Archivo de la etiqueta: Comic USA

Ragnarök Volumen 2 de Walter Simonson

El segundo volumen de Ragnarök de Walter Simonson, publicado en España por Panini, continúa la historia de lo qué sucede después del Crepúsculo de los Dioses de la mitología nórdica.

PUNTUACIÓN: 7/10

Ragnarök, el Crepúsculo de los Dioses Nórdicos, ha ocurrido finalmente. Pero la creencia de que el mal sería destruido junto con los dioses resultó ser falsa. Sólo los dioses murieron. Los Nueve Mundos se derrumbaron y se convirtieron en las Tierras del Crepúsculo, un vasto reino crepuscular habitado por hombres, trolls, demonios y reinos destrozados, bajo la tiranía de los Grandes Enemigos. Después de cientos de años, un solo dios emergió en el mundo post-Ragnarök: Thor, el Dios del Trueno.

Este segundo tomo reúne los números 7 al 12 de la edición amerciana, publicada por IDW. En ellos, Regn un Elfo Negro asesino a sueldo, y su joven hija, Drifa, han perseguido a Thor por innumerables leguas hasta las ruinas de Asgard, con la intención de matarle. Y además, Angantyr, el Señor de los Muertos, ha descubierto la reaparición de Thor y desata a sus draugar, los caminantes no muertos, contra el Dios del Trueno, buscando destruir el último vestigio de los antiguos mundos y la única esperanza para el presente.

Para cualquier lector de comics Marvel el nombre de Walter Simonson siempre estará unido a Thor, el Dios del Trueno. Su etapa de mediados de los 80 es para mi una de las 10 mejores historias de Marvel de todos los tiempos, así de buena me parece. Así que cuando se anunció que Simonson volvía a los mitos nórdicos con una nueva historia protagonizada por Thor, fue como si lanzaran fuegos artificiales.

Pero aunque parezca una obviedad, el Thor que Simonson mos muestra en Ragnarök no tiene nada que ver con el de los comics Marvel. Y lamentablemente, la sombra de su icónica etapa de Marvel quizá sea demasiado larga, y las expectativas, imposibles de superar.

Que mis palabras no os confundan, Ragnarök es un buen comic. Para tener 71 años, Simonson demuestra estar en plena forma como storyteller, y los colores de Laura Martin son perfectos para sus lápices y evocan la épica de las historias clásicas del Dios del Trueno.

El problema de Ragnarök es que Simonson está tan centrado en su historia y en trasladar elementos de los mitos nórdicos que se olvida de crear personajes carismáticos, o que nos transmitan alguna empatía. En la mítica saga de Surtur en Marvel, Thor era el DIOS DEL TRUENO. Pero no solo él brillaba. Balder, Loki, Beta Ray Bill… hasta Skurge el Ejecutor sudaba carisma en cada viñeta.

Sin embargo, en Ragnarök los personajes son solo piezas necesarias para que la historia avance. La historia está bien y se desarrolla hasta un correcto y lógico final que abre la puerta a la siguiente etapa en el camino de Thor para alcanzar su venganza frente a Angantyr. Pero sin carisma, nada emociona ni hace que nos enganchemos.

El ejemplo más claro de esto es Thor, que es solo una sombra de su versión icónica. Entiendo que probablemente esto algo buscado intencionadamente por parte de Simonson, por un lado para alejarse de sus páginas de Marvel, y por otro por el drama de saber que es el último Dios vivo, tras despertar en un mundo arrasado en el que todos sus seres queridos hace siglos que han muerto. No es sólo que su aspecto gráfico le acerque a los zombies, ya que de hecho se ha levantado de entre los muertos, es que su carisma roza ese nivel.

Creo que quizá me está quedando un comentario demasiado negativo hacia este segundo tomo de Ragnarök, cuando lo cierto es que no es un mal comic. De hecho, a pesar de estos elementos menos buenos que comento, lo cierto es que voy a seguir comprando este comic. Hay muchos autores clásicos (si Miller, te miro a ti), que creativamente han envejecido muy mal. Me alegra comprobar que Simonson mantiene a su edad una lucidez narrativa digna de elogio. Quizá sus páginas tengan cierta sensación “viejuna” al volver a elementos muy conocidos en su obra, pero mi corazoncito de fan se alegra al pasar cada página, o viendo sus característicos efectos de sonido épicos.

Comparto a continuación las primera páginas de este tomo, por si alguno de vosotros no está familiarizado con el estilo de Simonson.

Enhorabuena Walter, ójala mantengas tu creatividad durante muchos años más. Yo estaré aquí para comprarlo.

PUNTUACIÓN: 7/10

Anuncios

Crítica de Kingsman: El círculo dorado de Matthew Vaughn

Mi comentario sobre Kingsman: El círculo dorado de Matthew Vaughn va a ser muy sencillo y rápido. ¿Te gustó Kingsman: Servicio Secreto? Entonces disfrutarás un montón esta continuación. Por el contrario, si la adaptación del comic de Mark Millar y Dave Gibbons te pareció soez y over-the-top, entonces mejor que te ahorres esta nueva película. Por suerte, yo me encuentro dentro del primer grupo, así que para mi han sido 140 minutos de diversión políticamente incorrecta protagonizada por personajes carismáticos y con unas escenas de acción espectaculares e imaginativas.

