Archivo de la categoría: Series TV

series de TV que sigo actualmente

Crítica de El método Kominsky, de Chuck Lorre (Netflix)

El método Kominsky fue una de las grandes sorpresas en la pasada entrega de los Globos de Oro, al ganar el premio a Mejor Serie de Humor y Mejor Actor de Comedia Michael Doulas. La serie de Netflix creada por Chuck Lorre y con unos excepcionales Michael Douglas y  Alan Arkin me ha encantado y creo que merece todas las alabanzas que está recibiendo.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Una comedia dramática sobre un veterano actor, Sandy (Michael Douglas), cuya carrera nunca llegó a funcionar del todo, y que se gana la vida dando clases de interpretación, y su agente Norman (Alan Arkin), recientemente enviudado y muy pesimista con todo lo que le rodea… De, Chuck Lorre, creador de ‘Big Bang’ y ‘Dos hombres y medio’.

La serie es un gran triunfo gracias por la pareja protagonista formada por Michael Douglas y Alan Arkin, que son oro puro y  trasmiten carisma en cada plano.

Mientras el personaje de Arkin lleva felizmente casado 40 años, aunque con una hija conflictiva, Douglas ha sufrido tres matrimonios fallidos, y trabaja con su hija en su academia de interpretación. Sus clases y las diferentes formas de ser de sus alumnos nos brindan también situaciones super divertidas, mientras que se habla y analiza de forma muy inteligente la función del actor en el mundo del espectáculo.

La amistad entre ambos nos regala algunos diálogos antológicos, en los que ambos luchan por ser más cascarrabias. Las réplicas y contraréplicas me tuvieron sonriendo durante todo el visionado. Solo con el brillo de sus miradas, estos dos actorazos me ganaron desde el primer fotograma. Además, es una serie que obligatoriamente debe verse en V.O. para disfrutarse al 100%,

Inteligencia es el adjetivo que más repito a la hora de valorar esta serie. Las situaciones son divertidas aunque siempre tienen un toque dramático, como es la vida misma. Incluso en los peores momentos es posible sacar una sonrisa, y en las escenas más divertidas nos recuerdan que los protagonistas son personas que están llegando al final de sus días y que sus mejores momentos hace años que quedaron atrás.

Otro detalle muy chulo es el de los cameos, que convierte a la serie en un “quién es quién” de Hollywood, con figuras muy conocidas como Jay Leno, Danny de Vito y muchos más.

Destacar además que la duración de los episodios de 30 minutos me parece la dosis justa de diálogos increíbles y situaciones graciosas. Es muy difícil hacer buena comedia y más si está adornada de momentos dramáticos como en esta serie. Así que me ha gustado disfrutar de dosis pequeñas pero concentradas de buena televisión.

Si tengo que ponerle un pero al visionado de El método Kominski, es que me hubiera visto los 8 episodios de esta temporada de una sentada, y tuve que obligarme a dejar de verla para dosificarme el disfrute durante varios días. Espero que confirmen lo antes posible una segunda temporada, y a ser posible, que tenga más episodios.

Comparto el trailer de esta serie:

El método Kominsky muy probablemente va a ser la mejor comedia que vea este año. Una serie inteligente sobre como afrontar la vida cuando nos hacemos mayores, y los amigos en los que nos apoyamos. Totalmente recomendable.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Anuncios

Crítica de Black Mirror Bandersnatch, de David Slade (NETFLIX)

Black Mirror Bandersnach , dirigida por David Slade y estrenada en Netflix es un gran éxito a todos los niveles que ha provocado que mi cabeza saltara por los aires y que puede provocar un cambio en el paradigma audiovisual debido a su capacidad interactiva.

PUNTUACIÓN: 9/10

¿De qué va Bandersnatch? Formalmente el argumento dice: En 1984, un joven programador intenta adaptar una caótica novela de fantasía a un vídeojuego. Un desafío alucinante que le llevará a cuestionarse la realidad que le rodea.

Bandersnatch está dirigida por David Slade (“Hard Candy”) y es un triunfo a todos los niveles que puede cambiar (aún más) el paradigma de ocio audiovisual.

