Reseñas Express: Death or Glory vol. 1, Babyteeth vol. 1 y Rat Queens vols. 3 y 4

En el artículo de este mes de reseñas express de series indys destaco las nuevas series de Rick Remender y Donny Cates, así como la continuación de la divertida e irreverente Rat Queens.

 

DEATH OR GLORY Volume 1, de Rick Remender y Bengal

¿De qué va? CINCO MIL MILLAS, CUATRO ROBOS, TRES DÍAS, DOS PSICÓPATAS, Y UNA MUJER QUE YA ESTÁ HARTA…

Esta es Glory, criada al margen de la sociedad en un convoy de camioneros, los últimos hombres y mujeres que luchan por la verdadera libertad en las carreteras de EE. UU. Para poder pagar una operación vital para su padre, Glory tiene que lograr hacer cuatro robos en tres días a asesinos de la mafia, policías corruptos y un exmarido psicópata decidido a volver a tenerla junto a él, cueste lo que cueste.

El guionista de éxito Rick Remender se une al espectacular artista francés Bengal para ofrecernos una trepidante persecución a través del Oeste americano, y ahondar en el tema de nuestra menguante libertad y el precio que pagan aquellos que quieren conservarla.

Opinión: Death or glory es una historia de frontera sobre los desheredados por la sociedad de consumo, con una crítica muy evidente al sistema de salud de USA. Tráfico de órganos, bandas, polis corruptos… La historia de Remender me ha parecido un soplo de aire fresco dentro su actual producción, que como es habitual hace que las escenas de acción sean las que cuenten la historia. Su guión también tiene tiempo de detenerse en la historia de Glory, nuestra protagonista.

Y si la historia está muy bien, destaca además  gracias al sobresaliente dibujo de Bengal. Sus expresiones tienen un toque cartoon que mola, pero es en las escenas de acción y en las persecuciones de vehículos donde su arte está a otro nivel.

Al ser una historia noir de frontera con toques realistas, quizá me rompió un poco el rollo algunos de los villanos freaks de este tomo. Aunque esto es sólo un pequeño pero para un primer volumen que realmente me ha parecido super entretenido y que te deja con ganas de más.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

 

BABYTEETH Volumen 1, de Donny Cates y Garry Brown

¿De qué va? Sadie Ritter es una chica afable y un tanto friki de dieciséis años que está embarazada de nueve meses y muerta de miedo. Tener un bebé a esa edad es complicado, pero, con el apoyo de su querida familia, todo debería salir bien…

Aunque es posible que su bebé, Clark, sea el Anticristo, emperrado en derribar las barreras que separan el plano terrenal del demoníaco y  desatar el sufrimiento eterno para toda la humanidad.Aparte de eso… todo debería salir bien.

Del autor de Buzzkill, Paybacks, Redneck y del aclamado God Country, nos llega una nueva serie trepidante dibujada por Garry Brown, de Black Road y The Revisionist. Este tomo recopila los cinco primeros números.

Opinión: Donny Cates está on-fire. Parece que convierte en oro todo lo que toca, y en este caso, la historia del nacimiento del Anti-Cristo tiene un giro muy chulo al utilizar el punto de vista de la madre de 16 años, que nos sirve de narradora y que no hay duda que se encuentra en una situación que la sobrepasa. La familia de Sadie es super disfuncional, pero consigue que nos impliquemos con ellos desde la primera página.

En el apartado artístico, Garry Brown realiza un gran trabajo con su estilo realista sucio. Brown es un fan-favourite gracias a obras como The Massive o Black Road junto a Brian Wood, y creo que realiza un gran trabajo no solo en la creación de Sadie y su familia, sino consiguiendo que los momentos freaks, violentos y sobrenaturales impacten un montón.

Para ser un comic de Donny Cates, este primer volumen ha sido más pausado respecto a otras obras suyas, pero sus numerosos cliffhangers y giros hacen que me haya quedado con ganas de más. Espero que este primer tomo sea un éxito y Planeta comic anuncie pronto su continuación.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

 

RAT QUEENS Volúmenes 3 y 4, de Kurtis J. Wiebe, Tess Fowler  y Owen Gieni

¿De qué va? El mundo casi se va al garete con tanto tentáculo en el segundo volumen, pero bien está lo que bien acaba. ¿Qué toca ahora? Pues ir a la uni. Hannah tiene que volver porque algo le ha pasado a su padre, pero por lo visto no era precisamente la chica más popular del campus. Nuevos follones se avecinan para las chicas más cañeras de la fantasía heroica en cómic.

Y en el cuarto volumen: Las Rat Queens tienen competencia: los Cat Kings. Un grupo de aventureros con cualidades…digamos…especiales, y liderados por ni más ni menos que el hermano mellizo de Violet, Barrie. ¿Habrá suficientes gestas para ambos? ¿Barrie va en serio? ¿Es todo esto real o fruto de las chuches mágicas de Betty?

Opinión: Rat Queens es un comic de fantasía desmitificador centrado en cuatro heroinas más interesadas en emborracharse y salir de fiesta con las amigas que en ayudar al prójimo.

Para este tercer volumen, Demonios, el guionista y creador Kurtis J. Wiebe ha contratado a la artista Tess Fowler, que tiene un estilo de dibujo cumplidor sin más, aunque la historia de la escuela de magos es bastante entretenida.

Al cuarto volumen, Altas Fantasías, le pasa justo lo contrario. El dibujante Owen Gieni ofrece un estilo de dibujo con mucho más carisma y personalidad que el de Fowler, pero sin embargo la historia es mucho más “chorra”, y le falta un hilo conductor potente, más allá de ver las peripecias de las protagonistas.

Unido a esto, hay un elemento que me ha sorprendido negativamente, y es que el final del tercer volumen dejaba a las protagonistas separadas en un cliffhanger que sin embargo no es resuelto en el cuarto tomo, empezando como si nada hubiera pasado. Por mucho que este 4o tomo en España fuera el inicio del segundo volumen americano, me parece una solución un poco rastrera.

Debo reconocer que el molonismo de las cuatro protagonistas no acaba de encajarme y me parece que esta historia no es tan buena como los autores creen que es, más allá de ofrecer un correcto entretenimiento sin más para lectores que busquen una lectura diferente.

PUNTUACIÓN: 6/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Trailers de The Mandalorian, Star Wars IX y otras noticias de la D23 Expo de Disney

Disney ha celebrado el fin de semana del 23-25 de agosto su evento D23 en el que ha actualizado sus últimas noticias en el mundo audiovisual y en la que el estreno del canal de streaming Disney+ el próximo noviembre ha acaparado casi toda la atención.

