El Inmortal Iron Fist de Ed Brubaker, Matt Fraction y David Aja

Ed Brubaker y Matt Fraction redefinieron a Puño de Hierro (Iron Fist) junto al dibujante David Aja durante un estupenda etapa de tan sólo 16 episodios que he vuelto a leer aprovechando el confinamiento.

PUNTUACIÓN: 8/10

El inigualable equipo formado por Ed Brubaker y Matt Fraction se une al genial dibujante español David Aja para redefinir y al mismo tiempo mantenerse fieles a uno de los más fascinantes personajes de la Casa de las Ideas. Bucea con nosotros en los orígenes del mito de Puño de Hierro y descubre aquello que nunca antes había sido revelado. Danny Rand salta desde las páginas de Daredevil a su propia serie, el cómic estadounidense que ha fascinado ya a miles de lectores en todo el mundo. ¡Descubre ahora por qué!

The Inmortal Iron Fist fue publicado en Estados entre diciembre de 2006 y agosto de 2008 en 16 números regulares más dos números especiales. En España, Panini publicó esta etapa en tres volúmenes en formato Marvel Graphic Novels en tapa dura: La última historia de Puño de Hierro (Números 1 al 6 de la serie regular más unas páginas del especial Choosing sides), Las siete ciudades celestiales parte uno (números 7-10 más el Annual 1) y Las siete ciudades celestiales parte dos (números 11-16 más el especial Orson Randall and the Green Mist of Death).

Desde 2004, Ed Brubaker se había convertido en un escritor estrella de Marvel gracias a su increíble trabajo en Capitán América, cuya etapa es una de las más celebradas de los últimos años, además de haber escrito comics geniales como Gotham Central para DC. En constraste, Matt Fraction era un recién llegado a Marvel en 2006 y había conseguido cierta notoriedad con su serie de creación propia Casanova, junto a los artistas Gabriel Bá y Fábio Moon.

Otro recién llegado a Marvel era el dibujante español David Aja, que tras algunos sueltos en varias series como Daredevil, en la que coincidió con Ed Brubaker. Iron Fist significó su primer encargo largo en Marvel y le catapultó a la fama, además de servirle para conocer a Matt Fraction, con el que colaboró años más tarde en la celebrada Hawkeye entre 2012 y 2015.

Lo mejor de Inmortal Iron Fist es que jugando con la historia del personaje de forma respetuosa, Brubaker y Fraction crearon toda una nueva mitología para Danny Rand, el Puño de Hierro que fue entrenado en el Kung-fu en la ciudad perdida de K´un-Lun en el Himalaya.

A partir de su amor por las historias pulp, las historias de kung-fu y el cine asiático, Brubaker y Fraction nos contaron que hubieron 66 puños de hierro antes que Danny, además de la existencias de seis ciudades celestiales además de K´un-Lun que se reúnen cada siglo para realizar un Torneo de Artes Marciales para conocer al mejor luchador de estas ciudades. Además, conoceremos la historia secreta de Wendell Rand, el padre de Danny, y su maestro, el anterior Puño de Hierro Orson Wendell, al que se creía muerto.

El dibujo de David Aja es espectacular, repleto de momentos icónicos que ya forman parte de las imágenes más celebradas del personaje. Su narrativa y su composición de página es siempre perfecta, no gastando una línea de más si hay una forma mejor y más simple para contar la historia, creando viñetas simples en momentos más calmados pero dándolo todo en algunas splash-pages alucinantes. Unido con el colorista Matt Hollingsworth, consigue trasmitir atmósferas opresivas y momentos de verdadero peligro para Danny Rand. Las páginas que dibuja Aja son espectaculares y maravillosas.

Lamentablemente, Aja nunca pudo mantener el ritmo mensual de publicación y dibujaba aproximadamente 16 páginas por número. Afortunadamente, este hecho ya era conocido por todos desde el comienzo y Brubaker y Fraction encontraron una solución satisfactoria, al usar estas cinco o seis páginas de cada número para contar las historias perdidas de los anteriores poseedores del Puño de Hierro primero, y la historia secreta de Orson Wendell posteriormente.

En el primer volumen Travel Foreman junto Derek Fridolfs realizaron 21 páginas junto a mitos del mundo del comic como John Severin (3 páginas), John Severin (2 páginas) y Sal Buscema y Tom Palmer (otras 2 páginas).

El segundo volumen empezó con un número completo para contar una de estas historias perdidas “La Reina Pirata de la bahía de Pinghai” realizado por Foreman y varios autores que sirvió para dar un respiro a Aja, publicado en el número 7 USA. En este volumen el foco de estas paginas “secundarias” cambió para contar la historia del padre de Danny, Wendell Rand y su gran rival Davos. Esta historia continuó durante el volumen tres hasta el número 14 en que terminó el arco de las siete ciudades celestiales y fue realizada mayoritariamente por el también dibujante español Kano, que también firma unas páginas geniales centradas en la narrativa, y que acabó dibujando 24 páginas en la serie. Además, el Annual 1 de la serie publicado en este segundo volumen estuvo dibujado por los maravillosos Dan Brereton y Howard Chaykin.

El problema llegó con el tercer volumen español, en el que Aja dibuja menos de un tercio del total de páginas. No se si no pudo aguantar el ritmo mensual, que Marvel le asignó algo más importante, pero es una verdadera pena, porque Tonzi Zonjic, el artista elegido para sustituirle, no estuvo a la altura del nivel previo, quedándose en un trabajo solo correcto, funcional y poco más. De este forma, el climax de Las siete ciudades celestiales que cerraba toda la etapa de Brubaker y Fraction artísticamente no estuvo a la altura.

El gran valor de la historia de Brubaker y Fraction fue la creación de la nueva mitología y de personajes estupendos como Wendell Orson. Esto les permitió contar historias en diferentes periodos temporales que ofrecieron un nuevo punto de vista al mundo de Puño de Hierro, además de crear un nuevo tablero de juego para crear decenas de nuevas historias durante muchos años una vez Brubaker y Fraction abandonaran la serie.

Sin embargo, leída de un tirón esta etapa, en muchos momentos parece que Danny es un secundario en su propia serie, debido al gran cantidad de personajes y situaciones que tienen que ser presentados en cada número. De hecho, en gran parte de estos números Danny está buscando los diarios de Wendell y estudia sus aventuras, es decir, vive las aventuras de otros.

Lo cierto es que el truco viene ya desde el título del comic “El inmortal Iron Fist”. No se refiere a que Danny sea inmortal, sino a que el título de Iron Fist es inmortal y aunque el portador muera, otro luchador pasara a portar su legado. Esto hace que si no tienes esto en cuenta, los fans de Danny Rand pueden sentirse algo decepcionados, algo que no es mi caso.