Este especial ha sido creado por Charlie Brooker y Annabel Jones, con un guión del propio Brooker. Esta interpretado por Fionn Whitehead (uno de los protagonistas de Dunkerke de Christopher Nolan), Will Poulter, Asim Chaudhry, Alice Lowe y Craig Parkinson.

En lo relativo al elemento interactivo de “elige tu propia aventura”, este especial me ha parecido brutal. Técnicamente funciona de maravilla, con una fluidez genial este escenas que me ha flipado. Y como en los libros, de los cuales yo era muy fan de niño, mola que las malas decisiones provoquen finales abruptos. Hay que indicar que Bandersnatch no inventa nada que hayamos leído o jugado desde hace décadas. De hecho, explícitamente esto queda claramente explicado durante la película y se le rinde homenaje. Lo que hace genial es incorporar de forma brillante estos elementos normales en los juegos y en los libros de “elige tu propia aventura”, al mundo audiovisual.

Pero yendo más lejos, Bandersnatch provoca, como los libros, que quieras descubrir todos los finales posibles. Y mola mucho la forma en que te permite navegar por las líneas narrativas para descubrir otras posibilidades. No es una historia lineal, sino muchas simultáneas, y su capacidad adictiva es bestial.

Además del disfrute como espectador de Bandersnatch hay otro elemento super meta, y es que Netflix y Black Mirror nos han tenido atrapados durante ¿más de 3 horas? en lo que sería una película de 90 minutos “tradicional”. En Matrix estarían orgullosos de como nos controlan y conocen todo lo que hacemos y decidimos.

Y es que, como historia de Black Mirror, Bandersnatch nos presenta un mundo que creemos que controlamos pero que realmente está controlado por el “sistema”. El lenguaje meta es brutal en este especial, porque nos habla a nosotros los espectadores, no al personaje de la historia. En este sentido, el elemento interactivo resalta esta metáfora mejor que lo que podría mostrarse en una película “lineal” tradicional.

Y por si fuera poco, Bandersnatch avanza en el cambio de paradigma televisivo porque el elemento interactivo solo funciona en tablets y smartphones, no en aparatos de televisión que no estén dotados de la última tecnología. Las cosas están cambiando y Black Mirror y Netflix van en vanguardia.

Bandersnatch es un especial de Black Mirror, y entiendo que la interactividad es técnicamente muy compleja. Pero espero que su éxito haga que otros autores y cadenas se pongan las pilas y avancen con este tipo de narrativa.

Además, su impacto puede provocar una revolución en el mundo audiovisual, al mostrar que se pueden contar historias con nuevas herramientas que hasta ahora nadie imaginaba. Bandersnatch puede ser (ES) un game-changer .

Comparto el trailer de Bandersnatch:

Hay un viejo lema que dice “esta revolución va a ser televisada”. Bandersnatch puede ser el comienzo de un cambio audiovisual, y me alegra poder disfrutarlo desde el principio.

PUNTUACIÓN: 9/10

Resumen del 2018: Lo mejor del año en televisión

2018 ha sido también un buen año televisivo, y voy a resumir en este post lo que para mi han sido sus series más destacadas, selección obviamente realizada de entre lo que pude ver.

Destacaría que aunque disfruto de HBO y Amazon Prime, Netflix se ha convertido en mi principal proveedor de contenidos televisivos, con una amplísima oferta para todas las edades y gustos.

MENCIÓN DE HONOR

Antes de nada, tengo que hablar que Black Mirror Bandersnatch, especial estrenado en Netflix hace unos pocos días. Su naturaleza interactiva y su estructura de elige tu propio aventura me ha parecido impresionante, y creo que puede ser un gamechanger en lo referido a las posibilidades del medio audiovisual como fuente de un nuevo tipo de entretenimiento. Obviamente Bandersnatch no inventa algo que hemos leído y jugado durante décadas, pero su éxito viene de utilizarlo en el mundo audiovisual.