Aprovecho este post para comentar los anuncios que me han parecido más destacados.

Disney+ es el nuevo canal de streaming con el que Disney espera disputar a Netflix y HBO el dominio del entretenimiento en el hogar. Y lo cierto es han puesto toda la carne en el asador, ya que poder disponer de todo el catálogo Disney junto a Pixar, Marvel, Star Wars o el National Geographic por menos de 10 €uros al mes (en Estados Unidos) me parece un precio muy asequible.

Además, en esta D23 se ha confirmado que hasta 7 usuarios podrán compartir un única suscripción, pudiendo estar hasta 4 dispositivos conectados a la vez e incluso descargarse películas en calidad 4K, más de lo que permite actualmente la suscripción de standard de Netflix.

Pero no es sólo por el amplio catálogo de Disney pasado y presente, Disney+ va a estrenar un montón de series y películas originales que pintan muy bien y que van a hacer que NO suscribirse sea una misión imposible.

Estas series se estrenarán con el formato de un capítulo a la semana tradicional que usa HBO, frente al de Netflix o Amazon Prime de ofrecer toda una temporada simultáneamente. Una decisión que aunque impide los maratones impulsivos (binge-watching), pero hará que las series se mantengan en la conversación “seriéfila” durante más tiempo, de forma que los espectadores comentaremos y analizaremos durante semanas cada uno de los capítulos a medida que se estrenen.

La única duda tras ver estos avances es saber cuando se podrá ver Disney+ en España, para suscribirme de forma inmediata.

STAR WARS

El gran estreno de esta D23 ha sido el trailer de The Mandalorian, serie creada por Jon Favreau cuyo estreno está previsto para este 12 de noviembre, antes del estreno de Star Wars IX en navidades. Protagonizada por Pedro Pascal en el papel de un cazarecompensas que vivirá aventuras en el mundo post Retorno del Jedi, contará con algunos secundarios de lujo como Nick Nolte, Carl Weathers o Gina Carano.

El trailer me ha impresionado. Sus grandes planos nos introducen al mundo de Star Wars con una calidad cinematográfica indudable, consiguiendo llamar nuestra atención sin mostrar nada del protagonista o su misión. En este sentido, es una teaser modélico.

The Mandalorian es el gran estreno de Disney+, y estoy seguro que no habrán escatimado en gastos para conseguir una serie de la que hablaremos durante semanas y que aspira a encabezar los rankings frikis del último tercio del año.

Otro de los grandes anuncios fue la confirmación que Ewan McGregor volverá a interpretar a Obi-Wan Kenobi en una nueva serie. Poco más se sabe, pero este video con el anuncio oficial mola mucho porque se ve a McGregor igual de ilusionado que los fans, incluso diría que mucho más.

Durante la D23 también se habló de las nuevas series Cassian Andor, de nuevo con Diego Luna y Alan Tudyk, así como la nueva temporada de The Clone Wars.

MARVEL

En la pasada SDCC Marvel anunció 5 nuevas series para Disney+. The Falcon and the Winter Soldier en 2020 y ya en 2021 Wandavision, Loki, What if? y Hawkeye.

La sorpresa ha venido en esta D23 cuando Kevin Feige anunció 3 nuevas series que se estrenarán en 2022 y que abren un montón de interesantísimas posibilidades.

Creada por los editores Sana Amanat y Stephen Wacker, la escritora G. Willow Wilson y el artista Adrian Alphona, Ms. Marvel (Kamala Khan)  es el primer personaje musulmán de Marvel que encabeza su propio cómic, una adolescente que vive aventuras en Nueva Jersey que recuerdan a las primeras del Spider-Man adolescente.

Siendo un personaje de nueva creación, su serie empezó a publicarse en 2014, su comic ha conseguido un éxito fulgurante de crítica y público, e incluso su primer volumen ganó el Premio Hugo a la mejor historia gráfica en 2015.

Doug Moench y Don Perlin crearon a Moon Knight (Caballero Luna) en Werewolf by Night # 32 (agosto de 1975), inicialmente como un antagonista del hombre-lobo protagonista. Tras aparecer en numerosos comics Marvel, obtuvo su propia serie en 1980, con Moench al guión y un joven Bill Sienkiewicz que empezó a despuntar profesionalmente.

Moon Knight (Marc Spector) es un mercenario convertido en avatar del dios egipcio de la luna Khonshu que sufre además de un desorden de personalidades múltiples. El personaje ha tenido una vida editorial compleja con múltiples cancelaciones y relanzamientos, y en los últimos años ha contado con unas etapas muy destacadas a manos de Warren Ellis y Declan Shalvey primero, y Jeff Lemire con Greg Smallwood después, que redefinieron al personaje para el siglo XXI.

También en 1980 empezó a publicarse The Savage She-Hulk. Creada por Stan Lee, y John Buscema, Hulka fue el último personaje creado por Lee para Marvel. A modo de curiosidad, se dice que uno de los factores principales para su creación fue el éxito de la serie de televisión de The Incredible Hulk (1977-1982) de Bill Bixby y Lou Ferrigno, y el miedo de Marvel a que la serie creara una versión femenina de Hulk sobre la que no tendría los derechos.

She-Hulk (Hulka en España) es Jennifer Walters, la prima de Bruce Banner que consigue poderes a partir de una transfusión de su primo. Abogada de profesión, sus comics alternan las peripecias superheroicas con los variados casos judiciales que implican a los personajes del Universo Marvel, y ha disfrutado de dos excelentes etapas, The Sensational She-Hulk de John Byrne entre 1989 y 1994, y She-Hulk de Dan Slott en 2004-2006.

No se sabe nada más allá de los logos, pero Feige volvió a insistir en que personajes de estas series podrán aparecer en próximas películas. De hecho, volvió a insistir que los sucesos de Wandavision van a afectar directamente a Doctor Strange in the multiverse of madness, en la que aparecerá Wanda Maximoff.

Además, me parece que la elección de estos personajes me parece muy acertada, ya que no parecen una repetición de nada que hayamos visto hasta ahora. Como he comentado alguna vez, si Marvel Studios tiene una fórmula, más allá de ofrecer un gran entretenimiento con superhéroes, es precisamente el no repetirse.

De las series ya anunciadas, me interesa sobre todo The Falcon and the Winter Soldier, la primera serie de Marvel para 2020 y en la que creo van a poner todos sus recursos para convertirla en una gran serie por méritos propios que además sea importante para el futuro del MCU.