PUNTUACIÓN: 8/10

Kingsman: El círculo dorado es una historia completamente original que no adapta ningún comic de Mark Millar. Está escrita por Matthew Vaugh en colaboración con Jane Goldman, colaboradora habitual del director y productor inglés.

Cuando el cuartel general de los Kingsman es destruido  por un misterioso cártel de la droga liderado por la sociópata Poppy Adams (Julianne Moore), Eggsy (Taron Egerton) tendrá que viajar junto a Merlin (Mark Strong) a los Estados Unidos para pedir ayuda a sus primos lejanos, los Statesmen. Ambas organizaciones secretas de élite tendrán que unir sus recursos para intentar derrotar a su enemigo común y salvar al mundo…

Kingsman: Servicio Secreto (2015) me pareció una película increíblemente divertida y carismática que mejoraba considerablemente el correcto tebeo de Mark Millar y Dave Gibbons. El éxito de esta película en un año en el que se estrenaron infinidad de películas de espías fue todo una sorpresa y un soplo de aire fresco a un género que parecía que ya no tenía nada interesante que contar tras las películas de Jason Bourne.

Fox dió luz verde a la continuación, pero a la vez ponía el listón muy alto y podía provocar unas expectativas imposibles de superar. En este sentido me alegra comprobar que Kingsman: El circulo dorado “sólo” ofrece más de lo mismo. Hablo,  claro, de acción super espectacular con grandes dosis de inventiva e imaginación, multitud de personajes carismáticos en cada fotograma y situaciones irreverentes, over-the-top y políticamente incorrectas que me sacaban la sonrisa constantemente.

No diría que Kingsman: El círculo dorado es mejor que su antecesora, pero seguro que no es peor. Cumple sobradamente con nuestras expectativas y es una película palomitera en el mejor sentido que ofrece lo que se espera de ella sin reirse del espectador.

Técnicamente, la película se sale. Ya no es una sorpresa comprobar como Matthew Vaughn nos ofrece unas imágenes espectaculares y unos planos perfectos en cada escena. Lo increíble es que Vaughn haya realizado esta película con “sólo” 100 millones de presupuesto, una minucia si lo comparamos con otras películas recientes como Batman v. Superman, X-Men: Apocalypse o Transformers 5.

Ayudado por el director de fotografia George Richmond, que ya trabajó en Kingsman: Servicio Secreto, la acción está siempre clara y nítida. Vaughn mete al espectador en medio del meollo y siempre tenemos clara la situación de cada personaje  en la escena, entendiéndose lo que está pasando. Además, los planos generales son espectaculares y en las escenas de diálogos la cámara está en el sitio justo para enfatizar los sentimientos de los personajes.

Otra cosa a destacar es que cuando vi que la película duraba 140 minutos, temí que se me hiciera demasiado larga. Nada más lejos de la realidad, la película pasa en un suspiro gracias al gran sentido del ritmo de Vauhgn, alternando los momentazos para que en ningún momento sientas que una escena o personaje sobran o están para hacer bulto y rellenar minutos. Al final, fueron casi dos horas y media de pura diversión.

Pero es que además el casting es un acierto brutal y se nota que todo el mundo se lo está pasando en grande. Vaughn consigue que conectemos con todos los personajes, independientemente de sus minutos en pantalla, y nos dejan con ganas de más. Para los que sobrevivan, claro.

Julianne Moore lo borda como una maruja psicópata obsesionada con la estética de los 50 que domina el mayor cartel de la droga a nivel mundial y cuyo plan maléfico es casi tan estúpido como el de Samuel L. Jackson en la primera película. La villana es quizá el eslabón más débil de la cadena, pero es la protagonista de algunos de los gags más bestias de la película y su actitud “happy” contrasta con sus acciones brutales.

En el lado de los americanos, tenemos a Jeff Bridges como Campagne, el director de los Statesmen, con pocos minutos pero bien aprovechados. Channing Tatum es Tequila, el agente más duro del cuerpo, Pedro Pascal es Whiskey, maestro en el uso del látigo y Halle Berry es Ginger, la oficial de inteligencia que solo desea un puesto como agente de campo pero que es rechazada una y otra vez sólo por ser mujer. Y por si fuera poco, tenemos al Presidente de los Estados Unidos interpretado por Bruce Greenwood, que dará un nuevo significado a la expresión “ganar la guerra contra la droga”.

Por el lado británico, además de Eggsy (Taron Egerton) y Merlin (Mark Strong), descubriremos cómo pudo sobrevivir Galahad (Colin Firth) al final de la anterior película, y volveremos a ver a Roxy (Sophie Cookson), la Kingsman compañera de Eggsy.

Además, comprobaremos cómo la Princesa heredera Tilde de Suecia (Hanna Alström), protagonista de la criticada broma del final de la primera Kingsman ha encontrado con Eggsy al amor de su vida, lo que demuestra que algo bueno salió después de todo y siempre hay luz al final del túnel. Ya lo se, es una broma de mal gusto, pero no pude evitarla…  y encaja perfectamente con el tono irónico y desmitificador de la película.

