Archivo de la etiqueta: Comic USA

Moon Knight – Encarnaciones

Panini ha publicado el segundo tomo de la etapa de Jeff Lemire al cargo de Moon Knight (Caballero Luna), en la que seguimos conociendo más detalles de su enfermedad mental y sus diferentes personalidades.

Este tomo contiene los números 6 al 9 de la actual serie (el Volumen 8!), y el 2º número de la serie original, publicado en 1980, obra de Doug Moench y Bill Sienkiewicz. En él, ¡conoceremos a todos los hombres que viven dentro de la cabeza del Caballero Luna!  Steven Grant ha despertado en Nueva York listo para producir el siguiente éxito de taquilla de Marvel, mientras Jake Lockley conduce su taxi por las calles de la ciudad. Pero ¡espera! El Capitán Marc Spector se enfrenta en la luna a una invasión de hombres-lobo que se han apoderado del planeta… ¿Qué está pasando? ¿Se ha vuelto definitivamente loco o está ocurriendo todo esto de verdad? Y la pregunta principal… ¿Donde está el verdadero Marc Spector? Aunque, ¿acaso existe esa persona?

Para este arco, Jeff Lemire está acompañado por varios artistas que narran los arcos de cada personaje, de manera que cada aventura tiene una personalidad diferenciada. Wilfredo Torres (Jupiter´s Circle) se encarga de Steven Grant el productor, Francesco Francavilla (The Black Beetle, Afterlife with Archie) del taxista Jake Lockley, mientras que James Stokoe (Orcstain, Alien: Dead orbit) nos traslada a la Luna. Y Lemire guarda para Greg Smallwood, el dibujante del anterior arco, unas pocas pero fundamentales páginas que marcarán el desarrollo de la historia que veremos en el próximo tomo.

¿Lo mejor del tebeo? El salto de personajes trasmite perfectamente la sensación de vértigo por la situación de Marc Spector, de forma que no sabemos qué es real y que es parte de su mente perturbada. Además, la historia fluye y se lee en un instante, y resulta realmente entretenida.

Mola también disfrutar de cuatro artistas tan diferentes como Wilfredo Torres, Francesco Francavilla, James Stokoe y Greg Smallwood. El feeling de cada uno es totalmente diferente, y realizan composiciones de páginas interesantes que mantienen el interés durante todo el relato.

Incluso hay varias páginas en que varios dibujantes comparten páginas, como veremos a continuación, lo que acrecienta la sensación de locura del protagonista. Globalmente, el cambio constante de artista podía haber provocado una sensación de caos chungo, pero no es el caso, y al menos en el apartado artístico, este volumen aprueba con nota.

¿Lo peor?

Hay dos cosas que me han molestado de este volumen. La primera es la inclusión en este volumen del segundo número de la serie original publicada en 1980,  obra de Doug Moench y Bill Sienkiewicz. La excusa es que en el arco de Jake Lockley dibujado por Francavilla aparecen personajes que se presentaron en ese número, lo que serviría para comprobar las dotes de archivo de Lemire. Sin embargo, la sensación que me queda es que a Panini los 4 números de esta historia eran pocos para un tomo de su colección 100%, por lo que optaron por colocar este número de relleno que ayudara a justificar el precio que pagamos. Sacacuartos total con poca o ninguna justificación.

La segunda cosa que empieza a gustarme cada vez menos es el propio guión de Lemire. La locura de Marc Spector está bien trasmitida, eso no lo dudo. Pero empiezo a darme cuenta que Lemire utilizar el mismo “truco” narrativo una y otra vez, por lo que la sensación de “esto ya lo he visto” estuvo presente en toda la lectura.

Lemire suele contar varias historias simultáneamente, alternándolas. Esto ya se lo leí en Green Arrow, en la que nos contaba el origen secreto de Oliver Queen en la isla y como estas revelaciones afectaban su situación en el presente. En esta serie, ambas líneas narrativas eran fundamentales para entender al personaje y la historia globalmente era fluida y se sentía importante para su evolución.

Tras su desembarco en Marvel, ha continuando usando este estilo narrativo en series como Hawkeye y Old Man Logan. Y en estas series ya no vemos dos argumentos con el mismo peso e importancia narrativa, sino una historia principal y una secundaria que es casi relleno. Esto lo sufrí en Hawkeye, con una historia en un futuro que no va a producirse, y en Old Man Logan con unas historias en Los Baldíos sin demasiado interés.

