La La Land: La película del año

La La Land (La ciudad de las Estrellas) es la gran favorita para los Oscars de este año tras conocerse sus 14 nominaciones. Que un musical consiga este record ha servido para abrir un encendido debate entre la crítica y los aficionados. ¿Son demasiadas nominaciones? ¿Se han pasado para una película que no es para tanto? El título de esta reseña creo que deja muy claro mi punto de vista, pero voy a intentar dar mi opinión lo más razonadamente posible.

la_ciudad_de_las_estrellas_la_la_land-133356261-large

En medio del típico atasco en una autopista de Los Angeles veremos el primer encuentro fortuito entre Mia (Emma Stone), una aspirante a actriz, con Sebastian (Ryan Gosling), un pianista enamorado del jazz clásico cuyo sueño es abrir un club donde solo se toque lo que a él le apetezca. Y aunque a priori no tienen nada en común, la llama de la pasión surgirá tras coincidir en varios eventos. La gran duda que habrá que resolver es si su amor podrá resistir al paso del tiempo y sus diferentes formas de ver la vida.

Este es a grandes rasgos el argumento de la película, escrito por el director Damien Chazelle, autor de la oscarizada Whiplash, que ganó 3 Oscars en 2015 (Actor Secundario J.K. Simmons, Mejor Montaje y Mejor Sonido) y fue para mi una de las mejores películas de ese año. Y lo cierto es que el guión de La La Land lo escribió mucho antes que el de Whiplash, pero los estudios se negaron todos a producir una película musical, lo que le “obligó” a desarrollar el guión de Whiplash, la brutal película que estudia la obsesiva relación de un batería de jazz con su brutal profesor.

Solo tras el éxito de crítica y público de Whiplash, Chazelle pudo conseguir la financiación para esta historia que es un homenaje al género musical actualizándolo para el siglo XXI, y también a Hollywood / Los Angeles como el lugar donde los sueños nacen y se cumplen, y a la profesión de artistas en el más ámplio sentido del término, como los “locos” que se atreven a soñar con lo más alto por muy imposible que parezca, y cuya profesión es más importante que nunca en esta sociedad de la información y de Internet.

26e6c0ccd185010f_lll_d41-d42_06803_r

Por empezar por lo malo, La La Land es un musical. ¿Y eso es malo, te preguntarás? Sí, si eres de los que no te gusta este género. En ese caso, lo normal es que la película no encaje contigo.  Y aún en el caso de que no tengas ningún problema con el género, hay en todo musical una parte fundamental para disfrutarlo que es el entrar en el “juego”, dejar que la música te empape y que la historia te llegue no desde un punto de vista analítico sino emocional.

En mi caso, la conexión fue automática desde el primer fotograma en el que asistimos al brillante número musical en medio de un atasco en la autopista. Y desde el primer minuto al último sentía que formaba parte de la magia del cine, una magia que siempre encontró en los musicales un aliado perfecto. Pero, volviendo al principio, puedo entender que aunque a mi me ha encantado, muchos espectadores que no hayan entrado en el “rollo” y que por tanto la película no les haya trasmitido lo mismo que a mi.

la-la-land-goslingstone

Otra de las cosas que me ha gustado mucho de La La Land es como actualiza el género a los gustos del Siglo XXI. Para mucha gente los musicales son historias ñoñas sin demasiado trasfondo, protagonizadas por personajes guapos y perfectos que al final consiguen todo lo que desean. Y para mi La La Land no es eso, y aporta mucha más profundidad a los personajes y sus vivencias.

De hecho, el personaje de Sebastian es un snob que mira a todo el mundo por encima del hombro que piensa que solo él entiende lo que es el Jazz “puro” y que todos los demás lo están pervirtiendo y desnaturalizando. Su extremismo hace que cuando toque en un grupo de éxito, se comporte como un chungo, como si ese tipo de música no tuviera la suficiente categoría para él. Y es el líder de esa banda, interpretado por el cantante John Legend el que le da una de las réplicas más interesantes de la película, cuando le dice “¿Como vas a ser un revolucionario si eres tan tradicionalista? Te aferras al pasado, pero el Jazz sobre es todo es mirar hacia el futuro”. Y sobre todo, cuando le dice que para que el jazz sobreviva, este género tiene que ser escuchado por las nuevas generaciones.

Damien Chazelle deja claro el punto de vista de Sebastian, pero no intenta que los espectadores creamos que tiene razón o está en posesión de la verdad, sino que plantea la problemática real que está viviendo la música en la actualidad, sin dar soluciones fáciles que no son reales.

5a63cc58cd646dff359fd36f68a76338f8bbe427_xlarge

Por su parte, Mia (Emma Stone) roba todas las escenas y es la gran protagonista de la función. Gosling demuestra tener una gran química con ella en pantalla con su papel de cascarrabias a la que Stone le enseña que puede ser feliz. Pero cuando Stone está en pantalla, parece que la pantalla es más brillante y todo es mejor. Mientras Gosling canta y baila correctamente, Stone fluye en pantalla. No se si ganará el Oscar de Mejor Actriz, pero para mi se lo merece sin duda.

la-la-2

Los números musicales son excelentes, sobre todo el brillante arranque en la autopista y el largo número final, una maravilla desde el punto de vista narrativo, visual y del sentimiento que trasmite. Quizá toda la parte central no llega al nivel de sobresaliente, pero mantiene un notable alto en todo momento.

Otra cosa que me ha parecido curioso es que aunque estamos en un musical, realmente no hay tantos números musicales durante las 2 horas de película, ni hay muchas canciones diferentes. Chazelle opta por volver una y otra vez a los temas principales, escritos por Justin Hurwitz, de forma que nuestro oído interioriza la música y esta llega a  formar parte de nuestro corazón.