Y destacar también la impresionante aparición de Elton John interpretándose a si mismo, que protagoniza uno de los numerosos momentazos de la película. Viéndole en pantalla no me cabe duda que todo el reparto de lo ha pasado de p#$@ madre rodando esta película.

Vi la película en versión original, y me encantó el exagerado y divertido contraste entre el perfecto acepto British de los Kingsman y el cerrado acento tejano de los Statesmen yankis. Pero es que Eggsy cambia mucho cuando está en misión oficial, compórtandose como un perfecto gentleman, a cuando está con sus colegas del barrio y su acento es el un pandillero más. Habla y se comporta completamente diferente. Estos los pequeños gustazos que solo se disfrutan con la V.O. y que seguro se pierden con la traducción.

Esto me lleva a las escenas de acción. Como en todo en Kingsman: El círculo dorado, la acción no sorprende como lo hizo en la primera película. Pero ya le gustaría al 99% de los directores de acción actuales tener el sentido del ritmo y la continuidad que tiene Vaughn. Las persecuciones son increíbles y las peleas y tiroteos cuentan con unas coreografías fluidas y espectaculares. Aún sin elemento sorpresa, diría que el climax final está a la misma altura que el ya clásico tiroteo en la iglesia protagonizado por Colin Firth en la primera parte.

Si, Kingsman 2 es más de lo mismo. Pero si es un producto de esta calidad, ya pueden empezar a rodar la tercera parte, que yo pagaré encantado por verla en el cine. Como dirían en los USA, “Shut up, bitch, and take my money!” Vaya, Matthew Vaughn me está convirtiendo en un mal hablado…

Esto me lleva al tema de las críticas de los medios “serios”. La verdad es que las críticas a Kingsman 2 no están siendo demasiado buenas, y en muchos artículos se comenta como negativo que la película no sorprende porque es igual a la primera. Aunque esto es un hecho objetivo, me sorprende como esto se expresa masivamente con una connotación super negativa que pesa más que todo lo bueno que la película ofrece, que es mucho. ¿Por qué no leí esos mismos comentarios de “más de lo mismo” con Fast 8, cualquier película de James Bond, Jurassic World o Star Wars VII? Pongo estos ejemplos, pero eso mismo podría decirse del 75% del cine comercial americano.

Compruebo además que la broma sexual del final de Kingsman 1 no le gustó nada a algunos críticos. En especial a las de sexo femenino, pero no exclusivamente. Y no han perdido tiempo en recordarlo cuando comprobamos que Kingsman 2 tiene este mismo tipo de gags sexuales. Pero ¿tan difícil es de ver que esas bromas buscan exponer de forma irónica (y un poco burra, por qué no decirlo) el machismo de las películas de James Bond en las que en cada película tiene una nueva novia de la que está enamoradísimo de una forma pura, para luego tirarla a la basura? El final de Kingsman 1 en ese sentido era muy bestia, pero más honesto. “Si salvas el mundo te daré tu premio”, dijo la princesa. Y cumplió. No había amor, solo cumplía el acuerdo con Eggsy.

Entiendo que es mucho más machista una película al azar de James Bond que las de Kingsman, que reconociendo el machismo implícito en este tipo de cine, subvierten las reglas tradicionales y crean escenas super divertidas y over-the-top para poner encima de la mesa todos estos clichés y reirse de ellos. No se, a lo mejor el raro soy yo…

Como comentaba, viendo la calidad de Vaughn, ojala hubiera dirigido él películas decepcionantes como Logan o X-Men: Apocalypse, también producidas por Fox. Otro gallo hubiera cantado. Además, lleva tiempo comentándose que Vaughn sería el director perfecto para dirigir una hipotética Man of Steel 2, que devolviera al personaje al tono correcto que Snyder nunca entendió. No puedo estar más de acuerdo, con Vaughn a los mandos, la película sería increible. Dicho lo cual, lamentablemente no creo que lleguemos a ver nunca estrenada esta película. Aunque Vaughn ha trabajado para Fox en X-Men: First Class, tuvo muchísima libertad porque prometió una película barata y rápida de rodar y los ejecutivos no sabían muy bien qué hacer con la franquicia tras X-Men 3. En el caso de Warner, no tengo duda que sus ejecutivos intentarían controlar y cambiar los planes de Vaughn. Aunque ojala me equivoque.

Comparto el primer trailer de la película:

Como ya he comentado, Kingsman: El círculo dorado es una excelente película de entretenimiento que tiene claro que quiere ofrecer a los espectadores y triunfa al cumplir con nuestras expectativas, algo que no puede decirse de la mayoría de películas palomiteras actuales.

