Crítica de El portal de los Obeliscos de N.K. Jemisin

Tras leer hace unos meses La quinta estación, novela de la escritora estadounidense N.K. Jemisin ganadora del Premio Hugo 2016 y que iniciaba la Trilogía de la Tierra Fragmentada, hoy quiero hablar de la segunda parte, El portal de los Obeliscos, también ganadora del Hugo 2017. Una novela interesante pero no tan buena como la anterior.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

Toda era tiene que llegar a su fin.

Ha dado comienzo una estación de desenlaces.

Empieza con una gran grieta roja que recorre las entrañas del único continente del planeta, una grieta que escupe una ceniza que oculta la luz del sol.

Empieza con la muerte, con un hijo asesinado y una hija perdida.

Empieza con una traición, con heridas latentes que comienzan a supurar.

El lugar es la Quietud, un continente acostumbrado a la catástrofe en el que la energía de la tierra se utiliza como arma. Y en el que no hay lugar para la misericordia.

Para hablar de esta segunda novela, debo comentar elementos que son SPOILER de la primera novela, por lo que si no la has leído, te recomiendo que pares de leer ahora mismo. ¡Estás advertido!

La trilogía de la Tierra Frangmentada está siendo publicada en España por Nova. En la primera novela, La quinta estación , N.K. Jemisin nos introdujo el mundo de la Quietud, un super continente que sufre periódicas catástrofes geológicas y climáticas que están a punto de acabar con la civilización humana. En él, ciertas personas denominadas orógenes poseen la habilidad de manipular la energía de la corteza planetaria y con ello provocar o prevenir terremotos, erupciones volcánicas y otros fenómenos geológicos.

En esta segunda novela volvemos con nuestra protagonista Essun justo donde se había quedado al final de la novela anterior. La búsqueda de su hija perdida tendrá que esperar ya que debe aprender a vivir en el poblado secreto de Castrima y centrarse en descubrir cómo salvar el mundo de su casi inevitable destrucción, y qué papel juegan los Obeliscos y los Comepiedras.

La novedad de la novela es que conoceremos también la historia de Nassun, la hija de Essum que fue raptada por su padre Jija, tras matar a su hermano pequeño Uche al descubrir que era un orógrata. Este viaje nos enseñará más aspectos de este mundo y veremos el retorno de personajes que creíamos muertos.

SPOILERS A CONTINUACIÓN, ¡NO SIGAS LEYENDO!

La verdad es que el primer libro me gustó mucho y lamento decir que esta continuación no estuvo al mismo nivel. La lectura de La quinta estación trajo la gran sorpresa de descubrir que las tres personajes protagonistas, Damaya, Sienita y Essun, eran en realidad la misma persona en tres momentos temporales diferentes. Esto dotó de un mayor dramatismo a su historia, al descubrir que pequeños momentos de alegría y felicidad siempre acababan truncados, por lo que era normal que Essun hubiera acabado cayendo en la desesperanza.

La historia de Nassun, su hija raptada, resulta muy dolorosa en cuanto vemos como se ve obligada a madurar al descubrir que su amado padre es un asesino que podría matarla en cualquier momento. La forma en que aprende a manejarle para mantenerse con vida me pareció una interesante metáfora de la situación de muchas mujeres en la actualidad, que sufren una situación de la que no pueden escapar y ante la cual solo cabe intentar sobrevivir un día más. Interesante también la descripción psicológica de Nassum, una niña que ama más a su padre, siendo un asesino, que a su madre Essun debido a la dureza con la que la entrenó para intentar protegerla y mantenerla con vida. Sin embargo, al intentar salvar su cuerpo, se olvidó de su alma, y su falta de cariño hizo que la niña acabara odiándola.

El portal de los obeliscos ofrece varios paralelismos en la forma que Essun y su hija Nassun van descubriendo sus habilidades y cómo son clave para intentar evitar el fin del mundo. Esto, unido a la aparición de varios personajes que pensábamos estaban muertos, y las respuestas a las cuestiones planteadas en la primera novela me han parecido lo mejor de la novela.

Sin embargo, toda la parte central de Essun en Castrima, mientras aprende la vida en la comuna y la función de cada casta me ha parecido bastante aburrida, hasta el punto de desear en varios momentos que empezaran a pasar cosas.  Está claro que todo el sistema de castas de la novela y cómo los orógratas son considerados menos que personas, es otra metáfora de las desigualdades raciales que aún existen en la sociedad, especialmente la americana. Pero durante la primera novela consiguió que me interesara y ahora me ha parecido repetitivo.

Sinceramente, no entiendo como esta novela ha podido ganar el premio Hugo 2017. Aún no siendo mala novela, me ha parecido bastante más floja que la inicial.  En todo caso, El portal de los Obeliscos SI me ha dejado con ganas de leer la tercera novela, El cielo de Piedra, novela también ganadora del Premio Hugo 2018 cuya publicación en España está pprevista para enero de 2019, y descubrir cómo cierra la historia.

Comparto a continuación un video en el que la autora N.K. Jemisin son presenta esta su trilogía de la Tierra Fragmentada.

El portal de los Obeliscos es una novela inferior a la primera parte, en todo caso creo que gustará a todo aquel que busque lecturas de fantasía diferentes.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.