Otro hecho que yo destaco es que Gosling y Stone cantan y bailan todo lo que Chazelle les pide, que es lo que la historia demanda de ellos. No son unos figuras ni falta que hace, porque se trata de expresar sentimientos, no de mostrar una pericia profesional en las artes escénicas. Además, es Gosling el que realmente toca el piano en pantalla, otra de las sorpresas positivas de la película.

Y una cosa muy chula que me ha pasado es que aunque hace 2 semanas que vi la película, se me sigue formando una sonrisa tonta cada vez que pienso en la película y tarareo “City of Stars” cantada por Gosling o “Here´s to the ones who dreams” de Stone. ¿No es algo mágico? Esto es para mi sin duda la magia del cine.

orig

La película a veces parece una guía de turismo de Los Angeles ya que está rodada en un montón de sitios míticos de la ciudad, como son los estudios Warner, El Observatorio Griffith, el muelle de Long Island o el puente de Colorado Street en Pasadena. De hecho, una web ha creado un mapa genial que puedes ver aqui con la ubicación real de todas las localizaciones de la película, para que puedas visitarlas si estás en L.A.

Otro de los hechos que sin duda ayudó a que me enganchara la película es recordar mis tiempos de estudiante en Pasadena y como visité muchas de estas localizaciones durante mi estancia, lo que hizo que me flipara inmediatamente este claro homenaje a Hollywood y Los Angeles como lugar donde se crean los sueños.

3063128-poster-p-1-emma-stone-melts-our-hearts

Otro aspecto brillante que no quiero dejar de destacar es la brillante fotografía de Linus Sandgren que crea escenas de gran belleza, con o sin música. Visualmente la película se sale, pero en especial quiero destacar la habilidad que tiene Chazelle de filmar la música, algo que ya se vió en la excelente Whiplash, y para lo que no todo el mundo tiene la habilidad suficiente. Se nota que el cine es su principal pasión, pero la música está muy muy cerca en su corazón. Los claroscuros o las explosiones de color están muy calculadas para que la música se sienta más que simplemente se escuche.

Pero no es solo la música, cinematográficamente la película fluye perfectamente y para mi forma un todo compacto que es mejor que la suma de sus partes, y demuestra como estamos ante una película mágica.

Director Damien Chazelle and Emma Stone on the set of LA LA LAND.

He leído y oído en radio, prensa y foros a mucha gente que dice que La La Land “no es para tanto”. Y aunque por supuesto respeto y entiendo que tiene que haber opiniones para todos los gustos, me parece que en parte estamos ante un punto de vista un poco cínico. Es muy fácil decir a posteriori que los números musicales o las canciones podrían ser mejores, o que la historia no es tan buena, pero ¿quién se hubiera arriesgado a priori a poner dinero para rodar una película de un género como es el musical? El musical como género parecía muerto y enterrado, y sin embargo tras La La Land, Chazelle ha conseguido lo que para mi es la cuadratura del círculo: Ha creado un gran musical que triunfa por sus propios méritos, homenajeando el pasado y mirando hacia el futuro con esperanza, mostrando que las oportunidades son tan infinitas como los sueños, solo hace falta atreverse a alcanzarlos. Ahora mismo, la posibilidad de que se estrene un musical por año no es nada descabellado, y más si La La Land gana un buen puñado de Oscars.

Además, el final me gustó mucho y para mi es perfecto, precisamente porque se aleja de los finales típicos y esperables en este género, y consigue dejarte con un cierto regusto agriculce por el destino final de Mia y Sebastian. Como dije ante, para mi La La Land no es una historia de amor, sino un homenaje a la profesión de artista que tiene el valor de soñar y de luchar porque sus sueños se hagan realidad. En este aspecto el final es optimista porque trasmite que todos debemos luchar por lo que soñamos.

Hay mucha gente que en lugar de destacar esto se centra en lo que se queda en el camino, y para mi eso es no entender el mensaje casi de cuento atemporal que atesora la historia de La La Land, y que creo que hará que dentro de 10/15 años sigamos viéndola y disfrutándola sin que parezca que ha envejecido mal. En este aspecto, Damian Chazelle demuestra que ama el género y al crear su propio musical ha buscado no solo homenajear el género, sino actualizarlo y convertirlo de nuevo en el centro de atención.

rs-248320-emma-stone-ryan-goseling-la-la-land-sing-dance-trailer

Este fotograma de Mia y Sebastian bailando con las colinas de Los Angeles destacadas por el atardecer ha convertido ya en una de las imágenes más icónicas y creo que forma ya parte de la historia del cine. No solo por la belleza de la escena en si, sino porque sirve de metáfora de la película: Dos personas muy diferentes se encuentran en un momento de sus vidas y su relación cambiará su destino. Y aunque sus vidas sigan su curso por separado, nunca olvidarán los momentos que compartieron.

Aprovecho para compartir el trailer de la película que no te puedes perder:

La La Land es una película excelente. De hecho, yo no soy fan del género de los musicales, pero sin embargo está película me ha llegado al corazón. Una película totalmente recomendable.

PUNTUACIÓN: 9/10 

Anuncios

Reseñas Express: Thief of thieves, Injection y They are not like us

Me ha gustado el formato de reseñas express. Con él puedo comentar sobre películas o tebeos que a lo mejor no me dan para un artículo completo, pero sí son series destacables. Así que hoy voy a aprovecharlo para comentar sobre tres comics muy diferentes entre si de la editorial Image: Thief of thieves Vol. 6, Injection Vols 1 y 2 y They are not like us Vol. 2.