En Moon Knight, Lemire lleva esta dispersión narrativa a su máxima expresión, contando tres líneas narrativas paralelas a la vez. Aunque la historia es entretenida, dado que sabemos que ningún arco es real, no consigue que nada de lo que cuenta con estos tres personajes tenga la más mínima fuerza dramática. Y al final, estos números quedan casi como relleno mientras esperamos que termine la historia. Aunque es un relleno muy bien dibujado.

Hace unos días comentaba en mi reseña de American Gods que Neil Gaiman escribe el mismo tipo de historia una y otra vez. Pero como solo leo una obra suya cada al año, o cada más tiempo, la sensación final es siempre positiva. Obviamente, Lemire no es Gaiman, en este aspecto, el escritor canadiense sale siempre perdiendo.

En todo caso, esta sensación la tengo porque he leído muchas obras de Lemire en los últimos meses. Para un lector que empiece a leer esta serie sin haber leído antes a este autor creo que la historia le resultará original y entretenida.

Moon Knight avanza hacia el final de la historia planteada por Jeff Lemire a buen ritmo, y confío que al final podamos decir que esta etapa se cierra de la mejor manera. Un tebeo especialmente recomendado para todos aquellos que buscan leer historias que se salgan de lo habitual en el género superheróico.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

 

The Fix Vol.1, de Nick Spencer y Steve Lieber

Nick Spencer está en boca de todos con su historia del Capitán América agente de Hydra, que va a culminar en Secret Empire, el próximo evento de Marvel. Pero a pesar de todo este trabajo, ha tenido tiempo de publicar su nueva serie “The Fix” en el sello Image, realizada en colaboración con el dibujante Steve Lieber y con colores de Ryan Hill, que os quiero recomendar esta semana.

La colaboración de Nick Spencer y Steve Lieber saltó a la fama con su entretenida serie de Marvel “Superior Foes of Spiderman”, serie centrada en algunos supervillanos del trepamuros que eran caracterizados como unos autenticos perdedores. Esta serie consiguió una alabanza unánime por parte de la crítica especializada, pero eso no evito su cancelación por bajas ventas en su número 17. Sin embargo, el buen feeling, la amistad entre ambos y su afinidad a las historias noir centradas en perdedores hicieron posible esta nueva serie.

Según los autores, The Fix va sobre “policías corruptos, mafiosos que planean golpes y políticos que dirigen el cotarro; y sobre el juguete sexual que puede provocar su caída. Ah, y el héroes es un perro policía de la unidad antidroga llamado Pretzels. Malvados haciendo cosas malas a gente mala,  en una nueva serie frenética, escandalosa, a veces desagradable. ¡Si te gustan los cómics clásicos de temática noir como CRIMINAL y 100 Bullets nos disculpamos por adelantado por decepcionarte!”

Ya veis que ya el propio argumento indica que estamos ante una historia de género negro en la que el humor tiene un papel muy importante. Y sobre todo porque los propios antihéroes de la historia son unos autenticos pringados que no hacen más que cagarla.

Lo mejor de la historia de Spencer es que es totalmente inesperada y original. Hay varios giros super buenos, empezando en el propio inicio de la serie que es mejor que no conozcas, y los personajes y sus peripecias son divertidos y sorprendentes.

El apartado artístico a cargo de Steve Lieber al dibujo y Ryan Hill en los colores es super adecuado para el tono realista con un toque de humor de la historia. Las páginas fluyen perfectamente y la lectura es rápida y satisfactoria.

Comparto las primeras páginas de esta serie para que puedas juzgar tu mismo.

Este primer tomo recopila los cuatro primeros números de The Fix, y ha sido muy entretenido pero me ha sabido a poco, la verdad. Sin embargo, me han ganado como lector y tengo muchísimas ganas de conocer como continúa la historia.

PUNTUACIÓN: 7/10

Deadly Class Vol. 5 – Comienza un nuevo curso

Después de largos meses de espera pude disfrutar del quinto volumen de Deadly Class, obra de los habituales Rick Remender al guión, Wes Craig al dibujo, con colores de Jordan Boyd. Y la espera ha merecido la pena ya que estamos ante uno de los mejores tomos hasta la fecha.

Estamos en 1988 y los estudiantes que sobrevivieron a la sangrienta graduación del curso anterior comienzan las clases en la escuela de asesinos. Y junto a los estudiantes veteranos encontramos a una nueva hornada de estudiantes que tendrán que ponerse al día si quieren llegar con vida al final de la semana. Este tomo reúne los números 22 a 26 de la serie regular.

