucky han sido Capitán América en algún momento, Steve Rogers convertido en Nómada,… son solo algunos ejemplos de los cambios que los lectores hemos visto en el pasado. Por tanto, la actual etapa no cambia tanto respecto a épocas pasadas, y los lectores siempre hemos sabido que estos cambios eran temporales, y que tarde o temprano Marvel volvería al statu-quo.

Sí que considero un error por parte de Marvel el que durante varios años dos personajes diferentes estén compartiendo nombre, lo que creo que va totalmente en contra de la esencia de ese personaje. Ahora mismo, Peter Parker y Miles Morales son Spiderman a la vez. De igual forma, Sam Wilson y Steve Rogers (en su versión de agente de Hydra) han compartido título de Capitán América. Y hemos tenido 2 Iron Mans (Tony Stark y Riri Williams, a la que se unió posteriormente Victor Von Muerte), Ojo de Halcón (Clint Burton y Kate Bishop), Lobezno (Old Man Logan y Laura Kinney X-23), o incluso Thor (Jane Foster y Odinson).

Los héroes Marvel siempre han sido especiales entre otras cosas por su propia individualidad y diferencia respecto a otros personajes de la casa. Desde el momento en que la propia Marvel dice que varios personajes pueden compartir nombre y habilidades, en parte está diciendo que eso que les hace únicos no es tan importante después de todo.

DC Comics sí ha jugado durante años con la idea del legado. Hemos visto como la JSA de la 2ª Guerra Mundial era sustituida por la Liga de la Justicia. El manto de Flash pasaba de Jay Garrick a Barry Allen y de éste a Wally West tras Crisis en Tierras Infinitas, que mantuvo el protagonismo durante décadas hasta el retorno de Barry Allen hace unos pocos años. De igual manera, Dick Grayson fue Robin en su adolescencia, convirtiéndose en Nighwing al crecer e independizarse. Su hueco fue ocupado por Jason Todd, Tim Drake y en los últimos años, por Damian Wayne.

En Marvel, los personajes crecían y evolucionaban, pero no hasta el punto que se retiraran y fueran sustituidos por otros personajes. Tony Stark dejó paso a James Rhodes como Iron Man mientras se enfrentaba a su adicción al alcohol, volviendo a la primera línea cuando logró sobreponerse a su enfermedad. Bucky fue Capitán América durante el periodo en que se pensaba que Steve Rogers había muerto, para devolverle el puesto tras su renacimiento. Y tras Superior Spiderman, Peter Parker volvió a controlar su cuerpo y fue de nuevo nuestro “amigo y vecino”. Nunca se había llegado, que yo recuerde, a la situación de que un héroe abandonara su identidad, por ejemplo por motivos de edad,  y tuviera que ser sustituido por otro personaje. En todos estos arcos, disfrutábamos de un único protagonista con una historia que contar, que culminaba con el retorno a la situación previa.

Me temo que esta decisión de duplicar héroes se tomó por motivos económicos más que creativos. Es más fácil para Marvel vender una serie de protagonizada por Kate Bishop si la llamamos Hawkeye que si tienen que empezar de cero presentando a un nuevo personaje. Y justo Hawkeye está justificado, ya que Kate Bishop tomó el nombre en un periodo de tiempo en que Clint Burton había muerto, tras el Avengers Disassembled. Y unido a esto, me resula curioso que el éxito de Ms. Marvel (Kamala Khan) no provocó una nueva hornada de nuevos héroes con poderes y personalidades propias, sino que hemos visto versiones juveniles de héroes como Nova (Sam Alexander) o Ghost Rider (Jaime Reyes), entre otros.

Aunque en estos últimos años sin duda han surgido historias estupendas, Marvel como marca, creo que ha estado tirando piedras contra su propio tejado.