En este sentido, merece la pena comentar que el único número totalmente dibujado por David Aja y centrado al 100% en Danny es el último número de la etapa, el 16 USA, que cerraba la etapa y dejaba todo limpio para la siguiente etapa. Un número que nos recuerda que no hay malos personajes, sino malos autores que no saben qué hacer con ellos. Y Fraction y Aja, los autores de este comic (Brubaker abandonó la serie en el número 14), son de los buenos.

Está claro que El Inmortal Iron Fist en nuestra memoria de fans será siempre el “Iron Fist de Brubaker, Fraction y Aja”, pero al final, sumando todas las páginas de esta etapa incluyendo los dos especiales, Aja dibujó 207 páginas de un total de 443, es decir, menos de la mitad, distribuidos en 110 páginas de un total de 138 en el primer volumen, 47 de 124 en el segundo volumen y 50 de 181 en el tercero.

Si este comic hubiera podido tener más margen de publicación, cosa que sí tuvo Hawkeye, estariamos hablando de un comic histórico como el comic de “Hawkguy”. Lamentablemente, debido al cambio de dibujantes, para mi esta etapa queda en notable, algo que sabe un poco mal teniendo en cuenta lo fuerte que empezó.

Estoy leyendo lo escrito y veo que me está quedando una crítica muy negativa de un comic que realmente me gusta mucho y me parece genial. La historia de Brubaker y Fraction bebe de muchas fuentes y todas ellas son interesantes y aportan elementos que sumados crean un gran cómic que sirve de introducción a una parcela del Universo Marvel hasta ahora había sido infrautilizado.

Brubaker pronto abandonó Marvel para dedicarse a sus propios proyectos junto a Sean Phillips en el sello Image, convirtiéndose en uno de nombres más reconocibles del panorama americano. Fraction y Aja se centraron en creaciones como Hawkeye que apelaban a sus sensibilidades. Y es una pena que Marvel no supiera sacar partido a estos conceptos y acabará cancelando la serie pocos meses después, dejando descansar al personaje en el limbo de los justos.

En todo caso, estos tres estupendos volúmenes siempre permanecerán en nuestra memoria y nos acompañarán cuando queramos leer algo diferente al típico cómic de superhéroes.

PUNTUACIÓN 8/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Luna nueva de Ian Mcdonald (Trilogía Luna 1)

Gracias a mi hermano Fernando y a nuestra búsqueda de nuevas lecturas he podido leer la primera novela de Ian Mcdonald, una interesante ciencia ficción que tiene a la Luna como sorprendente escenario.

PUNTUACIÓN: 8/10

Una nueva forma de vivir, mil formas de morir. Primera entrega de la trilogía de ciencia ficción «Luna».

LA LUNA QUIERE MATARTE. Y TIENE MIL FORMAS DE CONSEGUIRLO.

La gélida acritud del vacío. La letal lluvia radiactiva. El polvo que la recubre, tan viejo como la Tierra. La creciente debilidad de los huesos… O puedes quedarte sin dinero para agua. O para aire. O puedes caer en desgracia con uno de los Cinco Dragones, las corporaciones que dirigen la Luna y controlan sus amplios recursos. Perote quedas, porque la Luna puede hacerte más rico de lo que eres capaz de imaginar…, mientras sigas con vida.

Adriana Corta tiene ochenta años. Su familia dirige Corta Hélio. Han sobrevivido a las implacables guerras corporativas y a la peligrosa paz subsiguiente. Pero ahora esa paz se resquebraja. Es probable que Adriana tenga que morir, aunque no la matarán sus rivales ni la Luna. Sea cual sea su destino, sin embargo, Corta Hélio no morirá.

LA ESPERADA NOVELA DEFINIDA COMO «UN JUEGO DE TRONOS EN LA LUNA» POR UNO DE LOS MEJORES AUTORES DE CIENCIA FICCION DEL MUNDO.
FINALISTA DEL PREMIO BSFA A LA MEJOR NOVELA.

Ian McDonald nació en Manchester en 1960, hijo de madre irlandesa y padre escocés, y pronto se trasladó a Irlanda del Norte, donde vive desde entonces. McDonald es hoy reconocido como uno de los mejores y más reputados escritores de ciencia ficción del mundo. No en vano su vasta obra ha sido galardonada con el premio Locust, en dos ocasiones con el British Science Fiction Association Award (BSFA) a la mejor novela, el John W. Campbell Memorial y el Hugo al mejor relato corto. Con Luna nueva inicia una trilogía que ha convencido por igual a crítica y público, y ha sido finalista del Premio BSFA 2015 a mejor novela.

Pues me ha gustado mucho este libro, la verdad. Ian McDonald ha creado una extraodinaria sociedad en la Luna que no se parece a nada que haya leído antes, centrada en la propia dureza del satélite y cómo la muerte acecha en todo momento. Incluso la elección de los protagonistas, la familia Corta de origen brasileño, se aleja de otras historias de ciencia ficción centradas en americanos y/o chinos (aunque estos también están presentes).

Los miembros de la familia Corta cuenta a su vez un ecosistema propio de individuos con diferentes intereses y actividades que sirven para que vayamos conociendo las diferentes partes de la sociedad lunar, cosa que McDonald realiza de forma super interesante y amena.

Además de conocer la forma en que la familia Corta de convirtió en uno de los 5 Dragones de la Luna, conoceremos el sistema de justicia lunar, el delicado equilibrio político y los diferentes valores de la sociedad lunar. Otro elemento interesante es ver cómo el sexo no está escondido bajo capas de moralidad y prejuicios. Cuando la muerte está a la vuelta de cada esquina, no tiene sentido perder ni un segundo, y lo veremos en numerosas ocasiones.

La novela son 420 páginas que se leen en un suspiro. Es curioso, porque es muy corta si la comparamos con una novela de Sanderson, Abercrombie o ya de Martin mejor ni hablar. Sin embargo, veo como algo muy positivo que pasan muchísimas cosas en la novela y los saltos entre personajes son ágiles y mantienen el interés de principio a fin.

Si tengo que decir algo menos bueno, es que la propia publicidad comparándola con Juego de Tronos hizo que el giro final de esta novela se viera venir, aunque en positivo también mola la forma en que está planteado, y varias sorpresas más no las vi venir.