Rick Remender es uno de mis autores favoritos desde que le conocí con Fear Agent y su excelente etapa en X-Force en Marvel. De su obra de creación propia en Image actual, he conectado mucho más con la premisa de ciencia ficción de Black Science que con este Deadly Class. Aunque ambas series están excelentemente dibujadas, la necesidad de ambientarla en los años 80 para sacarse alguno de sus demonios de juventud no acababa de encajarme, igual que siempre he preferido el rock al punk ochentero tan presente en esta obra, literalmente y en la actitud de sus protagonistas.

El anterior tomo elevó tanto las apuestas para los protagonistas que no todos pudieron sobrevivir. Y ha sido en este tomo en el que por primera vez he conectado al 100% con la serie. Por fin todo hizo click. Además, la lectura en tomo respecto al ritmo mensual me ha permitido disfrutar del ritmo narrativo que Remender confiere a la historia, y como va construyendo la tensión hasta que finalmente todo vuelve a explotar en los números finales.

En el apartado artístico, Wes Craig sigue demostrando su habilidad narrativa en las excelentes coreografías de acción. Pero en este tomo tiene también la oportunidad de construir la personalidad de los nuevos alumnos, consiguiendo otro buen grupo de personajes que prometen muchas tardes de gloria. Si sobreviven, claro…

La colaboración con el colorista Jordan Boyd es excelente, y mantienen el nivel gráfico a un nivel de 10. Comparto las primeras páginas de este tomo que marcan perfectamente el tono de lo que vamos a ver en este último volumen:

Después del enorme cliffhanger con el que terminó el anterior tomo, este nuevo volumen no decepciona y consigue que disfrutemos de unos increíbles momentazos que me han dejado unas enormes ganas de seguir leyendo esta serie, que se mantiene como una de las series con más carisma del panorama americano. Una serie totalmente recomendable.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Crítica de Rachel Rising de Terry Moore

Hace más dos años recomendé Rachel Rising, la última serie de Terry Moore, autor de Strangers in Paradise, publicada en España por Norma Editorial. Y tras todo este tiempo por fin pude comprar el tercer y último tomo que cierra esta historia.

Rachel se despierta en el lecho de un río cerca de Manson, aparentemente el típico pueblo de los Estados Unidos donde nunca pasa nada. Alguien la ha asesinado y la había enterrado allí, pasando 2 días bajo tierra. No sabe quién lo hizo, ni porqué ha resucitado, pero va a averiguarlo. Las respuestas que busca no solo la afectan a ella, sino que amenazará la vida de todos los habitantes de la región.

Resurrecciones, demonios, posesiones, caza de brujas, maldiciones y multitud de muertes violentas harán acto de presencia a lo largo de esta serie, que equilibra perfectamente la caracterización de los personajes con los elementos sobrenaturales de la historia.

Lo mejor de la serie son sus personajes femeninos. Terry Moore es un maestro dialogando, y sus personajes suenan reales, utilizando un lenguaje normal de la gente de hoy en día. Rachel, Zoe, Jet, Lilith o Johnny se han convertido casi en parte de la familia.

Su dibujo es muy correcto también, y se centra en dotar de personalidad a sus chicas, pero sin olvidarse de crear una ciudad de Manson que parece real y sacada de cualquier pueblo del medio centro americano. Además en esta historia de terror, consigue envolver las escenas de un feeling malrollista que transmite el tono sobrenatural de la historia.

Sin embargo, debo ponerle a este tercer y último tomo un gran pero, que me ha fastidiado bastante. ¿En qué estaba pensando Terry Moore con este final? Los dos últimos números, pero en especial el último han sido un enorme fail que han estropeado toda la evolución de los personajes y una historia que estaba resultando muy interesante de leer.

De hecho, no saber acabar sus historias ya le pasó en Echo, su anterior obra. Pero al menos esa obra de ciencia ficción tenía un final correcto, aunque diluía en parte su interesante concepto de ciencia ficción.

Pero ahora con Rachel Rising, realmente da la sensación de que perdió el interés por estos personajes y con tal de pasar página cerró la historia de forma totalmente apresurada. O bien las ventas no le funcionaban y se vio obligado a ello, no lo se. Pero me ha parecido un bajonazo de final, totalmente anticlimático, que no hace para nada justicia a sus personajes. Una verdadera lástima, sobre todo teniendo en cuenta que tuve que esperar 2 años para leerlo.

