Archivo de la etiqueta: Alfred Bester

Las estrellas, mi destino, de Alfred Bester

Gracias a la Editorial Gigamesh, he podido comprar y volver a leer una de las novelas de ciencia ficción más importantes e influyentes de la historia: Las estrellas, mi destino, de Alfred Bester.

PUNTUACIÓN: 9/10

Leyendo el argumento publicado en la web de Gigamesh, descubrimos cómo en el siglo xxv, las técnicas de teleportación han cambiado de forma radical la sociedad de la Tierra. Un hombre motivado por pasiones extremas emprende un carrera desesperada por cambiarse a sí mismo. Gully Foyle fue abandonado a su suerte y logró sobrevivir milagrosamente a una situación sin esperanzas; desde entonces ha venido acumulando riquezas y poder con un único objetivo: vengarse.

Las estrellas mi destino es uno de los eternos favoritos de la ciencia ficción, una novela de cabecera para cada generación de lectores que ha existido desde su publicación original en los años cincuenta. Un libro pirotécnico, intenso y rebosante de ideas al que se vuelve, una y otra vez, con placer renovado.

Un clásico irrepetible de la ciencia ficción. Una historia de pasiones interplanetarias narrada con una convicción singular.

Una de las cosas que siempre me ha parecido más curiosa de esta novela es que originalmente se publicó serializada en la revista Galaxy Science Fiction Magazine entre 1956 y 1957, un ejemplo claro del auge y popularidad de estas revistas en la década de los 40, 50 y 60. Su autor, Alfred Bester, a pesar de ser considerado uno de los autores más influyentes de la ciencia ficción, realizó muy pocas obras, al trabajar en sectores más rentables económicamente hablando. Bester trabajó como editor de una revista tradicional, y fue productor de televisión, entre otros trabajos.

Entrando a mi valoración de la novela, me ha encantado Gully Foyle,  un ejemplo de anti-héroe llevado al extremo. Y sobre todo me ha gustado su evolución, que me ha sugerido la evolución de la raza humana. Foyle es un bruto sin inteligencia, al que su ánsia de venganza le obliga a aprender y evolucionar para sobrevivir. Me ha sorprendido como en tres cuartas parte de la novela, Foyle es un ser despreciable que no duda en asesinar, coaccionar y traicionar a todo aquel que le ayuda de buena fe, con tal de seguir adelante con su misión. Su evolución posterior, provocada por el conocimiento y la inteligencia, me ha perecido extraordinaria.

Por otra lado, aunque estamos ante una novela escrita hace 60 años, sigue totalmente vigente. De hecho, es asombroso como adelantó elementos como la corrupción de los gobiernos y la importancia de las grandes empresas, que hoy en día son una constante en la ciencia ficción. O cómo la expansión de la raza humana desembocaría obligatoriamente en una guerra entre la Tierra y las colonia. Y a pesar de todo, Bester cree en la capacidad de la Humanidad para sobreponerse a sus propios defectos y conseguir elevarse y convertirse en una sociedad más justa y mejor.

La novela es super entretenida, repleta de acción y humor negro, algo muy de moda en su momento y que sigue funcionando para los lectores de 2018. El hecho de haber sido serializada en su origen se nota en el salto temporal que vemos entre capítulos, de forma que la historia avanza de forma frenética. Estamos ante una novela de menos de 240 páginas que se leen en un instante y te invita a releer y volver a disfrutar de los grandes momentos,

Las estrellas, mi destino es una novela imprescindible para todo amante a la ciencia ficción. Gigamesh lo sabe y ha editado una edición perfecta super económica, que hace que ya no hayan excusas para poseer esta novela, que sigue de máxima vigencia 60 años después de haber sido escrita.

Os dejo con las últimas palabras de nuestro protagonista, sin duda un extraordinario canto humanista y de esperanza ante el futuro.

Gully Foyle es mi nombre,
y la Tierra, mi nación.
El espacio profundo es mi hogar,
y las estrellas, mi destino.

PUNTUACIÓN: 9/10