Y esta situación ha provocado que poco a poco una parte de los compradores veteranos de Marvel han dejado de comprar estos comics al sentir que la editorial les estaba quitando a “sus” héroes. Se buscaba captar a un nuevo tipo de lector que no existe de momento en el canal de las librerías especializadas, pero debería haberse hecho sin que sus consumidores actuales se sintieran abandonados. Todo ello provocó que aunque Marvel siga siendo la principal editorial en los Estados Unidos, sí ha sufrido una bajada de ventas que se hizo evidente en octubre y noviembre de 2016. En ese momento, la caída en los ingresos provocó las quejas de los libreros, quejas que parece que  Marvel ha escuchado y ha tenido en cuenta. Independientemente de que no tengo duda que en el plan editorial ya tuviera previsto la vuelta de muchos de estos personajes al final de los actuales arcos.

Para ello había que cerrar las principales historias abiertas, que han culminado en Impero Secreto, saga que reseñaré en enero cuando Panini termine se publicación en España. La historia de Nick Spencer en la que el Capitán América de siempre ha sido sustituido por un servidor de Hydra que se ha hecho con el control de los Estados Unidos ha sido también super polémica. En mi opinión, a falta de leer el final de la historia, me está pareciendo un arco bastante interesante, y creo que la mayoría de gente que la critica ni siquiera la ha leído.

El mundo del comic de super-héroes es cíclico y (casi) siempre acaba por volverse al statu-quo inicial. Por esto en muchas ocasiones lo importante no es el final de la historia, sino el camino que ha recorrido el personaje y las sensaciones que ha transmitido a sus lectores durante ese periodo.

Bueno, y tras este extenso, igual te estás preguntando… ¿de que va este Marvel Legacy? ¿Merece la pena?

En Marvel Legacy veremos como todo empieza en el amanecer de la raza humana, y cómo terminará con la oración de un niño. Y entre medias, imperios caerán, se alzarán misterios, se revelarán secretos, se iniciarán búsquedas y las leyendas se forjarán. Lo que nos conducirá al retorno más esperado, y ¡uno que temeremos!

Marvel Legacy sirve de inicio de la llamada Fase 3 de la editorial, en la que los héroes clásicos volverán a brillar pero sin dejar de lado las series protagonizadas por personajes jóvenes. Es por esto que la idea de “legado” está muy presente en esta historia realizada por Jason Aaron, Esad Ribic (con Steve McNiven y numerosos autores invitados), y colores de Matthew Wilson.

Empezando por la presentación de los Vengadores de hace 1.000.000 de años, entre los que veremos a Odin, Fénix, Doctor Extraño, Puño de Hierro, Black Panther, Ghost Rider o Starbrand, y la existencia de una amenaza que permanecía dormida desde entonces, pero que sin duda despertará en 2018.

Aaron y Ribic es un equipo de total garantía y ofrecen un buen tebeo. En manos menos expertas, Legacy sería un .Point One con aspiraciones, pero Aaron consigue crear una historia entretenida que no busca romper moldes, sino dejar a los lectores con ganas de más presentando los nuevas líneas argumentales de 2018. Y creo que en ese aspecto, el éxito es monumental.

Ribic mantiene su calidad habitual, aunque quizá sus páginas tienen menos fondos de lo habitual, síntoma que debió ir al límite con los plazos de entrega. Junto a Ribic, Steve McNiven dibuja algunas páginas que forman una historia autocontenida dentro del tebeo. Es una pena lo desaprovechado que ha quedado el dibujante de Civil War, porque cada vez que le veo dibujando una historia peor le veo, como si simplemente se preocupara en cumplir el trabajo, pero se olvidara de transmitir nada al lector.  A ellos se les unen un grupo de los mejores dibujantes de Marvel, que dibujan una página cada uno de los personajes en los que ellos están trabajando en la actualidad, y que sirven de presentación de argumentos que serán desarrollados posteriormente en dichas series.