Luna Nueva es el comienzo de una serie de ciencia ficción que me ha enganchado completamente. Por suerte, compruebo que tengo dos novelas más disponibles (Luna de Lobos y Luna Ascendente), que pienso comprar seguro en cuanto sea posible. Si eres fan de la ciencia ficción espacial, esta serie se va a convertir seguro en una de tus favoritas.

PUNTUACIÓN: 8/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Vikingos temporada 2 (Netflix y Prime Video)

Tras unos meses de descanso, retomo el visionado de Vikingos en su temporada 2, que está disponible en Netflix y Prime Video, y que ha ido de más a menos.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Vikingos es una serie de televisión dramática histórica creada y escrita por Michael Hirst para el canal History inspirada en las saga del Vikingo Ragnar Lothbrok (Travis Fimmel), uno de los héroes nórdicos legendarios conocido como el azote de Inglaterra y Francia. La serie  retrata a Ragnar como un granjero que alcanza la fama con incursiones exitosas en Inglaterra, y finalmente se convierte en un rey escandinavo, con el apoyo de su familia y sus guerreros.

Esta segunda temporada se emitió originalmente en 2014 y contó con diez episodios escritos por el showrunner y creador Michael Hirst, y dirigidos por Ciarán Donelly, Ken Girotti, Jeff Woolnough y Kari Skogland.

El reparto está protagonizado por el antes mencionado Travis Fimmel como Ragnar Lothbrok, Katheryn Winnick como su primera mujer Lagertha, Alyssa Sutherland como la Princesa Aslaug, su segunda esposa, Clive Standen como su hermano Rollo y Gusaf Skargard como Floki, amigo de Ragnar y constructor de barcos.

Me ha pasado una cosa curiosa durante visionado de esta segunda temporada. Globalmente me doy cuenta que han pasado un montón de cosas, y han habido un montón de giros, sorpresas y traiciones en los diez episodios, como supongo que sucedería realmente en la Edad Media con todos los nobles luchando contra todos por el poder. Sin embargo, en muchos momentos durante cada uno de los episodios me daba la sensación de “paja”, que no estaba pasando nada realmente interesante. En parte entiendo que hay que construir para luego alcanzar el climax y que mola conocer detalles de como vivían los vikingos, pero me faltó algo durante toda la serie. ¿Personalidad, carisma de los personajes? Esta temporada me ha gustado, pero no todo lo que debería. Aunque también debo comentar que el décimo episodio me parece de largo el mejor de toda la temporada, construyendo de forma muy efectiva la tensión del final de temporada.

Una de las cosas más destacada de Vikingos es su perfecta ambientación del mundo medieval de los siglos VIII y IX. El vestuario, los barcos o los pueblos nórdicos y británicos dan una sensación de realismo total, casi parece que esté viendo un documental del Canal Historia. Toda la parte de las luchas políticas en Inglaterra y las uniones de los diferentes reinos me pareció super interesantes. Además, teniendo en cuenta donde quedó la acción al final de la primera temporada, la historia ha avanzado un montón y con el cliffhanger a fuego y sangre me han dejado en todo lo alto queriendo saber cómo continúa la historia.

Además de lo antes mencionado, quizás lo más flojo de Vikingos es Travis Fimmel como el protagonista Ragnar Lothbrok. Fimmel es un mueble y cumple en las escenas de acción, pero en todo lo demás no consigue transmitir casi nada, como actor le veo limitadísimo, aunque reconozco que tiene un cuerpo escultural y una belleza de modelo. No es que los demás actores sean mucho mejores, les pongo a nivel televisivo medio, pero es una pena, porque si la serie me gusta, con un mejor actor protagonista la cosa hubiera podido ser antológica.

En este sentido, quizá lo que más me ha gustado ha sido el personaje del Rey Ecbert de Wessex, interpretado por Linus Roache, un rey ilustrado que busca en las enseñanzas del pasado las claves para derrotar a sus enemigos, y que encuentra en el monje Athelstan (George Blagden) un alma gemela en la búsqueda del conocimiento, mientras se encuentra dividido entre su pasado cristiano y su presente pagano como miembro de la familia de Ragnar.

Otro elemento muy chulo es el papel de las mujeres de Ragnar, Katheryn Winnick como su primera mujer Lagertha y Alyssa Sutherland como la Princesa Aslaug, su segunda mujer. Siendo mujeres muy diferentes, su fuerza a la hora de defender a su familia también me ha llegado.

Sin ser una maravilla, Vikingos me ha gustado y me ha dejado con ganas de volver para la tercera temporada. Esto en si mismo ya es un triunfo sin paliativos.

Comparto el trailer de esta temporada:

Vikingos es una serie especialmente recomendada para los amantes de las historias medievales, una buena serie que cumple de sobra su objetivo de entretenimiento.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Casino Royale, de Martin Campbell

En Abril tendría que haberse estrenado Sin tiempo para morir, la última película de Daniel Craig como James Bond. Aunque aún tendremos que esperar unos meses para verla, es un buen momento para recuperar Casino Royale, la primera película de Craig como 007 dirigida por el veterano Martin Campbell, que es una de las mejores películas de toda la serie.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Fecha de estreno: 2006

Director: Martin Campbell

Guión: Neal Purvis, Robert Wade y Paul Haggis, basado en la novela Casino Royale de Ian Fleming

Interpretado por: Daniel Craig, Eva Green, Mads Mikkelsen, Judi Dench, Jeffrey Wright y Giancarlo Giannini.

La primera misión del agente británico James Bond (Daniel Craig) como agente 007 lo lleva hasta Le Chiffre (Mads Mikkelsen), banquero de los terroristas de todo el mundo. Para detenerlo y desmantelar la red terrorista, Bond debe derrotarlo en una arriesgada partida de póquer en el Casino Royale. Al principio a Bond le disgusta Vesper Lynd (Eva Green), la hermosa oficial del Tesoro que debe vigilar el dinero del gobierno. Pero, a medida que Bond y Vesper se ven obligados a defenderse juntos de los mortales ataques de Le Chiffre y sus secuaces, nace entre ellos una atracción mutua. (FILMAFFINITY)

La decisión de Pierce Brosnan de abandonar el papel de James Bond tras Die Another Day (2002, Lee Tamahori), su cuarta película protagonista, provocó que los productores Michael G. Wilson y Barbara Broccoli tuvieran que replantearse el futuro de la serie. Aprovechando el cambio de protagonista, decidieron actualizar completamente la franquicia aprovechando el argumento de la primera novela de Ian Fleming Casino Royale. Poder ver la primera misión de James Bond como 007, algo inédito hasta la fecha, crearía una nueva cronología que sería continuada por las siguientes películas.