Decir que el  final de Rachel Rising ha sido decepcionante es quedarse corto. Pero en todo caso, han sido 41 números entretenidos con unos personajes carismáticos que consiguieron engancharme, seguidos de un último número que casi es mejor olvidar. En todo caso, volver a leer la serie me ha dejado muchos buenos momentos gracias a un autor que se ha convertido casi en un género en si mismo. Si eres un lector de personajes, creo que la serie puede interesante.

PUNTUACIÓN: 5.5/10

 

Seven to Eternity de Rick Remender y Jerome Opeña

Tenía muchas ganas de leer la nueva serie de Rick Remender con su amigo y colaborador Jerome Opeña (Fear Agent, X-Force), una historia de ciencia ficción que nos traslada en un mundo de fantasía que presenta curiosos paralelismos con la sociedad americana actual.

El Dios de los Susurro ha extendido su paranoia y poder en cada rincón del Reino de Zhal. Sus espías se ocultan en cada reino propagando el miedo y la desconfianza. Frente a esto, Adam Osidis, un caballero agonizante de una casa caída en desgracia, debe decidir si unirse a un grupo de rebeldes que luchan para liberar a este mundo del poder de este casi Dios omnipotente, o aceptar la propuesta del villano Gharils Sulm, que puede conceder lo que su corazón más anhela. En un mundo en el que los hombres se han rendido al miedo, uno de los últimos hombres libres tendrá que elegir.

El equipo creativo es de total confianza. El escritor Rick Remender vuelve a reunirse con sus colaboradores Jerome Opeña y el colorista Matt Hollingsworth para crear una serie de fantasía épica con una sensibilidad moderna basada en la clásica idea de Fausto y su pacto con el Diablo. La idea que transmitían en las entrevistas previas era crear una historia llena de acción, giros inesperados y personajes llenos de carisma y un villano que amenazará con robar el show.

Lamentablemente, este primer tomo me ha sabido a poco por varios motivos. En primer lugar, porque este tomo de presentación solo son 4 números, cuando normalmente un tomo Image agrupa 5 o 6 números. Image vende los primeros tomos de sus series a un precio especial de 9,95$ que invita a nuevos lectores a probar series nuevas por un precio muy asequible. Y si consigue engarcharte, los siguientes tomos ya se venden a precio “normal” de 14,95$ que ya permiten un mayor beneficio para los autores. Lo cierto es que este tomo termina en un suspiro, y espero que la decisión sobre el tamaño del tomo sea totalmente creativa y no fuera provocada por consideraciones económicas.

Pero el principal motivo de decepción es el propio concepto del comic, que gira sobre qué estariamos dispuestos a sacrificar por salvar a tu familia o seres queridos. La historia genera paralelismos sobre el mundo actual, con una sociedad que busca la homogeneidad y lucha contra los que intentan salirse de la norma. E incluso diría que hay una crítica hacia la creciente radicalización de la sociedad americana, que es cada vez más radical y ultraconservador, llegando a negar verdades científicas como el cambio climático, y aceptando mentiras fragrantes como “post-verdades”.

De la misma forma, la pregunta central también deriva en qué clase de hombre eres si estas dispuesto a condenar a una vida de penurias a tu familia por mantener tus principios inquebrantables. Lo que a priori es una propuesta interesante y diferente, no llega a triunfar, al menos en este primer tomo, porque la historia se centra en exceso en el “high-concept” y se olvida de construir suficientemente a los protagonistas, en especial a Adam Osidis.

Remender siempre ha sido un autor de personajes que tienen que luchar contra sus propias debilidades, pero en Seven to Eternity me ha parecido que ha dado más importancia al origen del propio mundo y el concepto central. Esto ya lo vimos en su serie “Tokyo Ghost” junto a Sean Murphy, en la que presentaba el conflicto entre el mundo tecnológico actual frente a la naturaleza, y como esta dependencia digital nos está convirtiendo en corderos que seguimos los dictados de las corporaciones. Y en esa serie los personajes principales tampoco engancharon. Esperemos que no pase lo mismo en Seven to eternity.

Entiendo que él y Opeña están creando un mundo de fantasía con una enorme amplitud, pero si los personajes no enganchan, al final la serie está destinada al fracaso. El primer volumen lo componen los primeros 10 números, por lo que en el próximo tomo podremos saber seguro si esta va a ser una serie para mi.

