Por 13 razones, televisión como servicio social

Por 13 razones es la serie de la temporada. Su éxito está totalmente justificado y a la vez resulta un tanto extraño, teniendo en cuenta que el tema central es sacar a la luz el bullying que sufren miles de adolescentes en los institutos.

El adolescente Clay Jensen (Dylan Minnette) vuelve un día a casa después del colegio y encuentra una misteriosa caja con su nombre. Dentro descubre una cinta grabada por Hannah Baker (Katherine Langford), una compañera de clase por la que sentía algo especial y que se suicidó tan solo dos semanas atrás. En la cinta, Hannah cuenta que hay trece razones por las que ha decidido quitarse la vida. ¿Será él una de ellas? Si las escucha, tendrá oportunidad de conocer cada motivo de su lista.

Por 13 razones es un bestseller escrito por Jay Asher que ha sido adaptado para la televisión por Brian Yorkey. La serie cuenta entre otras con Selena Gómez como productora, y ha contado con el asesoramiento de psicólogos y expertos para que las situaciones que veremos en la serie sean lo más realistas posibles.

La intención principal es sacar a la luz problemas como el bullying, los suicidios adolescentes o la cultura de la violación existente en institutos y universidades, y generar un debate en torno a estos asuntos.

Lo primero que hay que decir es que aunque la serie está planteada como un servicio social destinado a sacar a la luz estos temas espinosos, es una buena serie de televisión de 13 capítulos de una hora, que se ven en un suspiro y que sabe mantener enganchada a la audiencia. En ningún momento parece que nos están contando un rollo, y las situaciones y los personajes transmiten realismo y naturalidad.

El resultado final es conocido desde el principio, Hannah se ha suicidado, pero el misterio del porqué y el papel de cada compañero de instituto te mantiene en tensión. Estamos ante buena televisión que hace que sientas perfectamente el dolor que Hannah sufre y como cada día en el instituto era un tormento para ella. No se trata de chiquilladas, sino de comportamientos dañinos que solo se pueden corregir si se muestran sin tapujos y sin esconder sus consecuencias.

Además, la serie acierta en señalar como uno de los principales problemas actuales es la falta de empatía hacia los que nos rodean. Cosas que para ti son insignificantes a otra persona le pueden ocasionar un enorme daño, incluso aunque no fuera eso lo que pretendías. El problema es que casi nunca pensamos en los demás, solo en nuestras necesidades y como saciarlas. Hay 13 “culpables” del suicidio, pero algunos lo son por cosas poco importantes y otros por realizar actos horribles.

La serie está muy bien interpretada por todo el reparto de jóvenes actores, que cubren todos los arquetipos de jóvenes: El tímido, el abusador, y seguidor que hace lo que el jefe del grupo manda, la chica que busca ser aceptada, la que hará lo que sea para mantener su reputación, el nerd que no encaja en ningún sitio, el homosexual, la que no quiere salir del armario por el que dirán, etc.

Algunos comportamientos tóxicos que se ven amplificados por las redes sociales, de forma que una foto inocente puede arruinar una reputación si es sacada a la luz fuera de contexto. Una realidad cada vez más presente en nuestra sociedad.

También me ha parecido importante que la serie muestra personas complejas que no son necesariamente malvadas, sino solo estúpidos que se comportan la mayoría de la veces equivocadamente. Incluso Hannah, la víctima de esta historia, o Clay, el teórico chico bueno (al menos hasta que escuchemos lo que Hannah tiene que decir de él), se equivocan, no saben expresar sus sentimientos cuando más falta hace y ocultan como son de verdad a sus padres y a su entorno.

El suicidio nunca es la situación y deja un enorme vacío en tu familia, amigos, etc. Y eso es algo que no se puede olvidar y que la serie deja claro desde el primer fotograma. Además, aunque los episodios son en general bastante “limpios”, los últimos dos episodios son super duros de ver, al mostrar el horrible hecho que sufre Hannah que significa la gota que colma el vaso para ella, y el propio suicidio. Momentos muy duros pero necesarios para poner el foco en lo verdaderamente importante, el dolor del prójimo. De esta forma, espero, se puede intentar construir una sociedad que no esté controlada por “ganadores” que lo son a costa de machacar a los demás.

Quizá el único pero de la serie es que en algunos momentos hay cierta sensación de relleno, cuando estás deseando que Clay continúe escuchando las cintas y la historia se detiene en otros personajes menos importantes. Pero esto es un pero muy pequeñito para una serie que me ha impactado.

Comparto el trailer de esta serie:

Por 13 razones es una serie que debería ser mostrada en todos los institutos y que suplica porque abandonemos el egoismo que domina nuestra sociedad e intentemos empatizar un poco con nuestros semejantes. Que no es poco. Una serie totalmente recomendable que debes ver.

PUNTUACIÓN: 8/10

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s