PUNTUACIÓN: 8/10

Jupiter´s Legacy Vol. 2 de Mark Millar y Frank Quitely

Más de dos años después, por fin hemos podido disfrutar del segundo volumen de Jupiter´s Legacy, la notable serie Mark Millar y Frank Quitely. Y la verdad es que aunque visualmente es una pasada, la historia acaba resultando un poco más de lo mismo, repitiendo algunos patrones habituales en la obra de Mark Millar.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Mark Millar planeaba Jupiter´s Legacy como su gran epopeya de super-héroes. El primer tomo fue sorprendente y action-packed, contando el que parecía el final de una saga de héroes que protegieron el planeta desde finales de los años 30.

En este segundo tomo, Chloe Sampson, su pareja Hutch y su hijo Jason buscarán enfrentarse a Brandon, el hermano de Chloe y Presidente de los Estados Unidos, y su tío Walter, que controlan a todos los super-héroes del pais. Para ello, tendrán que reunir a su propio ejército, aunque sea reuniendo a los pocos supervillanos que aún no han sido detenidos.

Mark Millar es un tío muy listo. Sabe reunirse con los mejores dibujantes para sus series, y Frank Quitely sin duda lo es. Sin embargo, el artista escocés es cada vez más lento. Por eso Millar publicó tras el primer volumen de Legacy la serie de 12 números Jupiter´s Circle, en la que contaba el pasado de los primeros superhéroes, que en Legacy ya eran adultos. Aunque esta serie me gustó bastante, al final era un “aperitivo” que servía para que Quitely tuviera más tiempo para dibujar este segundo arco. A pesar de ello, han pasado más de 2 años desde que se publicó el primer volumen de Legacy, y este segundo volumen es una historia contada en 5 números, por los 6 de la primera. Quitely tiene muchas virtudes, pero la velocidad no es una de ellas.

Y lo cierto es que aunque globalmente el tebeo me ha gustado, toda esta espera juega totalmente en su contra, ya que crea una expectativas desproporcionadas que lógicamente el tebeo no consigue superar.

Entiendo que no todo es achacable a Quitely, ya que Millar es un hombre cada vez más ocupado, y ha publicado en este tiempo series como Empress con Stuart Immonem, Starlight con Goran Parlov, o Chrononauts con Sean Murphy. Y este mes se publica en España Reborn, junto a Greg Capullo, que espero poder comprar y leer muy pronto. No es solo “problema” de Quitely, sino del propio planning de escritura que Millar.

Hablando de Millar, la historia de este segundo volumen la calificaría solo de correcta. Ofrece un montón de momentos para que Quitely se luzca, pero sin llegar a sorprender como en otras obras suyas. Su narración como siempre se caracteriza con un menos-es-más, en el que el diálogo es mínimo y va directo al grano, sin dejar un segundo de respiro. A pesar de todo, consigue algunos buenos momentos, como la reunión de Hutch con su padre George Hutchence / Skyfox, en el pasado un héroe junto a Sheldon Sampson, pero que se convirtió en supervillano en las páginas de Jupiter´s Circle. Sin embargo, globalmente el haber tenido que esperar más de dos años para leer esta historia te deja cara de “pues tampoco es para tanto”. Y lamentablemente tenemos razón.

Comparto algunas páginas de acción en las que Quitely demuestra toda su habilidad narrativa, sus impresionantes composiciones de página y toda su fuerza.

Aunque este segundo volumen cierra una parte de la historia, Millar ya anuncia el tercer volumen “Jupiter´s Requiem”, en el que probablemente expliquen el porqué Sheldon Sampson y su familia recibieron sus poderes en primer lugar. Lamentablemente, este volumen no saldrá hasta 2019, así que ya podemos armarnos de paciencia.

Jupiter´s Legacy Vol. 2 me ha gustado y me ha parecido muy entretenido. Creo que es una lectura que gustará a todos los fans de los superhéroes. Pero sigo sin explicarme cómo es posible que tarden más de dos años entre un volumen y otro.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Black Science Vol. 6

Tras unos meses de espera, el sexto tomo de Black Science de Rick Remender y Matteo Scalera consigue una vez más elevar el nivel de amenaza y ofrecer un nuevo giro a esta excelente historia de ciencia ficción.

PUNTUACIÓN: 8/10

Este sexto tomo recopila los números 26 al 30 de la serie editada en los Estados Unidos por Image Comics. Si en el tomo anterior vimos como Grant McKay llegaba por fin de vuelta a la Tierra, tras años viajando entre dimensiones, pero comprobando que no iba a ser ni muchos menos el final feliz que él esperaba, en este tomo la familia McKay volverá a reunirse. Lástima que los problemas del multiverso han llegado con ellos a nuestra dimensión.

La verdad es que es una gozada disfrutar de un equipo creativo dándolo todo en cada página, ofreciendo un excelente entretenimiento que no repite una fórmula de éxito. Matteo Scalera es un narrador brutal, acertando no solo en las sobresalientes escenas de acción, sino también en los momentos más dramáticos para los personajes. Rick Remender continúa sorprendiendo y reinventando la serie, de forma que nunca tenemos la sensación de que está exprimiendo la vaca del dinero, sino que la historia continua de forma lógica en todo momento. Además, como en tomos anteriores, sabe sacar el máximo partido a las habilidades narrativas de Scalera, de forma que nos cuenta la historia a través de la acción.