En el acabado artístico, Jerome Opeña con colores de Matt Hollingsworth, realiza un notable trabajo con el diseño de los personajes y su mundo, pero creo que la historia de Remender no le da verdaderos momentos para lucirse. En todo caso, comparto algunas páginas del primer número sin rotular para que podais disfrutar de su increíble fluidez narrativa, que permite seguir perfectamente lo que está pasando sin necesidad de textos de apoyo.

Seven to Eternity me ha dejado cierta sensación de decepción debido quizá al propio concepto de la serie, que parece que da protagonismo a la metáfora frente a los personajes, algo que se está volviendo cada vez más habitual en la obra de Rick Remender. Con todo, creo que estamos ante un equipo artístico de total garantía, por lo que siguen contando con mi confianza.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

Fuente previews: CBR

Reseñas Express: Starlight, Autumnlands V.2 y Outcast V.4

¡Bienvenidos a una nueva edición de las reseñas express! La única forma de comentar buenos tebeos que estoy leyendo y que a veces la actualidad hacen que se me queden en el tintero. En este artículo de Abril voy a reseñar tres colecciones radicalmente diferentes publicadas por Image Comics.

 

STARLIGHT, de Mark Millar y Goran Parlov

¿De qué va? Hace 40 años, Kuke McQueen salvó un mundo alienígena de la destrucción. Sin embargo, nadie le creyó cuando volvió a la tierra y fue tomado por loco. Tras la muerte de su mujer, los días son un suplicio mientras espera el final. Por suerte, la llegada de un joven del planeta que salvó le dará la oportunidad de vivir una última aventura.

Valoración: Mark Millar es capaz de lo mejor y de lo peor. Y me alegra poder decir que estamos ante una de sus obras más redondas de los últimos años. Millar realiza en este comic un excelente homenaje a Flash Gordon, mostrando como serían sus últimos días en el mundo contemporáneo.

Junto a Millar, Goran Parlov transmite perfectamente el tono gris de la vida en la Tierra de McQueen que contrasta con la sorpresa y la imaginación del mundo alienígena. El ritmo de la narración es perfecto y consigue que la lectura de los 6 números que componen este tomo pases en un suspiro.

PUNTUACIÓN: 8.5/10 Para amantes de las historias clásicas de ciencia ficción.

 

OUTCAST Vol. 4, de Robert Kirkman, Paul Azaceta y Elisabeth  Breitweiser

¿De qué va? Tras el cliffhanger del anterior volumen, Kyle conseguirá algunas respuestas de Sidney, pero se abrirán más interrogantes y sorpresas que lo cambiarán todo.

Valoración: Este cuarto volumen de la serie de terror creada por Robert Kirkman recopila nos números 19 a 24 de la serie editada por Image Comics. Este tomo está claramente partido en dos. La primera parte con la conversación es interesante y reveladora. Pero se alarga en exceso y nos hace desear que la trama avance, algo inaudito en un tebeo escrito por Robert Kirkman.

Pero aquí es cuando Kirkman demuestra lo buen escritor que es y sobre todo, sus sobresalientes dotes narrativas, y en la segunda parte los momentazos son brutales y hay un par de sorpresas espectaculares, en especial el cliffhanger final que nos deja con muchísimas ganas de más.

Por su parte, el apartado artístico formado por Paul Azaceta al dibujo con colores de Elizabeth Breitweiser mantiene el excelente nivel, creando una de las series mejor dibujadas del panorama americano.

PUNTUACIÓN: 7.5/10 El cuarto tomo resuelve misterios y presenta otros nuevos en una serie imprescindible para los fans de los comics de terror.

 

AUTUMNLANDS Vol. 2, de Kurt Busiek, Benjamin Dewey y Jordie Bellaire.

¿De qué va? Autumnlands es una historia de fantasía ambientada en un mundo poblado de animales antropomórficos que tienen acceso a la magia. Ante la pérdida de la magia en este mundo,  un intento de reavivar la conexión con estos poderes tuvo trágicas consecuencias para una de las ciudades voladoras, y trajo al mundo a un humano que se cree es el “Gran Campeón” de las leyendas. En este segundo tomo, Dusty, el joven perro aprendiz de mago continúa su camino con el Campeón, tras haber sido separados del grupo. Descubrirán secretos sobre la historia de este mundo que les pueden ayudar a salvarlo, si consiguen sobrevivir.

