Archivo de la etiqueta: Ben Kingsley

Crítica de Iron Man 3 de Shane Black (Marvel Cinematic Universe 7)

Tras la primera aventura de los Héroes Más Poderosos de la Tierra, Marvel Studios tenía una complicada cuestión: ¿Cómo superas algo casi insuperable? La respuesta fue muy sencilla, ni siquiera lo intentas, mejor plantear algo totalmente diferente. Esa es la explicación de la creación de Iron Man 3, escrita y dirigida por el personalísimo Shane Black, firmando una de las películas más sorprendentes, divertidas e interesantes del Marvel Cinematic Universe.

PUNTUACIÓN: 8/10

El descarado y brillante empresario Tony Stark/Iron Man se enfrentará a un enemigo cuyo poder no conoce límites. Cuando Stark comprende que su enemigo ha destruido su universo personal, se embarca en una angustiosa búsqueda para encontrar a los responsables. Este viaje pondrá a prueba su entereza una y otra vez. Acorralado, Stark tendrá que sobrevivir por sus propios medios, confiando en su ingenio y su instinto para proteger a las personas que quiere. (FILMAFFINITY)

Shane Black es uno de los escritores básicos de Hollywood de los años 80. Fue guionista de Arma Letal 1 y 2, The Last Action Hero y Memoria Letal. El género de las buddy-movies con altas dosis de humor y violencia no se explica sin Black. En 2005 dirigió su primera película, Kiss kiss, bang bang, una notable mezcla de género negro con unas dosis de humor irónico. Esta película tiene una gran importancia, ya que estuvo protagonizada por un Robert Downey Jr. recién salido de la clínica de desintoxicación tras luchar contra su adicción a las dorgas y el alcohol. Black dió la primera oportunidad a un Downey Jr. que hasta ese momento era un apestado en Hollywood tras protagonizar numerosos escándalos. Además de ser una estupenda película, Kiss kiss, bang bang creó una amistad entre el actor y el director, y en cuanto pudo un agradecido Downey Jr. quiso agradecerle el favor al sugerir a Marvel que le contratara para la tercera película de Iron Man.

Black dirigió Iron Man 3 y escribió el guión junto a Drew Pierce, que mantiene muchas de las señas de identidad que le convirtieron en uno de los escritores estrellas de Hollywood: diálogos excelentes, buenas dotes de humor irónico, giros sorprendentes y mucha acción. Los elementos centrales de la película que la separaría de las anteriores es que claramente buscan centrarse en Tony Stark antes que en su alter-ego, creando un tecno-thriller anclado en el mundo real con temas como el terrorismo y la experimentación genética, que se separara de los grandes espectáculos de efectos especiales previos. Desde luego, Black quería alejarse de una película centrada en luchas de personajes con armaduras a cual más grande, como vimos en Iron man 1 y 2.

Brian Tyler escribió la música de una película que tuvo a John Toll como director de fotografía. Kevin Feige se mantiene como productor de la película, en la que Paramount aparece acreditada como productora debido a los acuerdos previos, a pesar de ser Marvel propiedad de Disney desde hacía varios años.

La película está protagonizada por Robert Downey Jr. como Tony Stark / Iron Man, junto a los habituales Gwyneth Paltrow (Pepper Potts), Jon Favreau (Happy Hogan) y Don Cheadle (James Rhodes / Iron Patriot). A ellos se les unen los nuevos personajes Aldritch Killian, interpretado por Guy Pearce, fundador de Advanced Idea Mechanics (AIM), Maya Hansen (Rebecca Hall) una genetista que conoció a Tony en el pasado y que creó Extremi, el misteriosos lider terrorista conocido como Mandarín (Ben Kingsley) y Savin (James Badge Dale), secuaz de Killian que posee Extremis en su cuerpo.

El guión de Iron Man 3 está ligeramente inspirado en Extremis de Warren Ellis y Adi Granov. Si ya en mi crítica de Iron Man 1 comenté que los diseños de Granov para esta miniserie publicada por Marvel Comics en 2005-06 sirvieron de inspiración para la creación de la armadura, en esta película utilizan levemente el argumento de Ellis de una investigadora que crea Extremis mediante investigación genética, creando humanos mejorados más poderosos que el humano Tony Stark protegido por una armadura de metal.