Los anuncios que Emily Van Camp repetirá su papel como Sharon Carter y que Wyatt Russell (hijo de Kurt) va a interpretar a U.S. Agent, poniendo a este paramilitar en rumbo de colisión con Sam Wilson por el manto del legado del Capitán América (una historia que vimos en la etapa de comics de Nick Spencer), me llena de esperanza que puede ser una gran serie.

En el apartado de animación, también se anunció una serie protagonizada por Moon Girl and Devil Dinosaur.

DISNEY – PIXAR

Disney va a estrenar una nueva versión de La Dama y el Vagabundo con personajes CGI como El Rey León en el canal Disney+ que aspira a repetir la magia del clásico de 1955.

Además, Pixar estrena la nueva serie Monsters at Work, así como los cortometrajes Forky asks a question.

 

CINE

STAR WARS: EL ASCENSO DE SKYWALKER

Además del poster oficial, tras la D23 se hizo público un nuevo trailer que me puso la piel de gallina. A pesar de no gustarme ni El Despertar de la fuerza ni Los últimos Jedi, ha sido escuchar la primera nota de John Williams y emocionarme.

Trailer en inglés:

Trailer con subtítulos en castellano:

No tengo duda, nos vemos en diciembre. Seré el primero en la fila del cine.

 

MARVEL STUDIOS

Marvel confirmó el estreno de Black Panther 2 el 6 de Mayo de 2022, de nuevo con Ryan Coogler de director. Este anuncio lo enmarco en “vamos a anunciar algo para que los fans no se quejen”, teniendo en cuenta que Marvel tiene anunciadas 2 películas más en 2022, el 18 de febrero (antes incluso que Black Panther), y el 29 de julio, de las que aún no sabemos nada.

Estando a dos años y medio vista, Marvel aún tiene tiempo para ir racionando sus anuncios en los próximos eventos.

De Black Widow mostraron el mismo video que en la SDCC, que de momento aún no ha sido estrenado online, y pudo verse a Scarlett Johansson enfrentada a Florence Pugh (Yelena Belova) o a David Harbour (Red Guardian).

Teniendo en cuenta que han contratado a Darrin Prescott (serie de John Wick) como coordinador de las escenas de acción y director de la segunda unidad, lo tienen fácil para que la película sea un gran éxito y sus escenas de acción nos flipen a todos los fans.

En lo relativo a Eternos, además de poder ver a los actores con las armaduras que lucirán en la película, Marvel se anotó un nuevo tanto al confirmar que Kit Harington (Jon Snow de Juego de tronos) ha sido contratado para interpretar a Black Knight (Dane Whitman) uno de los personajes clásicos de Marvel miembro de los Vengadores que será presentado en esta película.

Un puntazo que invita a imaginar una nueva alineación de Vengadores con él al mando, como en la clásica etapa de los años 90.

PIXAR

Pixar mostró imágenes de Inward y Soul, las dos películas originales cuyo estreno está previsto para 2020.

 

DISNEY

Además de Maléfica 2 (Octubre 2019), Frozen 2 (Noviembre 2019), Mulan (Marzo 2020) y Jungle Cruise (verano 2020), Disney anunció  Raya and the last Dragon, su nueva película de animación inspirada en la cultura china que se estrenará a finales de 2020.

De esta manera, la parrilla completa de estrenos de Disney para 2020 de la siguiente manera:

En resumen, Disney casi monopoliza el dinero que los espectadores nos gastamos en el cine, este año con pelotazos como Vengadores Endgame, El Rey León, Toy Stoy 4, Capitana Marvel y Aladdin, y teniendo aún pendiente de estreno Frozen 2 y Star Wars IX. Y por lo visto en esta D23, también pretende convertirse en la principal cadena de streaming destronando a Netflix. Si la calidad de estos estrenos cumple las expectativas, no tengo duda que puede conseguirlo.

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

 

Crítica de Mindhunter temporada 2 (Netflix)

Tenía muchas ganas de volver a engancharme a Mindhunter, la serie estrenada en Netflix creada por Joe Penhall y que cuenta con David Fincher de productor ejecutivo y director de varios capítulos. Y la verdad es que esta segunda temporada ha sido super satisfactoria y adictiva, añadiendo nueva capas a la historia que la hacen aún mejor.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Mindhunter se basa en el libro “Mind Hunter: Inside the FBI´s Elite Serial Crime Unit”, escrito por los ex-agentes del FBI John E. Douglas y Mark Olshaker, que narra los inicios de cómo la agencia comenzó en 1977 a entrevistar a asesinos encerrados en prisión para entender cómo piensan y poder crear diferentes perfiles de personalidad de los diferentes tipos de asesinos, que ayudaran a resolver casos abiertos.

La serie está protagonizada por Jonathan Groff y Holt McCallany, que interpretan a los agentes del FBI Holden Ford y Bill Tench, que formaron la Unidad de Ciencias del Comportamiento del FBI junto con la psicóloga Wendy Carr (interpretada por Anna Torv).

En esta segunda temporada veremos como el nuevo responsable de la Unidad de Ciencias del Comportamiento del FBI Ted Gunn (Michael Cerveris) apuesta por potenciar el trabajo de Ford y Tench. Además de seguir entrevistando a convictos como el icónico Charles Manson, viajarán a Atlanta para ayudar a detener a un asesino en serie de niños afroamericanos, lo que afectará a sus vidas personales. Los hechos en los que inspiran fueron asesinatos reales que tuvieron lugar en Atlanta entre 1979–81.

Para esta segunda temporada, David Fincher ha dirigido tres de los nueve episodios, siendo los otros directores Andrew Dominik (2) y Carl Franklin (4). En esta temporada el creador y productor Joe Penhall no guioniza ningún episodio, que han sido escritos por Doug Jung, Joshua Donen y Courtenay Miles.

Erik Messerschmidt (Gone Girl) repite como director de fotografía, mientras que el montaje lo realiza otro colaborador habitual de Fincher, Kirk Baxter. La música de Jason Hill tiene un componente atmósferico y malrollero que está genial, y junto a ellos destacaría todo el sobresaliente apartado técnico de la serie, el vestuario, diseño de producción, etc.. que consigan que nos sintamos en 1980. Y quiero destacar además otro elemento que no siempre notamos como es el montaje de sonido y que en Mindhunter se sale, añadiendo a cada escena pequeños detalles que hacen que todo luzca mejor, sin darte a veces cuenta del motivo.