Valoración: Esta serie está creada por Kurt Busiek, y dibujada por Benjamin Dewey con colores de Jordie Bellaire. Este segundo tomo reúne los números 7 al 14 y ha supuesto un inesperado cambio en el statu-quo que me ha cogido con el pie cambiado.

El apartado artístico continúa a gran nivel, sobre esto no hay queja. Pero en el primer tomo teníamos una historia de fantasía englobada en el género de “Espada y Brujería”, con el giro de la aparición de un humano en este mundo animal. Sin embargo, en lugar de expandir este mundo de fantasía como quizá yo esperaba, Busiek opta por ofrecer respuestas (y más preguntas) sobre este mundo y quién lo creó, cambiando el foco hacia una ciencia ficción que no se si era lo que mejor le va a esta historia.

Supongo que en este caso, más que un problema con la historia, estamos ante unas expectativas no cumplidas. A pesar de esto, le daré una oportunidad al tercer tomo a ver qué nuevas sorpresas nos prepara el maestro Busiek.

PUNTUACIÓN: 6.5/10 Ligera decepción en la continuación de esta serie de fantasía.

 

Una serie de ciencia-ficción, otra de terror y una tercera de fantasía. ¿Quién dijo que hay poca variedad en el mundo de comic americano?

¡Saludos a todos!

Vision Vol. 2 – Perfectamente humano

La conclusión de la serie Vision ha sido perfecta, confirmando que estamos ante la mejor serie de Marvel de 2016. Tom King, Gabriel Hernández Walta, Jordie Bellaire (ayudados en este tomo por Michael Walsh) han creado una de las obras más redondas de la última década, que acaba de recibir el Premio a Mejor Obra Extranjera en el recientemente finalizado Salón Internacional del Comic de Barcelona.

Este segundo tomo arranca con un número de transición dibujado por Michael Walsh para dar un descanso al titular Gabriel Hernández Walta en el que el guionista Tom King realiza una excelente aproximación a la relación entre Visión y su ex-esposa Wanda Maximoff (Bruja Escarlata) a lo largo de los años, que sirve para entender la compleja relación que compartieron durante tantos y tantos años, y que arroja una nueva luz a Vision.

El dibujo de Walsh es perfecto y da el toque exacto de realismo mezclado con la fría realidad del Sintozoide y con los horribles sucesos que la pareja tuvo que vivir a lo largo de los años. Éste es un capítulo fundamental para entender la historia del protagonista, a la vez que sirve para que cojamos aire antes del gran final que empezará justo a continuación.

A partir de ahí, Gabriel Hernández Walta toma el relevo para el inicio del final del drama de la familia Vision. Un final perfecto que comenzará a partir de la llegada de Victor Mancha, hijo de Ultron que también se reveló contra su padre como hizo en su día Visión. Para Vision esta llegada significa la ampliación de su familia, pero no cuenta con el drama que provocará en la familia, y que acabará destruyéndola.

El perfecto dibujo de Walta mantiene la fría narración del primer tomo ayudado por la distribución de viñetas y el excelente color de Jordie Bellaire, que mantiene una paleta de tonos fríos que enfatiza la frialdad robótica que a pesar de todo busca ser humano.

Comparto a continuación algunas páginas del octavo número que tiene evidentes similitudes con las páginas iniciales del primer número, creando un bucle que vuelve a recordarnos el lenguaje robótico de unos y ceros que se repiten y acaban creando un universo complejo a pesar de su aparente complejidad.

Tom King finaliza el 2016 en lo más alto con tres obras totalmente recomendables: The Omega Men, Sheriff of Babylon y Visión. La historia es super original y me ha encantado la forma en que nos ha mostrado la obsesión de Visión por crear la perfecta familia humana, cuando si algo nos caracteriza a los humanos son nuestras imperfecciones y defectos. Unido al hecho que por mucho que lo intente, él no es humano ni tiene una vida normal. Así que a pesar de tener un perfecto cerebro que parece conocerlo todo, Vision no entendió jamás este enorme fallo que afecta a todo su planteamiento. Y que incluso al final sigue sin entender.

VISION es una obra imprescindible para todo lector de los comics Marvel. Un tebeo que seguiremos leyendo durante años y que vuleve a demostrar que no ha malos personajes, sino malos autores que no saben que hacer con ellos.

PUNTUACIÓN: 9/10