Otro guiño a los comics es el cambio de War Machine a Iron Patriot, un detalle de la etapa “Dark Reign” de Vengadores de Brian Michael Bendis en la que el villano Norman Osborn se apropiaba de una armadura y la pintaba con la bandera americana para engañar a la opinión pública. Este detalle del comic ya sugería que durante la película se podría utilizar la armadura de Rhodes con malas intenciones, como así acabó sucediendo.

Iron Man 3 sigue siendo cojonuda. En concreto, me gusta por lo bien pensada que está la historia centrándola en Tony sin armadura, y lo bien ejecutado que está todo, conectándolo a las consecuencias del final de Vengadores con sus ataques de ansiedad.

La película comienza como un tiro, con una escena impactante como es ver explotar las armaduras, para a continuación ver la típica escena de un error del pasado que tendrá consecuencias en el presente, que además resalta lo mucho que ha cambiado Tony desde su primera película. Pero no hay tregua, porque inmediatamente descubriremos la amenaza del Mandarín, e intuimos su conexión con el extrañamente recuperado Aldritch Killian, que ha pasado en unos años de ser un discapacitado a ser un atractivo ejecutivo.

El giro del Mandarín sigue siendo glorioso, lo que unido al ritmo frenético y unos diálogos divertidos e imaginativos hacen que pasen muchas cosas y la experiencia sea super entretenida. Me parece brillante que en una película comercial americana se cuele una crítica tan poco sutil a la política militarista de los Estados Unidos y como las grandes empresas armamentísticas pueden estar creando enemigos ficticios que justifiquen que se compren sus productos.

Entiendo que algunos fans “hardcore” se sintieran dolidos por el uso que hacen del Mandarín, uno de los villanos clásicos de Iron Man que bajo el prisma actual queda un pelín racista, pero estamos ante uno de esos casos de cambio respecto al original que en este caso mejora lo ya existente. El toque freak de Ben Kingsley es genial, el giro crea un momento super divertido y el mensaje que los villanos en el mundo real operan desde el anonimato me resulta mucho más interesante que otros elementos vistos en películas supuestamente serias (alguien ha dicho Martha?)

Y no solo es que el guión sea bueno y la película super divertida, es que visualmente Iron Man 3 se sale. La pesadilla de Tony, la primera explosión en el Teatro Chino, el ataque a la casa de Tony  que derrumba el complejo por el acantilado, la incursión de Tony en la mansión de Killian como si fuera Ethan Hunt o el rescate aéreo son unos momentazos super chulos.

De hecho, hay que reconocer que lo menos bueno de la película es el clímax con la llegada de todas las armaduras, puro fan-service que pierde sin embargo el encanto visto hasta ese momento. Y es que la película había intentado alejarse de los blockbusters tradicionales que esta gran explosión de fuegos artificiales final queda forzado.

Con todo, el mensaje final de que Tony ES Iron Man independientemente de que lleve puesta la armadura o no me parece un final super satisfactorio para la trilogía cinematográfica, que consigue dar un buena sensación de cierre.

Iron Man 3 fue un enorme éxito de taquilla. A partir de un presupuesto de 200 millones recaudó 1200 millones en todo el mundo, casi 600 millones más que Iron Man 2, demostrando que el público ansiaba seguir disfrutando de nuevas películas del Marvel Studios. De hecho, a día de hoy Iron Man 3 ocupa el 6º puesto de las películas más taquilleras de Marvel sólo por debajo de las 4 películas de Los Vengadores y de Black Panther, lo que atestigua el enorme éxito de esta última película de la trilogía de Iron Man.

Comparto el trailer de la película:

Iron Man 3 sigue siendo un espectacular entretenimiento que funciona como un tiro y que entiendo que gustara sobre todo a público no necesariamente comiquero.

PUNTUACIÓN: 8/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

El Libro de la Selva – Un nuevo standard para la animación

La nueva adaptación que Disney ha realizado de El Libro de la Selva es un espectáculo increíble que debe ser disfrutado en pantalla grande.

400512

El Libro de la Selva es una película alucinante porque solo Mowgli (interpretado con acierto por el debutante Neel Sethi) es real. Todo lo demás, los animales y la jungla, han sido generados por ordenador, marcando un nuevo standard para la animación realista. De hecho, se que es animación porque lo he leído, no porque se note en pantalla.