THIEF OF THIEVES Vol. 6, de Andy Diggle y Shawn Martinbrough

thief-of-thieves-vol-6

¿De qué va? Conrad Paulson es el indiscutible Ladrón de ladrones, realizando atracos increíbles durante años. Pero su supremacía será puesta en duda con un concurso para descubrir al mejor ladrón del mundo, que implica cometer el robo del siglo en Rusia. ¿Tendrá Conrad lo que hay que tener para derrotar a dos de los mejores ladrones del mundo? Y lo que es más importante, ¿son de fiar los promotores de esta prueba? ¿Qué pretenden?

Valoración: Este sexto volumen engloba los números 32 a 37 de la serie creada por Robert Kirkman y significan el adiós de Andy Diggle de los guiones tras varios años al mando. La serie traslada al mundo del comic el género de robos que tantas y tantas veces hemos visto en el cine. Y tras 6 tomos, lo cierto es que esta serie es espectacular en lo que nos ofrece y la forma en que lo hace. En este tomo, la acción es aún más over-the-top, las apuestas más altas y el cliffhanger cojonudo. Una serie que tiene claro lo que busca: Entretener a los lectores. Y que lo consigue perfectamente bien.

El único pero de la serie es la marcha de Diggle, que nos ha ofrecido unas historias excelentes, entendiendo perfectamente el ritmo que tenía que tener una serie como esta. Aún no se ha anunciado a su sustituto, lo que significa que la serie va a sufrir un parón importante hasta que vuelva a arrancar. Una pena, pero en este caso inevitable. Con todo, si no conoces esta serie, tienes 6 tomos para disfurtar en papel alucinantes aventuras a lo Ocean´s Eleven con unos giros geniales.

PUNTUACIÓN: 8.5/10 SUPERENTRETENIDO

INJECTION, de Warren Ellis, Declan Shalvey y Jordie Bellaire

injection-vol-2

¿De qué va? Warren Ellis se une a Declan Shalvey y a Jordie Bellaire, el equipo artístico de  Moon Knight en Marvel, para volver al concepto de Planetary en el que tan bien se desenvuelve: Seguir los pasos de un grupo de detectives de lo imposible mientras se enfrentan a casos que desafían toda lógica. El giro en este caso es que los 5 protagonistas son los causantes de haber envenenado el planeta, y tienen ahora que buscar una solución al problema que ellos mismos han provocado.

Valoración: Si te gusta Warren Ellis, disfrutarás mucho de esta serie que de momento tiene 2 volúmenes. El apartado artístico es sobresaliente, plasmando increíblemente bien los conceptos más locos de Ellis, que tiene la oportunidad de contarnos unas historias que son parte ciencia ficción y terror, parte historia basada en el folklore y los mitos tradicionales, o incluso en las historias de fantasmas. A la vez, iremos conociendo poco a poco a los cinco protagonistas, sus habilidades y la forma que tiene cada uno de aceptar el pecado que cometieron.

Lo cierto es que Warren Ellis se ha convertido casi en un genero en si mismo, y no me importa volver a caer en sus redes una vez al año. Mientras mantengan este nivel de calidad, yo encantado.

PUNTUACIÓN: 7.5/10 PARA SEGUIDORES DE ELLIS

THEY ARE NOT LIKE US VOL 2. de Eric Stephenson, Simon Gane y Jordie Bellaire.

they-are-not-like-us-vol-2

¿De qué va? La series es una actualización del concepto de los X-Men en los que seguimos los pasos de un grupo de adolescentes superpoderosos que viven en un mundo muy similar al nuestro. Tras los sucesos del primer tomo, que os recomendé el año pasado, Syd y sus amigos descubrirán que vivir libremente no está exento de riesgos, sobre todo cuando descubran que no son el único grupo de jóvenes superpoderosos.

Valoración: El primer tomo significó para mi una sorpresa muy positiva, dando un giro para mi muy interesante al argumento de la escuela de Charles Xavier para jóvenes mutantes de Marvel. En esta serie de Image, el “profesor” es manipulador y ambiguo, y la serie creaba su propio ritmo alejado de las convenciones del comic “tradicional” de superhéroes donde en cada número debemos ver un enfrentamiento físico entre el héroe y el villano de turno.

Este segundo tomo globalmente me ha dejado con la sensación de que nos han ofrecido muy poco en las más de 100 páginas del tomo, y que no han pasado demasiadas cosas. Si, nos presentan un nuevo grupo de dotados que aumentan las apuestas y la escala de la acción. Y si, el enfrentamiento físico y mental tiene algunos detalles interesantes. Pero la verdad es que todo va muy lento, demasiado. Compraré el tercer tomo, pero la alerta está activada. Lo que sí se mantiene es el carismático apartado artístico realizado por Simon Gane y Jordie Bellaire, que aportan una narración limpia y clara, con unos personajes bien definidos.

Un problema de muchas series de Image es la larga espera que tenemos que sufrir los lectores entre un tomo y otro. En la serie que nos ocupa fue de casi 1 año, para un tomo que agrupa 6 números. Esto puede provocar dos situaciones, ninguna de las cuales es buena: La primera, tienes tantas ganas de leerlo que la lectura acaba decepcionando, como me ha pasado a mi. O la segunda, que directamente te olvides de la serie y cuando sale el siguiente tomo pases de comprarlo. Creo que la periodicidad es el gran problema actual de Image, y espero que poco a poco lo vayan resolviendo, pero en el caso de They are not like us, ha jugado completamente en su contra.