Comparto las primeras páginas de este tomo, en el que Pia, la hija de Grant, descubre que un dimensionauta de su equipo podría estar vivo en Hong Kong, iniciando un viaje más peligroso de lo que podría imaginar.

Back Science sigue ofreciendo un excelente entretenimiento, manteniendo la tensión y las sorpresas y dando la sensación de que todo puede pasar. No se cuanto más va a durar esta historia antes de alcanzar el final, pero si mantienen este nivel, tenemos diversión para rato.

PUNTUACIÓN: 8/10

 

Reseñas Express: Mark Waid en Marvel

Como comentaba hace unos días en el post celebrando el cuarto cumpleaños del blog, hay un montón de comics que no me ha tiempo de comentar como me gustaría. Por eso voy a aprovechar hoy para hablar sobre las series que Mark Waid ha estado escribiendo para Marvel en los últimos tiempos: Vengadores con Mike del Mundo, Campeones con Humberto Ramos y Viuda Negra con Chris Samnee, ahora que he podido leer los finales de sus primeros arcos.

Marvel preparó un back-to-basic para Los Vengadores tras las Secret Wars. Después de la larga e innovadora historia-río escrita por Jonathan Hickman que se desarrolló a lo largo de varios años, tocaba volver a historias más ligeras y autocontenidas. Para ello, la elección de Mark Waid dentro de la iniciativa “All-New, All-Different” desarrollada a final de 2015 fue aclamada por los fans dada su amplia experiencia y conocimientos del Universo Marvel.

El giro principal que Waid preparó para este primer volumen fue la alineación elegida, con una estudiada mezcla de veteranía y juventud. En el lado de los adultos, encontramos a Iron Man (Tony Stark), Vision y dos miembros de toda la vida pero en sus nuevas encarnaciones: Capitán América (Sam Wilson) y  Thor (Jane Foster). El gran cambio llegó por el lado de los novatos, al incorporar Waid a los dos principales héroes juveniles de la editorial, Spider-Man (Miles Morales) y Ms. Marvel (Kamala Khan), a los que se unió el nuevo Nova (Sam Alexander). Este choque generacional prometía darnos muchos momentos de gloria… que nunca llegaron.

Aunque eran unos tebeos super correctos, algo no acababa de encajar. A lo mejor fue debido a los dibujos de Adam Kuber y Mahmud Asrar. O quizá porque la finalidad última de este volumen era preparar el terreno de lo que estaba por llegar tras Civil War II: La nueva serie de Campeones protagonizada por los héroes juveniles de Marvel, y el nuevo volumen de Vengadores con Kang War One, que son las que voy a comentar.

 

CAMPEONES 1-7 Mark Waid y Humberto Ramos.

¿De qué va? Los héroes adolescentes de Marvel están cansados de seguir a la sombra de los adultos y deciden formar su propio grupo. Junto a Ms. Marvel (Kamala Khan), Spider-Man (Miles Morales) y Nova (Sam Alexander) veremos las aventuras de un grupo formado además por Viv Vision (recién salida de la miniserie de Tom King y G. Hernández Walta), Hulk (Amadeus Cho) y el joven Cíclope (Scott Summers), un grupo que busca inspirar a las nuevas generaciones haciendo las cosas de forma diferente.

Valoración: La sensación que me da tras haber leído de golpe estos tebeos es que a Waid lo que realmente le apetecía escribir era Campeones, y para ello ha tenido que pagar el peaje de los Vengadores. Sus guiones son ágiles y las relaciones entre todos los chavales funcionan, creando momentos super divertidos, manteniendo la esencia de cada uno. Sus historias están orientadas a un público juvenil y presentan temas de respeto hacia los diferentes y promoviendo la tolerancia, algo muy necesario en estos momentos.

Además, Waid crea los que serán sus archienemigos, los Autónomos, un grupo de jóvenes superpoderosos que se alquilan a megacorporaciones que buscan aplastar a gente corriente. Son por tanto sus opuestos en todo, carecen de valores éticos y morales, y harán lo que sea para conseguir dinero, fama y fiesta, sin importar a quien pisoteen.

En el lado del dibujo, Humberto Ramos no es del gusto de todo el mundo, pero yo creo que su estilo es perfecto para una serie juvenil como esta. Su dibujo es sobresaliente en lo referido a la caracterización de todos los personajes y sus expresiones. Además, sus escenas de acción son ágiles y fluidas. Comparto algunas páginas del primer número en el que se produce la ruptura con los adultos.

 

PUNTUACIÓN: 7.5/10 El mejor tebeo actualmente de Waid. El feeling perfecto de las aventuras de siempre de Marvel, que gustará a lectores veteranos y noveles. 

 

VENGADORES 1-6 Mark Waid, Mike del Mundo, con portadas de Alex Ross.

¿De qué va? Tras Civil War II y el cisma provocado por los Campeones, esta nueva formación de los Vengadores cuenta como miembros a Capitán América (Sam Wilson),  Thor (Jane Foster) y Vision del volumen anterior, a los que se les unen Spiderman (Peter Parker), Hércules y la nueva Avispa (Nadia Pym).

Este volumen continúa y resuelve tramas del anterior volumen. Tras un ataque de Kang del futuro, Vision viajó en el tiempo como represalia y robó de la corriente temporal al bebé que acabará convirtiéndose en Kang / Inmortus. Aunque su intención era acabar con esta amenaza, lo único que va a provocar son aún más paradojas y una guerra abierta contra Kang. En este caso, Kang War One es un título totalmente ilustrativo de la historia que vamos a leer.

Valoración: El tebeo tiene un gran problema, y es el dibujo del excelente Mike del Mundo. El caso es que me encanta el estilo de del Mundo y sus páginas son obras de arte que estaría mirando durante horas. Pero en Vengadores no funciona.

Y eso que Waid entiende las fortalezas del dibujante filipino y le ofrece muchos momentos de lucimiento al viajar los Vengadores por la corriente temporal. Pero la historia no se lee con facilidad y los héroes no trasmiten sus personalidades.

Aunque el problema no es solo Del Mundo, la historia de Waid al final se queda en “otra historia más de Kang”, y no precisamente de las mejores o más emocionantes. Como comentaba antes, los Vengadores de Waid son correctísimos pero no enamoran. Voy a seguir dándole un voto de confianza a Waid hasta el final de Imperio Secreto, pero cada vez le queda menos crédito.

PUNTUACIÓN: 6/10 Una historia correcta que cierra varias tramas abiertas pero que NO tiene el feeling que un tebeo de Vengadores debería tener.

 

Viuda Negra Volumen 2, de Mark Waid y Chris Samnee.

¿De qué va? “No más secreteos” es el segundo y último tomo de la historia de Waid y Samnee, agrupando los números 7 al 12 de la edición americana. En el primer volumen que reseñé hace algún tiempo, Natasha se convirtió en una fugitiva de SHIELD y descubrió que La Habitación Roja, el lugar en que Natasha Romanov fue transformada en una máquina de matar, había vuelto a abrirse, más peligrosa que nunca.

La Viuda Negra planea su total destrucción, pero antes tendrá que enfrentarse a la hija de su directora, quien está decidida a probar su valía asesinando a Natasha.

Valoración: El primer tomo me gustó mucho, y disfruté de un equipo creativo en total sintonía que contaban una buena historia a partir de las escenas de acción. Waid consigue que Samnee se luzca en cada página, y aunque la historia no sobresalía por su originalidad, mientras funcionara en la página impresa a mi me vale.

Sin embargo, este segundo no consigue ofrecer el climax que la historia merecía, quedándose de nuevo la historia en solo correcta. Al final la Habitación Roja y sus alumnas no consiguen crear sensación de verdadero peligro en la historia y quedan en unas elegantes páginas con una narración fluida y elegante. Este problema narrativo y la falta de amenaza hizo que me acordara de  Matrix y Matrix Reloaded, su secuela que aunque ofreció el típico “bigger, longer, louder”, perdió uno de sus principales elementos, la sorpresa y una amenaza real para el protagonista.

En todo caso, estamos ante un tebeo extraordinariamente dibujado que se lee en un suspiro. Y aunque su historia no es muy original, en el fondo su única pretensión es la ofrecer un buen entretenimiento, cosa que creo que consigue ámpliamente.

Comparto algunas páginas del primer número de este tomo, el séptimo número de la edición USA.

PUNTUACIÓN: 6.5/10 Un buen cierre del arco de Waid y Samnee con el personaje, pero que no llega a cumplir las expectativas del primer volumen.

 

A Mark Waid le pido más. Y aunque espero con ganas poder leer la versión que Waid y Samnee van a hacer del Capitán América una vez termine Imperio Secreto, lo cierto es que publicar tebeos correctos empieza a no ser suficiente.

Espero que estas reseñas os sean de utilidad, aunque sean en este formato reducido. ¡Saludos a todos!!

Comienza Imperio Secreto de Marvel

Esta semana por fin pude leer el arranque de Imperio Secreto, el último evento de Marvel que concluye la historia de Nick Spencer en la que ha convertido a Steve Rogers en un agente de Hydra.

Un envejecido Steve Rogers sin sus habilidades de Super Soldado había pasado el testigo de Capitan América a su compañero, Sam Wilson (El Halcón). Sin embargo, pasado un tiempo, recuperó sus habilidades gracias a un Cubo Cósmico en el crossover “Punto Muerto”, que tuvo lugar en la prisión de supervillanos de Pleasant Hill.

Esto inauguró un periodo de un año en el que han convivido dos series en paralelo protagonizadas por dos Capitanes América, Sam Wilson y Steve Rogers. Dado que  ambas series están escritas por Nick Spencer, Panini decidió con buen criterio unificarlas en una única serie.

Sin embargo, la vuelta de Steve Rogers a la primera línea de batalla escondía un oscuro secreto.  Y es que en Mayo de 2016 se descubrió en los USA que Cráneo Rojo había usado el Cubo Cósmico para alterar el pasado y los recuerdos de Steve, de forma que cuando volvió a su plenitud física, se había convertido en ¡UN AGENTE DE HYDRA! El ya mítico “Hail Hydra” provocó una enorme polémica que se ha arrastrado hasta ahora.