Decidí comprar este tebeo en inglés debido a los spoilers, ya que si me hubiera esperado hasta enero para leerlo, me hubieran chafado varias de las numerosas sorpresas de este tomo. Y lo cierto es que me alegro haberlo comprado en inglés, ya que pude llegar a leer este tebeo sin saber qué me iba a encontrar. ¡Menos mal! Sobre todo, teniendo en cuenta que a los pocos días de leerlo, internet explotó con una noticia sobre uno de los personajes que han retornado a la primera fila en este comic, y que hubiera sido el spoiler del año si me llego a enterar antes de leer Marvel Legacy.

Comparto las primeras páginas de este tomo en el que conoceremos a estos Vengadores de hace 1.000.000 de años:

Marvel Legacy es un buen tebeo que consigue su objetivo de contar el comienzo de la principal historia que veremos en el Universo Marvel en 2018, dejándonos con ganas de más. Además de tener uno de los retornos más esperados por los aficionados, que consiguió sorprenderme y que hizo que volviera a gritar el clásico, “Make Mine Marvel”.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Fuente previews: CBR

Secret Wars, el mejor evento de Marvel del siglo XXI

¡Ya acabaron las Secret Wars de Marvel! Hace unas semanas, declaré el que el evento había sido  uno de los comics más importantes del año 2015, incluso antes de haber leído el último número de la serie principal. Y ahora que por fin lo leí, puedo confirmar que este final apoteósico, que me ha dejado con un estupendo sabor de boca, convierte esta historia en el mejor evento publicado por Marvel en este Siglo XXI.

Y su equipo creativo formado por el escritor Jonathan Hickman y el artista Esad Ribic, con ayuda de Ive Svorcina, suben por derecho propio al podium de los mejores creadores de la historia Marvel gracias a esta obra redonda.

SCWARS2015008-DC11-LR-fb5f0

Una de las cosas más interesantes del final de este evento es comprobar cómo las Secret Wars han culminado con un enfrentamiento de dos de los personajes más carismáticos del Universo Marvel: Reed Richads y Victor Von Doom.

Una forma de cerrar el círculo que Jonathan Hickman comenzó en 2009, cuando se hizo cargo de la serie de los 4 Fantásticos. Esta etapa, muy destacada entre los lectores, sirvió para que Marvel confirmara su valía y le “ascendiera” tres años más tarde, dándole los mandos de las colecciones de “Los héroes más poderosos de la Tierra”, la principal franquicia de la editorial.

Por tanto, aunque el origen de las Secret Wars vino precedida de una larga historia-río de 4 años de duración contada en las dos series de los Vengadores, no extraña que al final ni Tony Stark ni Steve Richards hayan tenido el protagonismo que se esperaba a priori. De hecho, se diría que incluso antes de empezar a escribir los Vengadores, Hickman siempre supo que las Secret Wars iba a ser en el fondo una historia de Reed vs. Dr. Muerte. Y por si fuera poco, este final también sirve de homenaje, que no copia, del final de las primeras Secret Wars de 1985.

Secret Wars (2015-) 009-000

A pesar de todo lo que acabo de indicar, un gran acierto de esta serie es que puede leerse completamente independiente sin necesidad de haber leído ninguna serie de Marvel anteriormente. Si las has leído, mejor, ya que conoces el verdadero alcance e impacto de esta historia en todo el multiverso, pero los 9 números de esta serie te dan toda la información que necesitas para entender el evento sin problemas.

El Universo Marvel está implosionando por culpa de los Beyonders, una raza más allá de la razón. Y cuando todo parece perdido, Victor Von Doom, con la ayuda de Stephen Extraño y Owen Reece, adquiere unos poderes omnipotentes que le permiten enfrentarse a estos seres y salvar a la realidad. El Mundo de Batalla (Battleworld), un planeta formado por trozos de diversas realidades alternativas, es todo lo que queda, un planeta mantenido gracias a la voluntad de Muerte, y dividido en numerosos reinos sometidos a su poder omnipotente.

Pero la aparición de dos arcas provenientes de la anterior realidad, una con héroes comandada por Reed Richards y otra con villanos dirigidos por Thanos, amenazará los cimientos de la nueva realidad y el gobierno de Muerte.