Wilson y Broccoli contrataron a los guionistas , que ya habían escrito The world is not enough (1999), Die another day (2002) y que tras Casino Royale, también escribieron los guiones de Quantum of Solace (2008), Skyfall (2012) y Spectre (2012). El guión de Purvis y Wade fue afinado por Paul Haggis, director y guionista de Crash (2004) ganadora del Oscar a Mejor Película y Mejor Guión Original.

Martin Campbell fue elegido como director de Casino Royale debido a su solvencia como director de éxitos como La máscara del Zorro (1998), unido a su conocimiento del mundo de Bond al haber dirigido Golden Eye (1995), la primera película de Pierce Brosnan como 007.

Daniel Craig se ha convertido en el James Bond del siglo XXI para toda una generación, pero su contratación en 2005 estuvo rodeada de bastante polémica. No tanto por ser el primer James Bond rubio, sino porque Craig, hasta ese momento actor de teatro y secundario en Tomb Raider (2001, Simon West) o Camino a la perdición (2002, Sam Mendes), no transmitía en pantalla el carisma que se le supone a un icono como James Bond. Frente al irónico gentleman al que estábamos acostumbrados, Craig nos muestra a un Bond frío que es más una bola de demolición que un escalpelo, y supuso una auténtica revolución respecto a las versiones previas del personaje. Además, su salida del mar en la playa de Bahamas, un claro homenaje a la icónica escena de Ursula Andress en 007 contra el Doctor No (1962, Terence Young), le convirtió en un sex-symbol internacional.

Casino Royale significó un enorme éxito de crítica y público. Casino Royale consiguió sorprender ya desde la típica aventura inicial de Bond antes de los títulos de créditos, rodada en blanco y negro para transmitir la idea de vuelta a los orígenes. A continuación, una espectacular persecución en Madagascar con una de las demostraciones de parkour más alucinantes visto en pantalla grande hasta ese momento remarcaba el mensaje de realismo. Se habían acabado los efectos especiales exagerados, lo que encajaba perfectamente con la interpretación seca y directa de Craig.

Aunque creo que Daniel Craig en el apartado físico cumple de sobra con las exigencias del papel, le veo muy limitado en el aspecto emocional, hasta el punto de pensar que su contratación fue un error de casting. Su James Bond solo tiene un registro, el frío asesino, y cuando intenta mostrar sentimientos fracasa completamente, algo que se confirmó en las siguientes películas.

Por suerte, en el terreno del carisma la serie de James Bond siempre ha tenido de sobra, y en Casino Royale destacan las interpretaciones de Mads Mikkelsen como el villano Le Chiffre y la siempre perfecta Eva Green como Vesper Lynd. Junto a ellos el reinicio de la franquicia nos presentó a una nueva M mujer, excelentemente interpretada por Judi Dench, así como al agente de la CIA Felix Leiter interpretado por el afroamericano Jeffrey Wright.

El momento clave de Casino Royale parecía que iba a ser la partida de poker, que está excelentemente rodada y mantiene en tensión al espectador durante todo el metraje. Sin embargo, descubriremos que tras esta partida y el posterior cara a cara de Bond y Le Chiffre aún faltan 25 minutos de película, con un último giro inesperado y un set de acción en Venecia. Esto provoca que el ritmo de la película que hasta ese momento era perfecto, se resienta durante varios minutos. En todo caso, es un elemento menor dentro de una película excelente que dejó a los espectadores con ganas de más.

Casino Royale tiene un montón de elementos icónicos, pero no quiero dejar de destacar la excelente música de David Arnold, que además escribió junto al tristemente fallecido Chris Cornell el tema “You know my name”, una de las mejores canciones de James Bond.

A falta de ver Sin tiempo para morir y comprobar si esta etapa de Daniel Craig como James Bond se cierra de forma satisfactoria, diría que Casino Royale es una de las 5 mejores películas de toda la serie que explica por qué para mucha gente el estreno de una nueva película de 007 es un acontecimiento y una cita obligada para verla en pantalla grande.

Comparto el trailer de la película:

Casino Royale es, además de una gran película por si misma, un perfecto ejemplo de gran reinicio de una franquicia con más de 40 años de historia que lanzó al nuevo James Bond al siglo XXI. Una excelente película que merece ser revisada durante estos días.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

 

* Este texto se publicó originalmente en el nº4 del Fanzine El Colmo publicado este mes de abril.

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Imposibles X-Force de Rick Remender, Jerome Opeña, Esad Ribic, Greg Tocchini y Phil Noto

Hoy quiero recordar Imposibles X-Force de Rick Remender para Marvel Comics, una de las etapas más celebradas de la franquicia mutante de los últimos años, en la que colaboró con artistas como Jerome Opeña, Esad Ribic, Greg Tocchini o Phil Noto.

PUNTUACIÓN: 8/10

En la actualidad, los lectores estamos muy flipados con el cambio de paradigma que Jonathan Hickman está llevando a cabo en la franquicia mutante de Marvel Comics, a partir de su maravilloso reinicio realizado en Dinastía de X / Potencias de X. Pero resulta super interesante ver que justo hace 10 años, en 2010, los X-Men también tuvieron un retorno a la grandeza a partir del “Advenimiento”, evento en el que los X-Men descubrieron a la primera mutante nacida desde el “NO More Mutants” perpetrado por Brian Michael Bendis en Dinatía de M.

A partir de este exitoso evento, los mutantes encadenaron unos años buenísimos, y uno de los máximos exponentes son estos Imposibles X-Force de Rick Remender. Remender durante muchos años ha sido uno de mis escritores favoritos con comics espectaculares como Fear Agent junto a Jerome Opeña y Tony Moore. Pero en 2010 aún era un escritor que tenía mucho que demostrar en Marvel, tras haber escrito una de las etapas más polémicas de Punisher, “Frankencastle”, en la que junto a Tony Moore convirtió a Castle a un cazador de monstruos no-muerto. Etapa muy divertida, todo hay que decirlo, pero que se alejaba mucho del canon clásico del personaje.

Un primer hecho destacable es Remender siempre planteó Frankencastle y estos Imposibles X-Force como series con arcos con un principio y un final definido, entendiendo que obviamente su paso por estas colecciones era temporal y tras él otros autores tendrían que seguir jugando son estos personajes. Esta idea de crear una historia cerrada a modo de temporada es ahora cada vez más habitual, pero en 2010 era una rareza.

