Archivo de la etiqueta: Alan Moore

Providence, de Alan Moore y Jacen Burrows

Providence es la nueva serie de Alan Moore editada por el sello Avatar, que supone un interesante y complejo acercamiento a la vida y obra de H.P. Lovecraft, y al verdadero significado de las historias imaginarias y como éstas definen nuestra realidad.

PUNTUACIÓN: 8/10

Providence es una serie de 12 números ambientada en 1919 en la que seguiremos los pasos de Robert Black, un joven periodista gay de Nueva York que trabaja en el N.Y. Herald (periódico que realmente existió), y que abandonará su trabajo para escribir la Gran Novela Americana. Para ello, emprenderá un viaje por Nueva Inglaterra para conocer más detalles de la América sobrenatural oculta de la sociedad tradicional. Este viaje le llevará por una senda entre la realidad y la ficción, el mundo físico y el de los sueños, que significan un completo recorrido por la obra del escritor H.P. Lovecraft.

Providence es una obra de ficción, un recorrido por la vida y obra de H.P. Lovecraft, y a la vez es un detallado estudio de la sociedad americana de la época. Y es que 1919 es un momento convulso en la sociedad americana, justo antes de que la Prohibición entrara en vigor, con la primera huelga policial o el gran desasosiego que provocó el Tratado de Versalles que dió fin a la 1ª Guerra Mundial y que ya presagiaba un futuro conflicto.

Este contexto histórico convulso de 1919 en el que parecía que el viejo mundo se derrumbaba ante la llegada de un nuevo mundo más moderno es el que vivió realmente el propio H.P. Lovecraft, que por cierto, aprovecho para comentar aparece en el comic. ¿A que no os imaginabais? De este modo, parece que las barreras que separan la realidad y la ficción ficción eran más frágiles y podrían ser atravesadas.

La serie está dibujada por Jacen Burrows, con un estilo limpio, que contrasta con los horrores que nos van a mostrar y que la mente humana no está preparada para entender o procesar. Burrows siempre ha sido un dibujante correcto con un estilo que invita a leer un comic. En Providence, su atención al detalle y a la realidad histórica convierten esta obra probablemente en uno de sus trabajos más destacados de toda su carrera.

Como no podía ser de otra manera, Alan Moore no se conforma con escribir una historia y ya. Su estudio de la Nueva Inglaterra de la época y de la obra de Lovecraft es asombroso, al nivel de From Hell. Cada nombre de calle o suceso que va a vivir Robert Black sucedió realmente en 1919, o forma parte de la obra de Lovecraft. Esto es bueno y malo. Bueno porque sientes cómo te sumerge en su mundo Lovecraftiano desde la primera página, malo porque aunque la lectura se puede disfrutar pese a no saber casi nada del mundo en cuestión, como es mi caso, lo cierto es que a lo largo de toda la lectura sientes que te estas perdiendo algo, ya que tal o cual personaje aparece en un relato de Lovecraft y si lo conocieras o hubieras leído, la lectura te aportaría una mayor profundidad. Aunque tengo que reconocer que esta misma sensación la tengo con los últimos tomos de La Liga de los Caballeros Extraordinarios, o su continuación Nemo.

Además, cada número de 32 páginas cuenta con diez o doce páginas del diario de Robert Black. Un diario que supone una autentica pesadilla de leer. El diario sirve para que sepamos lo que siente Robert a lo largo de la historia, y en algunos casos amplía las escenas vistas en el comic previo. Pero está impreso como si fuera un diario manuscrito escrito a mano y supuso una pequeña tortura. Al menos, aunque los primeros números son más “chorras”, en los últimos números su lectura sí resulta imprescindible y clarificadora.