Esta historia llena de detalles y personajes de Jonathan Hickman ha brillado gracias al increíble dibujo de Esad Ribic, por el que ha merecido la pena la espera. Ribic ha llevado la épica y la espectacularidad a otro nivel que vamos a recordar durante años.

SCWARS2015007-int3-1-bae38

SCWARS2015007-int3-2-2b539

SCWARS2015007-int3-3-38b4b

No voy a espoilearos nada del final, pero sí recomendaros que si en algún momento has leído y disfrutado los comics Marvel, no puedes perderte esta miniserie y el evento que lo rodeó.

Porque las Secret Wars, además de la serie principal, también ha sido un evento genial gracias a la creación del Mundo de Batalla y los diferentes reinos. Estos reinos, creados a la carta para que los mejores autores de la editorial pudieran escribir sus mejores y más entretenidas historias, han dado una increíble frescura y dinamismo a los personajes de toda la vida, situados en reinos diferentes en los que todo puede suceder, como hemos visto en las miniseries 1872, ambientada en el far-west, o Planet Hulk e Infinity Gauntlet, que recuperaban, aunque solo fuera en el nombre, algunas de las historias clásicas que dejaron huella en los lectores.

En muchos casos, estas miniseries me han devuelto las ganas de leer y descubrir los tebeos de Marvel, y probar conceptos y personajes diferentes que a lo mejor no hubiera probado en condiciones normales. La saturación de eventos de  Marvel no es buena, pero a veces sí es necesario que un evento que sacuda el status-quo y te sirva de un buen punto de entrada para probar nuevas lecturas. En este aspecto, las Secret Wars han sido también un éxito total.

A continuación comparto de algunas de las mejores historias ambientadas en el Mundo de Batalla que hemos disfrutado durante estos meses:

4518578-planet_hulk_3

THORS2015004_DC11_1

The_Infinity_Gauntlet

1872 cover

INHATTILAN2015004-DC11-3c568

tSWXRhz

weirdworls 5

MARVEL-ZOMBIES-1

Las Secret Wars han sido un evento sobresaliente, que recomiendo a todos los lectores de tebeos de super-héroes.

Puntuación: 9/10

Los mejores comics de 2015

Voy a aprovechar este último día del año para comentar lo que para mi han sido los comics más destacado de 2015, en el que tres series han sobresalido sobre las demás: STAR WARS Y SECRET WARS de Marvel y SANDMAN: OBERTURA del sello para adultos Vertigo de DC Comics.

– STAR WARS DE MARVEL

Star_Wars_1_Cassaday_cov

Marvel comenzó a publicar en Enero los comics de Star Wars tras 25 años de publicación en la Editorial Dark Horse. Y no pudo tener un mejor arranque, vendiendo más de 1.000.000 de ejemplares y convirtiéndose en  el tebeo más vendido del siglo XXI.

Pero es que además, la serie escrita por Jason Aaron y dibujada por John Cassaday, Stuart Immonem y Simone Bianchi ha sabido trasladar el espíritu de las películas clásicas a nuevas historias ambientadas entre Star Wars Episodio IV y El Imperio Contraataca.

Además, la franquicia publica series abiertas dedicadas de Darth Vader y Kanan (el personaje de la serie de animación Star Wars Rebels), además de miniseries protagonizadas por la Princesa Leia, Lando Calrissian y Chewbacca, y de un especial de C3PO. Estas series han sido realizadas por autores de primer orden, lo que asegura que el nivel de calidad mostrado hasta ahora se mantendrá en el futuro.

 

– SECRET WARS DE MARVEL

Secret Wars 01 Ribic

Marvel se ha apuntado otro enorme éxito comercial en 2015 con la publicación de las nuevas SECRET WARS.

Esta serie que concluye la historia río que Jonathan Hickman contó en las series de Los Vengadores durante los últimos 3 años y que terminó con la destrucción del Universo Marvel y la creación del Mundo de Batalla (Battleworld).