Su revolución en el mundo audiovisual viene al mostrar que se pueden contar historias con nuevas herramientas que hasta ahora nadie imaginaba. Además, la metáfora de que los espectadores no somos libres aunque creamos estar tomando decisiones, igual que los personajes de una película, es bestial y la faceta interactiva de Black Mirror Bandersnatch consigue resaltarlo mejor que lo que hubiera podido hacerse en una película “lineal” tradicional.

Si teneis Netflix, no dudeis en ver este episodio de Black Mirror, os va a estallar la cabeza.

 

SERIES DE ANIMACIÓN

TROLLHUNTERS

Trollhunters, creada por Guillermo del Toro, finalizó su primer volumen compuesto de 3 temporadas, y ha sido una de las series más satisfactorias del año para ver con los más pequeños.

Acaba de estrenarse en Netflix el segundo volumen de esta saga, Cuentos de Arcadia, y como sea la mitad de buena, vamos a tener diversión para rato.

 

YOUNG JUSTICE temporadas 1 y 2

Gracias a Netflix pude descubrir una seria muy querida por el fandom comiquero: Young Justice,  serie de Warner Bros Animation  creada por Greg Weisman y Brandon Vietti para Cartoon Network, que sigue los pasos de los jóvenes héroes del universo DC.

Y mientras esperamos la tercera temporada que se estrenará en 2019, os dejo las reseñas de la temporada uno y dos.

HILDA 

Hilda , creada por Luke Pearson y estrenada en Netflix, me ha encantado. Sin importar la edad del espectador, nos invita a compartir la emoción de la aventura y la búsqueda de respuestas a muchos misterios. El personaje de Hilda me parece maravilloso, una niña que aunque debe crecer y aceptar la vida de la ciudad, no quiere dejar de lado el “sense-of-wonder” infantil, algo que tampoco deberíamos hacer nosotros.

EL PRÍNCIPE DRAGÓN

Lo que más me ha gustado de El príncipe dragón, serie creada por los creadores Aaron Ehasz (Avatar: The last Airbender) y Justin Richmond (codirector del videojuego Uncharted 3: Drake´s deception) y estrenada en Netflix,  ha sido la complejidad de este mundo de fantasía, en el que a pesar de ser una serie familiar, se huye de los blancos y negros estereotipados.

SERIES IMAGEN REAL

ASH VS. EVIL DEAD llega a su final (Netflix)

Ash vs Evil Dead ha terminado en su tercera temporada que ha sido emitida en España por Netflix. Por un lado me da pena que esta serie super sangrienta y divertida termine, pero no puedo más que dar las gracias al canal Starz por haberse atrevido a exhibir este concepto gore y políticamente incorrecto durante 3 años.

JACK RYAN (Amazon Prime)

Me ha gustado Jack Ryan. Su primera misión es interesante y creo que la serie ofrece un buen entretenimiento para todos los amantes de las historias de espías con temas y problemas que nos afectan en la vida real.

STAR TREK DISCOVERY (Netflix)

Star Trek Discovery me ha parecido una serie muy entretenida, al estar planteada para que no necesites saber nada de las películas o las series clásicas para poder disfrutarla. Un éxito en mi opinión, que la convierte en imprescindible para los amantes a la ciencia ficción espacial.

THE DEUCE Temporada 1 (HBO)

David Simon es uno de los grandes nombres de la televisión gracias a The Wire. Y el estreno de su nueva serie The Deuce fue suficiente para que me suscribiera a HBO para verla.

The Deuce cuenta los inicios de la industria del porno en la Nueva York de los años setenta, y está poblada por personajes que transitan los grises y están alejados del blanco y negro. Una gran serie que aún mejora en su excelente segunda temporada que estoy acabando de ver y que en breve recomendaré.

LA MARAVILLOSA SRA. MAISEL (Amazon Prime)

La maravillosa Sra. Maisel me ha encantado y ha conseguido dejarme con una sonrisa en la cara siempre, a pesar de tratar a veces temas complejos del matrimonio que podrían haber dado para un dramón. Estoy deseando que se estrene la segunda temporada para seguir disfrutando de este maravillosos personaje y su mundo.