Hacía casí dos años desde que se estrenó la excelente primera temporada (cuya reseña puedes leer aquí), y la verdad es que esta temporada se hizo de rogar, pero se agradece que se hayan tomado su tiempo para que sea tan satisfactoria, añadiendo complejidad y verosimilitud al mundo de las investigaciones del FBI.

Además, para mi esta segunda temporada es la que ha elevado la interpretación de Holt McCallany como el agente Tench, para mi el personaje más importante de esta tanda de episodios. Además de tener que controlar a Ford (de nuevo un frío Jonathan Groff), va a ver como su ordenada vida se derrumba al verse involucrado su hijo pequeño en un crimen violento. El contraste entre su fuerte e imponente presencia y su imposibilidad de solucionar los problemas de su hijo y su mujer Nancy (Stacey Roca) me ha impactado, no se si debido a ser padre, así como las dudas que se plantean sobre si las personas nacen malas o se hacen malas. Pregunta para la que no hay una respuesta clara.

Junto a todo lo que sucede, la doctora Wendy Carr también tiene un interesante protagonismo. Estando en los setenta y principio de los ochenta, era normal que ocultara su homosexualidad para que no perjudicara a su carrera profesional.

Sin embargo, al empezar una relación con Kay Manz (Lauren Clazier), una camarera que abandonó a su marido y a su hijo para poder vivir su vida libremente, hará que su armadura de frialdad se desmorone y tenga que reevaluar su vida y sus objetivos.

Esta temporada tiene algunas memorables entrevistas a asesinos, como una nueva reunión con Ed Kemper (Cameron Britton), uno de los grandes personajes de la primera temporada, y sobre todo, con el icono Charles Manson (Damon Herriman). Además, debido al caso de Atlanta, mola ver como la doctora Carr debe dar un paso adelante para realizar ella también entrevistas a convictos peligrosos, descubriendo que las cosas son más difíciles fuera de la oficina.

Sin embargo, la gran diferencia de esta temporada es que pone el foco en otros problemas del mundo actual que diría se convierten en el VILLANO principal de la historia, si es que este término es aplicable: La política y la burocracia.

Si en la primera temporada el problema era que los colegas y superiores de Ford y Tench no les valoraban ni pensaban que su investigación tuviera valor, el caso de Atlanta les va a poner de bruces con lo que pasa cuando no interesa que se investiguen unos asesinatos, e incluso cuando no tienen más remedio que hacerlo, como la burocracia impide que cualquier iniciativa novedosa pueda ponerse en marcha.

Además, la serie muestra con dolorosa precisión como a los políticos no les interesa el dolor de las familias sino como conseguir su propio beneficio. Esta nueva realidad que van a vivir los agentes aporta un elemento adicional de realismo que ha hecho que esta temporada sea aún más interesante.

No se me ocurre nada negativo que decir de Mindhunter. Su ritmo pausado puede parecer lento pero no lo es, los personajes avanzan, evolucionan y tienen que enfrentarse a sus miedos, y todas las escenas construyen las diferentes tramas y llevan la serie hacia un final tremendamente satisfactorio.

David Fincher ha comentado que hay previstas 5 temporadas de Mindhunter, y que tienen infinidad de casos reales en los que inspirarse para construir este relato de la formación de la Unidad de Ciencias del Comportamiento del FBI. De momento, Netflix aún no ha confirmado la tercera temporada, y dado que por su temática no es una serie para un público masivo como Stranger Things, lamentaría muchísimo que Mindhunter se uniera al montón de series canceladas por Netflix en el último año. Espero que no sea así, porque para mi es una de las grandes series de la cadena, pero yo solo soy un espectador.

Comparto el trailer de esta segunda temporada:

Mindhunter es una de las grandes series de Netflix, y espero poder volver a este mundo oscuro e incómodo durante los próximos años.

PUNTUACIÓN: 8/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de El Hombre de Acero de Brian Michael Bendis (DC Comics)

La noticia de que Brian Michael Bendis, el principal arquitecto de Marvel Comics durante más de una década, fichaba por DC Comics como autor en exclusiva para escribir Superman ha significado toda una revolución para el mundo del comic. The Man of Steel (El Hombre de Acero) es su primera miniserie con el personaje, y pretende ser un nuevo punto de arranque para el primer superhéroe de DC.

PUNTUACIÓN: 5.5/10

El último hijo de Krypton está a punto de conocer a la némesis de su planeta natal. Después de revolucionar la narración de superhéroes en títulos clásicos como Ultimate Spider-Man, Daredevil y New Avengers, el aclamado autor de cómics Brian Michael Bendis trae esa misma magia al Universo DC con esta nueva y explosiva saga de Superman. Con el trabajo de artistas como José Luis García-López, Ivan Reis, Jason Fabok, Evan “Doc” Shaner, Steve Rude, Ryan Sook, Kevin Maguire y Adam Hughes – The Man of Steel marca el comienzo de una nueva era increíble para ¡Superman!
Un asesino implacable llamado Rogol Zaar ha llegado a la Tierra, trayendo muerte y destrucción a gran escala a su paso. Solo Superman y su prima, Supergirl, se interponen entre Zaar y la finalización de su misión: la aniquilación total de la raza kriptoniana.
Pero incluso mientras Kal-El y Kara luchan por contener esta nueva amenaza existencial, el mayor superhéroe del mundo enfrenta un desafío completamente diferente en su ciudad natal adoptiva de Metrópolis, donde Clark Kent todavía vive y trabaja, pero sin su esposa e hijo. ¡El escenario está preparado para un ajuste de cuentas como el que Superman nunca ha enfrentado, y todo lo que le importa al Hombre de Acero está en juego!
La miniserie The Man of Steel contó con 6 números recopilados en un tomo en España, así como un prólogo publicado en el especial Action Comics # 1000, que en España ECC Ediciones ha optado por publicar dentro de su catálogo mensual de novedades.

No lo voy a alargar, El Hombre de Acero ha supuesto una enorme decepción. Espero que los próximos números de las series regulares Superman y Action Comics puedan mejorar este flojo reinicio, pero este comic simboliza todo lo malo de Brian Michael Bendis en su última etapa en Marvel.

Este comic presenta a un nuevo villano, Rogol Zaar, que se descubre que fue el causante de la explosión de Krypton hace un montón de años y cuyo objetivo es erradicar a todos los kriptonianos de la galaxia. Zaar al final es una mala copia de Doomsday y protagoniza una serie de peleas repetitivas que no van a ningún lado, venciendo una y otra vez a Superman y Supergirl, pero dejándoles vivos una y otra vez, alargando un climax que por otro lado nunca llega, dejando Bendis la conclusión para otro día. Como siempre, Bendis presenta elementos molones a los que no sabe dar una conclusión satisfactoria.