PUNTUACION: 6/10 

Aquí lo dejo, la semana que viene vuelvo al cine y os comentaré mis impresiones sobre la que parece ser la película que puede ser la gran triunfados en los Oscar: La La Land.

Os espero.

Reseñas Express: Hacksaw Ridge, La Bruja y Green Room

Esta semana voy a comentar varias películas que vi durante el periodo navideño y no pude hablar sobre ellas debido a los especiales de final de año. Dos películas notables y un aprobado que fue una pequeña decepción. ¡Vamos a ello!

HACKSAW RIDGE (Hasta el último hombre) de Mel Gibson

hasta_el_ltimo_hombre-698653296-large

¿De qué va? Mel Gibson cuenta la historia de Desmond Doss (Andrew Garfield), el primer objetor de consciencia que recibió la Medalla de Honor del Congreso por su participación en la batalla de Okinawa en el Pacífico, durante la II Guerra Mundial.

Opinión: Hacksaw Ridge es una excelente película bélica que sirve para recordarnos lo buen director que es Mel Gibson. Y más teniendo en cuenta que está película ha sido realizada con un presupuesto de menos de 50 millones de dólares proveniente de inversores 100% australianos, una cifra ridícula para los estandares de Hollywood. Aunque este es un dato anecdótico teniendo en cuenta que la película está muy bien rodada y que cuenta con 2 de las escenas bélicas más sobrecogedoras que nunca vi en cine: El primer ataque americano y el posterior contraataque japonés para intentar recuperar el control del acantilado objeto de contienda en la isla de Okinawa.

Eso si, la película no es para los débiles de corazón. Ya sabemos que a Gibson le va el mostrar cabezas volando y tripas por el suelo, así que no escatima momentos de violencia “in-your-face” que resaltan perfectamente como la guerra es el infierno.

Me gustó también como aprovecha para retratar el drama de los soldados que vuelven del frente sufriendo Síndrome de Stress Post-Traumático, algo que hasta hace pocos años ni siquiera se reconocía que existiera, y que se refleja en el padre de Dodds que sirvió en la 1ª Guerra Mundial. El SSPT es un problema real y muy actual en la actualidad para muchos soldados que estuvieron en situaciones de combate, y me pareció muy buena idea que esto tenga su reflejo en la película, en contraste con las pelís bélicas clásicas en las que todos los soldados son perfectos y morían felices por su pais, al utilizarse estas películas en parte como propaganda para que los jóvenes americanos se alistaran.

Además de la cinematografía y el mensaje, el otro gran acierto de Mel Gibson fue escoger a Andrew Garfield como protagonista. Garfield está presente la mayor parte del metraje y hace un convincente retrato de este objetor de consciencia que se negaba a coger un arma pero no a ayudar en lo que podía en el campo del batalla como enfermero. Doss fue un “All-American Hero”, pero sufrió un autentico calvario durante su periodo de instrucción en el cuartel. Gracias a esta Hacksaw Ridge y a Silencio de Scorsese, se coloca por méritos propios en la lista de actores de “prestigio” y se quita todos los prejuicios que pudimos tener tras su paso por la fallida franquicia de Amazing Spider-Man de Sony.

Trailer de la película:

PUNTUACIÓN: 8.5/10 MUY RECOMENDABLE

 

LA BRUJA (The witch) de Robert Eggers

The Witch Poster

¿De qué va? Nueva Inglaterra, 1630. Un matrimonio de colonos cristianos con cinco hijos se ve obligado a abandonar el pueblo donde vivían y construyen una granja en las inmediaciones de un bosque que, según las creencias populares, está dominado por el mal. Cuando el hijo recién nacido desaparece y los cultivos no crecen, los cimientos sobre los que se asientan los valores cristianos de la familia comienzan a tambalearse al empezar a creer que un mal sobrenatural les acecha.

Opinión: La Bruja está en muchas de las listas de mejores películas del año y si hablamos de películas de terror entre las 3 mejores para la mayoría, motivo por el que me anime a verla. Y lo cierto es el excepto por los 5 últimos minutos, la película me ha encantado.

Robert Eggers, director y autor del guión nos sumerge en la dura vida de esta familia que tiene que luchar contra la naturaleza y contra sus propias creencias. La fotografía es excelente y realmente hace que sientas que las personas somos motas de polvo frente a la inmensidad del bosque y sus secretos. Además de trasmitir una tensión y un mal rollo in-crescendo que llegó a resultarme casi agobiante de ver.

Pero mejor incluso que la fotografía, el montaje y todos los aspectos técnicos es el retrato del fanatismo de la familia y su fundamentalismo religioso, que refleja muy bien lo que pudo ser esa época y la vida de los colonos americanos. La familia solo tiene un libro en casa: La Biblia. Y en sus páginas solo hay páginas y páginas “sagradas” que advierten de la existencia del Maligno y como todos los creyentes deben estar vigilantes y preparados para luchar contra él. Así que, cuando las cosechas no crecen o el hijo pequeño desaparece, en lugar de buscar una explicación lógica y racional, (a lo mejor el padre eligió mal al construir una granja en terreno baldío, y el niño desaparece por la acción de una hermitaña, no del Demonio) los padres empiezan a caer en la locura de pensar que el Mal les rodea y quien sabe si tal vez ha poseído a sus hijos. Esto provoca una espiral de locura y tensión increíble que me hizo alucinar.

Aunque todo el reparto es excelente, destaco a la hija mayor de la familia, interpretada por Anya Taylor-Joy, que se sale. Ella trasmite increíblemente bien la sensación de vértigo de una persona “normal” que de repente ve como todo su mundo se derrumba al ser acusada de estar poseída. Y como en este ambiente de paranoia incluso la broma más tonta de una niña en medio de un juego puede ser malinterpretada.