DAREDEVIL temporada 3 (Netflix)

La tercera temporada de Daredevil de Marvel Televisión, recién estrenada por Netflix, es la confirmación de que esta serie marca el standard de calidad al que el resto de contenidos basados en personajes de comic debe aspirar. Una serie excelente a todos los niveles, pero especialmente en lo referido al casting y la evolución de los personajes.

THE HAUNTING OF HILL HOUSE (Netflix)

The Haunting of Hill House, creada por Mike Flanagan (Gerald´s Game) a partir de la famosa novela de Shirley Jackson, es la mejor serie de 2018 y se ha convertido sin duda en una de las series emblema de Netflix, gracias a su retrato de una familia formada por personajes rotos a partir de un hecho traumático de su infancia en esta casa encantada.

 

Espero que os haya gustado mi lista de los mejor de 2018.

¡Saludos!!

Crítica de Narcos: México Temporada 4 (Netflix)

Narcos: México, recientemente estrenada en Netflix, muestra un claro agotamiento de la fórmula que tan buen resultado dio en sus primeras temporadas. Tras las geniales temporadas en la Colombia de Pablo Escobar, la acción se traslada a México para contarnos una historia a la que sobre todo le falta interés e intensidad dramática.

PUNTUACIÓN: 5.5/10

Narcos: México cuenta la historia real del ascenso al poder del cártel de Guadalajara, liderado por Miguel Ángel Félix Gallardo (Diego Luna), y el inicio de las guerras de la droga en el México de los años 80. Por su parte Kiki Camarena (Michael Peña) es un agente de la DEA norteamericana al que trasladan desde California a Guadalajara para incorporarse a la investigación del recién nacido cartel mexicano. Gallardo comenzó su ascenso traficando con marihuana y uniendo a todos los narcos del país con un propósito común, pero pronto su ambición le llevó a ver México como el mejor sitio para transportar la cocaína colombiana… Cuarta temporada de la serie de Netflix “Narcos”, que cuenta con nuevo reparto, historia y showrunner (Eric Newman).

Los creadores de Narcos Carlo Bernard, Chris Brancato y Doug Miro han escrito el guión de esta nueva temporada, compuesta por diez episodios que han sido dirigidos por Andrés Baiz,Josef Kubota Wladyka, Amat Escalante y Alonso Ruizpalacios.

Narcos triunfó por su realista aproximación del mundo del narcotráfico en Colombia. Las primeras temporadas realizaron una narración nada glamourosa del mundo del cartel que no evitaba los momentos más sangrientos que asolaron Colombia durante los 80. Pablo Escobar (un increible Wagner Moura) era una persona compleja, pero no quedaba ninguna duda que su comportamiento era inmoral y su destino fue más que merecido.

Leí en algún sitio que el impacto sociológico de Narcos ha sido tan grande que provocó que hasta el público americano haya querido ver una serie rodad mayoriamente en español (colombiano) subtitulado al inglés, algo inédito en la televisión americana.

Una vez terminada la etapa de Pablo Escobar, la tercera temporada centrada en el cartel de Cali consiguió salir airosa a pesar de no tener el mismo carisma protagonista, gracias a una narración que amplificaba la tensión. Gobalmente esta temporada ofreció buenos momentos televisivos aunque quizá se perdió un poco la sensación de verosimilitud de las anteriores.

La fórmula que los creadores de Narcos Carlo Bernard, Chris Brancato y Doug Miro emplean para mantener viva la serie no era mala, y bien resuelta podía ofrecer nuevas historias que nos engancharan. Ya que nos ofrecen la historia de otros grupos criminales de narcotraficantes, en este caso cambiando incluso de pais.

Lamentablamente, esta cuarta temporada me ha parecido bastante mediocre. Excepto por tres o cuatro momentos buenos y un par de escenas muy buenas, y a pesar de su excelente factura técnica, el gran problema de Narcos: México es que desaprovechan completamente a su pareja protagonista. Diego Luna y Michael Peña son ambos grandes actores, pero el guión no les hace hacer cosas realmente interesantes en pantalla. Todo lo que nos cuentan suena no solo a visto, sino que es peor a lo ya conocido en anteriores emporadas o en otras películas del género.