Contando el prólogo, la etapa de Remender en Imposibles X-Force fueron 37 números publicados entre noviembre de 2010 y febrero de 2013. Durante estos 28 meses la serie fue publicada a ritmo quincenal en varios momentos, lo habitual en la Marvel de la época. Por ponerlo en contexto, frente a las 52 series de DC Comics lanzadas a partir del reinicio de los Nuevos 52 de septiembre de 2011, Marvel optó por reducir su número de series regulares en una inciativa conocida como Marvel Now!, concentrando su oferta editorial en lo mejor de lo mejor, publicando la mayoría a ritmo de 18 comics al año. Esta decisión vista en perspectiva se ha demostrado como correcta, ya que Marvel arrasó a DC en las cifras de ventas y lo que es mejor, se crearon en esos años etapas estupendas de muchos personajes.

Lamentablemente, este planteamiento de Marvel consiguió buenísimas ventas pero a su vez impidió que la serie pudiera tener una consistencia artística, con continuos cambios de dibujantes. Dentro de lo malo, la buena planificación editorial consiguió que al menos cada arco estuviera realizado por un único artista, como luego veremos. Sin embargo, vista la serie en su conjunto, vemos que de los 37 números, Jerome Opeña dibujó 9 comics todos en la primera mitad, mientras que Phil Noto dibujó 8 de la segunda, siendo el artista que cerró la serie. Y entre ambos, tenemos a un Esad Ribic que además de muchas portadas dibujó 3 números, al igual que Billy Tan o Mark Brooks, mientras que Greg Tocchini dibujó 4, la totalidad del cuarto arco “Otromundo”.

Esto a la larga es una pena ya que aunque la historia de Remender es compacta y cuenta con un principio impactante y un final satisfactorio, hay que reconocer que Phil Noto es un dibujante solo correcto a años luz de la calidad artística de Jerome Opeña (o de Esad Ribic), lo que hace que una historia sobresaliente acabe siendo un comic notable por esta irregularidad.

Remender reunió en X-Force a un grupo heterogéneo de personajes como Lobezno, Masacre, Ángel / Arcángel, y los inesperados all-stars de esta serie, Mariposa Mental (Betsy Braddock) y Fantomex (Jean-Phillipe), el Arma XIII creado por Grant Morrison. A estos cinco personajes se les unieron durante el transcurso del comic Deathlok y Rondador Nocturno, generando un interesante rotación.

Remender utilizó estos X-Force para plantear una interesante reflexión sobre las consecuencias de la violencia y en qué medida estos personajes pueden ser considerados “héroes” si actúan igual que sus enemigos, teniendo en cuenta que en el Universo Marvel, matar siempre está mal. Además, la disyuntiva de si nuestro destino está marcado de antemano o si podemos aprender, mejorar y evolucionar es otro de los temas importantes del comic.

A continuación, voy a comentar sin spoilers posible de los 5 tomos con los que Panini publicó esta serie en España, que os invito que descubráis si aún no habéis leído este comic:

Volumen 1: La Solución Apocalipsis

¡El triunfal regreso de X-Force! Después de “Advenimiento”, todo ha cambiado. Lobezno ha prometido a Cíclope que su grupo de operaciones encubiertas ha dejado de existir. Pero Logan mintió. Ahora que los mutantes vuelven a mirar al futuro con esperanza, X-Force es más necesario que nunca. Apocalipsis renace de sus cenizas para convertir esta Edad Heroica en un reino de pesadilla. Para acabar con él, Logan decide reunir a un nuevo equipo, formado por Arcángel, Fantomex, Masacre y Mariposa Mental. Su misión: acabar con Apocalipsis con todos los medios a su alcance.

Este primer volumen es espectacular. Excepto por el prólogo dibujado por Leonardo Manco, los cuatro números de este arco fueron dibujados por Jerome Opeña con color de Dean White, y fueron algunos de los comics mejor dibujados y con más carisma de Marvel en años. Opeña estaba on-fire, con una narrativa espectacular con composiciones y planos de cámara super imaginativos que siempre mostraba la acción de la forma más dinámica y espectacular posible.

A partir de un elemento un tanto trillado, el renacimiento de Apocalipsis y sus cuatro jinetes, Remender crea un elemento novedoso al hacer que sea un niño que aún no ha cometido ningún delito, enfrentándose el equipo a la vieja disyuntiva de “si pudieras viajar en el tiempo, ¿matarías a Hitler siendo niño para evitar el holocausto?”

Además, en aquella época no me gustaba nada Masacre (reconozco que hasta este año no leí la excelente etapa de Gerry Duggan, por ejemplo), pero Remender hace que sea soportable y durante toda la etapa conseguirá crear momentos excelentes con él. Además, la relación sentimental de Ángel y Mariposa Mental / Betsy en la que ella le está ayudando a evitar que caiga en el lado oscuro de Arcángel se siente muy real y te preocupas por ellos inmediatamente. La gran sorpresa es Fantomex, que aunque en la superficie es un chulito prepotente, intuyes que oculta mucho más en el interior, algo que Remender irá desarrollando durante en los siguientes arcos.

Quizá el único pero es que durante este arco Remender hace que Fantomex salve demasiadas veces la situación con su poder mutante de crear en la mente de sus enemigos espejismos que permiten que los héroes escapen. Esta habilidad crea páginas espectaculares, pero al utilizarlo tanto en el mismo arco queda un poco tramposo. En todo caso, este arco fue increíble y su impactante y polémico final creó unas repercusiones que afectarán profundamente a todos los protagonistas.

Volumen 2: Nación Deathlok

El segundo tomo de la serie mutante más sorprendente del año. De entre todos los futuros posibles que le esperan a la humanidad, sólo existe algo en común a todos ellos: ¡El ascenso de los Deathloks! Su nacimiento se asienta en nuestro presente, pero luego crece, como un virus temporal, extendiéndose a lo largo de todas las líneas posibles para cambiar el destino de la humanidad. ¿Podrá X-Force evitar lo inevitable? ¿Y de qué manera los acontecimientos se conjuraran para dar lugar a una nueva “Era de Apocalipsis”?

Este arco empezó con el número 5.1 (una de estas iniciativas raras de Marvel planteadas para crear buenos “jumping-points” para nuevos lectores) dibujado por el excelente Rafael Alburquerque en la que los X-Force se enfrentarán a Dama Mortal y sus Cosechadores- Este comic servía para resaltar la naturaleza proactiva del grupo que intenta detener a los malos antes de que ataquen a inocentes. Como número unitario me parece modélico, además de tener un dibujo que quita el hipo.

El arco Nación Deathlok se desarrolló en los números 5 a 7 americanos y fueron dibujados por el también genial Esad Ribic, con tintas de John Lucas y color de Matthew Wilson. La historia ofrece otro punto de vista a las clásicas historias de “Días de Futuro Pasado” en la que son los Deathloks y no los Centinelas los que se han hecho con el control del futuro, y no dejarán que nada impida que eso llegue a producirse.

El tomo en España incluía además los números 8 a 10 dibujados por Billy Tan con colores de Dean White, que fue el colorista oficial para toda la serie. Estos números muestras una de las repercusiones que el arco anterior ha provocado, Ángel está revertiendo en su personalidad oscura de Arcángel, mientras que Betsy Braddock tendrá que enfrentarse al telépata Amal Farouk que la esclavizó en el pasado. En resumen, los guiones de Remender siguen estando super bien construidos planteando situaciones que son consecuencia de las decisiones que tomaron los héroes, aunque tenemos una primera mitad con un dibujo increíble y una segunda meramente funcional.

Volumen 3: La Saga de Ángel Oscuro

¡La aventura mutante más sorprendente que se ha publicado en años! Sólo Rick Remender podría escribir “La saga del Ángel Oscuro”. Apocalipsis ha muerto. Su heredero es El Arcángel, quien ha seguido adelante con los planes de su predecesor, reuniendo un gran ejército con todos los seguidores de En Sabah Nur. La única esperanza que le queda a X-Force de salvar a su amigo Warren de la siniestra entidad que se ha apoderado de su alma se encuentra en otro mundo: una dimensión alternativa en la que Apocalipsis se alzó supremo. Sí, ha llegado el momento de viajar a… ¡La Era de Apocalipsis!

Si algo caracteriza los guiones de Remender es que no se guarda nada, son todo lo espectaculares que pueden ser y más, con acción a raudales, continuidad bien entendida y momentos realmente emocionantes. Sinceramente, no se puede hacer mejor dentro del género superheroico. Esta saga de Ángel Oscuro se desarrolló en los números 11 a 18 americanos, y estuvo dividida en dos partes claramente diferenciadas. La primera parte estaba ambientada en la Era de Apocalipsis (números 11 a 13) dibujada por Mark Brooks, con ayuda de Scott Eaton en el 13, tintas de Andrew Currie y color de Dean White, mientras que la segunda ya en el presente (números 14 a 18) tuvo de nuevo a Jerome Opeña como dibujante.

El arco estuvo super bien dibujado y el guión de Remender pone el foco en la ¿imposible? relación de Warren y Betsy ante el genocidio que plantea Arcángel contra la raza humana. Hay una tensión creciente, un villano imposible de derrotar y su super emocionante final me dejó tocado porque Remender había construido de maravilla la relación de la pareja.

Volumen 4: Otromundo

¡¡Llega el cuarto volumen de la serie mutante de culto, en el que Rick Remender recupera algunos viejos personajes olvidados dentro del rico cosmos de La Patrulla-X! Apenas acaban de volver de una traumática aventura cuando el grupo de operaciones encubiertas liderado por Lobezno debe introducirse de lleno en un conflicto con Otromundo, el nexo de la realidad en el que ciencia y magia coexisten y del que nace el poder del Capitán Britania. Los mutantes tendrán que salvar ese lugar de la destrucción absoluta, porque si no lo hacen… Bueno, su compañero Fantomex pagará con su vida.

Este cuarto volumen se inició con el clásico número de “consecuencias”, el 19 USA, en las que se forma un nuevo status-quo en el grupo con varias bajas y alguna nueva incorporación. El número estuvo dibujado por Robbie Rodríguez, que realizó un buen trabajo.

Otromundo se desarrolló en los números 20 a 23 y estuvo dibujado por Greg Tocchini, que ha había trabajado con Remender en “The last days of american crime” y en la actualidad aún tiene pendiente de terminar LOW, ambas para Image. Tocchini tiene un dibujo complicado que puede no ser del agrado de mucha gente, pero en mi caso reconozco que una vez entré en el juego, me ofrece unas páginas chulísimas repletas de personalidad y carisma.

La historia de Otromundo vuelve a girar sobre las consecuencias de nuestros actos y lo que estamos dispuestos a hacer para salvar a nuestros seres queridos, y tiene a Fantomex y Betsy de grandes

protagonistas. Además, otro elemento es importante es quizá ver como mucha gente mantiene una superioridad moral dado que no han tenido que enfrentase a las decisiones difíciles que otros si tienen que tomar. Y, al final, alguien debe tomar las decisiones difíciles y asumir sus consecuencias. Estos elementos vuelven a ser los temas centrales de la etapa de Remender y volvemos una y otra vez sobre ellos, en el mejor sentido.

El volumen termina con el número 24, el primero dibujado por Phil Noto en la serie, en la que conocemos el precio que hubo que pagar en el arco de Otromundo y en el que Rondador Nocturo se cobrará su primera venganza.

Volumen 5: Ejecución Final

Llega el explosivo tomo con el que finaliza la aclamada etapa de Rick Remender como guionista de la serie. Los Imposibles X-Force hacen frente a un nuevo y peligroso grupo de villanos, pero también a la renacida Hermandad de Mutantes Diabólicos. ¿Podrá el equipo mantenerse unido mientras lucha por la supervivencia o las discrepancias internas conducirán a la muerte de sus integrantes? Mientras tanto, Génesis afronta la verdad sobre Apocalipsis y su destino. ¡Tres años de historias concluyen en este alucinante volumen!

Ejecución final fue el último arco y la saga más larga de toda la serie, desarrollándose entre los números 25 al 35 americanos, y fue en el que los cambios de dibujantes fueron más evidentes y afectaron a la calidad del comic. El número 25 fue otro fill.in dibujado por Mike McKone en el que el equipo parece más desmontado que nunca. Como suele suceder, es cuando los héroes se encuentran más débiles cuando aprovechan los malos para atacar, y el primer golpe lo vemos en los números 26 y 27, dubujados por Phil Noto. En otro giro imprevisto, X-Force viajan al futuro de Deathlok, donde descubrirán lo que sus acciones sin control ético podrían llegar a provocar. Estos dos números (28 y 29) están dibujados por Julian Totino Tedesco, que ofreció un respiro a Noto. El 30 es otro fill.in dibujado por Dave Williams en el que vemos lo que le está pasando mientras tanto a Génesis, la versión juvenil “buena” de apocalipsis.

