The Walking Dead de Robert Kirkman y Charlie Adlard ya es historia del comic

THE WALKING DEAD es el comic del año. Robert Kirkman, Charlie Adlard y Cliff Rathburn (entre otros autores) han hecho historia durante 16 años y tras leer el último número de la serie no puedo más que darles las gracias por todo lo que nos han ofrecido.

PUNTUACIÓN: 9.5/10

The Walking Dead ha llegado a su fin de forma sorpresiva pero totalmente satisfactoria en el número 193 publicado este mes de julio en Estados Unidos. Dado que muchos lectores españoles aún van a tardar meses en leer este final, planteo este post como un agradecimiento SIN SPOILERS al trabajo de tantos años de Robert Kirkman, Charlie Adlard, Cliff Rathburn, Stefano Gaudiano y tantos otros autores que han trabajado en este comic

Robert Kirkman y Tony Moore crearon The Walking Dead en 2003 en Image Comics sin tener ni idea del éxito monumental que se les venía encima. Quizá por este motivo, Moore abandonó la serie tras dibujar sólo 6 números, para realizar otros trabajos diferentes que a lo mejor le interesaban más. Este fue un punto de inflexión positivo, ya que provocó que el genial Charlie Adlar empezara a dibujar esta serie, trabajo que no ha abandonado desde entonces, cumpliendo los plazos de entrega mensuales durante ¡15 años!! No sé si esto es un record, pero sin duda me parece extraordinario.

Aunque superficialmente The Walking Dead es una serie de “zombies”, en realidad estamos ante un drama en que lo importante no son los zombies, sino como la gente se adapta a la nueva situación provocada por el apocalipsis zombie que ha hundido a la humanidad en la barbarie. Y en este contexto, un pequeño grupo formado por Rick Grimes, su familia y las personas que irán encontrando en su camino, tendrán que intentar sobrevivir primero y reconstruir una sociedad decente que no esté centrada en el poder del más fuerte después. Este camino no será fácil y estará sembrado de muerte y sufrimiento, mostrando Kirkman una y otro vez que nadie está a salvo y cualquiera puede morir.

A pesar de toda la muerte y el dolor que Rick y los demás han tenido que aguantar, debo decir que sobre todo a partir de la segunda mitad de la serie se impone un mensaje central de optimismo, destacando que la gente trabajando unida por un ideal común pueden conseguirlo todo. Mirar al futuro con optimismo y trabajar para hacerlo realidad creyendo que la humanidad merece la pena es un gran mensaje en este mundo de 2019 tan polarizado y dividido en bloques que ven a los “otros” como enemigos.

El final de la serie me ha parecido un comic sobresaliente que da un final super satisfactorio y emocionante a esta serie y que me ha dejado con un gran sabor de boca. Un final que hizo que brotaran lágrimas de alegría ante tanta emoción al ver que una colección tan larga tenía el gran final que sin duda merecía. Aunque debo reconocer que esto no es una sorpresa, ya que el final de Invencible, la otra serie clásica de Kirkman, también tuvo un final perfecto y positivo el año pasado.

The Walking Dead no es sólo un gran comic con una historia genial brillantemente dibujado que tiene claro que su objetivo principal es entretener. Es también un increíble ejemplo de la capacidad del comic para emocionar y engancharnos gracias a unos autores en la cúspide de su creatividad que han conseguido ofrecernos la historia que querían contar y terminarla como ellos querían. Esto tan obvio que debería ser la norma en el mundo del comic no es tan habitual en Marvel o DC, y estamos cansados de leer casos de interferencias editoriales que modificaron etapas de autores que pintaban muy bien y te dejan con la sensación agridulce al cambiar constantemente de dibujante o modificar la idea inicial del escritor para convertirla en un “evento” con decenas de tie-ins que vendan más ejemplares a corto plazo pero que a la larga hacen que la lectura no sea tan buena como hubiera podido ser.

Hay que destacar el nivel de calidad y consistencia que esta serie ha tenido durante ¡15 años!!, o que la historia siempre haya sido inesperada e impactante y que cada mes, ¡CADA NÚMERO!! nos dejaran con un cliffhanger genial. The Walking Dead ha ofrecido más giros memorables e inesperados que cualquier otro cualquier cómic actual, haciendo además que pareciera lo más normal algo super difícil de conseguir tan bien durante tanto tiempo.

En el apartado artístico ha sido una pasada disfrutar de Charlie Adlard durante más de 185 números de forma ininterrumpida. Con la colaboración de Stefano Gaudiano o Cliff Rathburn en los acabados, el comic tiene una calidad que no tienen el 85-90% de los comics actuales, y con la consistencia artística que los lectores merecemos y casi nunca conseguimos en un comic de Marvel o DC. Y encima, es un comic en Blanco y Negro que lleva varios años seguidos siendo el comic más vendido en Estados Unidos sumando las ventas de grapas a las de los tomos de diferentes formatos, tapa blanda, Omnibus, etc…

Y además, ¡qué bueno es Kirkman!! Además de ser gran escritor con las ideas muy claras que sabe que ante todo sus comics son entretenimiento “palomitero”, también es un gran conocedor del show-bussiness y la necesidad de sorprender y emocionar en todo momento.

Y gracias a su éxito e independencia económica de estos últimos años, ha podido no solo contar su historia como ha querido sino sorprendernos en numerosas ocasiones, hasta el punto que se ha guardado un “regalo” final a los lectores con un último comic de 80 páginas a precio normal de las grapas de 22 páginas. Su final necesitaba estas páginas extras y los lectores que le hemos acompañado todos estos años se lo agradecemos.

Me siento feliz que haber podido recorrer este camino durante estos 15 años con estos grandes autores y estos maravillosos personajes. Y creo que The Walking Dead es una gran ejemplo de lo que significa la magia del comic, como es contar una gran historia durante un largo periodo de tiempo, que obliga a una gran inversión de tiempo por parte del lector pero cuando tiene éxito ofrece una satisfacción bestial al lector. Algo que hasta hace poco era exclusivo del mundo del comic y que sólo recientemente hemos podido disfrutar de algo similar gracias a las películas de Marvel Studios.

Y también agradezco que Kirkman haya contado SU historia y a la vez lo haya dejado en el mejor momento, cuando los fans pedimos más. Otro elemento que demuestra su habilidad es que supo ver ¡hace cuatro años! que era el momento de terminar el comic, por muchas ganas que tuviera de seguir escribiéndolo durante años y de haber dicho durante años que aspiraba a alcanzar los 300 números de TWD para igualar a Cerebus. Darse cuenta que la mejor historia posible implicaba terminarla antes es en sí mismo otro triunfo creativo de Kirkman.

NO voy a mostrar ninguna imagen de estos últimos números para evitar entrar en spoilers. Solo me queda dar las gracias a Robert Kirkman, Charlie Adlard y todos los artistas y equipo editorial de Skybound que han trabajado en esta serie, que ya es historia. ¡Gracias Robert Kirkman, The Walking Dead ya forma parte de nuestras vidas, no la olvidaremos.!!

PUNTUACIÓN: 9.5/10

 

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .