Archivo de la categoría: Series TV

series de TV que sigo actualmente

Ash vs Evil Dead temporada 3: El final del camino

Ash vs Evil Dead ha terminado en su tercera temporada que ha sido emitida en España por Netflix. Por un lado me da pena que esta serie super sangrienta y divertida termine, pero no puedo más que dar las gracias al canal Starz por haberse atrevido a exhibir este concepto gore y políticamente incorrecto durante 3 años.
PUNTUACIÓN: 7/10

Ash Williams (Bruce Campbell) continúa luchando contra deadites y otros seres de ultratumba en su pueblo de Elk Grove con sus amigos Kelly (Dana DeLorenzo) y Pablo (Ray Santiago). El descubrimiento de que tiene una hija adolescente -Brandy (Arielle Carver-O´Neill)- y el retorno al pueblo de la inmortal Ruby (Lucy Lawless) pondrá en marcha el plan definitivo que busca traer el infierno a la Tierra.

La serie recupera los personajes creados por Sam Raimi en su trilogía de culto “Evil dead”, estrenadas hace más de 3 décadas, y fue creada por el propio Raimi en colaboración con su hermano Ivan y Tom Spezialy. Comentar que aunque la serie está ambientada en Elk Grove (Michigan), la serie producida por el canal Starz se ha rodado enteramente en Nueva Zelanda, y ha contado con la producción del propio Raimi, Bruce Campbell y Robert Tapert.

Lo primero que hay que decir sobre Ash vs Evil Dead es que NO es una serie para todo el mundo. La serie ofrece altísimas dosis de gore y sangre en casa episodio, siempre planteadas desde un punto de vista divertido y políticamente incorrecto. Si no te gusta el terror o la sangre, obviamente esta serie no es para ti, y de hecho, te recomiendo que te mantengas lo más alejado de ella.

Sobre esta tercera temporada, me alegra decir que se han superado a si mismos y nos han ofrecido una escenas aún más bestias y alocadas. Pensaba que podía hacerse monótono ver como Ash destrozar monstruos con su sierra mecánica, pero no ha sido el caso. Ash sabe en que liga juega y lo que queremos ver sus fans, y nos ofrece un baño de sangre (literal) en cada episodio.

Bruce Campbell se despide de su personaje más icónico con otro recital de chistes malos y machismo extremo que no se toma en serio a sí mismo, aunque en esta temporada con el añadido de un elemento positivo a partir de que conoce que tiene una hija a la que proteger.

No se me ocurre nada malo de Ash vs Evil Dead, que nos ofrece a los fans un espectáculo sangriento que no podemos ver en ningún otro programa de ningún canal. Creo que saben el tipo de producto que ofrecen y que no es adecuado para el 90% de los espectadores, pero ello no les ha impedido divertidos de la manera más bestia y exagerada posible. Y ante eso yo solo puedo decir: ¡Gracias!!

Comparto el trailer de esta tercera temporada:

Ash vs. Evil Dead de despide en lo más alto con una serie super divertida y exagerada que ha redefinido el concepto de “baño de sangre” aplicado a las series de televisión. Una serie que los fans recordaremos durante años.

PUNTUACIÓN: 7/10

Anuncios

Crítica de Daredevil Temporada 3 de Marvel – Netflix

La tercera temporada de Daredevil de Marvel Televisión, recién estrenada por Netflix, es la confirmación de que esta serie marca el standard de calidad al que el resto de contenidos basados en personajes de comic debe aspirar. Una serie excelente a todos los niveles, pero especialmente en lo referido al casting y la evolución de los personajes.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Tras los sucesos ocurridos en la decepcionante miniserie Defenders, Matt Murdock / Daredevil (Charlie Cox) sigue desaparecido y es dado por muerto. Aunque está protegido en la iglesia de Hell´s Kitchen por el Padre Langton (Peter McRobbie ) y la monja Maggie Grace (Joanne Whalley) encargada del orfanato, está roto física y psicológicamente, creyendo que no es digno de su vida anterior o de sus amigos. La vuelta de Wilson Fisk (Vincent D´Onofrio) a Nueva York lo cambiará todo. Tras un periodo en la cárcel, ha cerrado un trato con el FBI para colaborar con la justicia y ayudarles a encerrar a los criminales de la ciudad, a cambio de contar con beneficios como salir de la prisión.

Esta tercera temporada ha contado con Erik Oleson como Showrunner y escritor de varios episodios. Oleson ha significado una verdadera sorpresa positiva, ya que hasta la fecha sólo le conocía por series como “Arrow” y “The man in the high castle”, que son solo correctas sin más.

En Daredevil, Oleson ha pegado un enorme salto de calidad al centrar su historia en el drama de todos los personajes, de forma que consigue que todos sean importantes, y que el espectador les conozca, comprenda y empatice con ellos. Con todos, incluidos los villanos.

Un hecho que considero muy positivo es que Oleson cuenta su propia historia, tomando elementos de numerosos comics, pero sin ser una copia literal de ellos. Viendo Daredevil, se nota la influencia de los comics de Frank Miller, Ann Nocenti, Kevin Smith y tantos otros, pero es un espíritu que sobrevuela sin marcar la historia, y de hecho, esta temporada no es “Born again”, como se decía antes su estreno. Igual que ya vimos en Capitán América: Civil War, Oleson y el resto de productores con Jeph Loeb a la cabeza, toman elementos icónicos de los comics para añadirlos orgánicamente a su propia historia.

Una de las críticas más extendidas de las series Marvel de Netflix es relativa a su duración de 13 episodios, pudiéndose contar lo mismo mejor utilizando los 10 episodios habituales en series de la HBO. Y realmente es cierto que el visionado de series como Jessica Jones, Luke Cage o Iron Fist quedaba emborronado por numerosos minutos de la basura, por usar un símil de basket, con escenas de personajes secundarios sin interés o con el héroe repitiendo situaciones expositivas que no hacían avanzar la narración.

Me alegra poder decir que esto no pasa en Daredevil, y que no quitaría ni un minuto de esta tercera temporada, cuya duración, giros y cliffhangers me parecen perfectos. Esto demuestra que el problema no son los 13 episodios, sino que la historia no sea todo lo buena que debería.

La clave del éxito de Daredevil son sin duda sus protagonistas y el drama que se construye a su alrededor. Todos personajes son importantes y no parecen “secundarios”, no al menos desde un punto de vista narrativo. Matt Murdock (Charlie Cox) y Wilson Fisk (Vincent D´Onofrio) están de nuevo excelentes, pero sorprende la importancia real que la serie da a personajes como Karen Page (Deborah Ann Woll), Foggy Nelson (Elden Henson), los agentes del FBI Ray Nadeem, (Jay Ali) y Dex Poindexter (Wilson Bethel), o el Padre Langton (Peter McRobbie ) y la monja Maggie Grace (Joanne Whalley).

Si una ventaja tiene la televisión en relación al cine, es que puede construir mejor a los personajes al no estar limitado por la duración de las películas, que tienen sobre todo que hacer que la trama avance. En Daredevil me ha parecido brutal que se hayan “atrevido” a parar la acción principal para mostrarnos el pasado de varios personajes, como son el agente Poindexter en el episodio 5 o de Karen Page en el 10. Y si para ello tienen que invertir 10 o 15 minutos de episodio porque eso es lo que el personaje necesita, Oleson lo hace, consiguiendo crear personas con aciertos y errores que les convierten en totalmente creíbles y reales.

Lo mismo diría para Matt, que es una persona rota emocionalmente y que comete error tras error en la primera parte de la temporada, alejando y tratando mal a todo aquel que intenta ayudarle. El camino de Matt hacia la luz será complejo, y antes de nada deberá reconciliarse consigo mismo si quiere poder servir de ayuda a los demás. Fruto de este proceso de sanación, me ha parecido muy interesante que Matt no lleve su traje en ningún momento esta temporada, inicialmente porque no se cree digno de llevarlo. Además, dado que está herido y no llega a estar nunca al 100% físicamente, sus peleas son mucho más brutales y es herido y vencido repetidamente durante la temporada. Narrativamente, es más interesante ver como el héroe se enfrenta a su mayor amenaza en su momento de mayor debilidad, y esto es algo que vemos explotado durante estos episodios.

Vincent D´Onofrio fue la gran sorpresa de la primera temporada de Daredevil, y en esta temporada vuelve a regalarnos una enorme actuación. Con una presencia imponente que transmite amenaza y peligro, consigue también ofrecer un  ámplio abanico de sentimientos, al intentar proteger y recuperar a su amada Vanessa. Con permiso de Thanos, Kingpin es el mejor villano del Universo Marvel cinematográfico y televisivo.

Me gustaron mucho también los arcos de los demás personajes. Lo primero que hay que decir es que Marvel realizó un enorme casting con unos grandísimos actores que clavan sus papeles. Karen Page lo borda en cada escena, y su drama adquiere más intensidad cuando por fin conozcamos su origen. Me ha gustado mucho que Foggy sea el referente moral de la serie, en un momento en que Matt está dispuesto a lo que sea con tal de para a Fisk, Foggy es la voz que sigue teniendo fe en la lez y en la justicia, incluso cuando todo a su alrededor se desmorone. Muy interesantes también son los agentes del FBI Nadeem y Poindexter, sobre los que no diré nada para no spoilear la trama.

Como véis por mi artículo, Daredevil triunfa porque nos creemos a sus complejos personajes y consiguen tenernos en vilo. Pero es que además, la serie técnicamente es muy, muy buena. Respecto a las superdecepcionantes Iron Fist o Defenders, Daredevil cuenta con una excelentes escenas de acción, cuyo máximo exponente es el increíble largo plano secuencia del episodio 4. Hay además muchas escenas muy bien ejecutadas, como la emboscada del episodio 2, cuyo punto de vista es original y funciona para amplificar la tensión del momento. Y aunque globalmente  hay menos escenas de acción durante esta temporada, cuando aparecen nos golpean con dureza.

Además de la acción propiamente dicha, los episodios consiguen aumentar la tensión ante la amenaza de Fisk y sus secuaces, de forma que cuando llegamos al episodio 12, no tenemos ni idea como van a poder salir nuestros héroes del pozo. Si es que lo consiguen. Esto se consigue gracias a una acertada narración que consigue amplificar la amenaza hasta niveles casi insoportables, creando cliffhangers brutales al final de varios episodios y giros narrativos super buenos.

Si tengo que decir algo menos bueno, quizá sería el climax final. Aunque globalmente el final me parece un gran broche de oro no solo a esta tercera temporada sino a la trilogía televisiva del personaje, para llegar a él los guionistas se ven obligados a caer en un par de convencionalismos comiqueros en el último episodio. Unos convencionalismos que no estando mal del todo, si están un peldaño por debajo de la narración hasta ese momento. Algo que en todo caso se perdona sin duda por el gran nivel de lo narrado en esta temporada.

Me ha gustado tanto esta temporada que creo que lo ideal es que Marvel y Netflix deberían dejar descansar al personaje una temporada. Creo que lo que han conseguido es difícilmente superable, y es mejor dejarlo ahora cuando están en lo más alto. Dicho esto, entendería que igual que el mundo del comic se caracteriza porque cada mes debe salir un nuevo tebeo, en la televisión no cierras una serie porque tiene éxito, sino que eso confirma que debe continuarse.

Comparto el trailer de esta temporada:

Daredevil marca el nivel de calidad al que toda producción televisiva debería aspirar. Una serie que va a entrar seguro en mi top de series de este año.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

 

Crítica de The Haunting of Hill House de Netflix

The Haunting of Hill House, creada por Mike Flanagan (Gerald´s Game) a partir de la famosa novela de Shirley Jackson, apunta a que va ser considerada una de la series emblemas de Netflix en el futuro.

PUNTUACIÓN 8/10

Un grupo de hermanos crece en lo que acaba convirtiéndose en la casa encantada más famosa del país. Ya como adultos, viéndose obligados a reunirse tras una tragedia, la familia tendrá que afrontar los fantasmas del pasado… Adaptación de la novela homónima de Shirley Jackson.

Reconozco que hasta el año pasado no conocía a Mike Flanagan, cuando disfruté de Gerald´s Game, estupenda adaptación de la novela de Stephen King con unos excelentes Carla Gugino y Bruce Greenwood. Esta película se ambientaba en un espacio cerrado donde una esposa tenía que romper unas ataduras mucho mas firmes que las esposas con las que su marido la había atrapado.

The Haunting of Hill House lleva la calidad mostrada en esa película un paso más allá, siendo un autentico tour-de-force creativo de Flanagan, que ha creado, dirigido y escrito esta serie que actualiza la famosa novela de terror gótico de Shirley Jackson.

Lo primero que me ha gustado es que no estamos antes una historia de sustos fáciles, sino ante un drama de unos hermanos que no supieron asumir una tragedia familiar ocurrida cuando eran niños, y sufren cada uno a su manera de una existencia desgraciada. Así, la serie irá moviéndose en dos momentos temporales, el presente en el que la familia deberá volver a reunirse, y 25 años antes cuando la familia llega a Hill House a pasar el verano y sufrieron un hecho horrible que les perseguirá durante el resto de su vida.

Estamos ante uno de los mejores castings televisivos de los últimos años y es imposible destacar a un solo actor o actriz, ya que todos están excepcionales. Carla Gunino y Timothy Hutton son los cabeza de familia, y Henry Thomas, Elisabeth Reaser, Michiel Huisman, Victoria Pedretti y Oliver Jackson/Cohen son sus hijos en el presente. Y los niños de la parte de 1992 también están increíbles.

Además, Flanagan entiende perfectamente el género de terror y ofrece un relato que resulta impactante simplemente siendo real, protagonizado por personas que se equivocan y sufren y que consiguen que te preocupes por ellos desde el primer momento. Consigue que haya una gran fluidez narrativa entre los diferentes momentos temporales, enganchándote de manera increíble. De hecho, tengo que decir que no siendo especialmente fan del terror, me vi la serie casi de una sentada y no tenía momento de parar de verla.

La serie no solo es un gran despliegue interpretativo, sino que en lo relativo al aspecto técnico, Mike Flanagan lleva esta serie a otro nivel. La serie es elegante y perfectamente construida, pero destaca sobre todo el episodio 6 construido a partir de unos antológicos largos planos secuencias que son ya historia viva de Netflix y en general del medio televisivo. Y lo mejor es que estos planos secuencia sirven a la historia y ayudan a meternos si cabe aún más en este drama familiar, no son un “gimmick” vacío.

No se me ocurre nada negativo que decir sobre The Haunting of Hill House. Lo único quizá es que no hay una explicación clara a los motivos por los que la casa esté maldita, entendiendo que es esta historia de fantasmas al final es una excusa para contarnos este drama familiar. Eso, y que ya se esté anunciando una segunda temporada a la que no veo el sentido, ya que el final es totalmente satisfactorio.

Comparto el trailer de esta serie:

The Haunting of Hill House es notable en su elegante retrato de unos personajes rotos, y se convierte en una de las series más satisfactorias de la temporada.

PUNTUACION 8/10

Crítica de Jack Ryan temporada 1 (Amazon Prime)

Estrené mi suscripción a Amazon Prime con Jack Ryan, serie protagonizada por John Krasinski que actualiza las clásicas novelas de espías de Tom Clancy al mundo real.

PUNTUACIÓN 6.5/10

El Jack Ryan de Tom Clancy sigue a un prometedor analista de la CIA metido en una peligrosa misión por primera vez. Ryan (John Krasinski) descubre un patrón en la comunicación terrorista que le lanza al centro de una peligrosa maniobra con una nueva especie de terrorismo que amenaza con la destrucción global.

Reconozco que no he visto Homeland. Dicho esto admito que aunque a mi me gustó esta primera temporada y ha cubierto la dosis de series de espías que tenía pendiente, pueda haber otros telespectadores a los que muchos elementos de Jack Ryan les suenen conocidos.

Jack Ryan ha sido creada por Carlton Cuse y Graham Roland, que escribieron sus guiones junto a y Daria Polatin, y cuenta entre sus directores a Morten Tyldum (The imitation game), que dirigió el episodio piloto.

Una de las principales cualidades de esta temporada es su alta calidad de producción, casi a niveles cinematográficos. Amazon ha invertido fuerte por esta serie que aspira a convertirse en uno de sus referentes televisivos, y se nota e cada fotograma que han contado con todos los medios, incluyendo el rodaje en multitud de localizaciones reales como París.

John Krasinski es Jack Ryan, un analista veterano de Afganistán, donde fue herido de gravedad. Es el típico boy-scout que quiere hacer siempre lo correcto y que parece ver el mundo en blancos y negros. Su actuación es correcta pero me ha parecido algo inexpresiva, y espero que esto sea algo que mejore en la próxima temporada.

No puede calificarse de sorpresa que Wendel Pierce (The Wire) se coma en pantalla a Krasinski. Pierce interpreta a James Greer, el jefe de Ryan en el Departamento de Estado, un hombre más habituado a trabajar en la calle que en un despacho y cuyo nombramiento es su última oportunidad tras una desastrosa misión en Pakistán. A título informativo, Greer fue interpretado en las películas de Harrison Ford por James Earl Jones.

Completa el trio protagonista Abbie Cornish, que interpreta a la doctora especialista en enfermedades infecciosas Cathy Mueller, que además de ser la novia de Ryan tendrá u papel que jugar en la misión de Ryan.

Me gustó bastante como muestran la historia del villano de esta temporada, el jefe terrorista  Mousa Bin Suleiman (Ali Suliman), para que entendamos las tragedias que ha sufrido y que le llevaron al camino del extremismo. Sin embargo, estos matices iniciales quedan diluidos a medida que avanzan los episodios, hasta el punto de convertirse al final en otro villano más al que solo le importa su plan asesino.

La serie me ha entretenido bastante, aún reconociendo que no cuente nada especialmente novedoso. Jack Ryan no inventa nada pero entiendo que lo que cuenta lo hace con calidad y profesionalidad. No creo que me vaya a enamorar de esta serie, pero sí veré su continuación cuando se estrene, lo cual ya es más de lo que puedo decir de muchas otras series.

Comparto el trailer de esta primera temporada, que ya ha sido renovada.

Me ha gustado Jack Ryan. Su primera misión es interesante y creo que la serie ofrece un buen entretenimiento para todos los amantes de las historias de espías con temas y problemas que nos afectan en la vida real.

PUNTUACIÓN 6.5/10

 

 

 

 

Crítica de Vikingos 1ª temporada (HBO)

Por fin vi la primera temporada de Vikingos, la serie histórica del Canal Historia que puede verse en HBO España, inspirada en la vida de un personaje histórico real, el rey vikingo Ragnar Lothbrok. Una serie muy entretenida cuya primera temporada me ha dejado con ganas de más.

PUNTUACIÓN: 7/10

Narra las aventuras del héroe Ragnar Lothbrok, de sus hermanos vikingos y su familia, cuando él se subleva para convertirse en el rey de las tribus vikingas. Además de ser un guerrero valiente, Ragnar encarna las tradiciones nórdicas de la devoción a los dioses. Según la leyenda era descendiente directo del dios Odín.

La serie ha sido creada por Michael Hirst que también escribe los guiones, para el Canal Historia, en coproducción con la mítica Metro Goldwyn Mayer.

Debo decir que vi el episodio piloto hace algunos años y no me enganchó. No era malo pero no vi tampoco nada sobresaliente. Sin embargo, pasados unos años, entiendo que mi estado mental está alineado para ver este drama histórico.

Excepto por el genial Gabriel Byrne, que interpreta al Conde Haraldson, señor de las tierras en la que vive Ragnar Lothbrok, el resto del reparto lo componen desconocidos que cumplen solo correctamente su función.

Travis Fimmel es el gran protagonista, interpretando al vikingo que ansía viajar hacia el oeste y descubrir nuevas tierras que saquear. Su familia la forman su esposa Lagertha (Katheryn Winnick), sus hijos Bjorn y Gyda y su hermano y compañero de aventuras Rollo (Clive Standen).

Ante la negativa del Conde a dejarle viajar al oeste, Ragnar pedirá a su amigo Floki (Gustaf Skarsgård) que le construya un barco con el que poder alcanzar las costes de Gran Bretaña.

Diría que en general el casting no está mal y cumple correctamente. La excepción es precisamente el protagonista Travis Fimmel, que es un palo insensible con la misma cara da igual si está matando a un enemigo o con su esposa en la cama. Reconozco que Fimmel es un modelazo rubio alto, fuerte, con ojos azules y una figura imponente, pero sus dotes actorales más allá de mirar a la cámara y recordarnos lo bueno que está son muy muy limitadas. En todo caso, confío que esto pueda mejorar en las próximas temporadas.

Lo que más me ha gustado de esta primera temporada es que va al grano y no pierde tiempo en subtramas que en otras series podrían haberse alargado la temporada entera.

Una de mis series favoritas de siempre es The Shield, el drama policiaco ambientado en Los Angeles no confundir con la serie de Marvel Televisión. Y siempre recuerdo a su creador Shawn Ryan decir sobre ella que nunca se guardaban nada y ofrecían siempre lo mejor desde el principio, hasta el punto de que si planeaban un climax de temporada, se las apañaban para adelantarlo a mitad de serie.

Pues esta misma sensación tuve viendo estos primeros episodios. Hay drama y conflictos entre personajes que pensaba podrían desarrollarse más, pero la serie opta por hacer avanzar la serie hacia nuevos caminos, lo cual me parece una decisión muy acertada para mantener la atención del espectador.

Además, debo decir que la ambientación y los paisajes son excelentes, de forma que consiguen sumergirnos en el mundo de los Vikingos, unos saqueadores y asesinos que surcaron casi sin oposición las aguas del norte de Europa en el siglo VIII.

En general la temporada me ha parecido bastante correcta y entretenida. Si tuviera que ponerle algún pero, diría que el principal pero de la serie es la limitada capacidad actoral de Travis Fimmel, que suele quedar mal siempre comparado con el resto del reparto.

También debo decir que la primera temporada termina con todos los argumentos abiertos, lo cual hubiera sido un bajón si la hubiera visto en su estreno. Personalmente me gustan que las temporadas cuenten algo concreto con principio y final, aunque luego la historia y los personajes sobrevivan y continúen.  Pero que haya sensación de capítulo cerrado dentro de la historia degenral. Esto lo he visto últimamente en Banshee, por ejemplo. Es cierto que muchas series terminan sus temporadas con cliffhangers, pero en el caso de Vikingos, la sensación que tengo es que cortaron aquí como podían haber cortado antes o después y hubiera dado lo mismo. Esto no es necesariamente malo, pero tampoco habla muy bien de la narrativa de la serie.

En todo caso, dado que estoy viendo esta serie gracias a mi suscripción a HBO, puedo continuarla cuando quiera, por lo que este final de temporada no supone un gran problema.

Comparto como siempre el trailer de esta primera temporada.

Vikingos es una serie estupenda, y si te gusta los dramas históricos en general y los vikingos en particular, es de obligado visionado.

PUNTUACIÓN: 7/10

Crítica de Young Justice Temporada 2

La segunda temporada de Young Justice, serie de Warner Bros. Animation para Cartoon Network estrenada en España por Netflix, ha mantenido el altísimo nivel de la primera temporada, mostrando el potencial que poseen los héroes de DC Comics como protagonistas de grandes historias de heroismo.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Cinco años han pasado desde el final de la primera temporada, y muchas cosas han cambiado. El principal cambio es la deserción de Aqualad, que por causas no aclaradas se ha pasado al bando de los villanos junto a su padre Manta Negra.

Por su lado, los héroes de la Liga de la Justicia siguen intentando averiguar qué pasó durante las 16 horas en que estuvieron desaparecidos bajo el control mental de Vandal Savage, en un mundo que se está poniendo en su contra debido a un presentador de televisión llamado G. Gordon Godfrey. Mientras, Speedy / Red Arrow sigue intentando descubrir que fue del verdadero Roy harper, que fue raptado por los villanos de la Luz hace años.

Y en lo referido a los jóvenes protagonistas, Dick Grayson ha abandonado su identidad de Robin y dirige el grupo como Nightwing. El equipo ha visto aumentado sus miembros como u nuevo Robin (¿Tim Drake? diría que es algo que no se llega a aclarar), Batgirl, Wonder Girl, Lagoon Boy o Blue Beetle. Un grupo que ya no cuenta con Kid-Flash o Artemis, que han decidido retirarse.

Además, esta segunda temporada lleva el sobrenombre de “Invasión” ya que la llegada a la Tierra de la raza alienígena de El Alcance, supuestamente con buenas intenciones, alterará todos los equilibrios de poder entre los héroes y los villanos de la Tierra.

Hoy voy a empezar al revés y comentar lo que único que NO me ha gustado de esta segunda temporada. Y es la decisión de crear un salto de 5 años entre esta temporada y la anterior. Sinceramente creo que ha sido un gran error porque se había creado una dinámica chulísima entre los protagonistas originales que hubiera dado para varias temporadas de aventuras, y esta decisión lo ha echado a perder. Por no hablar que aparte de algunas sorpresas iniciales, realmente no se justifica que hayan pasado ¡5 años!! y las cosas entre los héroes y los villanos de La Luz sigan exactamente iguales.

Dicho esto, que entiendo que es algo previo y accesorio al propio visionado, la temporada es de nuevo super entretenida. Y diría que este salto temporal fue provocado por una decisión clara de ampliar a los protagonistas y mostrar a la mayor cantidad de héroes del universo DC como fuera posible.

Uno de los principales valores de Young Justice es que aunque está protagonizada por los jóvenes héroes, sus aventuras tienen lugar en el universo adulto con villanos de primera división, por lo que la amenaza es real, obviamente teniendo en cuenta que es una serie de animación pensada para niños.

La Invasión que es el arco principal de esta temporada sirve para un papel super importante a Blue Beetle, el joven personaje que sustituyó a Ted Kord en el panteón de los héroes de DC. Y como siempre, vamos a tener un montón de caras conocidas como Lobo, entre otros, junto a los héroes de la Liga de la Justicia como Batman, Superman y Wonder Woman.

Como siempre, los episodios ofrecen una aventura completa que sirve de una pieza del puzzle mayor que es la Invasión, lo que consigue crear una buena sensación de escalada en la amenaza y la tensión.

Comparto el trailer de esta temporada, que NO debes ver si no has visto primero la primera serie:

Young Justice es una serie genial que es una lástima que haya tardado tanto en ser continuada. Una serie perfecta para niños y para los padres que hemos crecido leyendo sus comics sabiendo que son unos perfectos héroes que solo necesitan a alguien que crea en ellos y les permita brillar.

Y ahora, a esperar el estreno de Young Justice: Outsiders.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

 

Crítica de Banshee Temporada 2 (HBO)

La segunda temporada de Banshee, serie de Miramax disponible en HBO España, no ha sido tan buena como la primera pero nos ha dejado un montón de momentazos con nuestros carismáticos y rotos protagonistas.

PUNTUACIÓN: 7/10

Banshee es una drama criminal que sigue los pasos de un ex convicto que asume la identidad de Sheriff Lucas Hood (Antony Starr) en la pequeña y apartada ciudad de Banshee, en Pensilvania. La segunda temporada comienza con la llegada de un agente especial del FBI (Zeljko Ivanek) que abre una investigación sobre el tiroteo entre Hood y el zar de la mafia de Nueva York Rabbit (Ben Cross), a quien Hood traicionó y por lo que cumplió 15 años de cárcel, y que vimos al final de la primera temporada.

La ex compañera de crimen de Hood, Carrie (Ivana Milicevic), trata de arreglar las cosas con su esposo Gordon (Rus Blackwell), que es el fiscal del distrito de la localidad, y con su hija, Deva (Ryann Shane).

Y mientras todo esto sucede, un horrible asesinato desencadena problemas entre la comunidad Amish y la tribu Kinaho, y durante la investigación, Lucas y sus ayudantes se enfrentarán a una banda rebelde de motociclistas Kinaho. Este hecho, unido a la guerra abierta entre el jefe del crimen local, Kai Proctor (Ulrich Thomsen) y el nuevo jefe de los Kinaho, Alex Longshadow (Anthony Ruivivar), crea un polvorín que amenaza con estallar.

Banshee ha sido desarrollada por el creador de True Blood Alan Ball siendo creación de Jonathan Tropper y David Schickler. Ball, Tropper y Schickler también son productores ejecutivos junto con Peter Macdissi y Greg Yaitanes.

Si voy directo al grano, esta segunda temporada me ha gustado un poco menos que la primera, aunque considero que estamos ante un fenomenal entretenimiento que sabe a lo que juega. Banshee triunfa gracias a sus carismáticos protagonistas, el sheriff Lucas Hood, su ex-amante Carrie o el jefe del crimen local Kai Proctor, que son personajes rotos a los que la vida ha golpeado fuerte y que no se dejan doblegar. Me encanta la complejidad de todos ellos y como pueden realizar actos heroicos y criminales casi a la vez. No siendo personaje “buenos”, sí que tienen su propio sentido de lo que es correcto y lo que no, y lo defienden hasta las últimas consecuencias.

Pero no son solo los protagonistas, todo el reparto es importante y cuenta con matices chulos durante esta temporada. En el lado policial, los agentes de Banshee Siobhan Kelly (Trieste Kelly Dunn) es una dura agente que sufrió malos tratos por parte de su antiguo novio, Emmett Yawners (Demetrius Grosse) un agente afroamericano que aguanta estoicamente el racismo del condado, o el agente Brock Lotus, (Matthew Joseph Servitto ), agente que quiere ser Sheriff a toda costa aunque tenga reconocer que a veces Hood consigue resultados que no serían posibles por métodos convencionales.

Fuera de las fuerzas del orden, la sobrica de Proctor, Rebecca Bowman (Lili Simmons) que encuentra en su tío la única persona que la ayuda cuando es expulsada de su hogar amish, o Jason Hood (Harrison Thomas) el hijo del verdadero Hood que llega al pueblo, son otros de los personajes que son oro puro desde un punto de vista narrativo.

Narrativamente, la temporada no me ha parecido tan compacta como la primera. Hay una subtrama relativa a Rabbit, el jefe de la mafia rusa de Nueva York, que no aporta casi nada a lo ya visto y que parece ser un añadido que evita que disfrutemos de lo bueno, que son los problemas que existen en Banshee entre el sheriff y Proctor, y entre él y los Kinaho de Alex Longshadow.

Hecha esta matización de lo menos bueno de estos episodios, la verdad es que en el aspecto dramático y de la evolución de los personajes, la serie vuelve a triunfar. El quinto episodio, en el que Hood recoge a Carrie después de un tiempo fuera del pueblo y contraponen lo que ambos querrían hacer, abrazar y besar a su amado/a, con una realidad en la que saben que no pueden estar juntos, me ha parecido un triunfo total.

En ese aspecto, hay un montón de momentazos de todos los personajes, como cuando Hood recuerda lo que fue entrar en prisión o conocemos al ex-novio de la agente Kelly que la maltrataba. El guión sabe construir buenos personajes que están muy alejados del ideal de héroe, pero que mola ver como intentar mejorar enfrentándose a sus problemas.

Banshee no engaña. En todos los episodios tenemos una o varias escenas de acción y al menos una de sexo, los espectadores sabemos a qué atenernos. Sin embargo, la violencia en esta temporada no va in-crescendo como en la primera temporada, sino que tiene unos estallidos brutales que me impactaron. En este sentido, me ha parecido que los guiones de esta temporada ha sido más crueles con varios personajes, de forma en que parece querer mostrar que no se puede ser buena persona en Banshee, al final el mal acaba por encontrarte y te machaca. Hay de hecho dos personajes cuyo final me pareció que tuvieron un final super inmerecidos. Probablemente por eso impacten tanto.

En este aspecto, el que evite dar finales felices tan trillados en la ficción americana, creo que es otro de los aciertos de esta segunda temporada. Por no hablar de que nos deja a las puertas de una guerra de bandas que puede ser un baño de sangre.

Lo mejor de cualquier serie de televisión es que te deje con ganas de más, y en eso Banshee vuelve a ser un triunfo total, no veo el momento de empezar a ver la tercera temporada. Comparto el trailer de esta segunda temporada, que te invito a que veas:

La segunda temporada de Banshee no es tan potente como la primera, pero sigue siendo una excelente entretenimiento para los que buscamos historias complejas protagonizadas por personajes con matices que viven en mundo grises alejados del blanco y el negro.

PUNTUACIÓN: 7/10