Kiki Camarena (Michael Peña) es un idealista agente de la DEA que pone su trabajo por delante de su familia y que se pega cabezazos contra la corrupción existente en todos los aspectos en la vida en México. Mientras, Miguel Ángel Félix Gallardo (Diego Luna) es un idealista que tiene un sueño para sacar a su familia de la pobreza, mostrando una inteligencia y unas ganas de cambiar las cosas inédita en el mundo criminal mexicano.

Aparte de que lo que cuentan no es demasiado interesante, otra tema a destacar es la aproximación que esta temporada hace de Félix Gallardo (Luna), el “padrino”. Sé que en teoría mostrar unos hechos no es aprobarlos o estar de acuerdo con ellos, pero los creadores de la serie le muestran como un hombre hecho a si mismo con un sueño, que lucha principalmente contra la corrupción existente en el pais, compuesta por políticos y policías que se aprovechan de los criminales y sacan tajada de todos los negocios turbios. Esto me chirría mucho, porque aunque Pablo Escobar era el PROTAGONISTA de las dos primeras temporadas, no había duda que era el VILLANO de la historia. En el caso de Narcos: México, esta distinción se difumina hasta el punto de que Félix Gallardo es mostrado casi como el “héroe” que intenta poner orden en el negocio frente a socios desequilibrados, políticos vengativos y policías corruptos de gatillo fácil. Los malos son siempre los demás, no él. Y este matiz es clave para dar un mensaje moral un tanto equívoco.

Pero es que además, los agentes de la DEA desplazados a México la mayor parte del tiempo no están combatiendo el narcotráfico sino a la burocracia de las autoridades corruptas. Parece claro que para los guionistas, el “villano” esta temporada NO son los traficantes, sino la corrupción política, económica y policial. No tengo duda que este es uno de los grandes problemas de México, pero me parece excesivo que llegue a eclipsar los crímenes de los narcotraficantes.

Por otro lado, aunque el guión está basado en hechos reales, la forma en que te cuentan algunos pasajes me resultaron imposibles de creer. Hay dramatizaciones de algunos momentos que son totalmente inverosímiles, lo que aún provocó que no me pudiera creer la resolución de esta temporada.

Tras ver Narcos: México, la pregunta clave que me hago es: ¿Me ha dejado con ganas de ver la siguiente temporada? Y lamento decir que la respuesta es NO. La fórmula del éxito de Narcos se ha agotado.

Comparto el trailer de esta temporada:

Narcos: México dilapida el crédito que las temporadas previas ambientadas en Colombia había conseguido en la audiencia. Una pena comprobar que el traslado al norte le haya sentado tan mal.

PUNTUACIÓN: 5.5/10

Crítica de Hilda y El príncipe dragón temporadas 1 (Netflix)

Netflix nos está inundando con multitud de estrenos de los géneros más variados. Y en medio de esta multitud de contenidos, hoy quiero destacar dos series de animación para toda la familia cuyas primeras temporadas me han encantado: Hilda y El príncipe Dragón.

 

HILDA Temporada 1

¿De qué va? La intrépida e independiente Hilda hace nuevos amigos, conoce a criaturas mágicas y vive muchas aventuras cuando deja su bosque encantado y se va a la gran ciudad. Basado en el comic de Luke Pearson.

Valoración: Hilda me ha encantado. Sin importar la edad del espectador, nos invita a compartir la emoción de la aventura y la búsqueda de respuestas a muchos misterios. El personaje de Hilda me parece maravilloso, una niña que aunque debe crecer y aceptar la vida de la ciudad, no quiere dejar de lado el “sense-of-wonder” infantil, algo que tampoco deberíamos hacer nosotros.

El mundo de Hilda, ya sea en el campo o en la ciudad de Trollberg, está repleto de criaturas fantásticas como gigantes, trolls de roca, elfos, fantasmas y muchos más. Conocerles a ellos y sus costumbres nos abrirá un mundo oculto en el que lo importante es querer comprender a estos seres antes que actuar en función de unos prejuicios preconcebidos que en muchos casos acaban siendo erróneos, lo que es un autentico canto a la tolerancia y la diversidad que los niños pequeños pueden entender sin problemas.

Y aunque estamos en un mundo mayoritariamente alegre y maravilloso, también existe seres malos que quieren aprovecharse de los desvalidos, por lo que es importante contar con amigos y familia en los que apoyarse.

En resumen, Hilda es una estupenda serie perfecta para ver en familia, y espero que Netflix confirme nuevos episodios lo antes posible.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

 

EL PRÍNCIPE DRAGÓN Temporada 1

¿De qué va? La serie se desarrolla en un mundo de fantasía donde los humanos y los elfos están en conflicto. Hace mucho tiempo, los humanos utilizaban magia oscura. A pesar de este poder, la unión de elfos y dragones consiguieron repelerles. Años después, después de que los humanos mataran al rey dragón y su huevo, la guerra es inminente. Mientras las fuerzas se juntan, los elfos intentan asesinar al rey humano Harrow y su heredero, el joven príncipe Ezran. Uno entre los elfos, la joven Rayla, junto con Ezran y su hermano Callum, descubren que el huevo del rey dragón no fue destruido, sino robado. Juntos se comprometen a devolver el huevo a los dragones para evitar la guerra.

La serie ha sido creada para Netflix por Aaron Ehasz (Avatar: The last Airbender) y Justin Richmond (codirector del videojuego Uncharted 3: Drake´s deception). Juntos han formado el estudio multimedia Wonderstorm junto a Giancarlo Volpe, ex director de Avatar, que realiza funciones de productor ejecutivo.

Valoración: Lo que más me ha gustado de El príncipe dragón ha sido la complejidad de este mundo de fantasía, en el que a pesar de ser una serie familiar, se huye de los blancos y negros estereotipados. Dentro de los humanos conocemos a buenas y malas personas, e incluso veremos como una buena persona puede ser engañada para hacer el mal sin él darse cuenta. Y de igual forma, los elfos que suelen ser retratados como seres puros en esta serie se dirigen a una misión de venganza que exige sangre.

Hay dos elementos diferenciadores de esta serie que me parece importante destacar. En primer lugar, la animación por ordenador ha sido creada con menos frames de los normales, creando una sensación de “antiguo” que le sienta bien, una vez consigues que el ojo se acostumbre. Por otro lado, con una clara intención de presentar a personajes “diversos”, uno de los personajes secundarios es sorda, teniendo que comunicarse con lenguaje de signos. De momento, creo que esto ha sido respuesta de las demandas de los espectadores de mostrar todo tipo de personajes, lo que me parece un detalle importante de cara a que todo el mundo pueda sentirse representado en una serie de fantasía juvenil.

Si tengo que ponerle un pero a esta primera temporada, es que sus 9 episodios son solo un aperitivo que te deja la miel en los labios. Reconozco que su cliffhanger final cierra claramente un capítulo de la historia y abre la puerta al nuevo statu-quo que marcará la segunda temporada, pero sinceramente me hubiera gustado una temporada larga de 15-20 episodios que contaran más cosas. Entiendo que esto no es problema de los productores, sino que Netflix probablemente juegue de forma conservadora hasta ver si un concepto encaja con el público, algo que ya hemos visto en otras series de animación como por ejemplo Castlevania, cuya primera temporada tuvo tan sólo 4 episodios.

En todo caso, me han dejado a mi y a mi hijo con muchas ganas de ver como continúa la historia.

PUNTUACIÓN: 8/10

 

Si hay un cualidad fundamental que valoro de Netflix, es que está ofreciéndonos una gran cantidad de series, películas y documentales que sería muy difícil ver y disfrutar por los canales tradicionales. Y en este sentido, series super chulas como Hilda y El príncipe dragón son unos claros ejemplos.

Crítica de La maravillosa Sra. Maisel temporada 1, de Amazon Prime

Una de las grandes sorpresas seriéfilas de 2018 ha sido La maravillosa Sra. Maisel de Amazon Prime, serie que ganó cinco Emmys y dos Globos de Oro (en la categoría de comedia, entre ellos Mejor serie de televisión y mejor actriz Rachel Brosnahan). Y me alegra decir que todas las alabanzas que quizá hayas leído sobre esta serie son totalmente merecidas, estando ante una de las historias con mayor carisma, personalidad y sentido del humor del panorama televisivo.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Manhattan, año 1958. Miriam “Midge” Maisel (Rachel Brosnahan) es una mujer cuya vida como esposa y madre da un giro inesperado cuando descubre un talento desconocido para la comedia. Midge cambiará entonces su cómoda existencia en el Upper West Side para hacer monólogos.

La maravillosa Señora Maisel ha sido creada por Amy Sherman-Palladino (Las chicas Gilmore), y cuenta con Daniel Palladino y Sherman-Palladino como productores ejecutivos, y se inspira en comediantes pioneras como Joan Rivers y Totie Fields, además de incluir representaciones ficticias de varios comediantes reales como Lenny Bruce y Bob Newhart.

La maravillosa Sra. Maisel triunfa por su carisma, la excelente química de todo el reparto y por sus afilados y ocurrentes diálogos. Además, hay un importante esfuerzo por mostrar el mundo de 1958, y consiguen que los espectadores sintamos estar allí, lo que significa otro de los éxitos creativos de la serie. Además, aunque nos cuentan como era la vida de una mujer acomodada judía de Nueva York, hay claros paralelismo con la vida moderna.

Como comentaba, todos los personajes son oro puro. Rachel Brosnahan como “Midge” Maisel es un derroche de optimismo y ganas de vivir que se contagia en pantalla. Aunque a veces se encuentre encorsetada por la moral tradicional de la época, en la que el “qué dirán” era algo importantísimo para una familia judía con una buena posición social. A su alrededor iremos conociendo a su pintoresca familia, empezando por su marido Joel (Michael Zegen), con el que pensaba que tenía el matrimonio perfecto y que la va a machacar con una inesperada y dolorosa separación. Tony Shalhoub interpreta a Abraham “Abe” Weissman, padre de Midge, un matemático cuya tranquila y ordenada vida saltará en pedazos con la separación de su hija. Además, tenemos a su neurótica madre Rose Weissman (Marin Hinkle).

Pero por encima de la familia Weissman, el otro gran descubrimiento de esta serie es Alex Borstein como Susie Myerson, una empleada de The Gaslight Cafe, que se convertirá en la Manager de Midge. El contraste entre los modales de clase alta de Midge y la brusquedad y rudeza de Alex provocarán situaciones hilarantes, transmitiendo ante todo un carisma y una frescura como hacía tiempo no disfrutaba en una serie de televisión.

Lo mejor de este casting diverso es que cada personaje transmite una verdad intransferible que nos creemos desde su primera frase, gracias a un excelente guión que no solo se centra el estos personajes sino en el contexto social de la época. El rol que la sociedad marcaba como aceptable para una mujer era el de esposa, madre y ama de casa y todo lo que se saliera de este espacio era visto con recelo por la sociedad bien pensante de la época, como va a descubrir Maisel en carne propia. Este choque de lo conservador con lo moderno va a provocar muchas situaciones de comedia muy bien construidas, que te mantiene con una sonrisa de oreja a oreja durante los ocho episodios de esta primera temporada.

En el aspecto técnico, es una pasada ver una serie en la que se nota que los productores han invertido muchísimo tiempo para que todo luzca real, no solo los decorados, sino también el vestuario, el maquillaje y peluquería y todo lo relativo a las costumbres de la época.

Si tengo que ponerle un pero a esta estupenda serie, quizá hay algunas notas de humor son bromas “de judíos” hechas por judíos. Al hablar sobre aspectos sociales y religiosos de la época que al menos yo no conocía, creo que en algunas ocasiones no he apreciado una broma que hubiera sido mejor si hubiera sabido de lo que estaban hablando. Aunque, por supuesto esto es un pero muy, muy pequeñito.