El director Jon Favreau (Iron Man 1 y 2, El Chef) realiza un trabajo extraordinario creando una experiencia brutal que te sumerge completamente en la selva hindú y te hace sentir que estás en medio de la acción junto a Mowgli.

FDCD718B-122F-4B94-A6C8-B3EA543BA58D_cx23_cy8_cw51_mw1024_s_n_r1

La película es más un remake de la película de animación de Disney que una adaptación de las novelas de Rudyard Kipling. Así que cuando llegó el momento de la clásica canción de Balú “Busca lo más vital”, fue un subidón. Igual cuando el Rey Louie canta “Quiero ser como tú”. Además, Me pareció un acierto que solo incluyeran estas 2 canciones, las más conocidas, y evitaran otras que solo hubieran interrumpido la narración.

En la versión inglesa, acompañan a Mowgli las voces de un montón de actores super conocidos: Ben Kingley (Bagheera), Idris Elba (Shere Khan), Bill Murray (Baloo), Scarlett Johansson (Kaa) o Cristopher Walken (Rey Louie). Esto no hay duda que ha ayudado a vender la película a las audiencias de habla inglesa, y han sabido trasmitir perfectamente el carisma que los personajes requerían.

Ellibrodelaselva01

Una de las cosas interesantes de la película es que Shere Khan quiere matar a Mowgli porque es un niño humano, y vaticina que cuando crezca traerá la destrucción a la selva. Y el final de la película parece darle la razón, ya que Mowgli prende fuego inadvertidamente a la selva cuando se dirige a enfrentarse contra él. El fuego que amenaza a todos los animales es lo que finalmente acaba con él, al caer en una trampa tendida por el niño.

Y aunque Mowgli apaga rápidamente el fuego con ayuda de los elefantes, una sombra de duda cae sobre él, ya que si de niño casi acaba con la jungla, ¿qué será capaz de hacer cuando sea adulto?

Este punto parece implicar cierta crítica hacia la forma como el ser humano trata el medio ambiente, y como nos lo estamos cargando, aunque contado de una forma muy, muy sutil. A mi al menos me gustó este final, aunque no se si estoy hilando muy fino o si realmente estamos simplemente ante una película de buenos que se enfrentan al malo…

el-libro-de-la-selva-2016

El único pero de la película es la versión en 3D. La película transcurre durante mucho tiempo de noche o en espacios oscuros, más de lo que me imaginaba. Y aunque el 3D de día está muy chulo y ayuda a meterte en la jungla y crea una experiencia de inmersión similar a la de Avatar, en las escenas nocturnas el efecto del 3D oscureció demasiado la imagen. ¡Una pena!

THE JUNGLE BOOK - (L-R) KING LOUIE and MOWGLI. ©2016 Disney Enterprises, Inc. All Rights Reserved.

Tras 1 mes en cartelera, El Libro de la Selva es un gran éxito de taquilla en todo el mundo, habiendo recaudado XXX millones en los USA y XXX en todo el mundo. No es extraño por tanto que  ya esté confirmada una segunda parte que continúe la historia. No hay duda que a Disney le está siendo muy rentable la adaptación a imagen real de sus clásicos animados, tras los éxitos de Alicia en el País de las Maravillas (2010), Oz (2013), Maléfica (2014), Cenicienta (2015)  y ahora este El Libro de la Selva.

Comparto con vosotros el trailer de la película:

El Libro de la Selva es una gran película para toda la familia que seguro os gustará y que os recomiendo .

PUNTUACIÓN: 7.5/10

The Walk (El desafío), creerás que un hombre puede volar

The Walk (El desafío) es un nuevo despliegue visual del director Robert Zemeckis que hay que ver en 3D. Excelente película de entretenimiento, nos cuenta la historia real de Philippe Petit, el hombre que en 1974 arriesgó su vida  para cruzar las dos Torres Gemelas del World Trade Center de Nueva York, historia que sirve de sincero homenaje a los caídos rascacielos.

CartelFinal_EL_DESAFIO_(The_Walk).JPG_rgb

Robert Zemeckis es un director que no necesita presentación gracias a grandes clásicos como la Trilogía de Regreso al futuro, Contact o Náufrago. Además de estas películas, siempre ha mostrado un fuerte empeño en utilizar los últimos avances tecnológicos para crear nuevas y diferentes experiencias cinematográficas.