La película es casi perfecta, pero me fastidiaron los últimos 5 minutos de película, que malogran lo que para mi era la mejor parte de la historia. Si el 95% del metraje casi podría ser un documental que hace retrato realista de la vida de la época, el final introduce un elemento que rompe en parte lo mostrado hasta ese momento. Y me fastidia porque no acabo de entender qué pretendía Eggers con este giro final, lo que gana la película con la sorpresa lo pierde de sobra por la incongruencia con lo visto hasta ese momento.

Esto hace que lo que podría ser una película de sobresaliente baje un peldaño, aunque en todo caso sí creo que es una película que merece ser vista.

Trailer de la película:

PUNTUACIÓN: 8/10 MUY RECOMENDABLE

 

GREEN ROOM de Jeremy Saulnier

green_room-609579493-large

¿De qué va? Los miembros de una banda de música punk que viajan por los EE.UU. con su furgoneta haciendo conciertos se ven obligados a hacer un concierto no previsto en una zona inhóspita de Oregon al fallarles una sala y estar casi sin blanca. Lo malo es que es un bar neonazi dirigido por Patrick Stewart, lo que será el comienzo de un infierno para ellos al ver algo que no deberían.

Opinión: Green Room, estrenada en 2015, adquirió cierta notoriedad al ser la última que rodó Anton Yelchin (Chekov en las nuevas películas de Star Trek) antes de su triste fallecimiento tras un accidente doméstico en su casa. Además, la película también cogió cierto prestigio entre los asistentes a festivales como el de Sitges, y se destacaba también la actuación de Patrick Stewart como el líder de los neonazis.

Sin embargo, la película globalmente me ha parecido una gran decepción por un guión que contiene un montón de giros sin sentido y locuras que me hicieron imposible disfrutarla. Además, las interpretaciones no pasan de correctas pero sin carisma, lo que es un pecado en el caso de Patrick Stewart. Su actuación parece desganada y sin chispa, pero lo cierto es que el guión tampoco le da ninguna ocasión para el lucimiento ni le hace hacer nada especialmente interesante. Una ocasión perdida total.

En lo que sí acierta Green Room es si únicamente la tomamos como ejercicio de estilo para el director Jeremy Saulnier, que también escribió el guión. La película es tensa, va directa al grano y el suspense se ve salpicado con unos estallidos de violencia brutales que consiguen impactar. La fotografía y el montaje ayudan a crear una perfecta sensación de asfixia y agobio que es justo lo que este thriller de supervivencia necesita, y que indican que Saulnier puede ser un director a tener en cuenta en el futuro.

En todo caso, globalmente la película de dejó una sensación de decepción, creo que en este caso el hype jugó totalmente en su contra.

Trailer de la película:

PUNTUACIÓN: 5/10 DECEPCIÓN

 

¿Qué os ha parecido este nuevo formato de reseñas express? ¿Visteis estas películas? Animaros y decidme qué tal en la sección de comentarios.

¡Saludos a todos!

 

Crononautas, desfase a través del tiempo

Mark Millar y Sean Murphy nos han regalado uno de los comics más gamberros y divertidos de los últimos tiempos: Crononautas. Esta serie de Image Comics ha sido editada en España por Panini y cuenta las aventuras de dos viajeros por el tiempo, pero bajo la premisa de presentarnos una locura tras otra con la acción más “over-the-top” posible.

crononautas-portada-espana

Mark Millar nunca fue un guionista sutil, pero sabe crear historias super divertidas que se amoldan a los gustos del artista de turno, en este caso el genial Sean Murphy. El concepto de Crononautas no puede ser más sencillo y directo: Dos científicos descubren la tecnología que les permite viajar por el tiempo y se dedicarán a buscar diversión por todo el continuo espacio-tiempo, aunque ello pueda provocar paradojas que acaben con la Tierra tal y como la conocemos. Una historia políticamente incorrecta marca de la casa Millar, que como en otras ocasiones es perfecta para ser utilizada como storyboard para una futura adaptación cinematográfica.

2cpuadb

Si el guión de Millar va directo al grano y no se guarda nada en la manga, eso es porque tiene de colaborador a un Sean Murphy (Punk Rock Jesus, The Wake, Hellblazer) en plena forma que se nota que ha disfrutado un montón cada viñeta. La mezcla de elementos de diferentes épocas es un locura, pero una que Murphy hace que sea espectacular, sorprendente y muy divertida. Gangsters, samurais, mongoles, dinosaurios, incluso Marilyn o Cristobal Colón tienen cameos que sirven para que digamos “¡Venga ya!” con una sonrisa en la boca. Pero al final, el entretenimiento es total. ¡Objetivo cumplido! Eso si, no le busqueis lógica ni penseis en todas las paradojas que se plantean, que no solo no resuelven sino que inventan otras nuevas por el camino.

1516_chrononauts_2_splash

Quizá el único defecto de esta historia está en el propio arte de Sean Murphy. En su obra todas las caras son siempre las mismas, y su estilo tiende a abocetar en exceso a las personas, quedando muchas viñetas casi como caricaturas. En todo caso, esto lo vemos en toda su obra, no solo en Crononautas, y es una opinión mía personal que aparentemente no es muy compartida, ya que Murphy parece ser una de los dibujantes con mayor base de aficionados en la actualidad.