Brian Michael Bendis presenta un montón de situaciones y personajes, devolviendo a Clark Kent a Metropolis y a su trabajo en el Daily Planet, dejando atrás la excelente etapa de Peter Tomasi en Superman y Supersons. De hecho, más que plantear nuevas situaciones, Bendis parece que aprovecha este tomo para quitarse de en medio elementos que no le interesan, como su hijo Jon (Superboy), la propia Lois Lane o la ciudad embotellada de Kandor.

Aparte de la parte de acción widescreen, Man of Steel presenta una oscura conspiración en Metropolis que está provocando una ola de incendios sin que Superman pueda detenerla, que continuará en la próxima serie Action Comics.

En el lado positivo, estamos ante unos comics super bien dibujados con un all-star de dibujantes de DC Comics. José Luis García-López, Ivan Reis, Jason Fabok, Evan “Doc” Shaner, Steve Rude, Ryan Sook, Kevin Maguire, Adam Hughes y Jim Lee en la historia publicada en el Action Comics 1000, son unos autores bestiales, y verles dibujando a Superman es siempre una gozada.

Aunque la historia es floja, hay que reconocer que Bendis siempre ha sabido sacar el máximo partido a sus dibujantes y estos se lucen en estas páginas, por lo que solo pensando en el apartado artístico, es difícil encontrar un comic de DC mejor dibujado que este tomo. Y si eren un fan del arte de los superhéroes, hay un montón de páginas super chulas en este tomo, aunque narrativamente no hagan avanzar demasiado la acción.

Si tengo que elegir, sin duda creo que Ivan Reis ha nacido para dibujar a Superman, y sus páginas son claramente las mejores de este tomo. Su fluidez narrativa y su espectacularidad en las splash pages no tiene rival actualmente en DC, y las he disfrutado un montón.

Aunque son unos comics super bien dibujados, Man of Steel ha supuesto una enorme decepción, y espero que los próximos números de las series regulares Superman y Action Comics puedan mejorar este flojo relanzamiento.

PUNTUACIÓN: 5.5/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Feliz sexto cumpleaños, Starsmydestination

Hoy 20 de septiembre se cumplen 6 años desde que empecé a escribir este blog, ¡¡así que estoy de celebración!!!

En mi blog escribo sobre cine, comics, series de TV y novelas, de todo aquello que me apasiona. En este mundo de haters y gente enfadada por todo excepto por lo realmente importante, hablo en positivo de mis aficiones frikis.

Tras estos 6 años, me encanta poder decir que mis aficiones siguen apasionándome lo suficiente para seguir escribiendo este blog todas las semanas. Y que haya tantas cosas buenas, tanta calidad y variedad a nuestra disposición, que en la actualidad esté publicando 3 artículos semanales y no de abasto para hablar de todo lo bueno que consumo.

No sabía muy bien qué escribir es este post de celebración, así que voy a aprovecharlo para destacar los artículos y obras más destacados de este 2019, así como las películas que más ganas tengo de ver en estos próximos 4 meses.

En lo referente a CINE, hay un antes y un después de VENGADORES ENDGAME. Marvel Studios con Kevin Feige a la cabeza ha logrado un hito que va a ser difícil superar, conseguir un final super satisfactorio y emocionante a una serie de 22 películas a lo largo de 11 años. Una barbaridad.

Glass de Shyamalan, Nosotros (Us) de Jordan Peele, Toy Story 4 de Pixar en lo referido a animación o Érase una vez en… Hollywood de Tarantino serían otras de las películas más destacadas de lo que llevamos de año.

Si hablamos de COMICS, 2019 es el año en que descubrí a Daniel Warren Johnson, y he alucinado con Extremity y Murder Falcon. El inesperado y satisfactorio final de The Walking Dead de Robert Kirkman sería el otro hito de 2019 en el mundo del comic independiente.

En lo referido a Marvel, lo más destacado de 2019 es la vuelta de Conan a la Casa de las Ideas, primero con el comic de Jason Aaron y Mahmud Asrar, y luego con el Omnibus con la etapa original de Marvel que Panini publicó hace unos meses y que me llevó a publicar dos post con su lectura e impresiones: Parte uno y parte dos.

En el apartado de los superhéroes Marvel, he reseñado los dos volúmenes de Veneno de Donny Cates y Ryan Stegman, un comic super entretenido que ha hecho que me interese un personaje al que durante muchos años le tuve tirria y simbolizaba lo peor de los comics de los 90. Links al Volumen uno y al volumen dos.

En lo referido a NOVELAS, me alegra haber podido mantener mi ritmo de leer al menos una novela al mes, no todas mis lecturas van a ser comics. Y en 2019 por fin me animé a empezar la serie del MundoDisco de Terry Pratchett, y ya he disfrutado de sus dos primeras novelas, El Color de la Magia y La Luz Fantástica.

Por otro lado, también he comenzado con la obra de Joe Abercrombie, y me alucinado con La Voz de las Espadas, la primera parte de la serie de novelas de La Primera Ley.

Y por supuesto, el haber comenzado la serie de El Archivo de las Tormentas de Brandon Sanderson y sobrevivir la experiencia de las 1200 páginas de El Camino de los Reyes es también otro de los momentos más destacados del año.

El mundo televisivo sigue mostrando una excelente salud con un montón de series muy buenas. En lo que llevamos de año, la HBO domina completamente gracias al excelente final de Juego de Tronos, la impactante Chernobyl o la Doom Patrol, que es puro amor y respeto al comic.

Pensando en el resto de canales, los zombies están de moda en Netflix gracias a las excelentes Kingdom y Black Summer, al igual que el humor gracias a El Método Kominsky y Russian Doll. Y por supuesto, el éxito de la tercera temporada de Stranger Things.

Por último, hemos relanzado el Twisted Podcast este 2019 con la intención de mantener una periodicidad más constante que el año pasado. De momento, disfruté mucho los podcasts dedicados a Vengadores Endgame, El final de Juego de Tronos o más recientemente, Spiderman: Lejos de casa.

 

¿Y para lo que nos queda de año? Hay varias películas que espero con ganas, a continuación compartiré los trailers.

En primer lugar, Star Wars IX: The Rise of Skywalker. Aunque el remake encubierto de Star Wars VII: El Despertar de la Fuerza me dejó frío y no me gustó nada Star Wars VIII: Los últimos Jedi a pesar de que visualmente es la mejor película de toda la serie, espero que al menos J.J. Abrams pueda dar un buen final a esta tercera trilogía y nos deje a los fans con un buen sabor de boca.