El reinicio del Universo Marvel dentro del Battleworld ha servido para publicar durante 5 meses nuevas y sorprendentes historias con los personajes de toda la vida, situados en reinos extraños pero familiares a la vez.

El éxito creativo y de ventas ha quedado empañado por los retrasos que acumula la serie principal debido a la lentitud del dibujante Esad Ribic, cuyo espectacular dibujo pintado no pudo aguantar el ritmo de publicación mensual.

De hecho, el último número de la serie no se publicará hasta mediados del mes de Enero, por lo que todavía quedan unas semanas para poder valorar totalmente esta obra. Pero creo que Marvel ha hecho lo correcto permitiendo a Ribic terminar de dibujar esta historia que creo que será recordada como uno de los puntos fuertes de Marvel en el siglo XXI.

 

SANDMAN: OBERTURA, de Neil Gaiman y J.H. Williams III

Esta serie ha sido un viaje para los sentidos a la vez que una bella historia de finales y comienzos. Y aunque se me hizo muy larga la espera, poder leer la obra completa ha colmado mis expectativas y la convierte sin duda en uno de los mejores momentos de 2015.

SandmanOverture_DeluxeEditionHardcover_1435241790

 

Además de estas tres series, quiero destacar también 2015 como el año de la consolidación de la editorial IMAGE COMICS, con una mayor y más variada oferta de series de todos los géneros.

Quiero destacar algunas de las increibles nuevas series que se han estrenado este año y que me están encantando:

JUPITER´S LEGACY, de Mark Millar y Frank Quitely

jupiters-legacy-1-cover-millar-quitely

Jupiter´s legacy, la serie de Mark Millar y Frank Quitely es la historia definitiva de super-héroes, contando una historia de padres e hijos y el legado que les une que nos ha devuelto al mejor Millar de los últimos años. Junto a él, el detallista dibujo de Frank Quitely es una pasada.

 

THEY ARE NOT LIKE US, de Eric Stephenson y Simon Gane

4670628-01

They are not like us es una actualización del mito de los X-Men, transportándoles al mundo real del siglo XXI. Una serie que sorprende a la vez que tiene un toque familiar.

 

– DESCENDER, de Jeff Lemira y Dustin Nguyen

descender_cover

Descender es una historia de ciencia ficción ubicada en el lejano futuro de la raza humana. Tim-21, un robot de aspecto infantil, es la clave para entender el porqué de los ataques de Super-Robots que amenazan la Galaxia conocida. Pero llegar hasta él no va a ser fácil, al ser buscado por todas las razas conocidas y por el reino Robot. Esta obra de Jeff Lemire y Dustin Nguyen engancha emocionalmente al lector desde la primera página, convirtiéndola en una obra imprescindible para los amantes de la ciencia-ficción.

 

– AUTUMNLANDS, de Kurt Busiek y Ben Dewey

Autumnlands1

Autumnlands es una serie de fantasía obra del gran Kurt Busiek y dibujada por uno de los descubrimientos de la temporada, el dibujante Ben Dewey. En un mundo habitado por animales donde la magia existe y los pueblos ilustrados viven en ciudades volantes, la posibilidad de que la magia esté desapareciendo tendrá unas catastróficas consecuencias para el mundo… y sus habitantes.

 

– THE GODDAMNED, de Jason Aaron y R.M. Guera

Goddamned_01-1-932x1434

La nueva Serie de los creadores de SCALPED, Jason Aaron y R.M. Guera,  acaba de empezar y tras haber leído un solo número, ya me atrevo a pronosticar que estamos ante una de las series más salvajes del panorama mainstream. Un viaje al mundo del Antiguo Testamento sin concesiones ni piedad, en el que solo una ley se respeta: Mata o muere.

 

Estos han sido para mi los tebeos más destacados de este 2015 que ya se acaba.  No dudeis pasaron por aquí para comentar qué os ha parecido esta lista, o qué obras pensais que deberían están en la lista de lo más destacado del año.

Saludos a todos y nos vemos el año que viene.

¡FELIZ AÑO NUEVO 2016!