En todo caso, este detalle queda compensado con unos fondos y unos detalles en armas y vehículos sobresalientes. Y encima en la versión americana publicaron algunas portadas excelentes que homenajeaban películas clásicas como esta de Top Gun que os muestro, Regreso al Futuro, Arma Letal  y otras. Una gozada que es una lástima que no hayan sido publicadas en la versión española de Panini.

chrononauts-top-gun-special-edition

Comparto a continuación las primeras páginas de esta historia sin viñetas para que podais disfrutar del arte de Murphy, que está perfectamente acompañado por Matt Hollingsworth en los colores.

4376748-stk666055-1

4376747-stk666055-0

4376749-stk666055-2

Crononautas es una lectura super divertida que creo que ofrece exactamente lo que se espera de ella. Un comic entretenido y sorprendente. Lo que para mi es más que suficiente para recomendarosla esta semana.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Crítica de Silencio, de Martin Scorsese

Tenía muchas expectativas con la última película de Martin Scorsese, Silencio, una exploración del significado de la fe en las circunstancias más extremas. Y la verdad es que estamos ante una película increíblemente interesante y que ha generado una profunda reflexión.

silencio-cartel

Silencio es una adaptación de una novela del japonés Shusaku Endo, en la que dos jesuitas portugueses, Sebastião Rodrigues (Andrew Garfield) y Francisco Garrpe (Adam Driver), viajarán hasta Japón a mediados del siglo XVII buscando a su maestro, el padre Ferreira (Liam Nesson), que se dice ha renunciado a su fe cristiana debido a la tortura sufrida a manos de las autorizades japonesas, que han prohibido la práctica del cristianismo en todo el país. Tras conocer la dura realidad de los cristianos en Japón, ellos mismo serán apresados y torturados, poniendo su propia fe a prueba. Este drama histórico ha sido escrito por Jay Cocks y Scorsese ha tardado literalmente décadas en realizarla.

289447-jpg-r_1920_1080-f_jpg-q_x-xxyxx

Aparentemente, este argumento es el de una historia de blancos y negros, buenos y malos. Y nada más lejos de la realidad, la película tiene una gran complejidad y plantea muchas cuestiones que no siempre responde claramente, dejándolo a la reflexión de cada uno.

Para comentar sobre esta película es inevitable entrar en terrenos pantanosos de spoilers. Realmente os recomiendo que vayais a ver la película y pares de leer ahora mismo.

045336-jpg-r_1920_1080-f_jpg-q_x-xxyxx

¿Ya la visteis? ¡Bien!! Ya puedo hablar con libertad.

La primera cosa que me chocó de Silencio es que aunque los japoneses son claramente los “malos” de la función, no podía dejar de empatizar con ellos y comprender su punto de vista. Y eso que Scorsese no se corta a la hora de mostrar las continuas brutalidades que practican no solo a los misioneros europeos sino especialmente a sus propios campesinos o pescadores que profesan la fe cristiana.

El Japón feudal era un reino cerrado y orgulloso que vio como extranjeros que no intentaban comprender su lengua, cultura o religión llegaron al país intentando convencer al pueblo que solo ellos estaban en posesión de la verdad y que los japoneses debían someterse ante su supuesta superioridad moral y de convicciones. Entiendo que en un contexto medieval, la reacción antes ese  intento de colonialismo fuera rápida, brutal y sangrienta. Especialmente si tenemos en cuenta que la sociedad japonesa siempre se ha caracterizado por un elevado belicismo, una marcada creencia de superioridad frente a otros paises y culturas, un histórico aislamiento frente al exterior  y un culto al líder casi como figura suprema.

Hubo un momento durante la película que incluso llegué a pensar que si los nativos americanos hubieran masacrado a los pasajeros del Mayflower, por muy brutal que dicho suceso hubiera sido, a lo mejor su cultura y sociedad aún dominaría el continente americano. Por contra, su bondad hacia los recién llegados al final fue recompensado con el genocidio. Claramente, lo sucedido en América no pasó en Japón.

Se ha criticado desde siempre a Martin Scorsese porque supuestamente glorifica actitudes amorales como las de los gangters, algo sobre lo que yo no estoy nada de acuerdo. Películas como Uno de los nuestros o recientemente El lobo de Wall Street muestra sin tapujos la buena vida y los excesos que los protagonistas cometen. Pero mostrar no es obviamente estar de acuerdo con estas actitudes.

En Silencio Scorsese creo que vuelve realizar algo similar y hace que entendamos ambos puntos de vista, aunque sean los del verdugo frente a su víctima. Esto no significa que apruebe las masacres cometidas, sino que muestra sin tapujos las incongruencias de ambas culturas y como nadie está realmente en posesión de la verdad completa. Y esta necesidad de comprender que nadie está totalmente en posesión de la verdad resultará ser fundamental en la resolución de la búsqueda del significado de la fe por parte del padre Rodrigues.

1-si0xwdvefzr1llzweo2yww

Pero que todo lo anterior que acabo de comentar no te engañe. Silencio no es un drama histórico planteado desde una vertiente sociopolítica. La clave de la película es más personal, al centrarse en mostrar el camino que recorre el padre Rodrigues (Andrew Garfield) para encontrar la fe verdadera frente a lo que él cree que es la fe al comienzo de la película.

Al mostrarnos las condiciones de vida de los japoneses cristianos, vemos unos poblados en extrema pobreza, en contraste con las ciudades budistas donde se aprecia un mayor grado de bienestar. En este contexto histórico de penurias y sufrimiento, también se entiende que estos pobres se agarraran a la promesa del paraíso como forma de escapar de la horrible realidad, y estuvieran casi deseando poder morir como cristianos para alcanzar el más allá, aunque fuera sufriendo un martirio.