Otras películas que tengo ganas de ver son The Irishman de Martin Scorsese, que se estrenará en Netflix, Ad Astra de James Gray con Brad Pitt y Terminator: Destino Oscuro con la vuelta de Linda Hamilton como Sarah Connor.

 

Por último, gracias a todos los que me leéis habitualmente, espero que mis artículos os resulten interesantes, y que al menos consiga contagiaros parte de mi entusiasmo. Espero que sigamos en contacto durante mucho tiempo.

 

Como siempre, si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

 

Crítica de Érase una vez en… Hollywood, de Quentin Tarantino

Érase una vez en… Hollywood de Quentin Tarantino es su carta de amor a la industria del cine y la televisión con la que creció y a una época ya pasada en las que las cosas aún eran mejores. No creo que sea una obra maestra pero me lo pasé muy bien viéndola en versión original.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Hollywood, 1969. La estrella de un western televisivo, Rick Dalton (Leonardo DiCaprio), intenta amoldarse a los cambios del medio al mismo tiempo que su doble de acción y amigo Cliff Booth (Brad Pitt). La vida de Dalton está ligada completamente a Hollywood, y es vecino de la joven y prometedora actriz y modelo Sharon Tate (Margot Robbie) que acaba de casarse con el prestigioso director Roman Polanski.

Érase una vez en… Hollywood es la novena película de Quentin Tarantino en la que destapa sin tapujos toda su cinefilia y su amor por el mundo del entretenimiento que marcó su vida. La película tiene mucha más miga de lo que parece, ya que además de comedia ligera o drama sobre el mundo del cine de los años 60 esconde elementos que creo son perfectamente aplicables a nuestra sociedad actual.

Leonardo DiCaprio y Brad Pitt se salen, su carisma y química llenan la pantalla y muestran en cada fotograma lo grandísimos actores que son. Tarantino siempre acertó en sus casting, y esta película es un nuevo triunfo sin paliativos.

Leonardo DiCaprio es Rick Dalton, un actor de televisión en declive que siente que su momento ha pasado y ahoga en alcohol su baja autoestima. La posibilidad de rodar en Italia Spaghetti Westerns la ve como una vergüenza, pero aún tiene mucho que ofrecer al mundo del espectáculo… si permanece sobrio para rodar la próxima escena. DiCaprio vuelva a ser un espectáculo, su rango de emociones en la película es bestial, y como siempre hace que todo parezca real, nos mete de lleno en su interpretación que simboliza a muchos buenos actores que fueron usados por el sistema y luego abandonados.

Brad Pitt es Cliff Booth, su doble de acción y amigo, que se ha convertido en su hombre para todo, le arregla desperfectos en su casa, le lleva a todas partes y le acompaña en las borracheras. Booth es veterano de la guerra de Vietnam y un tío peligroso que no encuentra demasiados trabajos debido al rumor de que mató a su esposa y salió impune, y protagoniza uno de los momentos de la película cuando se enfrenta a Bruce Lee.

Mientras, Margot Robbie interpreta a Sharon Tate, un ser de luz pura que ilumina las vidas de la gente a la que toca, una joven llena de vida que aún no se ha contagiado de la frialdad y cinismo del show-bussiness y se emociona cuando va al cine y ve como sus actuaciones divierte al al público. Su papel es pequeño pero además de mostrar la otra cara de Hollywood, la de las fiestas y el glamour, es fundamental para el clímax de la película, y nos regala una clase magistral de cómo hacer una excelente interpretación sin necesidad de tener líneas de diálogo. Los que han generado polémica sobre esto no saben nada de cine.

Las peripecias de Rick y Cliff por los rodajes y por Hollywood para conseguir papeles son el nudo central de la película y la excusa para que Tarantino nos muestre sus enormes conocimientos de esta época, recreando escenas de películas y series clásicas como si fueran vividas por nuestros protagonistas, y adornando la película de infinidad de detalles de actores, los sets de rodaje, el vestuario que llevan que se notan 100% reales. Sin duda, Tarantino ha conseguido recrear el mundo de 1969 y consigue que los espectadores lo disfrutemos.

La película muestra a un Tarantino en plenitud de facultades y en un excelente momento  creativo. Su dominio narrativo y del ritmo es absoluto y de una comedia ligera cambia de registro para construir momentos de gran tensión, alterna narraciones diferentes, muestra imágenes en diferentes formatos de cine y televisión.

Técnicamente, la película es impecable. La fotografía de Robert Richardson, colaborador habitual de Tarantino, nos mete de lleno en cada set de rodaje, y cada momento es perfecto. Tarantino rueda en sets y localizaciones reales que ayudan a generar la sensación de realismo, y nos cuela un montón de canciones de la época que van de las super icónicas a las oscuras y desconocidas pero que molan.

Para esta carta de amor a la industria, Tarantino no prescinde de muchos elementos icónicos de su obra como son la violencia extrema, sobre la que luego comentaré, aunque no vemos aquí esos diálogos alargados alrededor de una mesa que no van a ningún lado excepto mostrar lo buen dialoguista que es Tarantino. Parece como si quisiera mostrar que la industria del cine y la televisión es más importante que el ego de sus integrantes, lo que significa un cambio muy interesante en su filmografía.

La recreación del Hollywood de 1969 es el principal hallazgo y también el principal defecto de la película, porque el gran pero para mi de la película es que no hay una historia lineal potente sino un argumento que sirve de excusa para colocar elementos de películas y series que marcaron la infancia de Tarantino, y mostrar momentos de la vida del Hollywood de 1969.

Dicho esto, también quiero comentar que a pesar de sus largos 165 minutos, no se me hizo pesada en ningún momento y no me dio la sensación de que le sobraran 15/20 minutos como sí me pasó viendo Django, Inglorious Basterds o The Hateful Eight.

El climax de la película es bestial, no se puede contar, hay que vivirlo. Creo que es uno de los más audaces de la filmografía de Tarantino y un gran “Fuck you” a los guardianes de la moral y lo políticamente correcto que intentan controlar el ocio que consumimos.

Y es que además Tarantino cuela varios subtextos muy interesantes de la realidad del Hollywood de la época que son plenamente vigentes en la actualidad. Y lo hace de forma sutil de forma que puedan incluso pasar desapercibidos.

SPOILERS A CONTINUACIÓN

SPOILERS A CONTINUACIÓN

En primer lugar, el primer diálogo de la película sugiere, dentro de una broma que dice Cliff en una entrevista, que él y Rick mantienen una relación homosexual. Al menos, en la versión original la connotación sexual de “carrying his load” es indudable. Sin embargo, Tarantino es muy listo, lo deja caer pero no hay ninguna indicación posterior, mostrando en mi opinión como el Hollywood de los 60 estaba lleno de gays que no salían del armario.

Otro elemento que he leído es que Tarantino odia a los hippies. Yo no diría tanto, pero sí que Tarantino prefiere siempre a los profesionales del mundo del cine que trabajan día a día para crear algo: electricistas, cámaras, personal de vestuario, dobles, etc… frente a este movimiento que con la excusa del amor libre y la vida en la naturaleza eran parásitos de la sociedad que no hacían otra cosa más que drogarse y acostarse. De hecho, la realidad es que muchos de los que protestaban por la “opresión” a las que les sometía la sociedad eran hijos e hijas de papá de clase media con un buen poder adquisitivo que se marchaban para “descubrirse a si mismos”.

Además de desmitificar el movimiento hippie, creo que Tarantino quiere también desmontar la visión que la sociedad americana tiene de Charles Manson. Y aunque Manson casi no llega a aparecer, sí muestra que su culto son unos niñatos tontos sin el más mínimo atisbo de glamour ni atractivo. Son solo niños perdidos que fueron atrapados por un sádico que se aprovechó de ellos. Sin duda no hay nada molón ni sexy en gente que mata a otras personas, y Tarantino nos lo recuerda.

Y llegamos al climax, en el que Tarantino reescribe la historia para mostrar como los asesinos de la secta de Manson mueren de forma increíblemente violenta a manos a Cliff y Rick, de forma que Sharon Tate sobrevive en este mundo de fantasía.

Tarantino sabía que en el mundo actual del MeToo mostrar a Pitt y DiCaprio matando de forma increíblemente violenta a dos mujeres de la secta de Manson iba a suscitar controversia y críticas, y lo hace de todas formas. No sólo eso, se recrea en esta violencia extrema, no solo porque mola y nos entretiene, sino porque para Tarantino los asesinos de Sharon Tate merecen la peor de las muertes, y él se la da para nuestro disfrute.

El mundo en el que vivimos es horrible y no puede cambiarse, pero las películas nos dan siempre un mundo mejor con un final feliz, y Tarantino nos lo da, rompiendo con ello todas nuestras expectativas.

No solo esto, la representación de estos hippies que bajo la fachada del amor libre y la sororidad son horribles asesinas creo que también sirve de crítica a todos los movimientos actuales que bajo la fachada de “querer lo mejor para la sociedad” intentan decirnos cómo debemos vivir nuestra vida, y nos dicen sin problemas que nuestros hobbies son malos y deberían prohibirse, ya sea porque son machistas, sexistas, o cualquier …ista que se os ocurra.

De hecho, Tarantino con gran sentido del humor y un poco de mala leche hace que Brad Pitt nos caiga simpático interpretando a un personaje que casi con toda seguridad mató a su mujer, aunque al no mostrarlo explícitamente  siempre quedará la duda. Y sin embargo, la forma en que está planteada la escena casi hace que desees que dispare. Pitt parece un dios griego con su perfecta belleza madura, vive una vida solitaria y estoica y casi parece el típico cowboy que al terminar la película se marcha del pueblo solo. Otro hecho muy destacable de su personaje es la escena en la que rechaza el sexo gratuito que le ofrece una menor de la secta de Manson, no porque sea buena persona sino porque no quiere arriesgarse a acabar en la cárcel por ello. Esta escena, analizada con ojo crítico podría interpretarse como frente al mundo de las jóvenes “liberadas” sexualmente, él tiene otros valores más importantes, lo que mostraría su rechazo a este mundo de autogratificación instantánea en el que es más importante un like en instagram que tener una relación real con otra persona,

Para Tarantino estos hippies que mataron a Tate y el resto de víctimas merecen la muerte, y nos lo muestra de forma que las disfrutemos, pero es también un “Fuck You” para todos los guardianes de la moral a ambos lados del espectro político a derecha e izquierda. Gente a la que el cine de Tarantino no les gusta, algo respetable, pero que en lugar de no ver sus películas piden a los estudios que “cancelen” a Tarantino por la violencia de sus películas hacia las mujeres. Algo que de hecho ha pasado recientemente, y es una censura de manual, reflejo del mundo en que vivimos.

¿No me creéis? Pues por si todo estos elementos no fueran suficientes, Tarantino nos cuela una escena post-créditos con ¡un anuncio de tabaco!! Aparte del cachondeo de la propia escena, el tabaco simboliza todo lo malo de la sociedad de consumo, pero sigue dando enormes beneficios a los gobiernos en forma de impuestos. Nada mejor para reírse de la actual cultura de lo políticamente correcto.

Estos elementos me han flipado mucho y sirven para recordarme lo inteligente que es Tarantino, y lo atinada de su crítica a nuestra sociedad actual.

Comparto el trailer de la película:

En resumen, quizá no haber conectado con la naturaleza episódica de Érase una vez en… Hollywood hizo que no crea que sea la mejor obra de Quentin Tarantino, pero sin duda he disfrutado mucho su última película y el viaje a 1969 que nos propone.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de El camino de los Reyes de Brandon Sanderson (Archivo de las Tormentas 1)

Tras disfrutar la serie Mistborn, los Reckoners y Elantris, llegó el momento de empezar la serie más ambiciosa de Brandon Sanderson, El archivo de las Tormentas, de la que El Camino de los Reyes es su primera novela.

PUNTUACIÓN: 8/10

El camino de los reyes es el primer volumen de «El Archivo de las Tormentas», el resultado de más de una década de construcción y escritura de universos, convertido en una obra maestra de la fantasía contemporánea en diez volúmenes. Con ella, Brandon Sanderson se postula como el autor del género que más lectores está ganando en todo el mundo.

Anhelo los días previos a la Última Desolación.

Los días en que los Heraldos nos abandonaron y los Caballeros Radiantes se giraron en nuestra contra. Un tiempo en que aún había magia en el mundo y honor en el corazón de los hombres.

El mundo fue nuestro, pero lo perdimos. Probablemente no hay nada más estimulante para las almas de los hombres que la victoria.