Providence significa además una metáfora de como por mucho que intentes vivir tu vida a tu manera, en muchas ocasiones la sociedad o la familia pueden llegar a imponer su idea del mundo sobre la tuya, transformando tu existencia. Y más si eres un gay en una época super conservadora, parecida en muchos elementos a nuestra propia sociedad, que es la época que vivió Robert Black y H.P. Lovecraft. Por cierto, me sorprendió conocer que Lovecraft era una persona que odiaba a los gays y en general a todo aquel que era diferente. No se qué esperaba, pero es curioso que un autor que ha llegado a ser leyenda por sus historias de mundos alternativos superiores al nuestro podía ser en su día a día cotidiano un conservador nacionalista.

El poder de la sociedad y en general de las historias como concepto superior para crear realidades alternativas a la nuestra, y cómo pueden llegar a imponerse sobre nosotros, está muy presente a lo largo de esta obra de Moore. Providence nos muestra a personas que tienen un papel que jugar, pero que son solo peones sin poder de decisión real sobre sus acciones. Una idea que también estaba muy presente en la obra de Lovecraft.

Providence es una lectura muy compleja y árida, que sin embargo acaba de forma satisfactoria, demostrando que Alan Moore sigue estando en plena lucidez creativa. Sin embargo, la complejidad del texto de Moore en el que reflexiona sobre el universo creado por H.P. Lovecraft,  sobre el que he leído pero que no conozco demasiado, hace que esta historia no sea para todos los públicos.

PUNTUACIÓN: 8/10

J.H. Williams III – El comic hecho arte

Al escribir hace unos días la entrada de los mejores comics de 2013, que podeis leer aquíme di cuenta que en mis recomendaciones acabé alabando principalmente a los escritores de estas obras, más que a los ilustradores.

Eso me hizo pensar en que hay en la actualidad una serie de artistas cuyas obras son para mi de compra obligada y que también merecen ser destacados, por lo que voy a iniciar una serie de artículos destacando la labor de algunos de mis dibujantes favoritos.

Y cuando empecé a pensar por quién empezaría, no hubo duda, solo un nombre me vino a la cabeza: el maestro de la composición J.H. WILLIAMS III.

jh_williams_01alt_576

La obra de este autor californiano ha sido principalmente publicada por la editorial DC Comics, en sus sellos de Superhéroes, Wildstorm y Vertigo, y ha trabajado con algunos de los principales escritores del medio, como Alan Moore (Promethea), Warren Ellis (Desolation Jones, 6 números entre 2005-06),  Grant Morrison (7 Soldiers 0 y 1 y Batman 667-669 2005-07), Greg Rucka (Detective Comics, presentando a Batwoman 2009-10) o actualmente con Neil Gaiman con la nueva serie de Sandman.

sandman four-page-spread

Howard Chaykin fue uno de los primeros autores que valoraron su trabajo, y gracias a sus sugerencias perfeccionó su estilo y empezó a recibir sus primeros trabajos. Con Chaykin llegó a colaborar en la historia “El Hijo de Superman”. En esa etapa destacó su serie CHASE, que además de dibujarla co-creó y co-escribió junto a Dan Curtis Johnson. Aunque solo duró 10 episodios entre 1997-98, dejo constancia de sus buenas ideas y calidad gráfica, con la mezcla de noir y super-hombres.

ChaseTPFC

Gracias a estos encargos, consiguió llamar la atención de Alan Moore, con el que creó PROMETHEA

promethea-immateria

Obra de 32 números realizada entre 1999-2005, y que catalpultó su carrera al estrellato, consiguiendo varios premios Eisner (2001, mejor número unitario por Promethea 10) y Harvey (2006 como mejor artista por Promethea).

Promethea nos cuenta la historia de una universitaria llamada Sophie Bangs, que investigando para su tesis las raices históricas de Promethea, personaje recurrente durante siglos en la literatura y el arte, descubre que ésta adquiere forma física cuando una mujer imagina que es real, y que ha sido elegida para ser su portador en la Tierra, en una versión futurista de Nueva York, ambientada en el año 1999.