A partir de ahí, Phil Noto ya dibuja de un tirón los cinco últimos números (31-35) que cerraron la historia. Como comenté antes, por un lado Remender agradece públicamente a Noto porque gracias a él el comic llegó a publicarse a tiempo como estaba previsto. Pero es una pena, porque a sus páginas le falta la intensidad dramática y se le nota muy limitado en cuento a composiciones o a la hora de crear planos potentes que impacten, todo es muy plano y casi hasta gris. Si estas páginas las hubiera dibujado Opeña, la cosa hubiera podido ser histórica, sobre todo teniendo en cuenta el final, que en lo relativo a dos personajes me pareció maravillosamente perfecto.

Como en tomos anteriores, Remender plantea muchas cosas que se suceden en la página con un ritmo increíble. Si algo NO es Remender, es un escritor aburrido, todo se presenta a una velocidad endiablada e incluso los números que yo calificaba ante como fill.ins (por el baile de dibujantes), narrativamente son fundamentales para construir la tensión o las motivaciones de los personajes.

Comentaba al principio que uno de los temas de X-Force eran las consecuencias de nuestros actos, pero al final, Remender no cae en soluciones fáciles ni clichés, mostrando los grises en los que se mueven estos personajes, que a veces es difícil de calificar de héroes. Aunque siguen intentando ser mejores, quizá eso al final es lo importante.

Viendo el éxito de Imposibles X-Force, Marvel “ascendió” a Rick Remender y le ofreció el puesto de escritor de la nueva serie estrella Imposibles Vengadores surgida tras Vengadores vs X-Men, evento que fue un super éxito de ventas aunque creativamente me parece uno de los más flojos de esos años. Además, escribió también el volumen 7 de Capitán América que se recordará sobre todo por convertir a Sam Wilson (El Halcón) en el portador del escudo.

Remender aguantó dos años hasta que decidió a finales de 2014 abandonar La Casa de las Ideas para desarrollar sus propios conceptos de creación propia en Image, gracias a lo cual han surgido comics estupendos como Black Science, Deadly Class, Tokyo Ghost, Low o Seven to Eternity.

Como conclusión, aunque fue una pena que este último arco tenga el peor dibujo de toda la serie, no malo pero sí únicamente funcional, creo que globalmente esta etapa es un notable alto que consigue dejar al lector con buen sabor de boca, y que marca el camino de lo que los autores deberían aspirar al hacerse cargo de una serie.

¡Qué buenos son los X-Force de Rick Remender!!

PUNTUACIÓN: 8/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Tyler Rake de Sam Hargrave (Netflix)

Netflix ha estrenado Tyler Rake, película producida por los hermanos Russo (Vengadores Endgame) y dirigida por su coordinador de escenas de acción y especialista Sam Hargrave, que es un espectacular ejercicio de estilo con un Chris Hemsworth protagonista de unas coreografías increíbles que convierten esta película en visionado obligado para todos los fans del cine de acción.

PUNTUACIÓN: 8/10

Cuenta la historia de Tyler Rake (Hemsworth), un mercenario que ofrece sus servicios en el mercado negro, y al que contratan para una peligrosa misión: rescatar al hijo secuestrado de un capo de la mafia india que se encuentra en prisión. En el turbio submundo de los traficantes de armas y los narcos, una misión que se preveía letal pasa a convertirse en un desafío prácticamente imposible que cambiará para siempre las vidas de Tyler y el chico. (FILMAFFINITY)

Joe Russo escribe el guión de esta película que me sorprende descubrir está basado en una novela gráfica: Ciudad, de Ande Parks e ilustrada por Fernando León González. Esta novela gráfica está realizada a partir de una historia de Parks junto a los hermanos Joe y Anthony Russo, lo que me induce a pensar que quizá sirviera a modo de storyboard para vender mejor la película. En todo caso, me provocado mucha curiosidad, a ver si la puedo comprar a ver qué tal.
HenryJackman (otro colaborador habitual de los Russo), realiza la música junto a Alex Belcher, y la película cuenta con fotografía de Newton Thomas Sigel y un montaje alucinante de Peter B. Ellis y Ruthie Aslan. La película fue rodada en Bombay (India) y otras localizaciones en Tailandia y Bangladesh.

Chris Hemsworth es el omnipresente protagonista y principal reclamo comercial de la película, además de realizar funciones de productor. Teniendo en cuenta que está en pantalla el 95% del metraje y la complicación técnica de rodar todas las escenas de acción, planteadas como unos larguísimos planos secuencia, creo que su participación en la película es todo un éxito.

Junto a Hemsworth, tenemos a David Barbour (Stranger things) en un pequeño papel entiendo que también de cara a tener un reclamo internacional. El resto del reparto son actores asiáticos, entre los que destacaría a Rudhraksh Jaiswal como Ovi, el niño secuestrado al que Rake tendrá que rescatar, y Randeep Hooda como Dani, un esbirro del padre de Ovi que tiene sus propios planes para rescatar a Ovi y que protagoniza unos combates bestiales con Hemsworth.

Rake, o Extraction en su versión internacional, es un triunfo monumental. No puedo expresarlo con otras palabras. Viendo la película, entiendo que Hemsworth quisiera protagonizarla, ya que suponía un desafío actoral increíble que pongo al mismo nivel que el que supuso a Keanu Reeves rodar Matrix o John Wick. Si, esta película era un desafío increíble y para un actor rodar un drama lacrimógeno no creo que suponga un desafío tan complejo como esta película en la que aparentemente ha rodado él todas las brutales escenas de acción.

Si los Russo querían que esta película sirviera de carta de presentación para su director Sam Hargrave, especialista y coordinador de las escenas de acción de los Russo, el éxito es total. Tyler Rake es un apabullante ejercicio de estilo que buscaba recrear la potencia visual del cine de acción asiático, y ofrece una película que puede mirar de tú a tú a algunos clásicos del género.

Los larguísimos planos secuencia de varias escenas de acción me han volado la cabeza, al igual que ver a Hemsworth realizar todas las complejas y salvajes coreografías de acción. La película me ha dejado con ganas de volver a verla, no solo por ver de nuevo estas escenas, sino también para analizar su montaje y ver dónde han podido cortar durante estas escenas, ya que el montaje me ha parecido espectacular.

Dentro que el guión está planteado desde la acción, me parece que Joe Russo cumple con nota, ya que plantea varios giros y traiciones interesantes que consiguen que la película nunca aburra, y dota al personaje de Hemsworth de la profundidad justa para que no sea simplemente un Terminator que acaba con todo el mundo a su paso.

El estreno de la película en Netflix en estos momentos de confinamiento creo que va a suponer que millones de personas en todo el mundo vayamos a ver la película en este fin de semana de estreno, sin duda muchas más de las que la hubieran visto en salas comerciales. En mi caso, me alegro mucho de haberla visto y no puedo más que recomendarla a todos los fans del cine de acción, vais a disfrutarlo muchísimo.