Esto también me trajo a la mente la triste realidad de terroristas suicidas de religión musulmana que se inmolan contra el enemigo occidental. Aunque ellos son unos asesinos, también en su caso les prometen el paraíso, en este caso a cambio de cometer unos actos horribles que en caso de que seas creyente te enviarían directamente al infierno.

En todo caso, no es que los campesinos fueran pobres por ser cristianos, es que hubieran sido pobres y hubieran sufrido penurias igual siendo budistas, porque esa era la triste realidad del pueblo llano en el periodo feudal, ya sea en Japón o en Europa.

chapter1-take1-secret-prayers-silence

Frente a la visión occidental del padre Rodrigues (Garfield) y su creencia de estar en posesión de la verdad, que solo su fe es la correcta, y que merece la pena morir por defenderla (o dejar que otros mueran por ti), la realidad que le muestra el padre Ferreira (Liam Nesson) y su propio camino de autorealización consiguen que abra su corazón a una verdad superior.

La fe verdadera es un asunto interior que solo te compete a ti y a tu Dios, y no debería ponerse en peligro la vida de nadie para mantener unas convicciones que al final solo muestran tu orgullo, no tu fe.

Andrew Garfield está omnipresente en la película y me gustó poder escucharle en Versión Original. Su actuación sabe ser contenida y a la vez reflejar toda su angustia existencial mientras sufre al tener que ver como sus feligreses son torturados y asesinados al negarse a apostatar pisando una figura de Cristo, ante un Dios silencioso que parece no responder sus plegarias.

Silence-03960.tif

Quizá el único pero que le pondría a la película es su duración. Aunque sus 160 minutos no se me hicieron largos, realmente creo que Scorsese hubiera podido contar exactamente lo mismo en una película de media hora menos. Pero al menos en el cine me empapé del ritmo pausado de la narración de Scorsese, y se me pasaron las horas en un suspiro. Más o menos…

317528-jpg-r_1920_1080-f_jpg-q_x-xxyxx

 

Comparto el trailer de la película:

Silencio no es una película sencilla ni se la recomendaría a todo el mundo. Sin embargo, me ha parecido una de las obras artísticas más interesantes en mucho tiempo.

PUNTUACIÓN: 8/10

 

Dos buenos tipos, la comedia del año

A veces tienes ganas de ver una película pero por un motivo u otro no puedes verla en el cine y te quedas con el gusanillo todo el año. Eso es lo que me pasó con Dos Buenos Tipos (The nice guys), película escrita y dirigida por Shane Black, e interpretada increiblemente por Russell Crowe y Ryan Gosling. Y ahora, gracias a mi suscripción a Movistar+ pude verla por fín, y me ha parecido un peliculón y sin duda la mejor comedia de 2016.

null

Dos buenos tipos es una película ambientada en Los Angeles de 1977. El detective Holland March (Ryan Gosling), que pasa por una mala racha tras la muerte de su mujer, y el “arreglador” Jackson Healy (Russell Crowe), un personaje atormentado por un oscuro suceso de su pasado cruzarán sus pasos investigando cada uno por su lado la desaparición Amelia (Margaret Qualley) hija de la Fiscal del Distrito (interpretada por Kim Basinger). Ayudados por la hija adolescente de Holland, Holly (Angourie Rice, en un papel brutal y un verdadero descubrimiento), formarán un equipo por el que pocos apostariamos.

Como en toda buena “buddy-movie”, los dos protagonistas son antagónicos y no tienen nada en común, pero verán como trabajando en común se complementan y forman un gran equipo. Y en este caso tenemos

null

Si. Este argumento efectivamente no difiere mucho del de miles de películas de parejas de policías que se entrenan todos los años. Pero aqui tenemos a Shane Black, guionista de Arma Letal 1 y 2 (1987 y 89), El último boy-scout (1991) o The long kiss good-bye (1996), y que prácticamente inventó el concepto de las buddy-movies.

Shane Black ha escrito Dos tipos buenos en colaboración con Anthony Bagarozzi, y es una película super entretenida y que juega con jugar con muchos conceptos trillados, pero aplicándoles su filtro personal que hacen que todas las escenas sean increiblemente divertidas y a la vez, consigue sorprender al espectador con los numerosos giros que vemos a lo largo de la película.

Lo único malo de esta excelente película es que no consiguió llamar la atención del espectador y ha pasado más bien desapercibida. No se si es la mezcla de géneros, al ser una comedia de detectives con una pizca de drama, lo que hace que sea más difícil de “vender” al gran público. O que los espectadores actuales prefieren la seguridad de lo conocido antes que probar cosas nuevas.

De hecho, esto mismo ya le pasó a Black con Kiss, kiss, bang, bang, su debut en la dirección en 2005, una película genial para recuperar, que fue también un fracaso de recaudación. La realidad es que si Black ha podido escribir y dirigir esta película ha sido por el monumental éxito que tuvo Iron Man 3, dirigida por él gracias a su colega Robert Downey Jr., al que Black contrató como protagonista en Kiss, kiss, bang bang cuando nadie le daba trabajo debido a su adicción al alcohol.

Black ha manifestado que podría estar toda la vida escribiendo a estos personajes, y a mi me gustaría, pero la realidad de la taquilla igual nos impiden disfrutar de nuevas peripecias del dúo Crowe-Gosling.

(De izquierda a derecha) Shane Black, Ryan Gosling y Russell Crowe, en el rodaje de ‘Dos buenos tipos’. Autor: Daniel McFadden / Warner Bros

Lo cierto es que la película triunfa por el carisma y conexión de sus protagonistas, que se compenetran perfectamente y entienden que lo mejor para la película era dejarse llevar y disfrutar, algo que se nota en cada fotograma.