Lo primero que agradezco es la valentía de Marvel de permitir que Spencer haya podido contar esta historia durante todo un año. Los lectores veteranos sabemos que las historias en los comics de super-héroes suelen ser cíclicas y al final todo vuelve a su statu-quo previo. Pero había que tener narices para dar luz verde a una historia en la que el mayor héroe del Universo Marvel, su centro moral, se convierte en un villano y ejerce como tal en la sombra. Aunque hay que reconocer que este concepto tampoco es especialmente novedoso, ya que lo vimos hace pocos años en “Superior Spiderman”, la historia de Dan Slott en la que la mente del Doctor Octopus se apoderaba del cuerpo de Peter Parker.

En la serie de Capitán América hemos visto por un lado como Sam Wilson se  enfrenta a una América cada vez más radicalizada que no le quiere como Capitán América. Y lo que es más importante, su lucha contra sus propias dudas internas, ya que sabe que él nunca podrá ser tan bueno como lo fue Steve.

Para empeorar la situación, Steve ha actuado en la sombra contra Sam para acabar con él, mientras ponía en marca su plan de dominación global. Y en paralelo, Spencer nos ha mostrando los detalles del nuevo pasado de Steve en 1941, en los que fue reclutado por Hydra antes de recibir el suero del Super Soldado.

Tras Civil War II, Steve se ha convertido en Director de SHIELD y ya tiene todos los medios para poner en marcha su plan, cuyo desarrollo vamos a ver en Imperio Secreto.

Imperio Secreto es una serie de 10 números que cuenta además con un número 0 de presentación, que se acaba de publicar en España. Este número 0 ha sido dibujado por el español Daniel Acuña, con Rod Reis para las escenas de flashback. La verdad es que es un verdadero placer volver a disfrutar de la calidad y personalidad del dibujo de Acuña.

Para la serie principal, que se publicará en España de Septiembre a Enero, Marvel ha optado por utilizar a varios dibujantes que aseguren la salida puntual de los comics. De esta forma, la editorial evita los retrasos que sufrimos con Secret Wars o Civil War II, aunque sea a costa de perder la coherencia narrativa de la serie a nivel visual.

Y es que aunque los artistas elegidos son todos de primer nivel, su elección me extraña muchísimo porque son dibujantes con estilos muy marcados y diferentes entre si que no pegan ni con cola. Steve McNiven va a dibujar el primer y último número, mientras que Andrea Sorrentino dibujará cuatro números, los números 2, 3, 5 y 7, Leinil Francis Yu los números 4, 6 y 9 y Daniel Acuña el 8. A este baile se une además Rod Reis para las escenas de flashbacks, tal y como ya le vimos en este número 0 inicial.

La única coherencia artística la encontraremos en las excelentes portadas realizadas por Mark Brooks, que provocan un gran impacto visual y emocional y que me encantan.

Este baile de dibujantes creo que a la larga no le hace ningún favor a la serie, pero me gusta que Nick Spencer haya podido escribir su historia de inicio a fin, y espero que lo haga de forma satisfactoria. Aunque  supongo que como siempre en Marvel, el final de este Imperio Secreto servirá para abrir la puerta al siguiente arco de la editorial.

Mientras tanto, comparto algunas páginas del excelente arte de Acuña de este número 0, que sirva para abrir boca y mostrar como todo el Universo Marvel se ha a ver afactado por los planes de dominación de Steve Rogers.

Tengo muchas esperanzas que Imperio Secreto sea una historia notable que nos quite el más sabor de boca que nos dejó el anterior evento de Marvel, Civil War II, escrito por Brian Michael Bendis. Espero que sea así. En todo caso, tanto si eres un lector veterano de Marvel como si empiezas ahora con este hobby, creo que es una historia que no te puedes perder.

¡Saludos!

 

 

 

Batman 1-8 de Tom King (Rebirth)

El periodo vacacional ha servido para ponerme al día con el Batman de Tom King, serie nacida a partir del Rebirth de DC Comics. Y si bien su arranque no fue todo lo bueno que se esperaba, su siguiente arco “Yo soy suicida” apunta que la etapa del guionista de Vision o Sheriff de Babylon puede ser memorable. Reseña de los números 1-8 de la edición española de EEC Ediciones, que agrupan los números 1-15 de la serie americana, menos los números 7 y 8 USA, publicados por separado en España en el tomo unitario “La noche de los Hombres-Bestias” que agrupa todo este crossover que no forma parte del arco principal de King.

PUNTUACIÓN: 8/10

Tom King se ha convertido en uno de los escritores imprescindibles del panorama comiquero USA. Las expectativas estaban por todo lo alto cuando se anunció que iba a tomar las riendas de la serie emblema de DC Comics, BATMAN, tras la larga etapa de Scott Snyder y Greg Capullo. Snyder y Capullo en sus 5 años en la serie consiguieron un gran éxito de ventas que convirtió a Batman en la serie más vendida de la editorial, pero también fueron muy polémicos por la resolución de las historias de Snyder, que casi siempre decepcionaban. Y lo cierto es que el primer primer arco de King en la serie, “Yo soy Gotham”, fue también una pequeña decepción y un jarro de agua fría para los lectores.