En “Quién engañó a Roger Rabbit?”, empleaba a personajes animados junto a actores reales. En “Forrest Gump”, entre otras muchas cosas, metía al protagonista en metrajes históricos reales. Y en “Polar Express”, “Beowulf” o “Cuento de Navidad”, estrenó películas totalmente animadas por ordenador, aunque partiendo del trabajo de actores reales cuya actuación fue digitalizada y sirvió de modelo para la animación.

Para esta película, Zemeckis buscó crear una experiencia única con una película rodada en 3D con actores reales, pero en la que la mayoría de decorados y paisajes son digitales. Y consigue un nuevo triunfo.

fotonoticia_20151224105153_1280

La película tiene un primer e importante problema que resolver si quiere captar el interés del espectador. Desde el principio la película se sabe que está basada en hechos reales, Philippe Petit sí cruzó las dos Torres gemelas en 1974. No hay ningún suspense.

Entonces, ¿porqué deberiamos ver la película?

Zemeckis acierta en los dos niveles que de verdad importa. Por un lado, utiliza las convenciones de los biopics mostrándonos la vida de Philippe Petit desde su juventud en Paris. No vi la película en V.O.S., pero intuyo que la actuación de Joseph Gordon-Levitt debió ser excelente creando el acento francés de Petit. En la versión en castellano, Gordon-Levitt trasmite empatía y carisma, y en seguida te metes en su cabeza y entiendes su obsesión por subirse a las Torres Gemelas, una locura para cualquier persona “normal”.

Además, como si de una película de robos se tratara, la preparación del plan, el reclutamiento de los miembros del equipo que le ayudarán a llevar a cabo el golpe y su ejecución está rodado con un ritmo que mantiene tu interés y te lleva en un suspiro al momento cumbre. El World Trade Center.

the walk, foto 1

Zemeckis utiliza técnicas de última generación filmadas en IMAX 3D para construir el mundo de 1974 con increíble realismo. Reconstrucción que tiene como pieza básica las Torres Gemelas, que lucen impresionantes, tal y como eran en la realidad.

Gracias a estas técnicas de foto-realismo, cuando Petit inicia su paseo por las nubes, Zemeckis consigue que el espectador sienta la espectacularidad del lugar, y la viva casi en primera persona.

the-walk-szenenbilder-07-1050x700

Visualmente la película es espectacular. Pero son los personajes los que hacen que conectes con la historia y te impliques. Para ello, secundarios de lujo como Ben Kingsley, interpretando a Papa Rudy, el maestro de Petit, o Charlotte Le Bon, como su novia, realizan un excelente trabajo.

the-walk1

La música de Alan Silvestri, colaborador habitual de Zemeckis, acierta marcando el tono perfecto para la historia,con un toque ligero y emotivo, y creando un verdadero “sense of wonder” en los momentos espectaculares.

9337707_orig

En el plano personal, comentaros que yo visité Nueva York en el verano de 1997. Y subí a las Torres. Su tamaño, espectacularidad y dominio del paisaje urbano de Nueva York no se puede explicar con palabras, había que estar ahí para sentirlo. Por eso su caída me impactó tanto, porque parecía imposible que unas torres de un tamaño tan descomunal pudieran ser derribadas. Y fue un shock que muchos Neoyorkinos llevarán en su corazón toda su vida, que de alguna manera comprendo y siento como mío.

Por eso, ver de nuevo las torres en toda su majestuosidad, admirarlas y ver como la gente de 1974 se quedaba sin habla cuando la contemplaba por primera vez me pareció un sincero homenaje que me llegó al corazón.

el-desafio-the-walk

La última parte, con Petit alcanzando su sueño de cruzar las torres, un buen recordatorio de que hay que luchar por conseguir que tus sueños se cumplan, no importa lo locos que puedan parecerle a la gente.

Querer es poder, la voluntad mueve montañas, parece decirnos Petit a cada paso que da, lo que es el mensaje de la película. Lucha por tus sueños. Un concepto muy americano, pero no por ello menos cierto.

x720-7EW-600x255

Comparto como siempre el trailer de la película:

The Walk (El desafío) es una excelente película de entretenimiento con los toques justos de emotividad, que ofrece exactamente lo que promete y que consigue dejarte con la boca abierta en varias ocasiones con sus espectaculares imágenes.

Puntuación: 8/10