Además, aunque esta primera temporada no resuelve nada y su final parece casi como un final de episodio normal, me alegró saber que el estreno de la segunda temporada es inminente, al estar prevista para este mes de diciembre. De esta forma, mis ansias de saber más sobre estos personajes quedará aplacada muy pronto. Además, debo indicar que Amazon confirmó la producción de la segunda y tercera temporada, así que no nos va a falta dosis de Ms. Maisel en los próximos meses.

Comparto a continuación el trailer de esta serie:

La maravillosa Sra. Maisel me ha encantado y ha conseguido dejarme con una sonrisa en la cara siempre, a pesar de tratar a veces temas complejos del matrimonio que podrían haber dado para un dramón. Estoy deseando que se estrene la segunda temporada para seguir disfrutando de este maravillosos personaje y su mundo.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Ash vs Evil Dead temporada 3: El final del camino

Ash vs Evil Dead ha terminado en su tercera temporada que ha sido emitida en España por Netflix. Por un lado me da pena que esta serie super sangrienta y divertida termine, pero no puedo más que dar las gracias al canal Starz por haberse atrevido a exhibir este concepto gore y políticamente incorrecto durante 3 años.
PUNTUACIÓN: 7/10

Ash Williams (Bruce Campbell) continúa luchando contra deadites y otros seres de ultratumba en su pueblo de Elk Grove con sus amigos Kelly (Dana DeLorenzo) y Pablo (Ray Santiago). El descubrimiento de que tiene una hija adolescente -Brandy (Arielle Carver-O´Neill)- y el retorno al pueblo de la inmortal Ruby (Lucy Lawless) pondrá en marcha el plan definitivo que busca traer el infierno a la Tierra.

La serie recupera los personajes creados por Sam Raimi en su trilogía de culto “Evil dead”, estrenadas hace más de 3 décadas, y fue creada por el propio Raimi en colaboración con su hermano Ivan y Tom Spezialy. Comentar que aunque la serie está ambientada en Elk Grove (Michigan), la serie producida por el canal Starz se ha rodado enteramente en Nueva Zelanda, y ha contado con la producción del propio Raimi, Bruce Campbell y Robert Tapert.

Lo primero que hay que decir sobre Ash vs Evil Dead es que NO es una serie para todo el mundo. La serie ofrece altísimas dosis de gore y sangre en casa episodio, siempre planteadas desde un punto de vista divertido y políticamente incorrecto. Si no te gusta el terror o la sangre, obviamente esta serie no es para ti, y de hecho, te recomiendo que te mantengas lo más alejado de ella.

Sobre esta tercera temporada, me alegra decir que se han superado a si mismos y nos han ofrecido una escenas aún más bestias y alocadas. Pensaba que podía hacerse monótono ver como Ash destrozar monstruos con su sierra mecánica, pero no ha sido el caso. Ash sabe en que liga juega y lo que queremos ver sus fans, y nos ofrece un baño de sangre (literal) en cada episodio.

Bruce Campbell se despide de su personaje más icónico con otro recital de chistes malos y machismo extremo que no se toma en serio a sí mismo, aunque en esta temporada con el añadido de un elemento positivo a partir de que conoce que tiene una hija a la que proteger.

No se me ocurre nada malo de Ash vs Evil Dead, que nos ofrece a los fans un espectáculo sangriento que no podemos ver en ningún otro programa de ningún canal. Creo que saben el tipo de producto que ofrecen y que no es adecuado para el 90% de los espectadores, pero ello no les ha impedido divertidos de la manera más bestia y exagerada posible. Y ante eso yo solo puedo decir: ¡Gracias!!

Comparto el trailer de esta tercera temporada:

Ash vs. Evil Dead de despide en lo más alto con una serie super divertida y exagerada que ha redefinido el concepto de “baño de sangre” aplicado a las series de televisión. Una serie que los fans recordaremos durante años.

PUNTUACIÓN: 7/10