Sophie Bangs large 1

Este es el interesante punto de partida a partir del cual Alan Moore aprovecha para embarcarnos en un viaje iniciático por la historia de lo fantástico, la magia, el tarot, la cábala y otras creencias mitológicas y filosóficas anteriores al cristianismo, mientras nos cuenta no solo la historia de Sofie, sino también la de las mujeres que portaron a Promethea en el pasado. Y antes los filosóficos guiones de Moore, Williams creó una obra gráfica rompedora, demostrando ante todo unas extraordinarias dotes narrativas. Para cada capítulo, Williams adapta su estilo como si de un camaleón se tratara, mimetizándose con la estética que la historia requiere. Las portadas de cada número son un ejemplo maravilloso de esta flexibilidad al servicio de una narración fluida, experimental y 100% interesante.

collage02

Además, entre otros instrumentos narrativos, Williams utiliza cada página, o doble página, para crear una imagen única a modo de gran tapiz sobre el que los personajes viven y se mueven, rompiendo con el uso de viñetas cerradas tradicionales del mundo del comic, y aumentando las posibilidades expresivas que la página le brinda, consiguiendo que compartamos el viaje con los personajes.

promethea13pg3

Paisajes embriagadores que inmediatamente enganchan al lector, figuras que ocupan el centro de la imagen mientras conversaciones o sucesos fluyen a su alrededor, o imágenes en gran tamaño de la que fluyen otras imágenes de menor tamaño que aún siendo parte de la imagen mayor, continúan la narración… Un desafío narrativo en cada uno de los 32 números de esta colección, que continuamente invitan al lector a un viaje mítico por la imaginación y la fantasía.

promethea32a

BATWOMAN

batwoman-17-cover

Si en Promethea Moore exprimió la vertiente más simbólica y expresiva, Williams tuvo que aplicar su pericia a una historia de superheroes “convencional” con Batwoman. Personaje de nueva creación, sus aventuras fueron inicialmente narradas en la serie Detective Comics, con guión de Greg Rucka, entre 2009-2010,entre los números 854-860, aprovechando una ausencia del personaje protagonista, Batman. Su trabajo en Detective fue galardonado con 2 premios Eisner en 2010, como mejor artista y mejor portadista. Posteriormente, el personaje consiguió su propia serie, Batwoman, que realizó entre 2011-2013, con guiones del propio Williams con W. Haden Blackman.

Batwoman-1

Con una iconografía extraordinaria, su cabello e indumentaria rojo fuego y su cara blanca como la porcelana destacan en la oscuridad de Gotham, creando imágenes de gran belleza, junto con otras extrema violencia, siempre aprovechando las posibilidades expresivas de narrar a doble página.

tumblr_m2v67s2XFK1rtbcayo1_1280

Batwoman, Kate Kane en su vertiente civil, es la primera heroína lesbiana del Universo DC, en lo que constituyó un hecho insólito en la industria del comic americano. Sus aventuras, ambientadas en Gotham, están pobladas de seres aterradores, como si de un sueño se tratara.

batwoman-5-page-7

Lamentablemente, diferencias creativas con la editorial forzaron el abandono de Williams de esta serie, que para él se había convertido en su personaje favorito.

SANDMAN: OVERTURE

sandman-overture-1-jh-williams-cover-1

La nueva historia de Sueño de los Eternos se desarrollará durante 2014 en 6 entregas, de las que ya ha aparecido el primer número, en el que ya pudimos disfrutar la increible fluidez narrativa y expresiva de Williams, una delicia para el aficionado, como las dobles páginas que os muestro a continuación, con la llegada de Morfeo a su Reino o la presentación del Corintian, en la que cada viñeta es un diente, resaltando así su peligrosidad y depravación.

sandman-overture-gaiman-williams

sandman 2

En resumen, J.H. Williams es un fuera de serie cuyas series seguiré comprando durante muuuucho tiempo y que sin duda os recomiendo. En caso de que querais conocer más de este increible artista, os paso el link a su página web:

http://www.jhwilliams3.com/

Saludos a todos !!!