¿O tal vez fue la victoria una ilusión durante todo ese tiempo? ¿Comprendieron nuestros enemigos que cuanto más duramente luchaban, más resistíamos nosotros? Quizá vieron que el fuego y el martillo tan solo producían mejores espadas. Pero ignoraron el acero durante el tiempo suficiente para oxidarse.

Hay cuatro personas a las que observamos. La primera es el médico, quien dejó de curar para convertirse en soldado durante la guerra más brutal de nuestro tiempo. La segunda es el asesino, un homicida que llora siempre que mata. La tercera es la mentirosa, una joven que viste un manto de erudita sobre un corazón de ladrona. Por último está el alto príncipe, un guerrero que mira al pasado mientras languidece su sed de guerra.

El mundo puede cambiar. La potenciación y el uso de las esquirlas pueden aparecer de nuevo, la magia de los días pasados puede volver a ser nuestra. Esas cuatro personas son la clave.

Una de ellas nos redimirá. Y una de ellas nos destruirá.

Reconozco que compré esta novela hace bastante tiempo, pero sus 1200 páginas me imponían mucho respeto y preferí acercarme antes a otras obras de Sanderson más “manejables.” Han tenido que llegar las vacaciones para poder tener el tiempo y el estado mental adecuado para abordar una obra tan compleja y ambiciosa como esta. Y ahora que pude terminarla, debo decir que la he disfrutado de principio a fin.

Sanderson crea como siempre un mundo complejo con una historia que se desarrolla durante milenios y está envuelta en el misterio, el Reino de Roshar. A partir de una traición que acaba con la muerte del rey Gavilar, el reino empezará una guerra de venganza que varios años después se ha convertido en una disputa vacía en las Llanuras Quebradas, donde los ejércitos de los 10 nobles del reino en lugar de luchar por derrotar al enemigo se disputan una gloria vacía por la conquista de las joyas que crecen ese inhóspito paraje y que son la clave de las armas esquirladas. En este momento, unos personajes con grandes cargas verán como todo en lo que creían será puesto en duda y tendrán que enfrentarse a fuerzas arrolladoras.

La novela está contada desde el punto de vista de los tres personajes principales:

Kaladin, hijo de un cirujano, es un soldado convertido en esclavo que ha perdido la fe en la humanidad tras sufrir varias traiciones de gente supuestamente honorable. Dalinar Kholin es un alto señor de Alethkar y hermano del rey asesinado Gavilar. Tras años de guerra, unas visiones harán que se replantee su vida hasta ese momento y la forma de acabar con esta guerra sin sentido. Por último, Shallan Davar es una joven del reino de Jah Keved, hija de una familia noble venida a menos. Para intentar salvar a su familia de la ruina, buscará ser aceptada como discípula de Jasnah Kholin, hermana del rey de Elhokar Alethkar y sobrina de Dalinar, que se ha convertido en hereje de la religión predominante buscando desentrañar un misterio que puede hacer saltar por los aires las creencias de su pueblo.

Dije tres, pero realmente habrían cuatro narradores si tenemos en cuenta a Szeth-hijo-hijo-Vallano, un asesino de la tierra de Shinovar que también controla una hoja esquirlada además de poseer otras habilidades sobre humanas, cuya traición hace años provocó el inicio de la guerra y al que ata un juramento de servidumbre que le ha convertido a su pesar en un asesino para un Señor sin nombre.

No sorprende si digo que los personajes creados por Brandon Sanderson son maravillosos y, junto a la compleja construcción de este mundo, lo mejor de largo de la novela. Al tratarse de una novela tan larga, Sanderson tiene tiempo de sobra para construir sus conflictos y mostrarnos su evolución, levantándose contra fuerzas que parecen incontestables. En ningún momento tuve la sensación de que un capítulo fuera de relleno sin importancia, todo suma y sirve para construir lo que está por venir a continuación. Y es que aunque la narración se centra en los personajes, estamos ante un complejísimo puzzle que se desarrolla ante nuestros ojos.

Por este motivo, mientras sigues los pasos de estos soberbios personajes, durante varias cientos de páginas revolotea la sensación de que no sabes exactamente de qué va la novela y que hay algo más importante de lo que hasta ese momento hemos leído. Sin embargo, realmente no tiene importancia ya que, conociendo otras obras de Sanderson, sabes que en las últimas 100 páginas es cuando da el golpe encima de la mesa para romper todas las expectativas. Y en El Camino de los Reyes, la tensión de la novela estalla en unos momentos de una épica increíble que me recordaron algunos momentos de El Señor de los Anillos, o más recientemente las películas Vengadores Infinity War y Endgame.

Sanderson ha planteado su saga de El Archivo de las Tormentas como su obra magma, una epopeya de fantasía épica que marque un antes y un después. El Camino de los Reyes es la primera de ¡10 novelas! Y ese es quizá uno de los pocos peros que le pondría a esta obra, ya que si una única novela de 1200 páginas ya me resultó intimidante y tardé años en animarme a leerla aún teniendo el libro comprado, imagino que saber que estamos ante una gran obra de 12,000 páginas puede hacer que muchos lectores potenciales no se lancen hacia esta propuesta. De hecho, en su día esto mismo fue lo que hizo que no empezara a leer Canción de Hielo y Fuego de George R.R. Martin (menos mal que no empecé).

SPOILER ligero a continuación.

Otro hecho que debo comentar es que si has leído otras obras de Sanderson como la saga de Los Nacidos de la Bruma (Mistborn), te das cuenta que está utilizando las mismas herramientas narrativas y notas una cierta familiaridad y repetición de esquemas: un reino complejo con una historia oculta, unos personajes en un camino de autodescubrimiento, leyes inamovibles que van a resultar ser falsas, un enemigo en la sombra del que no sabemos nada pero con suficiente poder como para arrasar el mundo y unas “mágicas” habilidades en poder de unos pocos elegidos que están ceñidas a unas estrictas leyes que definen su causa y efecto, poderes y debilidades.

Esto también diría que es un pero muy muy pequeño que queda completamente eclipsado por la excelente escritura y narrativa de Sanderson, que consigue atraparte desde la primera página e incluso saltando entre personajes te mantiene en vilo por lo que va a pasar a continuación.

Brandon Sanderson es ya uno de los nombres imprescindibles de la narrativa fantástica contemporánea, y El Camino de los Reyes sin duda es una gran novela con un final satisfactorio que abre las puertas a un mundo que sin duda creo que va a ser maravilloso y que sufrirá cambios monumentales en las próximas novelas. Si eres un fan de las novelas de fantasía heroica y no te asustan los tomacos, no te puedes perder esta novela.

PUNTUACIÓN: 8/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!