En este primer arco dibujado por Dave Finch, conoceremos a la nueva pareja de héroes de la ciudad, Gotham y Gotham Girl, unos jóvenes superpoderosos con la mejor de las intenciones pero quizá con un corazón demasiado inocente para soportar los horrores de Gotham.

El hecho de comenzar un nuevo volumen de Batman creando la que claramente era una mala copia de Superman lo cierto es que rompió todas las expectativas de los lectores. Aunque la etapa también tenia elementos para la esperanza, como por ejemplo el primer número de la serie, en la que King muestra que Batman está dispuesto a morir sin pensárselo dos veces con tal proteger a los habitantes de su ciudad.

Otro de los problemas de “Yo soy Gotham” fue sin duda el dibujo de Dave Finch. Finch es un dibujante resultón perfecto para portadas de gente posando, pero que es un narrador bastante limitado. No acabo de entender los motivos de su innegable popularidad en los USA, ya que sus dibujos trasmiten una rigidez y una sensación tremenda de que siempre dibuja los mismos planos y caras debido a su limitado registro narrativo, que no ayudó a disfrutar este arco, y posiblemente hiciera que la historia de King pareciera peor de lo que realmente era.

Globalmente “Yo soy Gotham” fue un arco correcto que aunque decepcionó sí evidenciaba que Tom King tenía un ámplio margen de mejora en cuanto encontrara su propia voz para el Caballero Oscuro de Gotham.

Sin embargo, el segundo arco “Yo soy suicida” muestra una mejora exponencial, no solo en la narración de King sino también en el dibujo del excelente dibujante español Mikel Janin. Continuando la historia iniciada en “Yo soy Gotham”, Batman debe viajar a Santa Prisca, isla del Caribe controlada por Bane, para recuperar algo que necesita que aliviar las consecuencias de arco previo. Claramente superado por Bane, Batman juntará un improbable equipo de villanos y antihéroes para que le ayuden en su misión.

Yo soy suicida muestra a un King en plena forma que alterna una narración en off en paralelo a la acción mostrada en las viñetas, que sirve para dar mayor profundidad a varios personajes y que muestran como Batman no es tan diferente a varios personajes de su mundo. Este recurso no es nuevo, ya que lo ha utilizado en Omega Men, Vision y El Sheriff de Babylon, pero en este segundo arco es cuando encaja por fín, hasta el punto que la historia en Santa Prisca se convierte casi en secundaria ante el estudio de los personajes que nos propone King.

Eso no quiere decir que esta historia sea “paja” sin interés, ya que el dibujo de Mikel Janin es sobresaliente y eleva el nivel del arco anterior. Janin es todo lo contrario que Finch, un gran narrador que busca siempre la mejor forma de contar una historia, consiguiendo que todo fluya a la perfección con ángulos de cámara atractivos y novedosos. En lo referido a storytelling, Janin le pega mil vueltas al estilo “hot” de Finch, por lo que leer esta historia con muchas similitudes a Ocean´s Eleven o Misión: Imposible haya sido un placer.

La guinda del pastel ha sido “Azoteas”, publicado en el número 8 de la edición española que agrupa los números 14 y 15 americanos. Estos 2 números están dibujados por Mitch Gerads y sirven de epílogo de “Yo soy suicida”, en lo relativo a la relación de Batman y Catwoman. Siempre se ha dicho que Batman y el Joker son dos caras de la misma moneda, pero el arco de King sirve para poner de relevancia las similitudes y diferencias entre ambos, conociendo que tienen más puntos en común de los que inicialmente habiamos pensado.

La historia de King consigue emocionar en muchos momentos, y el dibujo de Gerads resulta perfecto para ello. Aunque es peor narrador que Janin, Gerads consigue transmitir un montón de sentimientos con las miradas de los protagonistas, y esta noche supone una pausa en la ajetreada vida de Selina y Bruce, y significa un gran momento en la historia de ambos personajes.

En muchos momentos he pensado que tras casi ochenta años de existencia ya lo hemos visto todo sobre Batman, y que los comics actuales solo reciclan conceptos conocidos con más o menos acierto. La historia de King, como antes me pasó con Grant Morrison, me está pareciendo sorprendente con el añadido que no rompe la baraja del juego, sino que construye sobre la historia del personaje. Es muy fácil romper con todo lo anterior y empezar de cero sin tener en cuenta lo ya publicado, pero este arco está firmemente conectado con el universo DC y continúa las historias que le precedieron, mostrando un gran respeto por las historias y autores que han formado parte la franquicia del murciélago.

Y por si fuera poco, aunque cada arco puede ser leído y disfrutado por separado, estamos leyendo una gran historia-río que conecta todos los argumentos presentados hasta la fecha, lo que me invita a pensar que la conclusión puede ser brutal. Tom King está demostrando mes a mes que es un gran escritor con una buena historia que contar de Batman. ¡Vamos a disfrutarla!

PUNTUACIÓN: 8/10