Comparto el trailer de la película:

Tyler Rake es un must-watch absoluto. Si te gusta el cine de acción no hay excusas, tienes que verla.

PUNTUACIÓN: 8/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Camino a la perdición, de Sam Mendes

Camino a la perdición (2002) es un PELICULÓN con todas las letras. Una maravilla que mezcla el género de gangsters con un drama familiar rodada elegantemente y con unos actores en estado de gracia. No se puede pedir más.

PUNTUACIÓN: 9/10

En los oscuros años de la Gran Depresión, Michael Sullivan (Tom Hanks) es un asesino a sueldo que profesa una lealtad inquebrantable a su jefe, el señor Rooney (Paul Newman), pero es también un buen padre de familia. Son tiempos duros en Rock Island, donde domina la mafia irlandesa, la Ley Seca sigue vigente y los gángsteres, especialmente Al Capone en Chicago, están en la cima del poder. Un día, inesperadamente, el hijo de Sullivan, Michael Jr. (Tyler Hoechlin), decide seguir a su padre para saber en qué consiste exactamente su trabajo. (FILMAFFINITY).

Camino a la perdición parte de un guión de David Self que adaptó a la gran pantalla la novela gráfica de Max Allan Collins y Richard Piers Rayner. Merece la pena destacar que a su vez, Collins nunca ocultó que esta historia está fuertemente influenciada por la obra maestra del manga Lone Wolf & Cub escrita por Kazuo Koike e ilustrada por Goseki Kojima. Camino a la Perdición es uno de los pocos casos en que la adaptación cinematográfica supera a la obra original, aunque reconozco que en parte esta sensación pueda estar producida al no leer esta novela gráfica hasta años más tarde de ver la película, lo que hizo que me pareciera un buen comic aunque alejado de la maestría de la película de Mendes.

Otro de los elementos más destacados de la película es su maravillosa recreación del Chicago de 1931, realizado gracias al trabajo en equipo de Dennis Gassner (diseño de producción), Richard L- Johnson (dirección artística) y Albert Wolsky (vestuario) entre otros. Conrad L. Hall consiguió el Oscar a Mejor Fotografía a título póstulo, al fallecer tras finalizar el rodaje. Hall, junto al montaje de Jill Bilcock y la maravillosa banda sonora de Thomas Newman consiguieron dotar a la película de una personalidad propia que se alejaba de otras películas del género de gangsters.

La película además cuenta con un reparto excepcional. Como cinéfilo me resulta un autentico lujo poder ver a dos leyendas del cine como Paul Newman y Tom Hanks compartir la película, que consiguieron que se me pusiera la piel de gallina. Hanks interpreta a Michael Sullivan, un asesino a sueldo que trabaja para John Rooney (Newman). Sus interpretaciones son super contenidas y casi minimalistas, siendo ambos hombres de pocas palabras que sin embargo transmite un montón simplemente con su mirada y su mera presencia.

La envidia que Connor Rooney (Daniel Craig) siente contra Sullivan al sentir que su padre le quiere y respeta más que a él es el fuego que desencadena todo el drama de la película. Sullivan tiene que escapar con su hijo Michael Sullivan Jr. (Tyler Hoechlin), el único superviviente de la familia. Otros actores destacados de la película son Jude Law como el asesino a sueldo Harlen Maguire, Stanley Tucci como el mafioso de Chicago Frank Nitti o Jennifer Jason Leigh en un pequeño papel como Annie Sullivan, la esposa de Michael. Aunque eclipsados por el carisma de Hanks y Newman, creo que todos realizan un trabajo excelente.

El director británico Sam Mendes lo había ganado todo con American beauty (1999), película que ganó 5 Oscars, entre ellos Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor Kevin Spacey, Mejor Guión Original y Mejor Fotografía. Esto suponía una gran oportunidad, ya que tendría vía libre para rodar lo que quisiera, pero a la vez era un gran riesgo, ya que las comparaciones iban a ser inevitables. Leyendo sobre la película, resulta maravilloso que su elección fuera buscar una historia de época que evitara caer en los clichés y que pudiera transmitir muchas emociones con el mínimo diálogo posible.

Lo más maravilloso de la película y lo que la convierte en algo único es lo bien que funciona a muchos niveles. Primero de todo, esta historia de venganza está contada desde el punto de vista del niño, que ve primero como se le cae el mito de su padre y aprende a volver a quererle a pesar de lo horrible de su profesión. Esto hace que toda la historia se aleje de las típicas historias de gangsters o de venganza que han inundado las carteleras durante años.

Además, la historia es un buen retrato de la violencia y sus consecuencias. En uno de los mejores momentos de la película, John Rooney (Newman) le dice a Sullivan (Hanks) que ambos saben que no son buenas personas y que arderán en el infierno por los pecados que han cometido en vida. En este sentido el título de Camino a la Perdición tiene un doble significado, ya que por un lado es el pueblo al que los Sullivan se dirigen para estar a salvo y por otro el personaje de Hanks sabe que su final solo tiene un destino, el infierno. En palabras del propio Mendes: “Sullivan está en una batalla por el alma de su hijo. ¿Puede un hombre que ha llevado una mala vida alcanzar la redención a través de su hijo?”

Sam Mendes recrea los Estados Unidos de 1931 de forma maravillosa, empleando una paleta de colores apagados que transmiten la desesperanza que se vivía en esa época. Además, opta por un ritmo pausado que es perfecto para contar la historia, que tiene un marcado tono intimista al centrarse en la relación de los Sullivan. La música de Thomas Newman crea momentos muy especiales durante toda la película y también ayuda a trasladarnos a una época pasada. Además, muchas imágenes, como su perfecto final, transmiten una belleza y una poesía únicas, con planos para el recuerdo.

Además de todo lo anterior, algunas escenas como el mítico tiroteo bajo la lluvia que tienen una fuerza increíble, mientras Mendes se centra en las figuras de Hanks y Newman y no en las muertes que tienen lugar a su alrededor, de forma que vemos cómo les afecta la violencia. Todas las decisiones narrativas que toma Mendes en la película se salen de lo habitual y sin embargo, significan un éxito mayúsculo.

Comparto el trailer de la película:

18 años después de su estreno, Camino a la perdición conserva toda su fuerza y belleza como el primer día. La película de Sam Mendes es imprescindible y ha sido genial verla con mi hijo y poder compartir con el algunas obras maestras del género.

PUNTUACIÓN: 9/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!