Ryan Gosling es sorprendentemente divertido, algo que yo al menos no esperaba, y protagoniza la mayoría de locuras de la película, pero deja entrever el dolor por la pérdida de su mujer, que intenta ahogar sin mucho éxito con el alcohol.

Russell Crowe es sin duda el que se nota que mejor se lo ha pasado. El actor australiano empieza a estar mayor y un poco de vuelta de todo. Por eso aunque es el tío duro de la película, exhibe con orgullo su barriga cervecera, no tomandose a su personaje demasiado en serio.

La hija de Gosling en la película,  Holly, (Angourie Rice), es la perfecta tercera en discordia, y tiene también varios momentos geniales en la película, además de demostrar que tiene mejor entendimiento que su borracho padre. Entre los tres, forman una perfecta familia disfuncional.

Comparto el trailer de la película:

Dos buenos tipos me ha encantado, hizo que pasara dos horas geniales partiéndome de risa con las situaciones increibles que viven los protagonistas. El creador de las buddy-movies demuestra tener las ideas muy claras de como entretenerme.

Por todo esto, os la recomiendo sin dudarlo un segundo.

PUNTUACIÓN: 8/10

 

Cry, Havoc – La rebelión de los mitos

Quiero comenzar el año recomendando Cry Havoc, serie editada por Image Comics escrita por Simon Spurrier, dibujada por Ryan Kelly y con colores de tres coloristas diferentes en función del momento temporal y del lugar: Nick Filardi (Londres – azul), Lee Loughridge (El lugar rojo) y Matt Wilson (Afganistán – ocre). Una lectura que mejora cuanto más la lees, motivo por el que haya tardado en recomendar esta historia.

cover

Como dicen en el llamativo cartel publicitario que podeis ver abajo, Cry Havoc no trata sobre una mujer lobo lesbiana que va a la guerra. Excepto que en parte si.

Louise Canton es una músico que se verá arrastrada a una guerra imposible tras ser mordida por lo que parece ser un hombre lobo. Aunque los licántropos no existen, son solo mitos, ¿no? Contactada por el gobierno, se dirigirá a Afganistán formando parte de un grupo de seres “especiales” para cazar a Lynn Odell, también poseedora de estos dones y que planea lanzar una revolución contra la sociedad moderna y su ánsia de controlar y conocerlo todo.

Por supuesto las cosas no son tan sencillas, ni hay unos buenos o malos claramente definidos. Y para complicarlo más, la narración alterna tres momentos temporales de la vida de Louise, que están claramente definidos por los cambios de coloristas. Azul para Londres (color que suele asociarse a la tristeza o a la depresión, Rojo para la escena final (color de la ira o la intensidad), con un ocre para la misión en Afganistán que marca el viaje de un estado al otro. Esta fragmentación consigue que sintamos que estamos ante un gran puzzle que hay que resolver, añadiendo cada elemento matices a detalles que pensábamos que estaban claros al principio, haciendo incluso que te replantees toda la historia.

30

Muchas veces he leído a un escritor comentar que su obra inicialmente era diferente a como finalmente fue publicada, pero que a medida que escribía a un personaje u otro, estos cobraron vida y llevaron la historia a lugares que el autor jamás imaginó al comenzar. Y también como un concepto expresado en una obra cobra vida en un lector generando otra idea totalmente diferente que no hubiera surgido sin esta lectura previa, que a su vez engendra nuevas historias e ideas en los siguientes lectores, creando un río infinito de ideas que se alimentan unos de otros.

Cry Havoc tiene ciertas similitudes con otra obra anterior de Simon Spurrier, Six-Gun Gorilla, desde el punto de vista que ambas resaltan la importancia de las historias y los cuentos para nuestra sociedad actual, obsesionada con tener información absoluta, pero sin la necesaria reflexión o análisis. En este sentido Cry Havoc presenta a unos seres mitológicos del folklore popular, como los hombres lobos y muchos más, resaltando su importancia y la necesidad que no todo tiene porqué ser explicado ni tener sentido, y de hecho el Caos a veces es bueno y necesario para nuestra salud mental.

Esto es lo que me sugirió esta lectura, pero quizá lo que yo entendí no tenga porqué ser lo que la obra intentaba contar. Tal vez nada de lo que digo tenga sentido y el significado de Cry Havoc sea otro. Quien sabe.

wrsxgsi

Ahora que empiezo a conocer la obra de Simon Spurrier, me está pareciendo sumamente interesante. Me gusta que las lectura sean exigentes y que obliguen al lector a un poco de esfuerzo y que provoquen una reflexión tras terminarlas. Cry Havoc en este aspecto va de menos a más a medida que vas cerrando el círculo y completando el puzzle.

El arte de Ryan Kelly, en colaboración con el equipo de coloristas de Filardi, Loughridge y Wilson, es perfecto. La fluidez narrativa y las caracterización de los personajes es excelente, y los momentos sangrientos y violentos consiguen impactar al lector. Un equipo perfecto para este comic.

Comparto a continuación las primeras páginas de este tomo, para que sepais un poco qué esperar de este comic.

004_cryhavock01

005_cryhavock01

006_cryhavock01

007_cryhavock01

008_cryhavock01

Cry Havoc es una muy interesante lectura. Además, aunque este tomo da un buen cierre a la historia, la intención de Spurrier / Kelly es que esta serie continúe y sepamos qué pasa a continuación, con la intención de que sea una serie abierta. Una alegría para el lector, aunque el segundo volumen aún no tenga fecha de inicio de publicación.

Por todo esto Cry Havoc es mi recomendación de esta semana.

PUNTUACIÓN: 7.5/10